Tecnología

El fin de la obsolescencia programada

·

Genial el artículo ‘The End of the Throwaway Appliance‘ de ayer en Wired en el que el autor cuenta cómo se le estropeó el lavavajillas y la situación que se le planteó en ese momento. Tras una breve investigación detectó que el problema estaba en el panel de control (aunque también podía ser de su la placa de control), así que las opciones que se le presentaban eran las siguientes:

  1. Comprar un nuevo panel de control (100 dólares) y colocarlo. Si el problema no era de aquí, tendría que devolver ese componente y volver a intentar con la otra opción. Demasiado tiempo (y dinero) perdido.
  2. Llamar al técnico de turno para que la repare, lo que costaría desplazamiento y mano de obra para presupuesto, y solución del problema. Fácilmente 200 dólares.
  3. Comprar un nuevo lavavajillas por 300 dólares.

Con esas tres opciones parece claro el éxito de esa condena que vivimos con la obsolescencia programada. Todos los fabricantes sin excepción -nombradme uno que no- fabrican productos que tienen fecha de caducidad -algunos más lejanas que otros-. Y eso hace que esos dispositivos de usar y tirar se hayan convertido en la opción perfecta para no tener que invertir tiempo y dinero en reparaciones.

Pero puede que esa era toque a su fin, porque como comenta el autor, hay opciones cada vez más prometedoras para tratar de recuperar el control sobre nuestros dispositivos y hacer que esas reparaciones caseras estén a nuestro alcance. YouTube, proyectos como Arduino y las prometedoras -aún verdes- impresoras 3D se postulan como soluciones a esos problemas.

Eso me hace preguntarme qué pasaría si apareciera una empresa que fabricara dispositivos para toda la vida, o que al menos ofreciese -si se estropeasen, que no deberían- opciones de reparación mucho más asequibles a día de hoy. Esa empresa, creo yo, se forraría. Pero como eso parece improbable en este mundo en el que mirar al futuro de forma cortoplacista (ingresos ya) es la norma, tendremos que aguantar un poco más la respiración.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “El fin de la obsolescencia programada

  1. Hace no mucho se me planteo el mismo dilema a la hora de comprar una lavadora de carga vertical. Después de comprobar que las pocas marcas disponibles en este segmento pertenecían a solo 4 ó 5 conglomerados fabriles distintos (las fusiones y la crsisis han conseguido que marcas como AEG hayan caído presa del gigante sueco Electrolux -aunque los comerciales te la sigan intentado colar como marca alemana de calidad, ya no es cierto – o que Otsein aún te la sigan intentando vender como la prestigiosa marca vasca cuando ya no lo es desde hace mucho tiempo y ahora son fabricados por la italiana Candy), la elección quedaba entre una lavadora “decente” del grupo BSH (Balay, Bosch, Siemens) o entre una “de calidad para toda la vida” de Miele. La Miele es una lavadora que te puede durar 25 años y la Balay unos 10-12 por experiencia propia, pero es que el quiz de la cuestión es que la Miele cuesta el doble que la Siemens, y la Siemens es la misma que la Balay orientada a un segmento del mercado distinto, y en ese caso ya hablamos de 2.4x el precio. Entonces, aunque no soy partidario de la obsolescencia programada, tengo que plantearme que puede que sea mejor comprar dos lavadoras en 25 años y aprovecharme de la innovación tecnológica en el cambio que invertir en una “para toda la vida” por el mismo precio.

    Conclusión, que si una marca de calidad demostrada costará un 20-30% sería una alternativa para mi, pero tratándose de más del doble no seria una inversión lógica.

    Y viendo la evolución del mercado, mucho me temo que marcas como Miele acabarán desapareciendo, o asimiladas dentro de un gigante como el caso de AEG al que solo le interesa el prestigio que esta marca arrastra para los que no se molestan en indagar el mercado o no tienen la suerte de encontrar la aguja en el pajar, un “comercial honesto conocedor del producto que vende”. Y visto lo visto, también es más que posible que los nuevos referentes en calidad sean las marcas asiáticas, en concreto las norcoreanas y, atención sorpresa, las chinas.

