Tecnología

El problema del Pebble es que parece un juguete

·

No me ha gustado nada el nuevo Pebble. Y lo digo con todo el respeto hacia el trabajo y el esfuerzo que han realizado sus responsables para sacarlo al mercado. Pero no deberían preocuparse mucho por mi opinión, porque parece que mucha otra gente opina lo contrario: a estas horas ya han superado los 4 millones de dólares de financiación -en 15 minutos ya pasa de los 4,25 millones- y está claro que superarán los 10 millones con los que el primer Pebble rompió récords en Kickstarter.

Mi problema con Pebble es, simple y llanamente, que me parece un juguete. El aspecto estético y funcional me hacen pensar en que tengo un reloj de juguete en la muñeca, e incluso esa pantalla a color -cuidado, no es tinta electrónica, es LCD aunque lo llamen “e-paper”- con esos 64 colores parece una adaptación de la pantalla de una Gameboy.

La interfaz de usuario me parece muy limitada. Puede que la resolución de pantalla sea cortita, pero eso excusa que en Pebble hayan integrado una interfaz que parece un videojuego de 8 bits no (me) ayuda. Las tipografías y la iconografía vuelven a incidir en ese problema, aunque claro, esos recortes en el apartado gráfico seguramente tengan mucho que ver con la principal virtud de Pebble: su autonomía de 7 días.

Es el único punto realmente destacable de un dispositivo que borra del mapa a sus competidores en ese apartado y que introduce otra mejora curiosa: la de ese concepto “Pebble Time” que me ha recordado mucho a la solución de Ubuntu con sus Scopes. Como en Ubuntu para smartphones no hay muchas aplicaciones le han querido dar relevancia a estos agregadores de contenidos que evitan tener que ir a la aplicación para obtener los datos que queremos. En Pebble Time la idea es parecida, y agregan esa información en tres áreas (pasado, presente, futuro, cada una con su botoncito) con las que podremos consultar diversos datos que, eso sí, se raptan de nuestro smartphone.

El Pebble no es por tanto un salto en cuanto a concepto de reloj inteligente: sigue sin tener sentido si no es con el móvil al lado, y a pesar de las mejoras en el grosor, el peso o esa pantalla a color, es un dispositivo que no está compitiendo -creo yo- con los dispositivos Android Wear o los inminentes Apple Watch. Estos está claro que se centran cada vez más en sustituir al reloj tradicional, mientras que Pebble se centra en… no tengo ni idea de en qué se centra. Puede que eso sea precisamente lo que quieren. Puede que les sirva ir a por esos usuarios a los que esa estética y ese paradigma original y distinto les convenza. Pero yo creo que Pebble se enfrenta de nuevo -como sus competidores- al mismo problema que se enfrentó cuando apareció la primera versión: que hoy por hoy no nos solucionan ningún problema. Y pagar 199 dólares por un juguete que sigue sin responder a la pregunta ‘¿para qué necesito un smartwatch?‘ se me antoja imposible. Pero está claro que a mucha otra gente no, desde luego. Y me alegro por todos ellos y, por supuesto, por Pebble.

Por cierto, si queréis leer un par de especiales sobre el tema, atentos a los artículos que han publicado tanto en The Verge como en BackChannel.

Actualización (25/02/2015): También buena lectura en Xataka, donde Javier Penalva da buenos argumentos sobre esos intangibles que hacen interesante al Pebble para mucha gente. Curioso que mi compi sin verlo claro se haya pedido uno, qué tramposo ;D


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “El problema del Pebble es que parece un juguete

  1. Yo llevo con un pebble desde hace casi un año, y estoy encantado. El poder ver las notificaciones importantes de un vistazo sin ver el móvil, o enterarme de que me llega algo cuando estoy en un entorno con mucho ruido, o un sitio donde se tenga que estar en silencio, es un enorme aliciente.

    Android wear lo veo (por ahora) como un móvil en miniatura con funcionalidad reducida, y sinceramente, para eso ya tengo el móvil.

    Si hicieran un pebble con Android wear, a lo mejor me lo pensaba, pero por ahora me quedo con mi pebble, hasta que me llegue el nuevo (He sido uno de los primeros en apoyar esta nueva campaña en kickstarter).

    Por el aspecto, tienes razón, parece más bien un juguete, pero nunca he sido de llevar reloj “serio” y me encanta el aspecto del nuevo, porque si algo tengo que reconocer, es que el que llevo ahora en la muñeca es bastante feo, por muy funcional que sea.

    • Y está claro que hay unos cuantos más como tú, porque el proyecto va como un tiro. El tema de las notificaciones es curioso, desde luego, pero de momento no es razón suficiente para mi para invertir esos 200 dólares. Y aún así, ole por la empresa y su esfuerzo.

      • David Ortiz dice:

        Otro por aquí :P. Después de lo contentos que veo a todos con las primeras versiones, ¿por qué no respaldar una segunda? Aunque supongo que tendremos un Pebble Time Steel de aquí a unos meses, tampoco me disgusta el aspecto que tiene (le falta la correa del Moto 360).

        Por otra parte pienso que no necesitaban esa segunda financiación, pero vamos, que les va a servir para acaparar una buena cantidad de titulares.

