Tecnología

Es mi libertad de expresión y me la llevo

·

Ayer Twitter y Facebook bloquearon las cuentas de Donald Trump en estas redes sociales. En Twitter indicaron que el expresidente (ahora sí) había violado su política de Integridad Cívica. Facebook hizo un movimiento inicial idéntico tanto en esta red social como en Instagram. Resultado: Trump no podría publicar durante 12 horas (Twitter) y 24 horas (FB e IG).

Ahora el veto a Trump se está volvieno viral. El mismísimo Zuckerberg anuncia que extienden ese veto las próximas dos semanas en FB e IG con el objetivo de que Biden coja el testigo «pacíficamente» y sin potenciales mensajes que «provocarían más violencia». Shopify le quita la tienda, y YouTube también podría vetar su canal, algo que ya ha hecho Twitch. Y caerán más porque, total, ya no será presidente y no podrá hacerles (tanto) la puñeta.

La medida ha desatado la polémica porque convierte (una vez) más a estas plataformas en jueces y jurados. En ministerios de la verdad y de lo correcto. Si usas nuestro servicio —parecen decir más alto que nunca— y no nos gusta lo que dices, a cascarla.

Yo retuiteaba la noti de Verne a primera hora y enseguida me respondía el bueno de Román Ramírez, con el que mantener una conversación siempre te enseña muchas cosas. Yo, que soy muy fan de perder discusiones si me dan argumentos potentes, he estado muy cerca de perder esta. O la he perdido, la verdad.

Mi argumento es fácil. Me molesta lo que dice Trump, así que lo que han hecho Twitter y Facebook, lo reconozco, me parece estupendo. Ojalá lo hubieran hecho antes, pienso. Ojalá no dejaran a este tipo hablar más que en OK Diario o en Telecinco. Ojalá todos los demás le ignoraran y le ignoráramos. Ese rollo, ya me entendéis.

Supongo que en cierto modo Román está conmigo en lo primero: se alegrará un poco de que alguien le tape la boca a un tipo que no para de decir burradas. Que además no solo son eso: son burradas peligrosas. El problema, como dice Román, es que lo que han hecho Facebook y Twitter es, al fin y al cabo, limitar la «libertad de expresión, un derecho fundamental».

Todos (hemos sido unos cuantos, incluidos el abogado Sergio Carrasco) nos hemos puesto como locos a rebatirle. Yo el primero, ojo. La mayoría íbamos con el argumento fácil: Twitter y Facebook son empresas privadas con sus propios términos de uso: si no te gustan, no los uses. Y si los violas, estás expuesto a que tomen medidas al respecto.

En pocas palabras: es mi Scattergories (el de TW y FB) y me lo llevo.

Ellos hacen y deshacen, y si hay algo que no les gusta, se lo cepillan. Esto no es algo que hagan solo ellos, claro. Ha sido tema polémico desde hace tiempo, y lo hemos visto en el pasado en YouTube —que banea usuarios normales, pero dejó durante años que gentuza publicara vídeos aterradores para niños en YouTube Kids— o Reddit, que tras los problemas con Ellen Pao empezó a hacer un poco más de limpieza —la libertad de expresión empezaba a ser un problema para el sitio que más la defendió durante años— y en junio baneó un montón de subreddits violentos y racistas. Ha habido también baneos similares por «discursos del odio» en Spotify, y por supuesto en Apple, que de libertad de expresión va algo justa: hace poco estuvo a punto de banear una app de su App Store por que se llamaba «Amphetamine» (mensaje para su creador: «alma de cántaro, ¿a quién se le ocurre?»).

Lo cierto es que yo soy bastante borreguito en esto. Entiendo (desde mi pedestal de rectitud y ética impoluta, ya sabéis) que si alguien monta un chiringuito privado, pone reglas para que la cosa vaya por los cauces que él quiere que vayan. No voy pintando de graffitis los bares en los que entro ni llamando de todo al dentista que me hace la limpieza dental porque (aparte de que no soy así) sé que hay ciertos límites que uno no debe traspasar moral y éticamente en sus comportamientos sociales.

Pero para Román al final lo que hacen todas esas plataformas con sus términos de uso y sus EULA (End User License Agreement) es limitar algo que ellos no pueden limitar, porque quien lo puede hacer es un juez. A mí me encantaría que un juez pudiera asumir una tarea así: «oiga, su señoría, que Donald ha dicho una burrada». Y que el juez dijera: «uy, muy mal, vétenle ustedes un par de semanas». Aunque eso debería ser la forma de hacerlo, imaginad que Twitter o Facebook tuvieran que llamar a un juez cada vez que quisieran vetar a alguien: los jueces se morirían emitiendo órdenes de baneo y tratando de ponerle puertas al campo. Es, a mi modo de ver, impracticable. Como lo de controlar las noticias falsas.

Por eso creo que al final tenemos las redes que nos merecemos. Cedemos el control pensando en que quienes lo sostienen van a hacer un buen trabajo, pero inevitablemente habrá situaciones en las que ese trabajo que hacen nos parezca una castaña. Facebook (y Twitter) tenía que haber hecho mucho antes eso con Trump, podrían decir algunos, pero lo mismo podría decirse de otras tantas personas que han dicho burradas (o lo que para mí lo son) y que siguen campando a sus anchas por los foros del mundo. Por dios, mirad los comentarios de Xataka: la dimensión es en comparación minúscula, pero hay mucha gente tóxica ahí, como en cualquier foro o gran medio de comunicación.

Sergio y Román lo debatían mientras yo me tomaba un chocolate y los restos de roscón té (que empiecen los juegos del hambre), y lo cierto es que solo ver los puntos de vista quedaba claro que esta cuestión es muy, muy compleja.

