Tecnología

El Samsung Galaxy S7 ya es mío

·

Caí. Yo, ese hombre que renegaba de los gama alta. Y aquí me veis, feliz como una perdiz con mi nuevo y flamante Galaxy S7, un telefonazo que aún tengo que exprimir mucho pero del que ya tengo algunas primeras impresiones. 

Como os decía hace un mes, había razones poderosas que me hacían valorar seriamente lo de comprarme un Galaxy S7. Una de las principales era que tenía algunos fondos “congelados” en Patreon que no había llegado a usar, así que aproveché esos ahorrillos extra para darme el capricho. Este teléfono podría ser de hecho un “Galaxy S7 Patreon Edition“, porque me lo he pagado exclusivamente con ese dinero. Así que patrones, mil gracias por vuestra confianza de nuevo. Sois unos cracks. 

Bienvenido a mi vida.

Estuve mirando ofertas unos cuantos días sin acabar de decidirme. La mayoría de ellas en España, pero también algunas fuera de nuestro país. La desventaja, claro, era el tema de la garantía, así que tenía que valorar si me compensaba o no el tema. Aquí era difícil que un Galaxy S7 bajara de los 500 euros, pero en eBay era mucho más frecuente encontrar modelos a precios rompedores, sobre todo si eran de segunda mano. 

Yo no tenía muchas ganas de arriesgarme con un modelo usado que no pudiera ver antes de comprar, así que aunque la cosa me tentaba, acabé mirando modelos nuevos. Fue entonces cuando vi una oferta que parecía especialmente interesante: un vendedor en Hong Kong vendía a 393 euros los Samsung Galaxy S7 totalmente nuevos. Además el modelo SM-G930F, que es precisamente el internacional con soporte para las bandas de aquí, y que era el que yo buscaba para evitar historias. 

El vendedor tenía bastante buena reputación, así que contacté con él y le pregunté por el estado real de los teléfonos y por los riesgos de aduanas. Me comentó que eran totalmente nuevos, en su caja, y que no debería haber problemas en aduanas porque usaban los típicos trucos (declararlos por menos valor, mandarlos con una empresa de mensajería un poco rarita). Ante esa oferta y esa respuesta rápida no pude resistir y pinché en el botón de Comprar. Eso fue el jueves 29 de diciembre, y la fecha estimada de entrega oscilaba entre el 17 de enero y el 23 de febrero de 2017. Tocaba esperar. 

El seguimiento de eBay además no daba muchos datos, así que los días iban pasando sin demasiadas noticias. Supe que el 6 de enero el teléfono ya estaba en Madrid, pero desde ese día, ni una actualización de seguimiento, algo que me hacía temer por que lo hubieran retenido en aduanas. Pero no. El pasado viernes 13 de enero un mensajero me traía el paquete, que por cierto, me mosqueó bastante. Un enorme rollo de plástico de burbuja que pesaba menos de lo que yo creí que debería pesar y que apuntaba a un buen timo. 

Afortunadamente no fue así. Dentro estaba la caja del teléfono totalmente nueva y con su plástico por fuera, la pegatina que cierra la caja y que demuestra que tampoco ha sido abierta, ¡y además de regalo un cargador inalámbrico oficial de Samsung! Ole 🙂 

En cuanto tuve un rato libre me puse a abrir mi nuevo cacharrito para configurarlo. Desde el principio, buenas sensaciones: 

