Tecnología

Mamá, de mayor quiero ser jugador profesional de DOTA 2

·

Era el año del señor de 2003. Mi vida era mucho más tranquila que ahora porque aún vivía con mis padres, así que tenía tiempo sobrado no solo para terminar la carrera y trabajar en PC Actual, sino para jugar. Un montón. Y si había algún juego al que jugara en aquella época, era al Top Spin en la Xbox original.

Aquel juego me conquistó por completo y dedicaba horas y horas por la noche a ganar torneos y mantener ese número uno virtual. No jugaba online, pero la máquina tenía un nivel y una IA realmente buenas, así que la tensión era fantástica. Pero había un problema, claro: que mi padre no veía con buenos ojos que un treintañero (recién estrenada la década) se dedicara a los jueguecitos. No llegaba a decir nada, algo que le honra. Solo me echaba miradas. De las suyas. Temibles.

Aquello no sirvió de mucho, quizás porque ya sabía cómo capear el temporal, así que seguí jugando, y en noviembre o diciembre de aquel año Microsoft organizó un torneo para jugar a la Xbox para prensa. Lo había hecho desde hacía un par de años, y los premios eran de aúpa. Lo que molaba era que no se sabía nunca el juego al que había que competir, pero de todos modos nos apuntamos unos cuantos de la revista.

esports

No es un concierto de los Rolling. Es un torneo de League of Legends.

Voy a parecer un fantoche, pero cuando entré por la puerta del local y vi que el juego de la competición era el Top Spin, supe que aquello estaba hecho. Pero claro, miré el premio y me entró un poco el tembleque. Un viaje a Nueva York de 5 días con vuelo y hotel pagados. Ahí es nada.

Obviaré el desarrollo de la noche, en la que me acompañó mi gran amigo Juanky, pero el caso es que gané aquel torneo después de 7 u 8 rondas y cerca de 6 o 7 horas allí. Terminó como a las 2 de la madrugada, pero daba igual, porque el resultado fue espectacular. Presumí mucho al día siguiente en la revista pero la historieta también ha animado más de una charla con cervezas, pero eso no fue lo que más recuerdo de aquello. Lo que más recuerdo es que medio en broma medio en serio mi padre me dijo algo tipo “pues va a resultar que jugar a la consola sirve de algo“. Con una de sus otras miradas, y sobre todo, con una de sus medias sonrisas. Esas que ahora echo tanto de menos.

Mi padre, como en tantas otras cosas, tenía más razón que un santo. Lo de jugar a la consola resulta que le ha servido de mucho a bastante gente. Pero es que le va a servir de mucho más a mucha más gente.

Es justo lo que comentaba hoy con un amiguete que me enviaba un enlace a un artículo de El Mundo. Paso de enlazar que aquí con AEDE hemos topado, pero podéis buscarlo por el título: “Cómo hacerse millonario jugando a la consola“. El título no es del todo acertado, pero lo cierto es que en esencia comunica bien la idea del texto: la de que hoy en día empieza a ser factible ganar un dineral jugando a videojuegos.

Lo comentaba en el pasado y ese artículo –como este de 2010 en el que ya hablaba del tema, ojo porque ser gamer profesional no es moco de pavo- es un fiel reflejo de la situación: el segmento de los eSports está al alza, y de hecho es muy probable que este solo sea el principio de un fenómeno que no sé muy bien a qué puede llegar. Hoy los ídolos son futbolistas. Mañana podrían muy bien ser jugadores profesionales de League of Legends,  o DOTA 2. A saber.

Así que si sois de mi quinta id enfrentándoos a esa realidad. La de que quizás nuestros hijos -puede que la cosa tarde un poco más, pero no demasiado- ya no coleccionen cromos de la Liga, ya no tengan una extraescolar de baloncesto o ya pasen deir lunes y miércoles a entrenamiento de fútbol y sábado a jugar. Puede que ya no quieran ser como Messi o Cristiano (o los que les sucedan).

twitch

Igual sus nuevos ídolos pasan de darle patadas a un balón a aporrear un teclado y manejar un ratón como nadie. Teniendo en cuenta cómo están funcionando los eSports estando en pañales, o lo que mueven servicios como YouTube y Twitch en el ámbito de la retransmisión en directo o en diferido de partidas de todo tipo de juegos, o las cifras que la industria del videojuego genera en general (en 2013 35.900 millones en la industria del cine, 70.400 millones los videojuegos) yo lo tengo bastante claro.

