Tecnología

El teléfono ya no es lo que era

·

Mis facturas telefónicas están encogiéndose. No, lamentablemente no en el coste. Me refiero a que se están haciendo más cortas. Hace poco encontré una vieja factura de hace una década. Era una factura de 15 páginas de extensión, porque en aquel momento hacía un montón de llamadas -cerca de 20 llamadas internacionales al día. Hoy mis facturas son como mucho de dos o tres páginas“.

Así comienza un impresionante artículo de Clive Thompson -con blog propio, algo descuidado, aquí– de la revista Wired del mes de agosto de 2010, en el cual este redactor reflexiona sobre el sentido práctico de las llamadas telefónicas hoy en día cuando las comparamos con otros medios de comunicación digitales que se han vuelto imprescindibles para nosotros. Y no le falta razón en una de sus conclusiones: el teléfono molesta.

Así es. “El teléfono no proporciona información sobre nuestro estado“, aclara el autor, “así que estamos constantemente interrumpiendo a la otra persona. Las otras herramientas a nuestra disposición son más corteses“.

Cierto.La mensajería instantánea nos permite saber el estado de uno de nuestros conocidos, de forma que si tiene un aviso de que está ocupado es mejor esperar a otro momento para contactar con él. Y es lo que podría hacer que el teléfono perdiese parte de su sentido como medio de comunicación. Pero no todo. A ver quién es el guapo que le dice a su madre que está ocupado sin crear un conflicto familiar apocalíptico.

El artículo de Wired -para mí, la mejor revista de tecnología existente hoy en día, y he visto unas cuantas- continua explicando como todo está cambiando gracias a esas nuevas generaciones que nacen prácticamente con el móvil y el ordenador pegados al culo.

Dios nos libre de lo que nos espera con semejante quinta -de todo hay, cierto- pero de momento lo que está claro es que los móviles cada vez les van menos como herramienta de comunicación por voz (las conversaciones son cada vez más cortas, casi como SMS hablados), y más como soluciones para conectarse a redes sociales, mandar corrreos electrónicos y, cómo no, para hacer gilipolling.

Lo explica muy bien Thompson:

This generation doesn€™t make phone calls, because everyone is in constant, lightweight contact in so many other ways: texting, chatting, and social-network messaging. And we don€™t just have more options than we used to. We have better ones: These new forms of communication have exposed the fact that the voice call is badly designed. It deserves to die.

En ciertos (muchos escenarios), tiene toda la razón. Hoy tenemos mejores opciones, en todos los sentidos, y aunque la voz sigue siendo más directa para otros tantos casos, los teléfonos interrumpen, molestan -que se lo digan a los currantes y estudiantes que tratan de concentrarse sin éxito- y, además, son demasiado directos para ciertos escenarios. De nuevo, a ver quién es el guapo que le dice a la parienta que hay algo que estábamos haciendo antes de que llamase, y que querríamos seguir con ello. Miedito me da.

Personalmente no me gusta hablar por teléfono. Uso el móvil lo justo y necesario -que en mi caso, es muy poquito- y observo con una mezcla de compasión y admiración a toda esa gente que por trabajo o por ocio vive pegada al móvil. Vale que hay situaciones en las que no hay otra e incluso otras en las que se demuestra su fantástica utilidad como medio de comunicación, pero como todo, el teléfono hay que usarlo en su justa medida.

