Tecnología

40 castañas

·

Recuerdo perfectamente una mañana en el cole, a los 14 años. De repente me dio por pensar dónde estaría 10 años después, y empecé a montarme mi particular película. Que por supuesto y como pude comprobar en mis carnes a los 24, no tendría nada que ver con la realidad. Y sin embargo desde aquel momento, a cada poco me montaba frecuentes películas particulares sobre dónde andaría a esos 20, 30, o 40 años. Las películas han ido siendo menos fantasiosas, pero en todas ellas ha permanecido una idea. La de que a estas alturas tendría un montón de cosas claras. Un montón de certezas.

Hoy cumplo 40 años. Llego al que para muchos es el cénit de la vida. A partir de aquí, la típica broma. Prepárate para la cuesta abajo, chaval. Se acabó lo bueno. Y teóricamente, esos 40 años deberían ser también una edad en la que uno tendría ya todo muy asentadito. Pero de eso nada. Certezas, pocas.

He crecido en una familia genial (como todas, con sus cositas), he creado un par de empresas (de una de ellas salí hace poco), me he casado con mi impresionante mujer (que además, es mi mejor amiga), he tenido dos hijos increíbles, y he tenido la oportunidad de conocer un buen número de personas y lugares. No demasiados. Un buen número.

Pero esa ‘buena’ cantidad de experiencias no han ayudado mucho en cuanto a mis expectativas sobre mis certezas sobre la vida. Sobre tenerlo todo mucho más asentado.

Así, ya no espero tanto de la gente, pero aún espero un montón de cosas de la vida.

Creo que he disfrutado bastante, pero espero disfrutar muchísimo más en el futuro.

Y creo que no he tenido el éxito que me hubiera gustado profesionalmente, pero sigo creyendo que lo mejor está por llegar y que acabaré haciendo grandes cosas de las que me sentiré aún más orgulloso.

Puede que tenga demasiadas expectativas a esta edad. Y aún así, me sigo diciendo a mi mismo que no me siento como creo que dicen que se siente la gente de 40 años. Bueno, puede que sí físicamente. Pero en mi mente aún hay un montón de cosas por llegar. Por disfrutar. Por hacer.

Y supongo que pensar eso es el mejor regalo personal que podría hacerme a mi mismo.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “40 castañas

  1. Biel dice:

    Felcidades! soy uno de esos usuarios anónimos que te sigo ávido de nuevos posts desde hace unos meses. Felicidades por llevarlo también, tu cumple y este blog tan interesante.

  2. Xavi dice:

    Bienvenido a la cuarentena.. y a la crisis de los 40 😉
    Es la época de mirar atrás para valorar lo hecho y lo no hecho. Algunos se mirarán en el espejo y pensarán «he desperdiciado mi vida», mientras otros nos alegraremos cada minuto de todo lo que somos y lo que tenemos, que segun dicen mis amigos, es lo que nos merecemos.
    ¡Feliz cumple!

  3. Jose dice:

    La percepción de las cosas es algo muy de cada uno. Yo recuerdo que hace unos cuantos años ya iba por el parque y había unos chavales jugando con la pelota, se les escapó y vino hacia donde estaba yo y me dijeron «señor, ¿nos pasa el balón?». Y me quedé un poco… ¿»señor»? ¿pero cuántos años aparento? Porque tenía veinte y pico, y hace poco que he entrado en la treintena… pero, ay, el tiempo no perdona a nadie. Así que la actitud buena es la de creer que lo mejor siempre está por llegar, porque si no apaga y vámonos. En fin, que me enrollo y me sale el ramalazo entre nostálgico y nihilista y no son horas para eso jejeje.

    Javi, muchas felicidades en tus cuarenta castañas, disfruta de este día y de los que vienen 😉 Un abrazo!

  4. Cristian dice:

    Muchas felicidades Javi. Llevo unos cuantos años siguiendo tu blog, a parte de por ser interesante, tiene sus puntos de vista que a veces son buenos de leer para crear una opinion propia.
    Ante la edad hay algo que nunca envejece, que es el conocimiento y hasta ahi todovía se puede luchar por conseguir muchas cosas.
    Un saludo, que lo disfrutes.

  5. nahiko dice:

    Zorionak!! =)

    Yo, desde mi paternidad (principios de Diciembre de 2012) y una serie de problemas que esto conllevo con la salud de mi mujer, me planteo las cosas de una manera distinta a cómo lo hacía antes:
    ¿Y cómo lo hacían los hombres de Cromagnon y de Neandertal para sobrevivir y que no se extinguiera la especie?
    Practicamente cualquier dolor, cualquier enfermedad, por poco grave que sea, sin una medicación, unos medios, unos médicos, se puede complicar terriblemente hasta ser fatal. Un simple dolor de muelas, sin ibuprofeno sería realmente infernal.
    Estos antepasados, tenían una esperanza de vida en torno a los 40 años, JaviPas, piénsatelo, estás en la cumbre de tu vida, cuando para aquellos «pobres hombres» sería todo un privilegio seguir con vida a los 40.
    Somos unos privilegiados!!

    Lo dicho, un saludo y muchas felicidades!!

  6. Cesar "Aopen trip" dice:

    Tio, enhorabuena atrasada!!
    No conocia esa faceta tan profunda tuya, aunque tambien puede haber llegado con la edad ¿no?
    Ha sido un placer formar parte de una milesima parte de tu historia, aunque siempre recordable!!
    Un abrazo!!
    生日快乐

Comentarios cerrados