Tecnología

Imaginando un MacBook con pantalla táctil

·

Acabo de ver uno de los anuncios de la nueva campaña de Microsoft, titulada «Honestly«. En todos ellos el trasfondo es el mismo: los productos con Windows son mejores que sus competidores con iOS u OS X. Y en ese anuncio en particular que mencionaba el mensaje de la prota es curioso: «Sinceramente iba a comprarme un Mac, pero los Macs no tienen pantallas táctiles, así que me compré un nuevo Todo-en-Uno basado en Windows«.

Y es curioso por dos cosas: la primera, porque la frase –al menos a mi– me da la sensación de transmitir algo equivocado. La chica parece simplemente conformarse con el AiO ya que el Mac no tiene pantalla táctil. Por ahí vamos mal, chavales de Redmond. La segunda, el hecho de que comparen toda esa gama de equipos con pantallas táctiles basadas en Windows 8, con todos los Mac y MacBooks de Apple que siguen apostando por el modelo tradicional.

Lo cierto es que la idea no es nueva, y ni siquiera es especialmente intrigante. Hace años que se habla de la posible aparición de un MacBook con pantalla táctil, y de hecho ciertas patentes registradas recientemente parecían apuntar a modelos con esa capacidad en un futuro próximo. Pero el caso es que en Apple han dado pasos en ambos sentidos. Por un lado está esa «iosificación» de OS X que ha hecho que tengamos cosas como el LaunchPad (¿quién lo usa? Yo no…) o las notificaciones en el sistema operativo de sobremesa de Apple. Y por el otro, las declaraciones de Federighi en una reciente entrevista con MacWorld aprovechando el 30 aniversario del primer Mac:

La razón por la que OS X tiene una interfaz distinta a la de iOS no es porque uno llegó después del otro o porque este es viejo y este otro es nuevo. En lugar de eso, es porque usar un ratón y el teclado no es lo mismo que dar toques con tu dedo. Este dispositivo [señalando la pantalla de un MacBook Air] se ha perfeccionado durante 30 años para ser óptimo para el ratón y el teclado. 

Es obvio y es bastante sencillo incorporar una pantalla táctil a cualquier dispositivo hardware, pero ¿ofrece eso una buena experiencia? Nosotros creemos que no.

Salvando el hecho de que me mola cómo habla Federighi –lo tiene todo aparentemente muy claro, incluso me recuerda un poquito a Jobs– la exposición es impecable. De hecho, no puedo rebatirle, porque opino exactamente lo mismo que él. Los portátiles con pantalla táctil no parecen tener mucho sentido, y aún así, ahí están, intentando demostrar su validez y metiéndonos por el costado Windows 8 y su interfaz Metro. Los «híbridos» que se convierten en tablet son curiosos en cierto sentido, pero tras mis pruebas con el Yoga 2 Pro de Lenovo me quedó claro que la utilidad de un tablet de 13 pugadas es, como dije entonces, discutible. Aquí vuelve más que nunca ese refrán al que tanto me gusta acudir: cada oveja con su pareja. Un portátil debe ser un portátil, y un tablet, un tablet. Aunque también vuelvo a reconocer (dios mío, empiezo a flaquear) que los Surface Pro 2  son especialmente interesantes.

Sea como fuere, no parece que a priori Apple esté preparando un iMac o un MacBook con pantalla táctil. Y probablemente no lo necesiten, ni siquiera para esa convergencia que también espero ver en ellos y que hará que el iPhone o el iPad (o lo que tengamos en 4 o 5 años) acabe adaptándose a nuestro entorno para convertirse en nuestro PC de sobremesa, nuestro sistema de entretenimiento en el coche y en casa, o, simplemente –oh, descubrimiento de los descubrimientos– puedan seguir funcionando como «simples» smartphones o tablets. Pero para entonces es probable que el MacBook y el Mac ya no tengan sitio en ese catálogo en el que una única plataforma universal será protagonista absoluta. Veremos.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Imaginando un MacBook con pantalla táctil

  1. alejo dice:

    Esta semana pasada estaba en NY y en el hotel habían 6 iMacs en disposición del público. Tendrías que ver cuanta gente tocaba la pantalla y repetía esperando alguna reacción por el sistema. Y algunos se iban frustrados aunque tuviesen un teclado y un mouse a su alcance.

