Tecnología

Leap: La tecnología que dejó en ridículo a Kinect

·

Recuerdo que cuando Microsoft anunció Kinect (que se había conocido durante bastante tiempo como Project Natal) todo parecía asombroso en esta tecnología. El sensor cuenta con varias cámaras que registran todos los movimientos del jugador para copiarlos y trasladarlos a los videojuegos e incluso a aplicaciones serias. De hecho esos inicios lúdicos de Kinect pronto contrastaron con un lado más ambicioso, que era el de convertir a Kinect en parte de aplicaciones muy serias y muy prometedoras aplicadas a campos como la medicina.

Y sin embargo, Kinect es en mi caso un dispositivo decepcionante, porque la promesa de ofrecer mayores posibilidades que las de la Wii o la PS3 apenas se han cumplido. Los juegos para Kinect son en su mayoría una copia de los que habían aparecido para la Wii (de hecho, sospechosamente iguales), y parece que Microsoft no ha sabido o no ha podido aplicar esa potencia en juegos mucho más ambiciosos. La última y lamentable demostración de este hecho ha sido Kinect Star Wars, un juego que parecía que nos convertiría en caballeros jedi virtuales, con un control del sable láser y de «la fuerza» que prometía, como en los vídeos promocionales.

Creedme: esa ilusión desaparece a los 5 minutos de una forma muy, muy triste. Kinect parece cumplir de forma modesta para juegos tipo Kinect Adventures y Kinect Sports, pero no os esperéis que los juegos para Kinect vayan mucho más allá. Algo decepcionante para quienes esperábamos quizás de forma algo ingenua que Microsoft realmente hubiera dado un paso más en el mundo de los videojuegos. Kinect, la Wii y PlayStation Move son simplemente más de lo mismo. Puede que Kinect tenga cierta ventaja tecnológica -algo que se corresponde con su precio- pero al menos de momento dicha ventaja no se rentabiliza para los jugones serios.

Hoy esta decepción ha quedado más patente cuando he visto una de esas cosas que raramente me sorprende en el mundo de la tecnología. Se trata de Leap, un desarrollo que probablemente tenga sus desventajas, pero que a primera vista parece estar a años luz de Kinect. La precisión del sistema es increíble, y si todo va como parece tendremos pruebas reales del comportamiento de Leap a principios de 2013. Las posibilidades parecen más reducidas en algunos apartados (Leap solo reconoce las manos, no todo el cuerpo), y no tengo claro que Leap sea aplicable a muchos juegos, pero desde luego la pinta que tiene es… brutal. Vídeo tras la pausa.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

2 comentarios en “Leap: La tecnología que dejó en ridículo a Kinect

Comentarios cerrados