Tecnología

RetroMadrid 2013 y las sonrisas

·

Gente sonriendo.

Es lo que se veía este pasado fin de semana en el Matadero de Madrid, donde se celebraba una nueva edición de RetroMadrid, ese evento que se aprovecha de uno de los pocos sentimientos que unen a los españolitos: la nostalgia y aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Y desde luego, parecían mejores tiempos. No en el resultado técnico, pero sí en todo lo demás. Éramos más ingenuos, mucho menos exigentes, y mucho más impresionables. Así que no importaba tener que esperar 5 minutos (con suerte) a cargar un juego con unos gráficos de risa. Aquello era lo más de lo más.

Gente sonriendo.

Eso es lo que precisamente se seguía viendo 25 años después. La misma gente que sonreía entonces ante mitos como el Turrican o el Scramble seguían haciéndolo ahora. Más gorditos, con menos pelo y probablemente con más inquietudes que entonces. Cuando precisamente teníamos tanto tiempo que perder que era impensable plantearse un futuro en el que apenas lo tendríamos. Tanto entonces como ahora eso parecía dar igual cuando uno se plantaba delante de estas máquinas. El tiempo seguía pasando igual de rápido, lo tuviésemos disponible para perderlo o no.

Gente sonriendo.

Es lo que vi incluso en la cola de entrada al evento, sorprendente larga y que confirmó de nuevo que la nostalgia es un sentimiento poderoso. Allí incluso me encontré con un lector de este blog que me reconoció (¡un abrazo, josealun!) y también con un antiguo y gran compañero de la facultad al que no veía desde hacía un porrón, qué momentazo. Y allí también sonreíamos todos los que quedamos para tirar de nostalgia un día al año. Parte de la vieja guardia de PC Actual (¡Juanky, Eloy!) y un viejo competidor (¡Jesper!) con los que da gusto compartir esos ratos. Y entonces entrabas y te encontrabas con un pequeño paraíso.

Gente sonriendo.

Tanto disfrutando de los mitos de 8 bits como de las máquinas de 16 bits. Yo especialmente, porque este año hubo sección especial para mi adorado Amiga. Prácticamente todos los modelos estaban representados allí. Un 4000 armado hasta los dientes, un par de 500s a la venta por menos de 80 euros, accesorios, expansiones, y algún 1200 con el mítico Scala y un mezclador de vídeo demostrando lo mucho que se podía hacer hace 20 años con estas máquinas prodigiosas. Incluso vi en acción Amiga OS 4.1 sobre una placa Sam460ex, y la pinta era estupenda. Como demostrando por dónde podían haber seguido los tiros si la gestión de la gente de arriba no hubiera sido tan nefasta.

Gente sonriendo.

Haciéndolo especialmente ante una de las sorpresas de RetroMadrid: las recreativas. Pude echar un par de partidas al Galaxian (cuántos recuerdos, cuántos), y sobre todo descubrí ese pequeño filón para nostálgicos que seguramente acabe teniendo mucho tirón: el de los bartops, las recreativas rollo «hágaselo usted mismo» que gracias a la emulación (MAME al poder) y a la inclusión de mandos y botoneras profesionales permiten volver a disfrutar de aquellos juegos legendarios. Había allí dos o tres empresas que demostraron el encanto de estas maquinitas (que no son precisamente baratas, por cierto, una decente andaba en los 800 euros), y mentiría si dijese que no se me pasó por la cabeza hacer una pequeña locura. Y como yo, seguro que muchos otros se plantearon lo mismo. De hecho, la idea no ha desaparecido del todo 😉

Gente sonriendo.

Por todas partes. Ganando o perdiendo partidas al Soul Blade (¿cómo es posible que yo pierda? ¡Si era un máquina a ese juego!), jugando al Pole Position o al Space Invaders, comprando viejas cintas, o cartuchos, o maquinitas, o viejas consolas. O inmortalizando el evento, o escuchando las charlas (el único pero del evento: la acústica de la instalación es lamentable y no se oye un pimiento), o comiendo unos sandwiches fuera mientras te sacabas unas fotos saltando, o viendo a algunos de aquellos primeros históricos de la industria de los videojuegos en España (allí andaba una vez más Azpiri, inconfundible, y Andrés Samudio, responsable de La Aventura Original). O simplemente charlando y disfrutando de la nostalgia.

