Tecnología

Gimmicks

·

Escribir sobre tecnología durante años me ha hecho ser bastante escéptico con todo tipo de tendencias del mercado. Tendencias que a menudo no resolvían ningún problema existente, sino que eran la respuesta a un problema artificial creado por los propios fabricantes.

Para mi los tablets son el ejemplo perfecto de esas tendencias. Me equivoqué con este mercado, claro -menos mal que Stevie no me consultó-, y me cegó aquello de creer que todos sois como yo. Los tablets han tenido su sitio gracias a ese apetito por consumir contenidos, pero el formato parece tenerlo crudo ante un segmento, el de los phablets, que parece llevarlos a la irrelevancia.

Pero los tablets son productos completos, y cuando hablaba de tendencias ficticias me quería centrar sobre todo en características específicas de un mercado. Los americanos los llaman gimmicks, cuya traducción más coherente sería en mi opinión ‘artificios’. Como de costumbre el término en español parece no ser demasiado apropiado, así que la palabra sajona ha acabado siendo la que da título a esta entrada.

Y el ejemplo perfecto de esos gimmicks son los selfies. Es la palabra de moda desde hace meses, y se ha convertido en el argumento de venta de terminales para un buen montón de dispositivos móviles. Los últimos Lumia 730/735 y los HTC Desire Eye son la confirmación de cómo un teléfono puede llegar a venderse por esta característica. De repente esos selfies son el argumento protagonista, y es difícil no ver algún terminal potente en el que no se nos venda lo bien que se pueden hacer los malditos selfies en él.

No es el único término de moda: los televisores y dispositivos con pantallas flexibles y/o curvas son uno de los reclamos de la industria, y también lo son cosas como la fotografía en condiciones de baja luminosidad o las resoluciones 4K. Y aunque en ciertos escenarios está muy bien contar con esas características, las empresas las venden como algo mucho más importante de lo que realmente son. Y  aquí vienen mis preguntas, previo intento de ponerme en lugar del resto de la gente: 

  1. ¿Cuántas veces uno se saca un selfie en relación a sacar fotos de sus amigos/familiares/conocidos? ¿Es que nadie se sabe sacar un selfie con la cámara posterior (vale, es más complicado e incómodo, pero se puede)?
  2. ¿De verdad que os pasáis la vida sacando fotos en lugares oscuros? ¿De ositos y coches de juguete? ¿Y sin usar el flash? ¿O sacáis las fotos con buena luz y las fotos nocturnas son -quizás- un 5% del total?
  3. ¿Realmente sirve de algo tener una pantalla curva en un smartphone o una televisión? Que yo sepa sólo sirve para 1) pagar más y 2) molar más (importante).
  4. ¿Tiene sentido comprar una TV 4K actualmente? Me repito: que yo sepa hoy en día solo sirve para 1) pagar más y 2) molar más. No hablo ya de monitores 4K (ya lo hice aquí, aquí y aquí), cuidado, porque aquí hay razones de peso en temas como la productividad y, si sois gamers, en la calidad de la imagen (si os gastáis una pasta en gráficas dedicadas).

Son solo algunos ejemplos de los típicos gimmicks con los que toda una industria (smartphones, televisores) trata de vendernos la próxima revolución tecnológica. Con cosas que no solucionan ningún problema porque ese problema, sencillamente, no existía.

gartner-hype-1

Más difíciles de clasificar son esas tendencias ficticias que corresponden a tecnologías más o menos llamativas y que en muchas ocasiones acaban quedándose en nada. Me gustan mucho los informes Hype Cycle for Emerging Technologies que publican en Gartner cada mes de agosto cada año (2010, 201120122013, 2014) en las que aparecen curvas la mar de monas con un montón de palabritas muy “in” que a menudo acaban estando totalmente “out“. Aquí destacan eternas promesas que solo se han quedado en eso (de momento, claro, por eso son eternas promesas) o en poco más. Por ejemplo, la Realidad Aumentada, el Big Data (prohibido traducir esto, por cierto), la ludificación/gamificación, o una abolutamente estúpida con un nombre, eso sí, chulísimo. Muy de película con Tom Cruise de prota: la llamada Quantified Self.

