Tecnología

Es mi Scattergories

·

Buen debate el que se ha montado con el caso de Apple y AppGratis, esa herramienta para iOS con la que los usuarios obtenían recomendaciones sobre aplicaciones y juegos teóricamente interesantes. En realidad esas recomendaciones no eran -en parte- más que un publirreportaje, ya que muchos desarrolladores pagaban fortunas por aparecer recomendadas en esta popular aplicación.

Las recomendaciones de pago son un buen modelo de negocio desde hace mucho tiempo. Los 40 Principales no es más que un escaparate en el que solo sale quien paga religiosamente, los kioskos de prensa ponen mucho más visibles aquellos periódicos y revistas que aportan a la causa, y los supermercados destacan productos por comisión. Y lo mismo ocurre en el negocio del software, donde la propia Apple lo hace en su App Store, y Microsoft en su tienda de aplicaciones, sobre todo en el de la Xbox, donde salir en portada es cuestión de pagar ese lugar preferente.

El problema es que los chicos de AppGratis -muy avispillas- querían utilizar el escaparate de la App Store y montar un escaparate propio con el que poder ganarse el pan. Ingenuos ellos. Apple deja muy claro en sus términos de uso (lo ha hecho siempre) que lo de que les hagan la competencia en su propia casa no está permitido. Así que hicieron lo que era de esperar. Adiós, AppGratis, adiós, adiós.

Y ahí comenzaron los comentarios en medios -mis compis de Genbeta y Applesfera fueron de los primeros, yo tardé algo más en reflexionar sobre el tema en Xataka Móvil-. Eso dio pie no solo al debate entre los lectores y usuarios, sino también entre los miembros del equipo, que ayer estuvimos comentando en Twitter -no es el mejor lugar para hacerlo, desde luego- respondiéndonos los unos a los otros con nuestros argumentos. Antonio prometía columna en Xataka al respecto y cumplió su promesa hace un ratito, y yo ya había prometido también contrarréplica por estos lares, et voilà..

Antonio tiene una visión muy distinta a la mía en este apartado, y lo deja claro con uno de los ladillos de su reflexión, titulado “La App Store no es un limbo fuera de la ley“:

Gran parte del argumentario a favor de que €œes la tienda de Apple y a quien no le guste que se vaya a otro sitio€ parte de la presunción de que los actores privados pueden discrecionalmente tomar cualquier decisión o establecer la norma que quieran a sus socios y competidores, como si no estuviesen bajo el imperio de la ley.

En mi opinión, eso no es una presunción. Es (afortunadamente) una realidad. Si yo tengo un restaurante (como es el caso) en el que hago una inversión en producto, personal y mantenimiento del local, lo que no voy a permitir en ningún caso es que venga un vendedor de CDs o de pulseritas y monte un puesto allí. Pero es que lo de AppGratis es peor. Es como si dentro de mi local alguien se pusiera a vender sus pinchitos y a tirar cañas aprovechando mis grifos. Es mi local, con el que intento obtener ciertos beneficios. Y por supuesto, son mis normas. Si no te gustan, ve al bar de al lado, por mi perfecto, algo en lo que Jaime (@jaimenovoa) y yo estábamos muy de acuerdo. El caso de Apple es para mí exactamente idéntico.

No soy para nada fanboy de Apple, cuya filosofía encuentro más que discutible en muchos apartados. Pero sí soy fanboy de proteger lo mío, siempre dentro de los límites de la legalidad. ¿Me gusta la censura de Apple en su tienda de aplicaciones? No. ¿Me parece bien que quieran controlar toda la experiencia de usuario coartando las opciones? Jamás, aunque se la excusa perfecta para el ‘just works‘. Pero en lo que sí que estoy totalmente de acuerdo es que Apple ha establecido unas reglas para poder entrar en su juego. En su Scattergories. Si no te gustan, no juegues. Juega al Risk. Por ejemplo.