Creo que ambos tienen razón. Creo que Twitter y Facebook no deberían censurar contenido ni vetar a nadie, pero también creo como Sergio que todo tiene límites. «¿Quién pone los límites?», preguntaba Román. Pues ahí está claro que es el proveedor de servicio el que decide hasta dónde se puede tensar la cuerda. Que lo haga mejor o peor es otro tema, y como decía este experto en ciberseguridad, una de las posibles soluciones es permitir que veten, pero multar si lo hacen mal. Luego, claro, hay que saber quién decide lo de la multa y si realmente lo hicieron mal. Más movidas.

Como decía yo al final, para mí este tema es el reflejo de una de esas (muchas) situaciones en las que no hay buena solución. O al menos, no una solución práctica. ¿Qué tenemos por tanto? La solución menos mala. O una de las menos malas, al menos.

Dicho lo cual debo deciros que en Incognitosis, diga lo que diga Román, pasa como en Twitter o Facebook. Soy muy poco amigo de dejar que trolls y gente tóxica participe activamente en los comentarios, y tengo una tolerancia muy baja a ese tipo de historias. Es mi casa, y la quiero limpita de esas cosas. Y si no os gusta, pues ale. A pastar con Donald. ¿Estoy limitando la libertad de expresión de la gente con esa actitud?

Pues claro. Por que su libertad de expresión llega justo hasta donde está la mía. Luego la mía sigue y gana.