Para mi todas ellas son básicamente humo. Términos que quedan muy chulos en una charla tecnológica, pero que no han demostrado absolutamente nada más allá de tratar de impresionar con una o dos pruebas de concepto.  Está muy bien que haya corrientes y tendencias que traten de mejorar nuestra vida, pero en algunos casos lo que se nos vende es una revolución que ni era necesaria ni tiene sentido práctico. Así que cuidado, y como siempre, poned un poquito de sentido común antes de comprar un dispositivo, adquirir un servicio o apuntaros a la última moda. 

Gimmicks a mi.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Licencia Office 2016 Professional Plus: si queréis tener la suite ofimática funcionando sin historias, atentos porque en eBay venden licencias a 3,35 euros. Son tan baratas, supongo, por algún tema de licencias de volumen o para desarrolladores.
  • Huawei P20 Pro: el telefonazo del momento con esa cámara triple que a mí me tiene alucinado. Ya asbéis pantalla de 6,1 pulgadas casi sin marcos, Kirin 970, 6 GB  / 128 GB y la citada triple cámara en la parte posterior. Brutal. En Tuimeilibre lo tenéis a 749 euros con el cupón weekp20ro.
  • Kindle Paperwhite: el lector de libros electrónicos de Amazon con pantalla retroiluminada está a 99,99 euros en Amazon (con ofertas especiales, que podéis desactivar gratis con este truco).
  • Nintendo Switch: una consola diferente y que está petándolo: la tenéis a 279,99 euros en eBay, precio bastante chollo.
  • Xiaomi Mi 6 64 GBmi móvil personal está a precio increíble: 263,81 euros en JoyBuy para el modelo azul. Eso sí, es la versión china que tendréis que rootear para luego instalar la ROM internacional disponible tal y como explican aquí. Si no os queréis liar tanto, lo tenéis a 308,59 euros en GearBest en color azul. Si lo queréis en negro lo tenéis a 356,20 euros en GearBest. También tenéis la versión “oficial” que venden en España y que está a  424 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Air 13: un portátil que me encantó cuando lo probé y que recomiendo constantemente. Es la versión con el Core i5-7200U, 8 GB de RAM, 256 Gb de capacidad y lector de huella (sin la GeForce MX150, eso sí, pero aún así muy chulo). Está a 658,27 euros en GearBest.
  • OnePlus 5T: los telefonazos de OnePlus llegan por fin a las tiendas chinas con precios más atractivos si no os importa tanto el tema garantía. El precio chollo ahora mismo es el de los 359,74 euros de JoyBuy (con ROM china, tenéis que rootear, aquí más info). El modelo con 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad está a 428,02 euros en JoyBuy. En ambos casos te llega con la ROM China, pero como explican aquí el proceso para dejarlos con la ROM adecuada son fáciles.
  • PC Gaming Medion S91: con un Core i7-6700, 8 GB de RAM, 1 TB de disco y una GTX 1060, configuración decente para sesiones de gaming simpáticas: lo tenéis a 699 euros en Amazon (39% dto). Una versión algo más barata y modesta es el Medion Akoya P4606 D con un Core i5-7400, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD y 120 GB de SSD y una GTX 1050 por 529 euros en Amazon. Casi más interesante esta última, la verdad, aunque en gráficos perdemos.
  • Huawei Mate 10 Lite: un móvil interesante por su pantalla de 5,9 pulgadas con formato 18:9 casi sin marcos. Su Kirin 659 está acompañado de 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad y una cámara dual de 16 MP muy llamativa, todo por 260,67 euros en Amazon. Buen gama media, pardiez.
  • Humble Bundle Game Studies: relacionados con el mundo de los videojuegos tiene una pinta fantástica. Por 15 euros te los llevas todos, incluidos estos con la historia de la NES/SNES, la Wii o las consolas Atari. Yummy. Los tenéis todos aquí.
  • Humble Strategy Bundle: y si sois de juegos de estrategia, por 0,81 euro el ‘Company of Heroes 2’ además de otros tres, si pagáis los 9,69 euros tenéis 10 juegos en total, entre ellos ‘Endless Space 2’ y ‘Tooth and tail’. Los tenéis por aquí.
  • Xiaomi Notebook Pro: el súper portátil de Xiaomi con pantalla de 15,6 pulgadas, un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad y la GeForce MX150 está a 795,30 euros en Gearbest (envío desde China).
  • Unidad SSD Kingston SSD A400: 120 GB de capacidad para una buena unidad (500 MBps en lectura, 320 MBps en escritura) que cuesta 34,12 euros en Amazon (41% dto), nada mal. La unidad de 240 GB está aun mejor, a 59,00 euros (45% dto.). Si queréis aún más, atentos a la SanDisk Ultra de 500 GB por 123,48 euros en Amazon.
  • Monitor HP Omen 25: opción interesante. Es un 24,5 pulgadas 1080p con frecuencia de hasta 144 Hz y está a 238 euros en Amazon, un 20% de descuento.
  • Sharp Aquos S2: un móvil curiosillo, la verdad: 5,5 pulgadas sin apenas marcos en la parte superior, marco inferior con sensor de huella, Snapdragon 630, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, NFC, cámara dual (12+8 MPx), todo por 123,22 euros en Joybuy. La verdad, sorprendente y no se porta mal según este análisis.
  • Xiaomi Mi Mix 2: acaba de salir el 2s, pero el modelo del año pasado sigue siendo simpático aunque no tenga doble cámara. Por lo demás, bastante bestia: Snapdragon 835, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, pantalla casi sin macos de 5,99 pulgadas. Todo por 356,71 euros en Banggood. La otra opción es comprarlo en Amazon por 399 euros con envío rápido y garantía de aquí.
  • Pendrive Sandisk Ultra Dual: súper compacto y con conector MicroUSB y USB-A para conectarlo al ordenador o al móvil. El modelo de 32 GB está a 9,09 euros en JoyBuy, pero también tenéis el de 64 GB (15,70 euros, es el que yo elegiría), 128 GB (30,59 euros, otra buena opción) o ya el más bestia, el de 256 GB (63,67 euros).
  • Xiaomi Redmi 5 Plus: un señor teléfono con Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad y una pantalla 18:9 como los más chulis. La cámara de 12 MP tampoco está mal, pero lo mejor, como siempre, el precio: 147,73 euros en GearBest. La versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 162,49 euros en GeekBuying.
  • iPhone X: el súper teléfono de Apple está algo más barato en esta tienda que ofrece las dos versiones: la de 64 GB por 879 euros con el cupón Iphonedeals64 y la de 256 Gb por 1039 euros con el cupón Iphonedeals256, casi 300 euros más barato que el precio oficial.
  • Xiaomi Mi A1: atentos que el smartphone chollo de la temporada está a 147,18 euros en AliExpress en oferta destacada. Es la versión en color negro con 4 GB de RAM y 32 GB de capacidad con su doble cámara y su Snapdragon 625.
  • Monitor Gaming AOC G2460FQ: un monitor de 24 pulgadas con resolución 1080p pero que destaca por soportar frecuencias de hsata 144 Hz, brutal. A este precio, más: 199 euros en PC Componentes.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Gimmicks