Actualización (15/04/2013): Antonio ha complementado su post en Xataka con otra reflexión, esta vez en Error 500.

Disclaimer: Soy co-propietario de una cervecería 100 Montaditos en Pozuelo de Alarcón.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Es mi Scattergories

  1. Bueno, bueno…

    aquí un apunte para intentar fijar mi argumento. Apple con app store no tiene un bar, de acuerdo, el ejemplo del bar es para reflejar que la actividad comercial está regulada y que eso es en beneficio de todos

    si apple fuese un bar sería más bien un mercado, dado que ellos sí han dicho a otros que vayan allí a vender sus cosas, sus cds y abalorios. De hecho sólo hay dos bares relevantes en esa “ciudad” (siguiendo la analogía) que es el mercado móvil y el suyo es que el mueve más negocio, algo que ellos mismos insisten en repetir

    la legislación y vigilancia que requieren las plataformas tecnológicas, desde luego, no son las mismas que los bares. De hecho varias regulaciones que “sufre” Apple nos vienen muy bien: las normativas de seguridad que deben cumplir sus dispositivos o la garantía que nos tienen que dar cuando los compramos

    es por eso que me extraña está fijación anti regulatoria y una postura que al final resulta ultra liberal, las instituciones que a fin de cuentas representan a los ciudadanos deben dejar en paz a las megacorporaciones para que estas impongan sus condiciones es lo que al final se concluye de muchos argumentos “no intervencionistas”

    para mi la intervención de la UE es un mal menor, si Apple no quiere ser regulada tiene opciones, y la de prohibir y expulsar a tantos actores no es el mejor camino

    • La analogía de los mercados está bien, y está claro que no hay tantas plataformas móviles como bares (Dios nos libre), pero en este caso concreto yo no veo que Apple haya hecho nada mal ni anticompetitivo: está protegiendo su fuente de ingresos siguiendo las normas que ella había establecido para sus usuarios y partners.

      Esas normas (no me hagas la competencia en lo que hago, o te echo) podrían ser discutibles en otros aspectos, pero yo, al menos, haría lo mismo que Apple si estuviera en su pellejo. Que no me toquen mis fuentes de ingresos desde dentro. Así que lo de que la UE entre a regular en ese apartado me parece exagerado, la verdad.

      • Sobre el caso concreto, es curioso, pero yo hago la lectura contraria: nadie entra en el negocio de Apple (vender dispositivos) ni le resta ventas, siquiera menos ingresos de aplicaciones… es más bien Apple quien sojuzga otro mercado sobre el que tiene control merced a su gran cuota en el de fabricantes

        de hecho, parece que se da por hecho que por tener la plataforma y fabricar el terminal, Apple ya puede tener el monopolio de la comercialización para ellos, lo cual ya es un salto que habría que valorar por cierto

  2. Oletros dice:

    “Pero es que lo de AppGratis es peor.. Es como si dentro de mi local alguien se pusiera a vender sus pinchitos y a tirar cañas aprovechando mis grifos”

    ¿Me estás diciendo que alguien con un dispositivo iOS puede comprar la aplicación fuera de la Apple Store? Apple se va a llevar exactamente la misma pasta cuando compre una aplicación directamente o la compre porque Appgratis me la ha recomendado, por mucho dinero que el desarrollado les haya pagado a ellos.

    Diría que no y que tu analogía no se coge ni con pinzas y que estás bastante perdido en el tema

    • Mr P dice:

      Parte del negocio de Apple son las apps promocionadas, si esta aplicacion lo que hace es cobrar para promocionar alguna app está haciendo lo mismo que apple.

      Vender apps es sólo una parte del negocio (la más lucrativa supongo) pero hay una larga cola de posibles vías de obtener ingresos que apple no quiere perder.

  3. Pingback: Internet, tecnología, liberalismo y desconfianza en las instituciones - Error 500

Comentarios cerrados