Al menos, en estos lares.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas —la mayoríarealm (si no todos) de los enlaces son afiliados— casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • ASUS VivoBook 14 K413EA-EB362T: un portátil de 14 pulgadas Full HD con un Core i5-1135G7, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Intel Iris Xe Graphics, Windows 10 Home, está a 579 euros en Amazon (baja de 749).
  • Microsoft Surface Laptop Go: Ordenador portátil 2 en 1 de 12.4" (Intel Core i5-1035G1, 8GB RAM, 128 GB SSD, Intel Graphics, Windows 10) Platino - Teclado QWERTY Español, está a 486 euros en Amazon (baja de 799).
  • Xiaomi 12: 6,28" a 120 Hz, Snapdragon 8 Gen 1, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (50+13+5), 4.500 mAh, Carga rápida a 67 W, NFC, está a 637 euros en Amazon (baja de 899,99).
  • Apple AirTag: las pequeñas balizas que permiten encontrar todo tipo de objetos que extravíes, compatibles con iPhone, resistentes al agua, autonomía de un año, está a 28 euros en Amazon (baja de 35).
  • LG 43UP7690-ALEXA: 2021-Smart TV 4K UHD 108 cm (43") con Procesador Quad Core, HDR10 Pro, HLG, Sonido Virtual Surround, HDMI 2.0, USB 2.0, Bluetooth 5.0, WiFi, está a 299 euros en Amazon (baja de 479).
  • Western Digital 8 TB (WDBVXC0080HWT-EESN): disco duro externo, app My Cloud Home, almacenamiento en la nube personal, 8 TB de capacidad, Color Blanco y Gris, está a 206,40 euros en Amazon (baja de 399,99).
  • Huawei Matebook 14s (2021): fantástico, 14,2" a 90 Hz, resolución 2.520 x 1.680 px, un Core i7-11370H, 16 GB de RAM, 512 GB de RAM, Windows 10, batería 60 Wh, lector de huella, está a 949 euros en Huawei (baja de 1.399).
  • Apple MacBook Pro 14 (M1 Pro, 16 /512 GB): con pantalla retina XDR de 14", chip M1 Pro, 16 GB de RAM, 512 GB de capacidad, MagSafe 3, SDXC, HDMI, TB4, está a 1.999 euros en Amazon (baja de 2.249).
  • TV Samsung 43TU7095: una Smart TV de 43 pulgadas con resolución 4K, HDR 10+, Crystal Display, procesador 4K, PurColor, sonido inteligente, One Remote Control, asistentes de voz, está a 359 euros en Amazon (baja de 490).
  • MSI Modern 15 A11MU-682XES: un portátil de 15,6" FullHD con un Core i5-1155G7, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, está a 599 euros en Amazon (baja de 849).
  • Pandora Box Wifi: consola retro en formato bartop sin monitor, con dos mandos y seis botones por mando, 8.000 juegos, perfecta para emular plataformas antiguas, está a 122,99 euros en AliExpress con el código SD6ES49 (baja de 189,99).
  • Oppo A94 5G: 6,43" a 90 Hz, MediaTek Dimensity 800U, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (48+8+2+2), 4.310 mAh, NFC, está a 269 euros en Amazon (baja de 379).
  • Monitor Huawei MateView GT 34": un monitor curvo (1500R) ultrapanorámico 21:9 con resolución 3.440 x 1.440, tasa de resfresco con 165 Hz, doble altavoz de 5 W, control táctil de volumen, está a 439 euros en Huawei (baja de 549).
  • Samsung The Frame (55"): una Smart TV con panel QLED de 55 pulgadas, resolución 4K UHD, HDR10+, formato "cuadro" con la famosa versión The Frame, está a 718,99 euros en PcComponentes (baja de 999,99).
  • Sapphire PULSE AMD Radeon RX 6600: una estupenda tarjeta gráfica con 8 GB de memoria de vídeo, está a 329,89 euros en PcComponentes (baja de 360,99).
  • LG 29WP500: un monitor de 29" ultrapanorámico (2.560 x 1.080), 75 Hz, 5 ms de tiempo de respuesta, inclinación ajustable, está a 197,45 euros en Amazon (baja de 260).
  • Auriculares Sennheiser HD 350BT: unos auriculares inalámbricos, plegables, circumaural, 30 horas de duración de batería, controles intuitivos, Bluetooth 5.0, carga rápida por USB-C, está a 50,32 euros en Amazon (baja de 99).
  • Logitech POP: un ratón inalámbrico con emoji personalizable, tecnología SilentTouch, precisión y velocidad, Bluetooth y USB, está a 32,98 euros en Amazon (baja de 41,50).
  • Razer Seiren Mini: Micrófono compacto para USB para streaming, (compacto con patrón polar supercardioide, soporte inclinable, amortiguador integrado) Negro, está a 36,34 euros en Amazon (baja de 59,99).
  • Realme GT Neo 3 + Buds Air 3: 6,7" a 120 Hz HDR10+, CPU potentísima, Dimensity 8100, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (50+8+2), 5.000 mAh, carga a 80W (uauh), NFC, regalan auriculares chulos, está a 549,99 euros en Amazon (baja de 679).
  • OPPO Find X3 Pro 5G: 6,7" a 120 Hz HDR10+, Snapdragon 888, 5 G, 12 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara quad (50+50+13+3 MP), 4.500 mAh, Carga Rápida 65W, Dual SIM, NFC, está a 749,11 euros en Amazon (baja de 1.169).
  • Lenovo IdeaPad Duet Chromebook: un convertible modesto pero súper resultón. Pantalla de 10,1" Full HD, MediaTek P60T, 4 GB de RAM, 128 GB eMMC, ChromeOS, teclado español desmontable, está a 193,46 euros en Amazon (baja de 279,99).
  • Apple iPhone 13 mini (512 GB): versión compacta, 5,4" de pantalla Super Retina XDR, procesador A15 Bionic, cámara dual de 12+12 MP, grabación de vídeo en 4K HDR con Dolby Vision, IP68, Apple Pay, 5G, Face ID, está a 999 euros en Amazon (baja de 1.159).
  • Garmin Venu: un reloj intelignete elegante y muy llamativo, pantalla AMOLED de 1,2", 5 días de autonomía, GPS, Garmin Coach, ritmo cardíaco, multiples actividades deportivas (sumergible, natación), Garmin Pay, está a 269 euros en Amazon (baja de 379,99).
  • Medion Akoya S15449: un portátil de 15,6" con un Core i5-1135G7, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, gráficos Intel Xe, sin sistema operativo, está a 455 euros en Amazon (baja de 599).
  • Sony SRS-XB43: Altavoz Bluetooth Potente, con Luces, Extra Bass, Resistente al Agua, Polvo, óxido y Larga duración de batería de hasta 24h, Negro, está a 143,20 euros en Amazon (baja de 239).
  • HP Pavilion Aero 13-be0006ns: portátil de 13,3" WQXGA (2.560 x 1.600), AMD Ryzen 7 5800U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 11 Home, está a 729 euros en Amazon (baja de 799).
  • ASUS TUF Gaming F15 FX506HCB-HN200: un portátil gaming de 15,6" Full HD a 144 Hz con un Core i5-11400H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD y una RTX 3050 para jugar, sin sistema operativo, está a 799 euros en Amazon (baja de 1.099).
  • HP Pavilion 14-ec0008ns: un portátil de 14" Full HD con un Ryzen 5 5500U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 11 Home, está a 579 euros en Amazon (baja de 599).
  • Motorola edge 20 Lite: antalla 6.7" Full HDR+ OLED, Procesador MediaTek Dimensity 720, TurboPower™, cámara 108MP, batería 5000 mAH, Dual SIM, 8/128GB, Android 11, está a 259 euros en Amazon (baja de 349).
  • MSI Modern 15 A5M-010XES: un portátil de 15,6" Full HD con un Ryzen 7 5700U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin SO, WiFi 6, está a 659 euros en Amazon (baja de 899).
  • LG Slim 13U70P: un portátil ultraligero (980 g) de 13" Full HD con un Ryzen 7 4700U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10, está a 769 euros en PcComponentes (baja de 1.089).