Por cierto, aquí podéis encontrar el artículo en perfecto inglés. La imagen de cabecera se llama “Phone me …” y ha sido creada por Epaflehien.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Licencia Office 2016 Professional Plus: si queréis tener la suite ofimática funcionando sin historias, atentos porque en eBay venden licencias a 3,35 euros. Son tan baratas, supongo, por algún tema de licencias de volumen o para desarrolladores.
  • Huawei P20 Pro: el telefonazo del momento con esa cámara triple que a mí me tiene alucinado. Ya asbéis pantalla de 6,1 pulgadas casi sin marcos, Kirin 970, 6 GB  / 128 GB y la citada triple cámara en la parte posterior. Brutal. En Tuimeilibre lo tenéis a 749 euros con el cupón weekp20ro.
  • Kindle Paperwhite: el lector de libros electrónicos de Amazon con pantalla retroiluminada está a 99,99 euros en Amazon (con ofertas especiales, que podéis desactivar gratis con este truco).
  • Nintendo Switch: una consola diferente y que está petándolo: la tenéis a 279,99 euros en eBay, precio bastante chollo.
  • Xiaomi Mi 6 64 GBmi móvil personal está a precio increíble: 263,81 euros en JoyBuy para el modelo azul. Eso sí, es la versión china que tendréis que rootear para luego instalar la ROM internacional disponible tal y como explican aquí. Si no os queréis liar tanto, lo tenéis a 308,59 euros en GearBest en color azul. Si lo queréis en negro lo tenéis a 356,20 euros en GearBest. También tenéis la versión “oficial” que venden en España y que está a  424 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Air 13: un portátil que me encantó cuando lo probé y que recomiendo constantemente. Es la versión con el Core i5-7200U, 8 GB de RAM, 256 Gb de capacidad y lector de huella (sin la GeForce MX150, eso sí, pero aún así muy chulo). Está a 658,27 euros en GearBest.
  • OnePlus 5T: los telefonazos de OnePlus llegan por fin a las tiendas chinas con precios más atractivos si no os importa tanto el tema garantía. El precio chollo ahora mismo es el de los 359,74 euros de JoyBuy (con ROM china, tenéis que rootear, aquí más info). El modelo con 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad está a 428,02 euros en JoyBuy. En ambos casos te llega con la ROM China, pero como explican aquí el proceso para dejarlos con la ROM adecuada son fáciles.
  • PC Gaming Medion S91: con un Core i7-6700, 8 GB de RAM, 1 TB de disco y una GTX 1060, configuración decente para sesiones de gaming simpáticas: lo tenéis a 699 euros en Amazon (39% dto). Una versión algo más barata y modesta es el Medion Akoya P4606 D con un Core i5-7400, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD y 120 GB de SSD y una GTX 1050 por 529 euros en Amazon. Casi más interesante esta última, la verdad, aunque en gráficos perdemos.
  • Huawei Mate 10 Lite: un móvil interesante por su pantalla de 5,9 pulgadas con formato 18:9 casi sin marcos. Su Kirin 659 está acompañado de 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad y una cámara dual de 16 MP muy llamativa, todo por 260,67 euros en Amazon. Buen gama media, pardiez.
  • Humble Bundle Game Studies: relacionados con el mundo de los videojuegos tiene una pinta fantástica. Por 15 euros te los llevas todos, incluidos estos con la historia de la NES/SNES, la Wii o las consolas Atari. Yummy. Los tenéis todos aquí.
  • Humble Strategy Bundle: y si sois de juegos de estrategia, por 0,81 euro el ‘Company of Heroes 2’ además de otros tres, si pagáis los 9,69 euros tenéis 10 juegos en total, entre ellos ‘Endless Space 2’ y ‘Tooth and tail’. Los tenéis por aquí.
  • Xiaomi Notebook Pro: el súper portátil de Xiaomi con pantalla de 15,6 pulgadas, un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad y la GeForce MX150 está a 795,30 euros en Gearbest (envío desde China).
  • Unidad SSD Kingston SSD A400: 120 GB de capacidad para una buena unidad (500 MBps en lectura, 320 MBps en escritura) que cuesta 34,12 euros en Amazon (41% dto), nada mal. La unidad de 240 GB está aun mejor, a 59,00 euros (45% dto.). Si queréis aún más, atentos a la SanDisk Ultra de 500 GB por 123,48 euros en Amazon.
  • Monitor HP Omen 25: opción interesante. Es un 24,5 pulgadas 1080p con frecuencia de hasta 144 Hz y está a 238 euros en Amazon, un 20% de descuento.
  • Sharp Aquos S2: un móvil curiosillo, la verdad: 5,5 pulgadas sin apenas marcos en la parte superior, marco inferior con sensor de huella, Snapdragon 630, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, NFC, cámara dual (12+8 MPx), todo por 123,22 euros en Joybuy. La verdad, sorprendente y no se porta mal según este análisis.
  • Xiaomi Mi Mix 2: acaba de salir el 2s, pero el modelo del año pasado sigue siendo simpático aunque no tenga doble cámara. Por lo demás, bastante bestia: Snapdragon 835, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, pantalla casi sin macos de 5,99 pulgadas. Todo por 356,71 euros en Banggood. La otra opción es comprarlo en Amazon por 399 euros con envío rápido y garantía de aquí.
  • Pendrive Sandisk Ultra Dual: súper compacto y con conector MicroUSB y USB-A para conectarlo al ordenador o al móvil. El modelo de 32 GB está a 9,09 euros en JoyBuy, pero también tenéis el de 64 GB (15,70 euros, es el que yo elegiría), 128 GB (30,59 euros, otra buena opción) o ya el más bestia, el de 256 GB (63,67 euros).
  • Xiaomi Redmi 5 Plus: un señor teléfono con Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad y una pantalla 18:9 como los más chulis. La cámara de 12 MP tampoco está mal, pero lo mejor, como siempre, el precio: 147,73 euros en GearBest. La versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 162,49 euros en GeekBuying.
  • iPhone X: el súper teléfono de Apple está algo más barato en esta tienda que ofrece las dos versiones: la de 64 GB por 879 euros con el cupón Iphonedeals64 y la de 256 Gb por 1039 euros con el cupón Iphonedeals256, casi 300 euros más barato que el precio oficial.
  • Xiaomi Mi A1: atentos que el smartphone chollo de la temporada está a 147,18 euros en AliExpress en oferta destacada. Es la versión en color negro con 4 GB de RAM y 32 GB de capacidad con su doble cámara y su Snapdragon 625.
  • Monitor Gaming AOC G2460FQ: un monitor de 24 pulgadas con resolución 1080p pero que destaca por soportar frecuencias de hsata 144 Hz, brutal. A este precio, más: 199 euros en PC Componentes.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