  1. Tamaño: resulta extraño pasar de las 5,5 pulgadas del OnePlus One a las 5,1 del S7, pero la verdad, me encanta volver a un tamaño más compacto. Más cómodo en mano y en bolsillo, y no tengo la sensación de perder demasiada información en pantalla nunca. 
  2. Diseño: los teléfonos son lo que son y a mí el diseño me parece totalmente secundario, pero la verdad es que queda patente que está muy bien hecho. La trasera de cristal es estupenda en el acabado exterior, pero resbaladiza e imán de huellas. Es pesadito para su tamaño, pero eso le da también ese rollo de “estoy usando algo que está muy bien hecho”, como en los equipos de alta fidelidad, no sé si me entendéis. Que pesase demasiado poco me mosquearía. 
  3. Lector de huellas: me encanta por un lado, pero me molesta que haya que pulsarlo (no solo tocarlo) para desbloquearlo. No he buscado mucho, pero parece que usarlo así es obligatorio, así que tendré que acostumbrarme. Falla muy poco, aunque es cierto que el formato rectangular no ayuda a que si tienes el dedo en una orientación rara no vaya a la primera. No es el mejor que he probado en velocidad o precisión, pero no me compré el terminal por esto. De momento no he probado los pagos móviles porque tengo que abrir cuenta (parece que ImaginBank va a ser la opción) así que de esto hablaré más adelante, porque tengo muchas ganas de poder usarlo con cierta regularidad. 
  4. Pantalla: alucinante. Siempre he tenido claro que las pantallas de los Samsung son las más llamativas del mercado (no necesariamente las mejores), y esto se confirma al usar estos días el S7. El contraste es impresionante, y ese “efecto pegatina” hace que cuando mire a la pantalla (ahí los 1440p ayudan, claro) parece que lo que miro lo hayan pintado encima para siempre en plan pegatina. Se nota especialmente en los “modos oscuros” de las aplicaciones, cuando el fondo es negro. Ahí esa viveza gana muchos enteros. Los colores saturaditos alegran la vida, y aunque aquí Samsung exagera un poco, la verdad es que molan. Todo se ve como más alegre. ¿Será por eso que ahora me levanto un poco más feliz? 😛
  5. Altavoces: suenan fuerte. Bastante más que los del OnePlus One, pero aún no he oído música “bien” en el dispositivo, y querría probar los auriculares incluidos, que no sé si erán mejores que los Xiaomi para oídos de corchopan como los míos. Sin quejas en este apartado, aunque de nuevo no era el motivo principal de la compra.
  6. Batería: no he hecho pruebas intensivas, simplemente estoy disfrutando del telefonazo, pero en esto mi sensación es que cumple sin más. Parece aguantar el día sin problemas, pero tampoco le veo con muchas opciones de poder llegar al día y medio en un uso normal. Lo que sí que mola bastante, como esperaba, es la carga rápida, que con el cargador incluido hace que en apenas 30 minutos tenga para unas cuantas horas más de vida. De nuevo, sin datos concretos, estoy usándolo en modo sensaciones, no especificaciones. No he probado el cargador inalámbrico, pero pienso usarlo de forma extensiva porque estoy en casa la mayor parte del tiempo con el móvil en la mesa. 
  7. Cámara: a ver, qué os voy a contar. Esta era la razón de la compra, sin más. Quería tener una cámara de garantías y que cumpliese durante una buena temporada. No he podido hacer tampoco muchas fotos, pero las que he hecho son a-lu-ci-nan-tes. Aquí vuelvo a la “alegría” que ofrece la saturación nativa del procesado de Samsung, la que hace que haya sol o nubes las fotos aparezcan como más vivas. El efecto es que tu vida, insisto, sea parezca más alegre. Muy Instagram, diría yo. Me encanta poder lanzar la cámara con la doble presión del botón de inicio, y que el enfoque y disparo sean tan rápidos, mucho más que el OnePlus. Eso, creedme, es bastante crucial con los niños, a los que pillar por sorpresa en un momento que va a durar un segundo es difícil con otros móviles. El rendimiento en baja luminosidad apenas lo he podido evaluar, pero ayer hice un par de fotos en penumbra con la familia y creedme: es como la noche y el día si las comparo con las del OnePlus One. Puede que en exteriores y con luz la cosa no se note tanto, pero en interiores y con menos luz la diferencia es radical. Mucho más naturales y sin ruido. De esto hay miles de comparativas y no sé si haré algo un poco más trabajado, pero a priori las diferencias son patentes. Si queréis sacar buenas fotos no creo que haya hoy en día un terminal mejor. Es cierto que lo del bokeh de algunos móviles con cámara dual mola y queda muy bien, pero a este precio, inigualable, de verdad. Los vídeos apenas los he probado, pero también prometen mucho. Ah, y la frontal también es la pera, aunque tampoco he probado mucho. La diferencia diría que es aún mayor con respecto al OPO, pero tampoco me saco muchos selfies. Igual ahora que salgo guapete, alegre y luminoso cambie la cosa 🙂
  8. Almacenamiento: los 32 GB que incluye son escasitos, la verdad, así que ya he encargado una microSD de 64 GB para poder estar tranquilo en ese ámbito. Lo de la bandeja que combina esta tarjeta con la nanoSIM es un inventazo.  
  9. Resistencia al agua: no creo que juegue con esto mucho (o nada), y la verdad es que no he hecho pruebas al respecto. Simplemente me quedo con la copla de que si llueve o incluso se me cae al WC (porque #esascosaspasan) no debería sufrir daños. 
  10. Software: la verdad es que no me gusta mucho la personalización de Android de Samsung. Acostumbrado a ROMs con Android puro me da un poco de pereza aprenderme su forma de funcionar en apartados como los ajustes, las notificaciones o los accesos rápidos. Creo que los de una ROM stock son superiores, y aquí, la verdad, salgo perdiendo. No tengo ganas de instalar ROMs personalizadas de momento, pero nunca se sabe. Además, Nougat está al caer, y quiero saber cómo se porta Samsung en ese sentido. Echo mucho de menos lo de poder despertar el móvil con dos toques, por ejemplo, y como este unos cuantos ejemplos. Lo dicho: toca acostumbrarse.
  11. Protección: como os decía la trasera de cristal hace que el terminal tenga un claro componente de fragilidad que no me mola demasiado. Esa ha sido una de las razones de que me haya vuelto a traicionar a mí mismo: me he comprado esta carcasa que no solo protege por detrás, sino que además sobresale ligeramente en la parte frontal, lo que hace aún más difícil que en caso de caída la pantalla se rompa. La carcasa aún no me ha llegado y veremos cómo me adapto a ella, yo, enemigo de blandurreces, pero es que además quiero ponerle un protector de pantalla para acabar de “blindar” el dispositivo. ¿Por qué? Fácil: porque en algún momento querré venderlo para pasar a otro dispositivo, y tenerlo bien protegido seguro que ayuda a mantener buena parte de su valor. 