  • Honor MagicBook X15: un portátil ultrafino de 15,6" Full HD con un Core i3-10110U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, está a 449 euros en Amazon (baja de 469).
  • Realme Book Prime: un portátil de 14" 2K (2.560 x 1.440, formato 3:2), con un Core i5-11320H, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, gráficos Intel Iris Xe, Windows 11, USB-C (TB4), lector de huella, sonido DTS, está a 704,16 euros en Amazon (baja de 999,99).
  • Motorola Moto g51 5G: 6,8", Snapdragon 480, 5G, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (50+8+2), 5000 mAh, NFC, radio FM, minijack, carga rápida a 20 W, Android 11, está a 189 euros en Amazon (baja de 259).
  • Huawei MateBook 16: un portátil estupendo de 16" con resolución 2,5K (2.520 x 1.680, formato 3:2), un Ryzen 7 5800H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 11 Home, está a 999 euros en Amazon (baja de 1.349).
  • Lenovo IdeaPad 3 14ALC6: un portátil de 14" Full HD con un Ryzen 5 5700U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, USB-C, HDMI, Windows 11 Home 64 bits, está a 575 euros en PcComponentes (baja de 709).
  • Xiaomi Smart TV P1E (2021, 55"): una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, HDR 10, triple sintonizador, Android, HDMI 2.0, USB, BT, WiFi, altavoces de 10+10 W, está a 347 euros en PcComponentes (baja de 569).
  • Apple Mac Mini M1: el nuevo modelo del Mac mini basado en el procesador M1, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, fantástico como equipo de trabajo, está a 699,99 euros en Amazon (baja de 799).
  • Logitech ERGO M575: Ratón Trackball Inalámbrico, Control sencillo con el pulgar, precisión y seguimiento suave, diseño ergonómico, para Windows, PC y Mac, con Bluetooth y USB, Blanco, está a 32,99 euros en Amazon (activad cupón, baja de 37,99).
  • Impresora Fotos Móvil con Batería Recargable: Liene WiFi Impresora Fotográfica Portátil con 20 Papeles 10x15cm, Impresora Foto de Calidad Instantánea, Sublimación Térmica 300PPP para iOS/Android/PC, está a 118 euros en Amazon (activad cupón, baja de 169).
  • SanDisk microSDXC (128 GB): una tarjeta MicroSD de 128 GB de capacidad, con licencia de Nintendo, hasta 100 MB/s, está a 19,54 euros en Amazon (baja de 39,99).
  • Motorola Moto g41: Pantalla 6.43" Full HD+ OLED, cámara Triple 48MP, procesador Octa Core, batería 5000 mAH, Dual SIM, 128GB/6GB, Android 11, Negro [Versión ES/PT], está a 219 euros en Amazon (baja de 259,90).
  • Monitor LG 32UN500: un monitor de 32 pulgadas con resolución QHD (2.560 x 1.440), HDMI, DP, Hub USB, HDR10, ajustable en altura, está a 309 euros en Amazon (baja de 435,84).
  • Samsung Galaxy A52s 5G: 6,5", Snapdragon 778G, conectividad 5G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (64+12+5+5), 4.500 mAh, NFC, minijack, está a 285 euros en Amazon (baja de 289,99).
  • Lenovo IdeaPad 3 Gen 6: un portátil de 15,6" Full HD con un Core i5-1135G7, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, gráficos Intel Iris Xe, sin SO, está a 529,90 euros en Amazon (baja de 549).
  • Xiaomi 11 Lite 5G NE: 6,55” AMOLED FHD+ de 90 Hz, Snapdragon 778G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (64+8+5 MP), 4.250mAh, está a 254 euros en Amazon (baja de 369,99).
  • Auriculares Samsung Galaxy Buds Live: unos auriculares totalmente inalámbricos con sonido AKG, hasta 6 hora de autonomía (24 con el estuche), cancelación activa de ruido, está a 86,10 euros en Amazon (baja de 199).
  • SSD WD Green SN350 2 TB: una unidad SSD interna en formato M.2 NVMe PCIe 3.0, hasta 3.200 MB/s de transferencia, 2 TB de capacidad, está a 184,99 euros en Amazon (baja de 235,99).
  • HP OMEN 16-c0043ns: un portátil de 16,1" Full HD con un Ryzen 5800H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD y una Radeon RX 6600M para jugar, sin SO, está a 969 euros en PcComponentes (baja de 1.149).
  • Apple AirPods MAX: los auriculares de diadema de gama alta de Apple con cancelación activa de ruido, sonido envolvente, hasta 20 horas de autonomía, está a 451 euros en Amazon (baja de 629).
  • Huawei Matebook D15: un portátil de 15,6" FullHD con un Core i3-10110U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD, Windows 10, teclado en español, está a 449 euros en Amazon (baja de 649).
  • OPPO Find X3 Neo 5G: Pantalla 6,55 (OLED 90 Hz, 12+256 GB, Snapdragon 865, Batería 4500 mAh, Cuádruple cámara 50 + 16 + 13 + 2, carga rápida 65W) Negro, está a 474,64 euros en Amazon (baja de 500).
  • ASUS Chromebook Flip CM1400FXA-EC0021: ortátil 14" Full HD, Táctil y Convertible (AMD 3015Ce, 4GB RAM, 64GB eMMC, Radeon Graphics, Chrome OS) Plata - Teclado QWERTY Español, está a 299 euros en Amazon (baja de 349).
  • LG UltraGear 32GN650B: un monitor gaming de 32 pulgadas y resolución 2.560 x 1.440, formato 16:9, 350 cd/m2, 3000:1, 144 Hz, DP, 2 x HDMI, AMD Freesync Premium, HDR10, está a 279 euros en Amazon (baja de 399).
  • Sony WH1000XM4: auriculares con cancelación activa de ruido, Bluetooth, soporte Alexa y Google Assistant, control táctil, está a 262,99 euros en Amazon (baja de 380).
  • Realme 8i: un smartphone de 6,6" a 120 Hz con un Helio G95, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (50+2+2), 5.000 mAh, sin NFC, minijack, está a 176,34 euros en Amazon (baja de 199).
  • Lenovo G34w-10: un monitor ultrapanorámico de 34 pulgadas y resolución 3.440x1.440 píxeles, soporte de 144 Hz, curvatura 1500R, puertos HDMI y DisplayPort, está a 461,99 euros en Amazon (baja de 599).
  • Seagate One Touch SSD (500 GB): 500 GB, velocidad de hasta 1030 MB/s, con app para Android, 1 año de Mylio Create, 4 meses del plan Adobe Creative Cloud Photography y servicios Rescue (STKG1000400), está a 94,99 euros en Amazon (baja de 129,99).
  • Realme Pad: WiFi Tablet, 2K Display 10,4 Pulgadas WUXGA+, Quad Speakers Dolby, MTK Helio G80, Batería de 7100mAh, Quick Charge 18W, Cuerpo Metálico, 6.9mm, Android11, 4GB+64GB, up to 1TB,Grey, está a 198 euros en Amazon (baja de 259).
  • Fitbit Versa 2: un smartwatch deportivo para mejorar salud y forma física, control por voz, sumergible (50 m), monitor de sueño, ritmo cardiaco, Fitbit Pay (NFC), está a 139,98 euros en PcComponentes (baja de 163,20).
  • ASUS ZenBook 13 UX325EA-KG407T: un portátil con pantalla OLED Full HD de 13,3", Core i5-1135G7, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, gráficos Iris Xe, Windows 10 Home, está a 799 euros en Amazon (baja de 849).
  • TicWatch GTX Shadow Black: un smartwatch con pantalla de 1,28 pulgadas, 14 modos de entrenamiento, protección IP68, hasta 10 días de autonomía seguimiento de sueño, está a 37,99 euros en Amazon (baja de 59).
  • Samsung LS32A600NWUXEN: un monitor de 32 pulgadas con resolución QHD (2.560 x 1.440), HDMI, DP, Hub USB, HDR10, ajustable en altura, está a 322 euros en Amazon (baja de 399).