    Saludos.

  2. Oletros dice:

    Pues lo siento mucho, ese artículo no tiene absolutamente nada que ver con obsolescencia programad, una de esas cosas que se suelta cuando pasa absolutamente cualquier cosa con un producto.

    Por cierto, deberías ser tú el que dieras sólo una prueba de esa obsolescencia programada que está en TODOS los productos, según tú.

  3. Miguel dice:

    Un producto que no está pensado bajo el paragüas de la obsolescencia programada es la Thermomix. Todavía encuentras recambios de la TM21 y también la reparan si se te estropea.

  4. julian dice:

    Si se forraria, lo haría cualquier empresa. No lo hacen porque hacer un producto que dure toda la vida significa que nadie va a volver a comprar de nuevo, y eso no le sirve a nadie.

    • Bueno, quizás haya segmentos de mercado en los que eso no tenga tanto sentido, pero la idea no es que la gente no se compre nunca cosas nuevas, sino que se las compre solo cuando haya ventajas claras (por ejemplo técnicas/tecnológicas). Eso en sí es un problema, claro, porque si tengo una tele 1080p que sé que me va a durar toda la vida, ¿qué pasará cuando lleguen las teles 4K para toda la vida del mismo fabricante? Si me compensa volveré a invertir, pero claro, esos desembolsos serán más grandes que con dispositivos baratos… Ahí es donde debería entrar nuestro criterio sobre si vale la pena ir a algo duradero o no. Y el ejemplo de las teles, que evolucionan bastante rápido últimamente, no es precisamente el mejor. Pero ¿un lavavajillas? Eso sería otra cosa, creo yo…

      • Modiglian dice:

        El monitor Eizo de 17″ con panel IPS desde el que escribo estas palabras costó 600€, por aquel entonces ya había otros con panel TN mucho más baratos (alrededor de 350€)… y todos ellos propiedad de conocidos están en la basura.

        En cambio, este Eizo sigue como el primer día, no ha perdido brillo, no tiene pixels muertos, sigue mostrando a excel y contaplus en toda su gloria (ja,je,ji,jo,ju) y no muestra indicios de dejar de hacerlo.

        El tablet de plasticurri marca Nisupu que mi amigo compró para su hijo (9 años) por 250€ hace seis meses, pasa el tiempo en un cajón porque según sus palabras “es difícil de usar, es lento, te pierdes por los menús para cambiar algo, -pierde- las fotos…”, el iPad 2 que compré en 2011 y que he usado unas 4 horas a diario… sigue vivito y coleando, fácil de usar, apps buenas y bonitas, y ahora permite a mi padre ver el futbol de C+ y Golt TV cuando está fuera de casa.

        Lo he reemplazado por un iPad Air 64 gb + cell, de segunda mano, impoluto, que funciona de maravilla y espero que sea tan fiel como su predecesor.

        La calidad tiene precio, es cuestión de saber valorarla.

  5. jcrbr0 dice:

    Muy buen artículo, como siempre. Concluyes que una empresa que fabricara sin obsolescencia programada se forraría, discrepo, una por los costes, supongo que aumentarían al tener que garantizar un producto de por vida y otra porque la competencia en su segmento no les dejaría levantar cabeza.
    Como ejemplo está http://www.oepelectrics.net/ que garantizan sus LED de por vida y que pueden ser reparables y no veo que lo peten en ventas.

    • Bueno, ahí quizás he sido un poco exagerado, como dices hay ejemplos que demuestran que ese modelo de negocio no es rentable, y ahí tenemos la demostración de que la gente suele pensar solo a corto plazo: como es más barato, me compro esto aunque lo otro -que es bastante más caro- probablemente sea mejor y dure mucho más. “Ya me ocuparé de comprar otro barato cuando este barato se me acabe” Mala política :/ Gracias por el apunte, jcrbr0

Comentarios cerrados