Estas son un poco las primeras sensaciones con un teléfono que creo que ha sido un aciertazo y que por esos 393 euros que he pagado me parece un absoluto chollo. Más barato que otros móviles chollo clásicos (OnePlus 3T, sobre todo), y mucho más completo. Me da igual que en dos días vayamos a tener los nuevos y prometedores S8 con nosotros: sigo creyendo que hoy por hoy sigue compensando mucho más comprar un gama alta del año pasado, algo sobre lo que insistí mucho en todas mis guías de compras de móviles. Por cierto, probablemente venda el OnePlus One, así que si a alguien le interesa, que me diga. 

Supongo que en algún momento haré un análisis un poco más amplio cuando tenga conclusiones más “maduras”, pero dudo que se aparten mucho de lo que he dicho por aquí. Por cierto, que no se me olvide mencionar a Daniel C., amigo y lector habitual, que aparte de comentarios como este ya hizo de evangelizador cuando hablé con él por teléfono y me puso al S7 por las nubes. Con sus argumentos difícil resistir, y además él me ha recomendado también cositas como la carcasa y los pagos móviles. Ole. 

Si tenéis cualquier idea o sugerencia que me ayude a sacar más partido rápidamente del móvil, la cámara, el software, el audio… lo que sea. Tips&tricks bienvenidos, amigos lectores. 

Ahora, a disfrutar de mi S7 Patreon Edition. Qué fantástico. 

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

29 comentarios en “El Samsung Galaxy S7 ya es mío

  1. Jajajaja ¡Felicidades!

    Enhorabuena por la compra y enhorabuena también por lo simbólico que resulta que hayas podido comprarte el móvil con los ingresos de tu blog de tecnología : )

    Felicítate porque vas en la buena dirección.

  2. José Luis Ramos dice:

    Al hilo de lo de la funda, a mí tampoco me gustan, ¿conoces los skins de dbrand? no te protegen contra caídas pero sí contra arañazos o golpes leves.

  3. Por ese precio nada mejor vas a encontrar. Mi mujer tiene un Huawei P9 y personalmente me parece la mejor opción para acceder a la gama alta sin gastarse un porrón de pasta (a no ser que hagan como tú y te saques de la manga ese preciaco). El lector de huellas del P9 es una pasada y la cámara, excepto que tarda un poquito en enfocar, es también excelente. Mi IPhone 5 palidece, evidentemente.

    Sobre precios bajos le compré a mi madre un Xiaomi Redmi S creo, que también tiene lector de huella y, sorprendentemente funciona igual de bien que el P9 y además tiene una batería de 4000 mpH. Ella está encantada ya que quería un móvil barato y que le durase tres días de uso intensivo de whatsapp.