  • Huawei MateStation B515: C de sobremesa con un Ryzen 5 4600G, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, incluye teclado con lector de huella, está a 439 euros en PcComponentes (baja de 959).
  • Monitor BenQ Mobiuz EX2710R: un monitor gaming curvo de 27 pulgadas, resolución 2.560 x 1.440 px, 1 ms de tiempo de respuesta, HDR 400, FreeSync Premium Pro, control remoto, 144 Hz, está a 303,99 euros en Amazon (baja de 599).
  • Mini PC UM700: AMD Ryzen 7 3750H, 16 GB RAM 256 GB PCIe SSD | Radeon RX Vega 10 Graphics | Dual WiFi BT 5.1| HDMI 2.0, DisplayPort, USB-C, 2.5" HDD Slot, 1 x RJ45, 4 x USB 3.1, está a 458,99 euros en Amazon (activad cupón, baja de 659,99).
  • Samsung Galaxy Watch4: Smartwatch con caja de 42 mm, Control de Salud, Seguimiento Deportivo, Batería de Larga Duración, Bluetooth, Color Negro (Version ES), está a 199 euros en Amazon (baja de 369,90).
  • Samsung Galaxy M12: un móvil de 6,5" con un Exynos 850, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+5+2+2), 5.000 mAh de batería, NFC, está a 169,90 euros en Amazon (baja de 209).
  • Apple Watch Series 6 (GPS + Cellular, 40 mm): caja de 40 mm, Wi-Fi, GPS, 4G, ritmo cardíaco, TCG, pantalla retina siempre activa y más brillante, chip S6 SiP, SpO2, monitor de sueño, está a 389 euros en Amazon (baja de 529).
  • AOC Monitor Gaming C24G2AE: un monitor curvo (1500R) gaming de 24 pulgadas Full HD, 165 Hz, 1 ms de tiempo de respuesta, FreeSync Premium, VGA, 2 x HDMI, 1 x DP, está a 169,90 euros en Amazon (baja de 239).
  • SanDisk Ultra Luxe: Memoria flash USB 3.1 de 256 GB y hasta 150 MB/s de Velocidad, está a 20,99 euros en Amazon (baja de 30,57).
  • Apple AirPods (3ª Gen, 2021): nueva versión de los auriculares totalmente inalámbricos de Apple con audio espacial, ecualización adaptativa, resistencia a salpicaduras y sudor, sensor de presión, está a 179 euros en Amazon (baja de 199).
  • LG OLED48A16LA: na Smart TV con panel OLED de 48 pulgadas, resolución UltraHD 4K, webOS 6.0, dos altavoces de 20 W, HDR, HDR 10 Pro, HLG, está a 698,99 euros en PcComponentes (baja de 884,72).
  • Samsung QE55Q80AATXXH: una Smart TV con panel QLED de 55" con resolución 4K UHD, HDR 10+, HLG, Quantum HDR1500, altavoces 60 W, puerto HDMI 2.1, está a 718 euros en PcComponentes (baja de 809,89).
  • Lenovo D27-30: un monitor de 27" con resolución FullHD, panel VA a 75 Hz, HDMI, VGA, FreeSync, está a 139,99 euros en Amazon (baja de 159,99).
  • Monitor AOC CQ27G2U: un monitor gaming curvo de 27" con resolución QHD (2.560 x 1.440), 1 ms de tiempo de respuesta, 144 Hz, altavoces incorporados, está a 303,90 euros en Amazon (baja de 349).
  • Logitech G604 Lightspeed: ratón gaming inalámbrico con sensor Captor Hero 25K, hasta 25600 DPI, 15 botones programables, batería de 240 horas, está a 64,69 euros en Amazon (baja de 105).
  • WD_BLACK D30 (1 TB): una unidad SSD externa especialmente pensada para las Xbox Series S/X o las PS5. Cuenta con 1 TB de capacidad, transferencias de hasta 900 MB/s, está a 135,80 euros en Amazon (baja de 254,99).
  • SanDisk Extreme: Tarjeta de memoria microSDXC de 64 GB con adaptador SD, A2, hasta 160 MB/s, Class 10, U3 y V30, está a 15,99 euros en Amazon (baja de 24,99).
  • Razer Barracuda X: Auriculares Gaming inalámbricos y móviles multiplataforma (PC, Playstation, Nintendo Switch y Android) Negro, está a 69,99 euros en Amazon (baja de 99,99).
  • Viewsonic VX Series VX2758: un monitor gaming de 27 pulgadas con resolución 2K (2.560 x 1.440), VGA, DP, HDMI, 144 Hz, 1 ms de tiempo de respuesta, altavoces integrados, está a 255 euros en Amazon (baja de 299).
  • Samsung Galaxy A22: 6,6", MediaTek Dimensity 700 5G, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (48+5+2), 5.000 mAh, NFC, está a 163,51 euros en Amazon (baja de 229).
  • Samsung 980 SSD 1 TB: na unidad SSD interna en formato M.2 NVMe con una capacidad de 1 TB, hasta 3.500 MB/s de transferencia, está a 108,04 euros en Amazon (baja de 139).
  • Philips 43PUS8506: una Smart TV de 43 pulgadas con resolución 4K UHD, asistentes de voz, Ambilight de 3 lados, HDR, Dolby Vision, Dolby Atmos, está a 519 euros en Amazon (baja de 749).
  • AMD Ryzen 7 5800X: Procesador (8C / 16T, 36 MB de caché, hasta 4.7 GHz Max Boost) , está a 304 euros en Amazon (baja de 434,39).
  • Logitech Keys-To-Go: Teclado Inalámbrico Bluetooth para iPhone, iPad, Apple TV, ligero, Ultraportátil, Disposición QWERTY Español, Negro, está a 47 euros en Amazon (activad cupón, baja de 71,99).
  • Medion Classmate E11201: un portátil orientado a la educación. 11,6" HD (1.366 x 768), Celeron N3450, 4 GB, 64 GB de eMMC, Windows 10, está a 179 euros en Amazon (baja de 299,99).
  • Benq EL2870UE: Monitor 28", panel LED, resolución UltraHD 4K, soporta AMD FreeSync, está a 259 euros en PcComponentes (baja de 286,24).
  • Samsung Galaxy Tab A8 LTE: una tableta de 10,5" con Unisoc Tiger T618, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento (ampliables), cámara de 8 MP, Android 11, conectividad 4G/LTE, 7.040 mAh, está a 205,74 euros en Amazon (baja de 259).
  • TCL 20Y 64GB: Smartphone de 6.52" HD+ con NXTVISION (MediaTek Helio P22, 4GB/64GB Ampliable MicroSD, Dual SIM, Cámaras 48MP+2MP+2MP, Batería 4000mAh, Android 11) Negro, está a 129 euros en Amazon (baja de 149,99).
  • Monitor Philips 273V7QDAB: un monitor de 27" Full HD a 75 Hz con resolución Full HD, montura VESA, VGA, HDMI, está a 169 euros en Amazon (baja de 189).
  • Sabrent Rocket Q SSD 1 TB: una unidad SSD con formato M.2 NVMe, hasta 3200 MB/s de transferencia, 1 TB de capacidad, está a 116,99 euros en Amazon (baja de 129,99).
  • Samsung Galaxy S21 5G: smartphone con pantalla de 6,4" Dynamic AOLED a 120 Hz, Snapdragon 888 5G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (12+8+12), 4.500 mAh, NFC, WiFi 6, está a 648,48 euros en Amazon (baja de 859).
  • Huawei Watch GT 3 (42 mm): n smartwatch con caja de 42 mm, monitorización cardiaca y SpO2, 100 modos entrenamiento, llamadas por BT, hasta 7 días de autonomía, sumergible 5 ATM, está a 183 euros en Amazon (baja de 209).
  • Micro SD SanDisk Extreme 128 GB: una tarjeta microSD con su adaptador para SD y velocidad de hasta 160 MB/s, clase 10, está a 22,99 euros en Amazon (baja de 46,99).
  • SSD Crucial BX500 1 TB: si buscábais una unidad SSD para el portátil o el PC asequible, atentos: esta de Crucial ofrece hasta 540 MB/s de transferencias, formato SATA, 2,5 pulgadas, está a 83,96 euros en Amazon (baja de 111,36).
  • WD_BLACK SN850 1 TB: SSD interna para juegos ; tecnología PCIe Gen. 4, velocidades de lectura de hasta 7000 MB/s, M.2 2280, 3D NAND, está a 153 euros en Amazon (baja de 199).
  • SSD Crucial MX500 1 TB: una unidad interna con conexión SATA, hasta 560 MB/s, 1 TB de capacidad, está a 93,90 euros en Amazon (baja de 115,99).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

