Tecnología

5 claves del Xiaomi Mi Notebook Air

·

Imposible no escribir hoy un poquito acerca de Xiaomi, que tenía evento programado para presentar su Redmi Pro -que ya no parece un Redmi, aunque lo de la cámara dual parece más gimmick que otra cosa- pero en el que la estrella en mi opinión ha sido el Mi Notebook Air.

minotebookair-1

El primer portátil de la firma tiene muchas de las señas de identidad de Xiaomi como fabricante, pero creo que en este caso la firma tenía una oportunidad para ir más allá. Repasemos un poco las claves de estos dos productos: 

  1. Dos variantes: Curioso que entre los dos modelos del Mi Notebook Air haya tan poca diferencia en el tamaño de pantalla. Me gusta especialmente que no bajen demasiado la diagonal en el modelo básico, que cuenta con una pantalla de 12,5 pulgadas, más que aceptable para un portátil de batalla como este. El otro da el salto a las 13,3 pulgadas, lo que hace que varíen los pesos (1,07 kg frente a 1,28 kg) y también la delgadez (12,9 mm frente a 14,8 mm). Las diferencias van más allá, claro: el hardware es claramente más potente en el modelo de 13,3 pulgadas, que ofrece un Core i5 6200U frente al Core m3 6Y30 del modelo básico. También contamos con más memoria (8 GB frente a 4 GB), más SSD (256 GB PCIe NVMe frente a 128 GB de un SSD normal) y la inclusión de una GTX 940MX que yo sinceramente no hubiera metido en el equipo. 
  2. Batería: lo comentaban en Hacker News y coincido. Las cifras de autonomía que da Xiaomi, como ocurre con otros muchos fabricantes, son optimistas. En el 12,5» hablan de 11,5 horas, y en el 13,3» prometen 9,5 horas de autonomía, pero al menos en el modelo superior esa cifra parece difícil de alcanzar. El primero tiene una batería de 37 Wh, mientras que el segundo de 40 Wh, pero es que el MacBook Air tiene una de 58 Wh y aguanta 10 horas tranquilamente sin tener una gráfica dedicada adicional. Incluso con el soporte de la tecnología Optimus de NVIDIA (desactiva la gráfica dedicada cuando no es necesaria para ahorrar consumo) esas 9 horas y media parecen excesivas con esa capacidad de batería. En el primero pasa lo mismo: con 37 Wh no se pueden hacer milagros, pero obviamente sin poder probar los portátiles imposible confirmar estos datos.
  3. Oportunidad perdida en la pantalla: Para mí la gran decepción de estos equipos es contar con resolución 1080p en ambos casos. Bien por esa resolución a la hora de ahorrar consumo, pero hubiera apostado por una tercera variante «Pro» o algo así con una pantalla «Retina» que precisamente dotase a estos clones del MacBook Air esa edición que muchos pedían en estos equipos -incluido yo-. Ahí Xiaomi también podría haber complementado esa faceta de fabricante con relación precio/prestaciones inigualable con un salto hacia la filosofía Apple: si quieres prestaciones chulas, paga (mucho) por ellas.
  4. Sal de China, Xiaomi: este es un nuevo ejemplo de producto que lo petaría fuera de las fronteras chinas. Sigo suponiendo que aquí hay temas de patentes y licencias a los que no quieren enfrentarse si comienzan a vender sus productos fuera de su país natal. El proteccionismo de la industria china es brutal, pero la firma tiene una oportunidad de oro de aprovechar su reputación y su buen hacer y conquistar el resto del mundo. No parece que les importe demasiado, pero es una gaita que presuman de estos productos a los cuatro vientos y luego no haya forma (fácil) de adquirirlos fuera de ese país. Veremos a qué precio se pueden conseguir esos equipos en España, pero seguramente no cuesten los 477 euros y 681 euros al cambio al que se venden en China. 
  5. Incógnitas: los equipos vienen con Windows 10, pero habrá que ver qué tal se comportan y si vienen con sorpresitas en forma de bloatware. También tengo mucha curiosidad sobre la calidad del teclado (que es retroiluminado, ojo) y del touchpad, pero espero poco por ejemplo de su sistema de altavoces o de la webcam. Desde luego con esos precios se pueden hacer ciertas concesiones en esos apartados, y como ocurre con todos los productos de Xiaomi, lo de copiar la forma de presentarlos de Apple funciona. Uno saliva al verlos y dan ganas de comprarlo todo. Tendremos que seguir esperando para que esa prometida expansión internacional se haga mucho más patente. 

Es curioso que Xiaomi se lance a un mercado como este a estas alturas, pero lo cierto es que pocos fabricantes pueden ofrecer estos productos con ese hardware a esos precios. Esa es la única ventaja diferencial -una vez más- de un fabricante al que yo creo que le falta ambición. Ya ha quedado demostrado que puede copiar muy bien los productos de la competencia y, sobre todo, de Apple. ¿Por qué no mejorarlos? Es una lástima que no hayan apostado por ese clon supervitaminado del MacBook Air, y aunque este equipo ofrece cosas interesantes más allá del precio -el puerto USB-C mola- había sitio para un más y mejor. Siempre lo hay, claro, pero veremos si esta apuesta de Xiaomi logra éxito en esta «era Post-PC» que estamos viviendo. 

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

2 comentarios en “5 claves del Xiaomi Mi Notebook Air

  1. Pingback: ¿Buscas portátil? Atento al Xiaomi Mi Notebook Air | Incognitosis

Comentarios cerrados