    • Yep, a este precio dificil encontrar nada mejor, aunque el P9 no es mala opción, ojo! El iPhone 5 sí que se queda un poco atrás, pero seguro que sigue dándote alegrías. Me parece fantástico que sigas manteniéndolo activo, ole.

      Los Redmi siempre parecen tener ese halo de “cutres” por el precio pero todo lo que oigo de ellos son cosas buenas, así que genial también por ese lado. Enhorabuena por ambas decisiones.

    • Land-of-Mordor dice:

      En breve pasará por mis manos un Redmi Note 4 para una familiar (sí, soy el intermediario en compras online). No es el primero (hace unos meses cayó un Redmi Note 3 Pro) pero aun así se agradecen sugerencias y trucos, sobretodo para dejarlo lo mejor posible para usuarios de Whatsapp, Facebook y cámara.

  4. Gustavo dice:

    Dentro de un año con toda la mierda que le mete Samsung y las actualizaciones el móvil te irá muy lento, yo siempre fuy de Samsung, y siempre es lo mismo, yo creo que lo hacen a propósito, xk es meterle una rom limpia y va como un fuego. Llamame conspiranoico pero pienso que es obsolescencia programada, prefiero un móvil con Android puro y no tenerle que andar a cambiar de la rom.

      • Land-of-Mordor dice:

        Lo bueno es que empiezas con un firmware internacional y no de operador (suelen ser los peores), yo siempre instalaba uno internacional en mi Galaxy S y S3 mientras Samsung le daba soporte. Cuando eso terminaba, a poner recovery modificado y, a partir de ahí, normalmente Cyanogen. Ahora con Knox o como se llame ahora la cosa puede ser menos sencilla, pero con Samsung nunca intentes obtener root y luego flashear. Hazlo a través de Odin. Es más “limpio” y te ahorras posibles “regalos” no deseados.

  5. PaulCaa dice:

    Felicidades Javier, muy buen dispositivo!!

    Yo lo adquirí en septiembre, y como tú, soy muy pro android puro. Pero creo que este S7 es el mejor dispositivo en todo, o por lo menos el que pelea en todos los aspectos. Sobre todo es genial contar con un tope de gama en ese tamaño, muy dificil de conseguir en la era de los lidrillofonos.

    Mi recomendación desactivar todo el bloatware de sammy, instalar Nova Launcher y manejar bien el tema del brillo, gps y wifi para mejorar la autonomía.
    Por cierto, a mi me consume mas en Wifi que en LTE, si puedes echale un ojo a ese dato.

    Saludos.

    • Gracias! Sí, con este tamaño lo cierto es que encontrar algo así es ahora algo más difícil. De momento voy a ver cómo se porta la ROM nativa, sobre todo cuando llegue Nougat, y sobre eso ya iré decidiendo, pero todo apuntado, gracias.

      Saludos!

  6. joe di castro dice:

    Enhorabuena, no soy mucho de Samsung, pero es un muy buen teléfono. Sobre todo porque hoy en día la única opción decente para tener un mínimo de seguridad en un terminal Android es irse a las gamas altas o a Pixel/Nexus, donde al menos hay una cierta solvencia en cuanto a actualizaciones de seguridad. Hay otras opciones como One Plus o Xiaomi, pero sus ROM propias también son más susceptibles de introducir nuevas vulnerabilidades.

    En el tema de la funda, el proteger al terminal de arañazos y golpes ya no solo es un tema a tener en cuenta en caso de reventa, lamentablemente cada vez más también en caso de reclamación de garantías. Sobre todo con las marcas coreanas, que parecen pelearse por quien da el peor servicio al cliente. Sigo muy de cerca por ejemplo el caso de los “bootloop” de los terminales LG (obviamente, tengo un Lg Nexus 5X, que por fortuna no se ha visto afectado por ahora) y han denegado la reparación de más de dos y más de tres móviles por arañazos o bollos alegando que el golpe es el causante del problema (cuando no es cierto). Y ha pasado tanto en Europa como en USA, e incluso les han llegado a rechazar la reparación del terminal por tener desbloqueado el bootloader, por tenerlo rooteado o por tener el testigo interno de mojadura activado. Así que si usas una funda les quitas excusas para que cumplan con su obligación, sobre todo si son defectos de fábrica tan escandalosos como el de LG que afecta a cuato modelos distintos. Aunque Samsung también tiene unos cuantos cadáveres en su armario a parte del tema de las baterías, con respuestas también penosas por parte de su SAT.