26 comentarios en “Es mi libertad de expresión y me la llevo

  1. Jher dice:

    Creo que para entender un poco lo que han hecho Twitter y Facebook con Trump, podemos compararlo con dos ambientes diferentes:
    1. Por un lado los foros de toda la vida (o los subreddits), donde si dies una barbaridad o atacas directamente a otro miembro de la comunidad, te llevas un baneo permanente o temporal.
    2. La prensa de toda la vida. Cuando escribe un columnista o alguien envía una carta al director, no se acepta cualquier parida. Si yo escribo una carta a El País acordándome de la madre del director, no me la van a publicar (Aunque eso no sea un delito).
    La libertad de expresión es otro tema. El señor Trump tiene una sala de prensa solo para él para soltar barrabasadas, igual que alguien que niegue el COVID puede irse de manifestación sin que pase nada (Siempre que se informe a la delegación de gobierno y se cumplan las normas básicas de convivencia).
    Al final la libertad no es hacer lo que uno quiere dado que vivimos en una sociedad sino tener la capacidad de hacer todo aquello que no dañe a otro ciudadano, por algo votamos y nos damos unas leyes para proteger precisamente nuestras libertades.

    • Eso último es importante. Haz lo que quieras mientras no perjudiques a nadie. Un poco difícil asegurarlo, claro, pero en según que cosas -como estas- ese principio parece funcionar.

  2. ADAN ENRIQUE dice:

    Ciertamente, a algunos no les parecerá el coartar la libertad de expresión, aunque obvian que su libertad terminan cuando comienzan a incitan en acabar la etica de una persona, cambiando su juicio.

    Hechos demostrables fueron el perfecto desastre en el Capitolio y la inmensa desinformación que contaminan al individuo.

    Y Xataka, uy Xataka… se me esta haciendo imposible visitar su sitio. Si no fueran por algunos comentaristas o algunos editores que todavia tienen un rigor y etica mas alto que los personajes que te encuentras, hace mucho que dejaria visitar su sitio.

    • Entono el mea culpa por la parte que me toca: controlar comentarios en un medio grandecito como Xataka es complicado, y establecer límites también. Espero estar en el grupo de los editores elegidos 😉 Saludos!

  3. Jorge dice:

    Pues la verdad creo que alguien tiene que poner los limites, y no creo que se pueda calificar como censura cuando lo que dice una persona importante pueda causar daños… Sea quien sea, con el se tardaron mucho en bloquearlo

    • El problema es decidir a quién daña. Ya has visto que un buen montón de gente no opinaba como tú o como yo. Diría que los que asaltaron el Capitolio tienen una visión muy distinta de la mía.