      • Javier Martínez dice:

        Yo también soy otro de esos poseedores de un Pebble de primera generación y también he aportado mi granito de arena en la financiación de este nuevo modelo.
        Desde que tengo el pebble no me preocupo de si tengo el teléfono en silencio o no (mejor dicho, siempre lo tengo en silencio) ya que las notificaciones las puedo ver en el reloj; mails, llamadas, mensajes, sms, etc.
        Lo de no tener que preocuparme de cargar el reloj durante una semana también es algo de los que sus “competidores” tienen mucho que aprender.
        Respecto al resto de smartwatch, los hay que son muy bonitos como el MOTO360 pero de nada me vale tener un reloj que tengo que cargar cada día y en el que a día de hoy no me aporta nada que no haga Pebble. (Ojo! no soy un Pebble Fan boy!).

        El día que saquen un smartwatch que integre también el teléfono, entonces me lo pensaré, pero a día de doy me quedo con Pebble y lo que veo a estas horas ya hay 29000 como yo. 🙂

        Un saludo

      • Qué fuerte, David, qué fuerte 😉 Y lo mismo para ti, Javier! Nada que objetar: este es un post más de opinión que demuestra lo poquito que sé de producto, o más bien, de usuarios -los tablets son mi otro gran ejemplo perpetuo-. Me encanta que se demuestre que efectivamente los Pebble están ahí porque aportan valor para mucha gente. Para mi, simplemente, no lo tienen. Ojo, ni ellos ni el resto de competidores. Bien por vuestro apoyo y por sacarle partido, por supuesto.

  2. Financiar con Kickstarter es más barato que ir a un banco, y más seguro ya que te adelantan el dinero justo para la producción vendida. Yo tampoco le veo la gracia ni a este ni a los smartwatch.

  3. Yo fui uno de los compradores originales del Pebble y no puedo darte la razón en este caso. Pebble es útil en muchas pequeñas cosas. A mi, por ejemplo, me sirve para estar pendiente de un mensaje o llamada importante mientras imparto una clase o estoy en una reunión sin tener que estar pendiente del teléfono. Silenciar rápidamente una llamada entrante pulsando un botón en la muñeca sin siquiera tener que buscar el teléfono es muy útil cuando te has olvidado quitar el timbre al teléfono. La alarma por vibración en la muñeca es muy útil cuando duermes con alguien y te levantas dos horas antes que ella y no quieres despertarla. En cuanto a la estética, el API de Pebble junto a la gran cantidad de desarrolladores (bastantes españoles) hace que la personalización sea tan diversa como puedas imaginar. No es un chisme rompedor en cuanto a innovación, pero como digo es muy útil en el día a día y justifica con creces su coste. Al menos a mi así me lo parece.

  4. A mi los smartwatch no me convencen y este no es una excepción. Pero me intriga ver qué tal la pantalla y me gusta que haya alternativas. La duración de batería es fundamental y creo que pebble tiene buenos puntos aquí.

  5. atron dice:

    Buena opionión, pero para mi, loq que hace especial al pebble es precisamente “que parece un juguete”.
    Me gusta poder llevar reloj durante mi día a día. Por mi trabajo, a veces tengo que realizar tareas rodeado de herramientas y estructuras metálicas y,claro, suelo pegar golpes con la muñeca por sitio. También me ir al.gimnasio o ir a nadar. ¿Crées que todo esto se puede hacer con un apple watch o un moto 360? Pues no. Ni siquiera la sirge de fitbit me convence al no poder mojarse.
    Por eso pebble es popular, porque es un reloj del día a día para gente normal.
    Aún así, es que trabaje trajeado a diario( o simplemente, se vea de más alto standing), entiendo que un pebble le parezca un juguete y pague más por algo más acorde a su categoría.

  6. Rodrigo dice:

    No estoy de acuerdo contigo, pebble ha hecho un smartwatch de verdad, no una minutiarización de un smartphone, creo que pebble a entendido lo que es y lo que no es un smartwatch y gracias a su idea original, y en mi opinion acertada, va a tener éxito.

    Cosas tan simples como: no tener que hacer nada para ver la hora (la pantalla siempre esta encendida); tener 7 días de autonomía (bueno 4 0 5 con uso un poco mas intensivo); que sea compatible tanto con iOS como con Android y que cueste la mitad de lo que cuestan sus competidores, haciendo exactamente lo mismo; hacen que sea para mi el mejor smartwatch del mercado a años luz del resto. Y aunque su tecnología sea inferior a la de la competencia, no entiendo por que la gente quiere, para ver la hora y las notificaciones, una resolución de 400ppp.

    • Rodrigo, tus argumentos son impecables, desde luego, poco que decir por mi parte. En esas funciones Pebble acierta. Lo que a mi no me convence es el diseño tanto exterior como de la interfaz, pero ahí la decisión es muy personal. Desde luego por funciones -aunque a mi no me aporten demasiado de momento- el Pebble hace todo lo que hace ahora casi cualquier competidor.

  7. Pingback: Tres alternativas económicas al Apple Watch - En Naranja, ING DIRECT

Comentarios cerrados