    Saludos

    • No conocía ese problema de los LG, pero me temo que lo que cuentas del servicio de soporte de este fabricante es un ejemplo más de cómo al final las garantías de los dispositivos son como lo de los seguros. Te dan un paraguas para cuando no llueve. Demasiados casos estoy oyendo de fabricantes que no cumplen con sus propias garantías o lo hacen mal y de mala gana. Muy triste.

      • Manuel dice:

        Yo lo tengo, y lo uso a diario. La caja es una chulada, y está muy bien diseñada (creo que ha sido sino la mejor, de las mejores que he visto en un móvil).

        Es un poco lío la doble pantalla, pero como teléfono cero problemas, y leyendo tampoco. El tema de la ROM de Android…pues ni idea, como soy de Iphone he dejado la que está 😛

  7. Yorch dice:

    Muy buenas.

    En primer lugar felicitarte por la página, llevo algún tiempo entrando pero nunca había escrito. Da gusto leerte y personalmente me gustan mucho los temas que tratas y el toque persona que le das. Sigue así.

    Respecto al móvil enhorabuena, yo estoy frito por comprármelo. Estoy esperando que baje de mi barrera psicológica de 500€ (que ya es un decir, lo máximo que me he gastado en un móvil son 200€), eso sí, en Amazon, que me han demostrado lo bien que se portan en garantía.

    Mi motivo principal es la cámara. Tengo una niña pequeña y otra en camino y es una característica a la que le doy bastante uso, y como bien comentáis es básico el poder hacerla rápido y sin desenfocar aprovechando la milésima de segundo que te hacen caso y miran.

    Funda no le pondré, es un sacrilegio. Cómo te has vendido en ese aspecto también, amigo. Espero no hacer yo lo mismo jeje

    Lo dicho, a seguir escribiendo así de bien y esperemos que sea por mucho tiempo el que sigamos disfrutando de tus artículos.

    Un abrazo.

    • Gracias por el comentario y las felicitaciones Yorch 🙂

      Efectivamente en tema cámara dudo que haya algo mejor en el mercado, así que entiendo tus ganas, sobre todo si quieres aprovechar ahora con las dos peques (felicidades!). Lo de la funda es más por poder luego venderlo sin rasguños, pero sí, ahí me he traicionado a mí mismo 😛

      Ya nos contarás si te decides, ánimo que va a tardar en bajar de los 500 (a no ser que lo compres fuera, como he hecho yo, y eso tiene sus inconvenientes).

      Saludos!!

  8. Christian dice:

    Perdón por el offtopic de libro pero me ha parecido muy curioso la naturalidad con la que admites que no has pagado los correspondientes impuestos por tu compra. Se que es lo más normal en España pero no deja de resultarme curioso.

    • Se me había pasado contestar Christian, pero aquí las cosas claras y el chocolate espeso. Los hubiera pagado si me hubiera tocado en aduanas, claro, pero me alegro de que no sea así. No es lo ética/moralmente correcto, pero no soy un santo. Y probablemente aquí sea un poco hipócrita, sobre todo cuando hablo de periodismo online y lo mal que vamos si no empezamos a cambiar el modelo. Pero son tantas tortas las que nos dan por otros lados, tantas injusticias, que esto me reconcilia un poco con el mundo. Muy mal fatal.

      • Christian dice:

        Que conste que no juzgo. Cuando vivía en España, a pesar de que soy de los que siempre “pago mis deudas” como los Lannister, seguro que habré hecho cosas parecidas en algún momento para ahorrar algún pico. Pero debe ser que al vivir en uno de esos países nórdicos donde todo es perfecto (nótese por favor el tono irónico) pues me estoy “nordizando” (vaya palabro me acabo de inventar) y ahora me llama más la atención. De todas maneras, creo que la mayor diferencia es que, aunque aquí lo hagan igual (no tan extendido como en España, pero bastante gente), nunca nunca nunca lo contarían en público (entre otras cosas porque Hacienda puede acabar llamando a tu puerta).

        Un saludo.

Comentarios cerrados