      • Jorge dice:

        Y que importa a quien daña? tu libertad acaba cuando pones en riesgo o dañas a alguien. La historia nos ha enseñado que estos discursos de odio se tienen que cortar lo mas pronto posible para evitar escalaciones y situaciones peores

  4. Orlando V Salazar dice:

    Personalmente pienso que no estas coartando la libertad de expresión, internet es grande una persona como Trump puede abrirse un blog y seguir soltando sus burradas, pero lo que hace es aprovechar las redes sociales que son un gran escaparate para soltarlas sabiendo que tendrá mayor repercusión, así que si te aprovechas y te pasas de listo pues es a lo que te expones a un ban bastante merecido y como digo eso no es coartar su libertas hay muchos otros medios para que se pueda expresar menos efectivos pero se puede expresar, que no vive en china donde cuando te cierran te lo cierran todo, hasta el internet.

  5. Opi dice:

    Yo estoy convencido de que es la solución menos mala, estoy contigo. Y no es ser capitán a posteriori decir que esto se veía venir y que las intenciones de Trump eran claras: se veían venir y eran claras para cualquiera que quisiera mirar. Muy tarde han reaccionado.

    El conjunto de la evidencia va más allá de las evidencias aisladas. Va más allá de la interpretación textual de cada frase. Lo vimos con el 11-M: los conspiranoicos se empeñaban en buscar detalles nimios e insignificantes evitando ver el conjunto, y por eso para ellos la sentencia judicial fue un jarro de agua fría, porque eran incapaces ya de entender y comprender que les habían (y se habían dejado) manipular.

    Hay gente que va intoxicando poco a poco, soltando porquería aquí y allí y, cuando ven que se han pasado un poco vuelven a dar imagen de moderados para volver a las andadas enseguida. No es tan difícil de ver en casos tan extremos como este (es cierto que no siempre es fácil). Creo.

  6. Víctor dice:

    Ufff es que es un tema delicado pero para mi corto punto de vista, su derecho de libertad de expresión en mi casa termina en el momento en el que dice algo que pone en peligro a los hijos, por poner un ejemplo.

    Y si lo miramos de la siguiente manera, gracias a las redes, Trump ha podido organizar algo que podría haberse convertido en el principio del fin de la democracia de un país, podríamos decir que dichas redes tienen cierta responsabilidad al dar voz a alguien que mueve a tanta gente?

    Es un debate complicado pero increíblemente interesante y yo sinceramente a esta gente que pierde el control de esta manera y no regula el poder que tiene… entiendo perfectamente que se le corten los vuelos, pero no soy más que un simple navegante xD

  7. Adan Enrique dice:

    Que raro que no se haya publicado mi comentario. Me imagino qué hay un filtro de palabras -aunque no creo, ya que nunca falté al respeto- o algo así.

    En fin, sólo quería comentar estamos ante un debate extraño donde a las personas todavía siguen queriendo ver el morbo de Alex Jones y otros que no les importa que Trump siga diga diciendo X cosa bajo la vaga forma de “la libertad de expresión”.

    Hay que acordarse de qué hay gente susceptible a caer en este tipo de mentiras (bastante desmontadas, por cierto) debido a una amplia gama de creencias que causan conflictos y desastres y luego injusticias que se intentan minimizar.

    Justificar abstracta o torpemente libertad por sedición o por puro morbo no ayuda en absoluto.

    • He rebuscado y no veo nada tuyo ni en spam ni en pendientes de aprobar, ¿seguro que le diste a publicar? Suelen pasar a pendientes si tienen enlaces por ej, los que tienen palabras prohibidas van a spam, pero he mirado en ambas y nada.

      Dicho lo cual, el tema es cuál es la línea para decir que algo es sedición. ¿Quién lo decide? ¿Tú. yo? ¿Facebook/Twitter? ¿Un juez?

  8. Jorge dice:

    La libertad de expresión se ha defender siempre.
    En todo lugar (sea EE.UU., España, China o Irán) y en todo momento (nos guste o no lo que la gente diga).
    A mí no me gustan las viñetas de Charlie Hebdo pero defenderé siempre la libertad de expresión.

  9. Yllelder dice:

    «Cedemos el control pensando en que quienes lo sostienen van a hacer un buen trabajo»

    En el momento que entendamos que la función de una red social no es crear un espacio de debate sano, si no, ganar dinero a tu costa, entonces veremos lícito que vetar a quien quieran es un movimiento correcto, porque va a favor de sus intereses.

    Las redes sociales no son espacios para expresarse libremente, son bases de datos de perfiles humanos.

  10. Hergest dice:

    Problema complejo, sí.
    Yo viví la explosión de la WWW, y me pareció algo muy excitante y que abría muchas opciones para un futuro que se prometía mucho mejor. En esos primeros tiempos te encontrabas a gente que compartía unos «valores» no escritos. Claro que habría de todo, pero la mayoría tenía un altruismo «adanista».
    Después llegó la popularización del acceso y todo el mundo podía tener sus quince minutos de gloria gracias a, entre otras, las redes sociales. Ahí se vieron las miserias del ser humano. Para mí, se habían cargado el invento.
    En el panorama actual hay unas grandes empresas a las que cedemos juzgar qué es correcto o incorrecto. En casos como el de Trump, parece que hay un consenso, pero hay regiones más «grises». Ellos tienen el poder, y lo ejercen, para mover la opinión de millones de personas, de formas más sutiles, a sus intereses. Ahí veo yo el peligro… El diablo se esconde en los detalles.

  11. Lambda dice:

    Unpopular opinion: yo creo que la censura cumple una función, tranquiliza y vigila el pensamiento de una gran parte de la población, y estimula la curiosidad de una pequeña minoría de curiosos, mientras se protegen muchos intereses con ello.