  1. ¡Totalmente de acuerdo! Y me ha encantado el nombre que le han puesto a estas situaciones. Gimmicks.

    Como bien dices, no todos tendrán las mismas necesidades, pero yo coincido en todas. Selfies pueden ser perfectamente 1 de cada 20 fotos y normalmente son selfies personales por enseñar como me quedan unas gafas o algo así y no necesito una cámara muy buena. Es más, uso mucho FaceTime y si quisiera una mejor cámara frontal sería por esto y no por los selfies.

    Y sobre los otros Gimmicks, lo mismo. Fotos a oscuras (o sea, en discotecas y poco más) son muy pocas. A lo mejor la iluminación no es la adecuada en todas las ocasiones, pero vamos, no me preocupa a la hora de comprar un móvil que éste saque buenas o malas fotos a oscuras.

    Las pantallas curvas me parecen incómodas. Y no sé de qué me serviría una televisión 4K con el poco contenido que hay ahora mismo y lo caro que es.

    Pero este fenómeno pasa con muchas cosas.

    Por ejemplo, los “smartTVs”. Gente que va a comprarse una televisión y te dice: “Pero que sea SmartTV, eh!”. Total, después ni siquiera se molesta en conectarla a internet, pero se ha quedado contento con que es SmartTV.

    O la gente que te pregunta muy preocupa al comprarse un Mac: “¿Pero me funcionará el Word?”. A lo que uno sólo puede responder: “Sí. Tranquilo. Pero para los dos archivos en Word que vas a escribir al mes tampoco deberías preocuparte por eso”.