    Puede q no sea tan mala idea hacer una pantalla táctil.

  2. Marcos dice:

    Estoy contigo Javi. Soy de los que mantienen la pantalla impoluta limpiando cada poco y si alguien le pone los dedos señalando… se los corto jejeje.
    Lo peor de hoy en día es que si quieres un portátil no táctil tienes que ir a la gama baja (hasta que la alta sea baja y ya no haya más huevos que comprarlo táctil sí o sí). No me gusta nada Apple, pero ¿a que va a tener que ser mi próximo portátil precisamente por eso? Menos mal que siempre marca tendencia y con Windows 8 en sus horas bajas, esperemos que los fabricantes recapaciten. ¿Estarán pagados por Microsoft para forzar que sea táctil sí o sí?
    Por cierto, interesante también aunque un poco antiguo:
    http://www.error500.net/quedaran-portatiles-sin-pantalla-tactil/

    • Cierto: cada vez es más complicado encontrar un portátil Windows sin pantalla táctil. Pero yo lo veo de otra forma: por el mismo precio (o casi) tienes esa opción. Por si quieres aprovecharla, vaya. Lo cual tampoco es tan malo 😉

      Gracias por el enlace, no recordaba ese post de Antonio!

  3. Fernando Pratz dice:

    Mira y yo que pensaba que era el único que empezaba a ver con buenos ojos los Surface de Microsoft. Siendo un usuario de macbook pro que si los próximos Surfaces mejoran los puntos débiles de los actuales, no me lo pienso. Creo que son los mas próximos (sino es que ya) en lograr la convergencia Tablet-PC. Saludos Javi.

  4. nadie dice:

    Los fabricantes están más perdidos que una cabra en un garaje. De verdad.

    Llevo 5 años más feliz que un regaliz con mi netbook Asus Eeepc 901 corriendo Debian GNU/Linux. Parece mentira, cinco años y todavía tira bien. El problema es que desde que me he ido a vivir al extranjero (hace más de un año ya) mi pequeño netbook ha tenido que servirme de ordenador principal. Finalmente me había decidido a echar un vistazo para comprarme un ultrabook pero…

    Ya no vamos a hablar de encontrar un ordenador sin sistema operativo (me revienta pagar por un sistema que no voy a usar), es que te pones a mirar y alucinas con la oferta. Es como si los fabricantes no supieran lo que va a funcionar y hubieran decidido bombardear el mercado con productos de lo más variopinto: muchas tabletas, ordenadores que se transforman en tabletas, unos a los que se les puede quitar el teclado, otros a los que la pantalla se les puede girar, etc. Y lo peor es que todos, absolutamente todos los ordenadores, traen pantalla táctil. ¿Por qué? ¿Para qué coño quiero yo eso?

    Un día que estuve en varios centros comerciales mirando ordenadores volví a casa bastante frustrado por no encontrar lo que estaba buscando. Yo estoy convencido de el responsable de que todos los fabricantes hayan dejado de fabricar ordenadores con pantalla no táctil es Microsoft y su intento de vendernos la nueva interfaz de Windows. Parece mentira que tengan tanta influencia en los fabricantes.

    Quizás con un poco de suerte dentro de unos años las cosas vuelvan a su cauce pero, en estos tiempos de incertidumbre, estamos expuestos tanto al desconcierto de los fabricantes como a los intereses de los iluminados que pretenden decirnos lo que necesitamos. Parece que pasará un tiempo hasta que los fabricantes asuman que hay un público que compra juguetitos y otro que sólo quiere un puñetero ordenador. Más rápido, más ligero, con más autonomía; pero un puñetero ordenador.

    En fin.

    • Buen comentario, pardiez. Solo apuntaría una cosa: Microsoft tiene que intentarlo. Lo de meternos la pantalla táctil y la interfaz Metro hasta en la sopa. O eso, o le comen los tablets.

      Y lo cierto es que aun con defectos, Windows 8 y esa apuesta híbrida me parecen ser un paso en la dirección correcta por parte de Microsoft. Yo –como te ocurre a ti– no necesito un portátil con pantalla híbrida, pero en MS creo que van más allá. Lo que quieren es preparar el camino a esa plataforma única de la que vengo hablando hace tiempo.

      Pero de nuevo, tienes razón. Qué manía de vendernos historietas. Solo queremos un puñetero ordenador 😉

Comentarios cerrados