5 comentarios en “El teléfono ya no es lo que era

  1. Para hablar con mi mujer o para el trabajo aún lo necesito.

    Y usar clientes de mensajería no está mal, pero tardas más en decir las cosas y te termina llevando más tiempo.

    Aunque es cierto que cada vez lo uso menos y mis conversaciones personales son más cortas, pero también porque trabajo demasiado y la verdad es que no tengo muchas ganas ni cosas que contar. (Como me pasa con el blog últimamente)

  2. Pingback: El teléfono ya no es lo que era

  3. freax dice:

    Es que justamente ese es el valor del teléfono para algunos, una herramienta despótica que obliga a otros a atender aunque estén ocupados o haciendo algo mucho más importante.
    Siempre me ha molestado el teléfono por eso, uno no puede decir cortesmente “llámeme en 15 minutos”, pues está visto como el peor de los descaros.
    Casi inconscientemente nos parece que alguien que llama no puede esperar, y atendemos porque suponemos que puede ser una llamada importante. ¿Cuántas de esas llamadas serán importantes u oportunas?
    Vaya uno a saber

  4. Ricardo dice:

    Nos hemos acostumbrado a usar el telefono (fijo o movil), solo tiene importancia funciones extra que ni el mismo Bell imaginó,

    Thompson se refiere a USA, porque al menos en mi pais, era muy raro recibir o hacer llamadas varias veces al día como hoy en los 70s (por el coste del servicio gracias al monopolio de entonces), a finales de los 80s solo los adolecentes usaban el telefono por horas, el telefono movil surgió solo para ejecutivos, pero se ha masificado tanto que pierde su funcion primaria

Comentarios cerrados