    ¡Un saludo!

  2. 1 – Pues en los viajes suelo sacar muchos con mi mujer y cuanto menos trabajo lleven mejor, aunque no elegiría el teléfono por esa característica, sigue siendo un punto a favor.
    2 – Pues el problema no es si son el 5% o el 50% de las fotos, yo quiero una cámara que funcione siempre, no que los días que quede en sitios oscuros no pueda hacer ni una foto. Es como comprarse un desapotable y si llueve que te tengas que coger el autobús, sería inaceptable.
    3 y 4, las pantallas 4K tiene el mismo sentido comprarlas que cuando salieron las fullhd, actualmente no hay contenido pero si vas a comprar un televisor con idea de que dure años, ya aprovechas porque sabes que el futuro es ese. Con los televisores curvos pasa como el 3D, a lo mejor triunfa como que no vale para nada.

  3. Antonio dice:

    1) Yo sí suelo sacarme selfies con mi mujer, sobre todo cuando viajamos solos los dos. Lo de sacarlos con la cámara trasera lo veo un poco incómodo, aunque supongo que todo es cuestión de entrenar. Ignoro si la cosa será duradera en el tiempo o si es fruto de la moda. No obstante, no creo que fuera un factor determinante para decidirme por un terminal u otro.

    2) No, no me paso la vida tomando fotos en sitios oscuros, pero por experiencia te digo que la mayoría de las cámaras que saca buenas fotos en condiciones de baja iluminación, suele sacar mucho mejores fotos en condiciones de iluminación normal que las que no lo hacen. Además, si suelo sacar fotos al ocaso, uno de mis momentos favoritos del día para sacar fotos, y te aseguro que ahí el sensor de una cámara tiene que dar el tipo con baja iluminación, si no quieres una foto llena de “grano” que fastidia el resultado final, en el que se busca la sutilidad de la iluminación propia de esas horas. En este caso, esto si que sería un factor determinante para mi para decidirme por un dispositivo u otro.

    3) Totalmente de acuerdo, no sirve para nada, es más, me parece algo molesto y que distorsiona la imagen original. En mi opinión, no sirve ni para molar más 🙂

    4) Efectivamente, con la poca oferta 4K me parece absurdo comprar una tele así. Además me da la sensación de que hay gente que cuando las ve expuestas creen que por tener una tele así van a ver todas las emisiones como en la demo que ponen en la tienda. No obstante, cuando exista suficiente oferta 4K el salto en la calidad de imagen me parece extraordinario, el salto me parece más grande incluso que del DVD al HD, sencillamente espectacular. No obstante, por las pruebas que he visto en las tiendas, lo que me parece curioso es que las películas proyectadas en este sistema dan la sensación de estar grabadas con la cámara de un iPhone. ¿No estamos acostumbrados a tanta calidad o tal vez hay algo en el frame-rate raro? Da la sensación de que cuando se proyecta algo que no sea las imágenes de demo, hay algo que canta.

    Y ya por último, una de las tecnologías con las que tengo más curiosidad por saber si será pasajero, un bluf, o algo duradero son los smart-watches. Yo apuesto a que solo serán una moda, a menos que mejoren mucho en prestaciones. Personalmente, ahora, no estoy muy interesado en un reloj que depende para todo del móvil y que además (supongo) afecta negativamente a la ya maltrecha batería del teléfono. Y que además tiene que cargarse todos los días. Pero con Apple de por medio, nunca se sabe, desde luego.

    Saludos.

  4. Javier, el sentido común brilla por su ausencia ante cualquier tendencia tecnológica. Tanto al decir ‘esto triunfará o no’ en una charla tecnológica como a ‘me lo compro el primer día que sale’ porque soy lo más. Ojo, también hay quien lo compra para trastear, por curiosidad y, evidentemente, porque puede adquirirlo.

    Estoy absolutamente de acuerdo con todo el post. Me parece muy correcto, muy lógico y con ejemplos cercanos. Nunca he aspirado a ser el gurú de la tecnología que adivina con un chasquido de dedos qué triunfará o se la pegará. Cada vez dudo o, mejor dicho, me pregunto y soy bastante escéptica con lo que veo o me presentan. Defecto profesional…puede. Cansada de tanto vende humo…seguro.

  5. Pingback: ¿Y si funcionase? | Incognitosis

Comentarios cerrados