Tecnología

ThinkPad: invivibles, pero insustituibles

·

Nunca he sido fan de los ThinkPad de IBM/Lenovo (¡tecla Windows, tecla Windows!), y sin embargo tampoco puedo evitar pensar que sin ellos la informática portátil no sería lo mismo. De hecho, es a IBM -al menos a posteriori- a quien debemos uno de los inventos más odiados/amados a partes iguales en el segmento de los mandos de control: el «clítoris«.

Cuando el primer IBM ThinkPad se presentó en 1992 se convirtió al instante en un éxito. Su pantalla ¡a color! de 10,4 pulgadas, su disco duro de 120 Mbytes, su procesador Intel 486 y su sistema operativo, Windows 3.1, lo caracterizaban como uno de los mitos de la industria. Y curiosamente, tenía algo que muy pocos habían visto: una especie de curioso botón rojo en medio del teclado. ¿Qué era aquello?

ThinkPad 700

Pues como explican de manera fantástica en OSNews, ese ThinkPad 700  fue el primer portátil en incluir el llamado TrackPoint, el puntero que se hizo tan famoso que IBM estableció que el color del punto de la i en la palabra «ThinkPad» fuera de color rojo desde ese momento.

En realidad el TrackPoint no era un desarrollo de IBM, sino de la empresa que también inventó la interfaz gráfica de usuario. El célebre Xerox Palo Alto Research Center y su ingeniero Ted Skelter fueron los artífices de ese sistema de control del ratón, que en principio asustó a los directivos de IBM hasta que Jim Cannavino, director general de la división de sistemas personales, se dio cuenta de que aquello tenía futuro.

thinkpad

Ese sería el nacimiento del fantástico clítoris, un sistema de control que en mi opinión superaba claramente a los TouchPad actuales. Y digo «superaba» porque la inclusión de características multitouch ha invertido las reglas del juego, y ahora estos dispositivos integrados en portátiles son mucho más válidos… y si no que se lo digan a los usuarios de los nuevos MacBooks, que disfrutan de TouchPads enormes y con todo tipo de prestaciones extra.

Sin embargo, ese tipo de control ha sido aprovechado por millones de usuarios en todo tipo de portátiles, e incluso el debate Touchpad vs TrackPoint ha merecido uno de esos ingeniosos posts de mi admirado Jeff Atwood.

Recuerdo perfectamente cómo siempre trataba de acostumbrar a mi padre a usarlo en su X30 -que llegó tras unos cuantos modelos previos, ya que él sí era fiel al ThinkPad por su trabajo- con una sola mano, pero él se empeñaba en mover el puntero con la mano derecha, y dejar la izquierda para los dos botones del ratón, con el consecuente retraso para devolver la mano al teclado… Pero eso no le importaba. Ays 🙁

ThinkPad X200

¡Los modernos Lenovo ThinkPad X200 siguen conservando el TrackPoint!

Con todo y con eso, el clítoris sigue estando presente en los actuales ThinkPad de Lenovo, así que la sucesora de IBM no se ha olvidado de este singular asistente de nuestras sesiones de trabajo y ocio con el portátil.

En el artículo de OSNews dan más datos sobre el origen de la palabra ThinkPad -que no gustaba nada tampoco a los de IBM, y mira dónde han llegado- pero la historia está aún más detallada en un extenso artículo de Peter Golden, redactor de eWeek. Para más datos sobre la diferente evolución de los modelos del ThinkPad, deberíais echarle un vistazo al fantástico wiki llamado -como podía ser de otro modo- ThinkWiki, y que detalla las especificaciones de todos esos míticos modelos.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “ThinkPad: invivibles, pero insustituibles

  1. jj dice:

    Siempre odié el dichoso trackpoint: el touchpad me parece infinitamente más cómodo y ahora con las virguerías que se pueden hacer (en Mac sobre todo) ni te cuento.

    En mi empresa durante años no hemos comprado portátiles IBM simplemente por el dichoso clítoris.

  2. Joan dice:

    Yo tenia un TrackPoint en mi portatil Fujitsu y lo prefiero a mi actual touchpad. Odio que el raton se mueva cuando paso la mano por el touchpad. No me compensa las nuevas funciones que proporciona, siempre lo desconecto y enchufo un raton usb, algo que con el Trackpoint no me pasaba.

  3. Yo soy un fiel del «clitoris» me parece infinitamente mas comodo y además no coge esa molesta sensibilidad que coje el Touchpad con el uso (a la mas leve presión hace click).

    Además, tan malo no sera cuando se ven en otros modelos de portatiles.

    Yo lo recomiendo, al principio parece un poco dificil de usar, pero despues no tiene adversario… salvo el ratón externo claro.

  4. Javier dice:

    Pues yo sigo con un portátil equipado con un Pentium-M simplemente por la comodidad que me supone el trackpoint. No he visto portátiles actuales y de un precio razonable que integren esta maravilla tecnológica.

    He llegado a la conclusión de que lo que suele gustar más, son las cosas más obvias, lo que con solo mirarlo ya te gusta, o lo sabes manejar o es muy fácil. El trackpoint, al tener un funcionamiento tan diferente al del ratón, al principio puede parecer «difícil» de manejar, pero una vez que se utiliza un poco, uno se da cuenta de la comodidad que supone no tener que levantar la mano del teclado para mover el puntero.

    Estoy seguro de que si hubiera existido el trackpoint antes que el ratón, la gente pensaría que el ratón es algo raro de manejar y no verían con buenos ojos tener que levantar la mano del teclado para tener que manejar el ratón.

    Jamás uso ratón externo cuando utilizo el portátil, ni lo quiero. Y si existieran teclados para PC con trackpoint, lo compraría inmediatamente y sólo utilizaría el ratón para tareas muy concretas.

  5. Pingback: Presentado en Japón el teclado de la PS3 - Gizmodo ES - The gadgets weblog

  6. Pingback: Presentado en Japón el teclado de la PS3 |

  7. diginom dice:

    A mi me encanta la gran facilidad que da mover el clítoris con solo un dedo en todas direcciones: mi novia lo disfruta todas las noches y yo soy feliz cuando la veo sentir tanto placer… ehh momento: es de eso que hablan aca verdad? digo…

Comentarios cerrados