Qué gran evento.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

12 comentarios en “RetroMadrid 2013 y las sonrisas

  1. Jose dice:

    Ahí estaba yo también con Andrés Samudio, me acerqué a saludarle y recoger un libro, y a darme un baño de nostalgia por aquellos … y por supuesto, siempre sonriendo 🙂

  2. josealun dice:

    A veces es dificil poner coto a la nostalgia. Pero cuando echas una partida a uno de esos juegos de hace 25 años, y sigues pasándotelo en grande es cuando te das cuenta de que no, no es nostalgia. Es que algunos juegos eran, son y serán buenos y adictivos independientemente de sus gráficos o sonido. Por eso RetroMadrid es necesario, y si saben crecer (este año han batido records, es hora de ir pensando en una mejor planificación) puede convertirse en un evento de referencia a nivel europeo.
    Por cierto, lo mejor de comerme 30 minutos de cola (aparte de conocer a Javipas :D) fue darme cuenta de que tenía la entrada del día anterior y no hubiera sido necesario que la hiciera!!!

  3. Retromadrid… un evento que intentaré no perderme nunca más 🙂
    (Muchas gracias por los bocatas [estaban buenísimos (y la pizza de José Carlos!) y por la compañía].

    Un verdadero placer volver a reencontrarnos 😀

  4. Juanky dice:

    Cuánta razón tienes Javi! No se me ocurre un lugar mejor para disfrutar de un puñado de buenos amigos con los que compartes la «vena nostálgica» 😉

    La exposición me pareció la más completa de las últimas ediciones. Insuperable! Me encantaron los Amiga, los bartops, las consolas de 8 bits… Todo!

    Yo tampoco me explico cómo alguien pudo vencerte al Soul Blade. Seguro que tuvo mucha suerte! 😉

    Mi «pero» a este evento es el mismo que le pones tú: la acústica de la zona de conferencias es pésima. Espero que el año próximo la cuiden un poco más. Aun así, es una cita a la que el año próximo tampoco pienso faltar. Quedamos a las 11 h en la entrada, OK?

  5. Me cago en la leche… Para un año que no puedo ir y apareces por alli. Coincidimos un añito en PC Actual ( yo de becario en el 2004) , y aunque un par de veces he hablado contigo por aqui me hubiera gustado verte.

    Casualmente lleva un tiempo rondandome la idea de pillarme una de esas recreativas, pero como dices los precios tiran para atras, sobre todo cuando no las puedes ver fisicamente. He estado tanteando las de minirecreativas.con y turecre.com ¿Habia alguna de ellas alli?. ¿Como ves la «inversion»? (supongo que factible desde el momento que reconoces que no se te ha quitado la idea del todo).

    • ¡¡Hombre Pedro, qué lástima, hubiera estado genial vernos allí!! Hay alguna tienda en Madrid (creo recordar que en Parla, según vi en algún folleto), y lo de verlas en directo es como dices mucho mejor. La verdad es que eran una chulada, muy bien montadas aparentemente y con la parte software bien resuelta también por lo que pude ver. Aún así, siguen pareciéndome caras, pero la mayoría de los caprichos lo son 😉

      Un abrazo, ¡espero que todo te vaya bien!

  6. Tapule dice:

    Hola.

    Soy aficionado a las máquinas arcade y suelo participar en foros dedicados a esta temática, que por cierto, en España los tenemos y muy potentes.
    Deciros que además de las dos tiendas que menciona Pedro, también son muy interesantes las recres de tumaquinarecreativa.com y AC-Easy Arcade Cabinets que si que estaban en el RetroMadrid y que tienen bartops de muy buena calidad.

    En cuanto a lo que comentáis de que el precio tira para atrás, pero pensadlo bien, solamente el pc más el monitor puede salir por 400, maderas unos 70, vinilos + cristales y metacrilatos unos 120, componentes arcade otros 80/ 100 euros, vamos que no es que estén muy subidas de precio, es más, dudaría de la calidad de una bartop «nueva» por debajo de los 500.

    Saludos.

Comentarios cerrados