Tecnología

La Xbox One y los árboles que no dejan ver el bosque

·

Yo no vi el bosque, desde luego. Cuando hace unos días me calenté al escribir de la Xbox One y de la PS4 y de cómo algunos de los términos de Microsoft no me convencían nada, lo hice probablemente contagiado del clamor popular. «Haters gonna hate«, y todo eso. Debo reconocer que caí en la trampa –aun cuando algunos de aquellos detalles iniciales siguen pareciéndome preocupantes–, algo que duele más cuando has sorteado unas cuantas. De nuevo, no vi el bosque.

Lo explican muy bien unos cuantos compañeros míos en sus respectivos posts en Xataka, Genbeta y Xataka Windows, donde todos llegan a la misma conclusión: el error de Microsoft no estuvo en el fondo, sino en la forma. Falló la comunicación. Falló que Microsoft hablara tanto de juego usado, de bloqueo por regiones (error), de la consola conectada 24 horas. Pecó de ser quizás demasiado sincera. Demasiado honesta. Y también, de que aparentemente nadie en Microsoft tuviera claro qué era lo que realmente tenían que comunicar, y cómo tenían que comunicarlo.

«Con la Xbox Microsoft«, decía Guillermo Julián en su post en Xataka Windows, «necesitaba un Steve Jobs«. Vaya si lo necesitaban. Desde luego, no necesitaban que ese señor llamado Don Mattrick al que muchos le han (hemos) perdido el respeto metiera la pata una vez para luego tener que dar marcha atrás con el rabo entre las piernas. Puede que Mattrick sea una marioneta de los poderosos de Redmond, y si es así el tema es aún más preocupante. Porque si Microsoft realmente creía en esa revolución (adiós a los discos, hola a las descargas), debería haberse mantenido en sus trece, pesara a quien pesara. Incluyéndonos a todos los que no vimos el bosque, por supuesto. Jobs lo hubiera hecho, pero no lo hubiera necesitado porque jamás hubiera presentado la Xbox One de esa forma.

Él probablemente hubiera logrado que a estas horas Sony estuviera pasando un mal rato defendiendo un modelo ya obsoleto. Jobs hubiera hablado de Steam. De la nube. De la ubicuidad. De las ventajas de un modelo digital de distribución que sería -seguro que diría algo así- «revolucionario». Y por supuesto, no habría dicho ni una palabra de esos molestos detallitos que siempre se han ido descubriendo después en todo lo fabricado por Apple.

Sea como fuere, ni Jobs hubiera accedido a presentar la Xbox One, ni Microsoft tiene a nadie –que se sepa– con esa capacidad de comunicar. Cierro ya el tema, y lo hago citando el titular de un buen artículo de Gizmodo US que precisamente me ha dejado especialmente claro eso de que a veces los árboles no te dejan ver el bosque.

The Xbox One Just Got Way Worse, And It’s Our Fault

Mea culpa.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “La Xbox One y los árboles que no dejan ver el bosque

  1. Pedro dice:

    El análisis (u opinión) del redactor de Gizmodo es genial, pero comete un error garrafal que derrumba todo su planteamiento, y es que asume que con el tiempo el precio de los juegos bajaría. Tanta ingenuidad me conmueve.

    En ningún momento, ni siquiera por asomo Microsoft o alguna de las distribuidoras dejó entrever esto, por lo que no hay ningún motivo para darlo por cierto. La única vez que han abierto la boca para hablar de precio, fué para decir que éste se mantiene igual que ahora. Si esta disminución en el precio de los juegos hubiera formado parte del plan, lo hubieran anunciado y todo tendría sentido, pero no es así.

  2. Hakenz dice:

    Que desastre… XBOX parece una gallina degollada que corre sin saber a donde, han estropeado esa marca.
    Tanto que afirmaban que la XBox ONE estaba intrínsecamente ligada a la nube y la conexion permanente, para que ahora den este giro de 180°
    una muestra de que todo fue un capricho sin fundamentos.

  3. Jorge dice:

    El precio es lo importante, si hubieran dicho algo como: «Gracias al cloud, los juegos costarán 30dlls» diciendo esto justo después de las restricciones nadie se hubiera quejado, el redactor de gizmodo «cree» que los precios hubieran bajado, el punto era que ofrecieran precios bajos para motivar la revolución, en contra, no confiaron en el modelo, te querían dejar el mismo precio y muchas más restricciones…

  4. Jorge, Pedro, en Gizmodo creen que ese modelo de distribución digital «podría» llevar a una bajada de precios, y comparan el modelo con el de Steam, donde las cosas han mejorado muchísimo de un tiempo a esta parte. Yo creo también que sería una consecuencia lógica a medio plazo, así que no lo veo tan descabellado.

    • Carlos dice:

      El problema de Microsoft son sus dirigentes, no saben vender sus productos. Pero eso de tener que conectarte a internet; aunque solo fuera una vez, para poder jugar, no creo que le gustara a nadie. Si por cualquier cosa no tienes conexión te quedas con un bonito Blueray. Alquiler de juegos, suscripciones a juegos, precios más baratos en la copias digitales de juegos y ya verás tú como la gente se amolda a esto de la nube y deja las copias físicas a un lado y acabas con mucha piratería y segunda mano.Pero en la presentación no hablaron nada de reducción de precios de los juegos ni nada que se le parezca, sino lo hubieran anunciado a bombo y platillo. Es más siguen con los mismos precios que la generación anterior.

  5. Could could could… eso es lo único que dice el artículo para ser sincero.

    El lio de la compra de servicios por sobre los productos yo sinceramente ya lo superé.

    Si Microsoft hubiera dicho que iba a ser posible poder compartir un juego con otra persona con un costo pequeño pero sin importar si fuera o no una compra digital o física abría anotado un punto.

    Tambien si hubiera ideado que, gracias a que todos los juegos son autenticados en linea, se pudiera compartir el modo multijugador con cualquier usuario (al estilo Starcraft II que permite con el mismo DVD instalar una versión básica y jugar multijugador)

    Así mismo, si hubiera mencionado al menos que gracias a su «super nube» los precios de juegos digitales iban a ser más económicos que los físicos (y de una vez hubiera puesto esos precios) seria muy bueno.

    Y así mismo hubiera seguido conservando la idea de prestar un juego de forma física… las cosas hubieran sido distintas.

    Lo de Xbox One fueron 2 problemas, ovbiamente un problema de comunicación, pero así mismo de no maximizar su dichosa ultraconectividad…. No, lo unico que hicieron fue tratar de primeraso más al gamer y poner más limitantes sin brindar la suficientes ventajas.

Comentarios cerrados