Como mi padre, supongo, cuando esbozó esa media sonrisa. Qué crack.


Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar. Significa mucho más de lo que imagináis. ¡Gracias!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

12 comentarios en “Mamá, de mayor quiero ser jugador profesional de DOTA 2

  1. zero dice:

    Los tiempos van cambiando, es innegabla la tendencia respecto a los eSports, tanto su práctica como su consumo por medios de plataformas como Youtube o Twitch. Sin embargo hay que acotar algo, como cualquier deporte competitivo, jugar a nivel profesiona implica dejar de “disfrutar” el juego como tal, y centrarse en perfeccionar habilidades, mejorar estadísticas, subir de rank, con la consecuenta presión que eso conlleva.
    Actualmente estas grandes competencias principalmente se dan en Corea y EEUU pero llegará el día que las compentencias y ligas de eSports se hagan tan extendidas como las actuales ligas de fútbol, baseball etc.

    • Dudo mucho que los jugadores profesionales de DOTA 2 y demás disfruten del juego. Cuando uno se profesionaliza -en cualquier terreno- lo lúdico queda normalmente olvidado.

      Por eso yo soy un privilegiado. Me encanta escribir, me lo suelo pasar pipa haciéndolo, y me pagan por ello. Ole.

  2. pablo dice:

    Una vez más voy a parecer un tio extraño, pero os cuento:
    con mis 63 tacos, jubilado desde los 55, buen lector y observador de la vida, sendas carreras en Ingenieria Industrial y Filosofía. ……. llevo jugando al LOL 6 años!!! Así, como suena.
    Por ello confirmo absolutamente el artículo de Javi. Los eSport no han hecho más que empezar.
    y lanzo una idea ya que a mí me pilla perezoso. Montad una cadena de locales de ocio donde tomar una cerveza y echar una partida con amigos, o bien tomar una copa disfrutando de la que echan otros en directo o por TV, sea posible y tendreis el éxito garantizaado. Alguien lo va a hacer. Al tiempo. Hay multitudes esperando pasar un buen rato más allá de su propia pantalla. Yo el primero.

    • Qué bueno Pablo, estás hecho un crack! 🙂 Lo de los bares combinados con recreativas está en marcha en Estados Unidos, aquí tienes un enlace con un reportaje que hicieron en Bloomberg sobre este fenómeno. Y estás en lo cierto: lo de pasar buenos ratos delante de la pantalla en compañía tiene futuro, parece.

      Un abrazo!

  3. pablo dice:

    Interesante artículo, Javi. Buenos locales para jugadores nostálgicos.
    Pero yo voy más allá : LOL, Dota2 y el resto de estrellas de eSports tienen millones de usuarios, me incluyo, con dificultad para incorporarse a equipos, o simplemente son “tímidos digitales”.
    Qué tal acercarse a un local agradable, pedir un gintonic y sentarse delante de un monitor a echar una partidilla con otra gente a la que le apetece lo mismo? Es o no es éso socializar?
    Y asistir a una final europea por streaming en compañía de los aficionados de tu ciudad tomando una cerveza con todo el ambiente que aporta un buen local?
    Ahhhhh si me pillara con 30 años menos….
    Bus socios!!

  4. Juanky dice:

    ¡Qué recuerdos, Javi! Yo conseguí superar solo dos o tres rondas, así que a partir de ese momento volqué mi atención y mi ánimo en ti. Y mereció la pena. Me alegra mucho haberte acompañado hasta el final porque de lo contrario me habría perdido tu pequeña proeza 😉 Tengo grabado “a fuego” que contra ti en Top Spin y Dead or Alive 3 no tengo nada que hacer 🙂

Comentarios cerrados