    Es el pan nuestro de cada día de nuestras sociedades, los tabús no escritos (surprise, surprise, nadie «sabe» porqué son tabú) , el «puedes irte cuando quieras (y fuera hace mucho frío y hambre)» , etc… Como tantas otras cosas.

    Yo crecí con una internet muy anarka, donde conseguir información requería buscar de verdad, y muchas veces el debate,por bestia que fuese, era fructífero.

    Las redes sociales, muy posteriores, son «ruido blanco» puro consumo, y obedecen otros intereses (aunque a veces, usadas sabiamente, sí aportan algo).

    Lo que le ha pasado a Trump es y era esperable. Por cierto, los derechos sólo se defienden cuando se ejercen, sino, directamente no existen. That’s food for thought, folks.

  12. Pablo dice:

    La libertad requiere compromiso y responsabilidad. En psicología y sociología hay un término que se usa y es “mediación social” y es por la cual los seres humanos nos autoponemos límites para no dañar al otro. Porque en el fondo somos seres sociales y necesitamos vivir en comunidad.
    Por otro lado, quien debe garantizar la libertad de expresión es el estado, garantizar en los medios públicos a expresar mi opinión sin ser censurado o perseguido (dentro de un entorno de legalidad y sin incitación al odio o a cometer un delito) pero repito es el estado. El estado no puede cerrar un medio porque no le gusta lo que opina. Pero en lo privado cada uno dicta sus normas. Por eso cada medio tiene su línea editorial y lo que está fuera de esa línea no pública. Un periodista de derecha no publica en un medio de izquierda y viceversa.
    Las redes son medios privados, con sus propias normas, que pueden gustar o no, pero uno tiene la libertad de quedarse o irse. A nadie lo apuntan con una 45 y lo obligan a anotarse o a leer Twiter.
    Cómo dicen los carteles de los negocios de mi país: “la casa se reserva el derecho de admisión y permanencia dentro de este local”.
    Las redes no defienden más que sus propios intereses, ellos no me defienden a mi (o si, si con eso ganan dinero).
    Y más allá si pienso si está bien o mal lo que hizo Trump, las redes solo hicieron cumplir su contrato y lo hacen ahora porque queda bien (además es fácil pelear contra el que perdió el poder, tuvieron casi 4 años para hacerlo y ni se les ocurrió).
    Además cuando Facebook enfrenta una movida política de dividir la empresa, que mejor hacer cosas lindas para la parte ganadora.
    Acá todos vigilan sus propios intereses y usan a la gente como moneditas de cambios o peones de una partida de ajedrez.
    Por el lado del “ex” tuvo la libertad de generar esta ola de violencia, ahora que se haga cargo de lo que hizo.

  13. Rafael dice:

    Creo que para entender esta situación hace falta un poco de contexto.

    * En EEUU cerca del 50% de la población cree que hubo fraude electoral. No por un tweet de Trump, no porque sean paletos sin formación, … Un 50% es mucha gente e incluye tanto votantes demócratas como republicanos. Para mi fraude electoral es no cumplir las leyes electorales. Parece fácil de entender. Dos administraciones demócratas han reconocido delante del juez que no respetaron las leyes electorales … porque estaba el virus y el juez lo ha dejado pasar. No soy juez, pero eso para mi es fraude. Por no hablar de los cientos de vídeos con maletas de votos, la expulsión de los supervisores de los procesos de conteo, … En España ni nos hemos enterado de nada de esto, pero hay muchos motivos para tener la duda de que ha habido fraude

    * Trump no ha hecho nada ilegal. Animar a sus votantes a manifestarse no incumple ninguna ley. No hay ni uno solo Tweet ilegal de Trump. Son los jueces los que ponen los limites a la libertad de expresión

    * En Twitter tardo 30 segundos en meterme en páginas de grupos terrorista, con amenazas que perviven en el tiempo (lo puedes comprobar ahora mismo metiendote en perfiles de Antifa en EEUU). Hay perfiles de terroristas, dictadores, …

    * No se ha silenciado a Trump, se ha silenciado a sus 78 millones de votantes. Se cuentan por cientos las cuentas cerradas. En Twitter España TODAS las cuentas de opinión que sigo habitualmente son bloqueadas sistemáticamente, incluso por citar refranes.

    * Facebook y twitter echando de sus plataformas. Apple y Google de sus stores. Amazon de sus servidores. Visa y Paypal de sus plataformas de pago. No solo a Trump, sino a cientos de personas (¿Cuántos usuarios había en Parler? Pues Amazon les ha cortado sus servidores) Repito mi primer punto: hay dudas muy razonables sobre el fraude electoral y ahora mismo si pides un recuento pasas a ser ciudadano de segunda. Es de locos!!

    Me entristece sobre todo ver que a la mayoría de la gente le da igual. Jijiji, jajaja, que capullo es el Trump. Cuándo lo que está pasando sobrepasa a Trump y llega a miles de ciudadanos y cada vez tiene peor pinta.

  14. Vicent dice:

    No veo solución fácil, porque creo que realmente no la hay.
    Libertad de expresión, sin duda, tolerancia, toda y más, pero hemos llegado a un punto en el que defendiendo valores democráticos, ante gente que no cree en ella estamos absolutamente idesarmados para defenderla.
    La intolerancia de un sector de la población, el respeto a la diferencia, a distintos pensares , a la discrepancia en general ha llegado a un punto que me hace recordar las palabras del filófofo austriaco Karl Popper » Debemos reclamar, en nombre de la tolerancia, el derecho a no tolerar a los intolerantes»
    Lo más recriminable en este caso es que Twitter o Face han tomado estas medidas, a favor de obra, y cuando el beneficio era mucho mayor que el perjuicio. Motivos han tenido más que de sobra, pero daba dinero. Simplemente el personaje ya está amortizxado, a la espera del siguiente.

Comentarios cerrados