Tecnología

Miedo y fascinación ante Google y su inteligencia artificial

Semana esta en la que los protagonistas están siendo los desarrolladores. Microsoft y Google están sacando músculo con eventos paralelos, y me parece curioso que dos citas tan relevantes coincidan en el tiempo. Supongo que a unos cuantos desarrolladores les habrá obligado a elegir una a la que asistir, y no acabo de convencerme de que esa coincidencia sea puro azar.

De la conferencia de Microsoft no tengo mucho que comentar. Ya lo hice en Xataka, pero mi resumen es que esa keynote fue un tostoncete para los que no somos desarrolladores. A la inteligencia artificial y a la nube de Microsoft les pasa una cosa: están, pero es como si no estuvieran. No se las ve.

Lo de Google fue otra cosa. Esto hasta merecería un minirelato con Harry como protagonista visitando residencias de ancianos, pero ya publiqué ayer uno que empecé el año pasado y no ha parecido tener mucho éxito, al menos por los comentarios. Y como me cuesta bastante más hacer esos relatos que aporrear el teclado en el formato habitual, tiro por lo fácil.

Que de hecho es lo que desde hace tiempo transmiten las keynotes de los eventos Google I/O. Que Google te lo quiere poner fácil. Hacerte la vida más cómoda haciendo que Google lo haga (casi) todo por ti. Lo comentaba bien —aunque menos inspirado que en otras ocasiones— Vlad Savov ayer, y detrás de toda esa comodidad proporcionada por Google está una cosa y solo una: la inteligencia artificial.

De todo lo que vimos en torno a esa disciplina, que fue mucho, yo me quedo con esa demostración de conversación telefónica entre la encargada de una peluquería y Google Duplex. Este es el sistema conversacional autónomo de la compañía, que integrarán en Google Assistant de forma experimental próximamente.

Hablé de este tema en mi Incognicast #41 de ayer —retomaba el micro tras bastantes días de ausencia, se me han complicado un poco las tardes—, y lo hacía mostrando mi más absoluta fascinación por un sistema que lograba engañarnos a todos. Mantenía una conversación normal, con preguntas y respuestas normales, y sin que la otra parte se diera cuenta de nada.

Las consecuencias de esto pueden ser enormes, tanto para lo bueno para lo malo, pero una vez más esa ambición de Google de hacernos la vida un poco más cómoda me inquieta.

Me inquieta porque no sé si el precio a pagar será demasiado alto —ahora no lo parece, claro— y porque la trayectoria de la empresa, como comentaba hace un par de días, no me hace confiar en que con esta opción quieran hacer que el mundo sea mejor. Más bien, que sea mejor para ellos, que para eso son una empresa y están aquí para ganar pasta.

Ya comenté también en el podcast cómo a esta increíble y terrorífica tecnología se le podrían poner las cosas difíciles. La transparencia es una: Google Duplex debería avisarte de que quien está al otro lado del teléfono es una máquina, pero también están las dudas con respecto a la privacidad o a esos malos usos que siempre asumimos que llegarán con cualquier nueva tecnología. Si solo tuviéramos en cuenta eso supongo que aún andaríamos en cuevas y cazando bichos en taparrabos. Creo que el ser humano por ahora ha logrado ser lo suficientemente listo para que esos malos usos nunca superen a los buenos que nos dan todas esas creaciones, así que venga, le daremos a Google Duplex el beneficio de la duda.

Un beneficio pequeñito, eso sí. Dicho lo cual, insisto, qué pasada de tecnología.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Nintendo Switch: la consola más llamativa del momento a su precio más bajo: 293 euros en Amazon, un 11% de descuento sobre el precio normal. Es el modelo en color gris, y por si queréis comprar  el singular pack Nintendo Labo, está también rebajado, 59,90 euros en Amazon (14% dto.)
  • Xiaomi Redmi 5: uno de los móviles más interesantes en la gama de entrada: pantalla de 5,7 pulgadas 720p en formato 18:9, un Snapdragon 450, 2 GB de RAM y 16 GB de capacidad (ampliables), además de una cámara de 12 Mpíxeles y una batería de 3.300 mAh que, dicen por aquí, dura hasta dos días. Lástima que no tenga NFC. Aún así alucinante teniendo en cuenta que cuesta 93,5 euros en GearBest con el cupón XM-activity19.
  • OnePlus 6: el nuevo y reluciente telefonazo de OnePlus ya está en reserva en varias tiendas. Los precios son los anunciados oficialmente, y están bastante bien si quieres lo más de lo más: 519 euros en Amazon para la versión con 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad, y 569 euros para la versión con 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad.
  • Xiaomi Redmi 2S: recién salido del horno, el nuevo campeón de los móviles baratos: 5,99 pulgadas 720p con formato 18:9, sorprendente ya solo por eso. Además cuenta con un Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad y cámara dual (16+5 MP). Todo por 132,59 euros en GearBest, alucinante.
  • Monitor HP Omen 25: opción interesante. Es un 24,5 pulgadas 1080p con frecuencia de hasta 144 Hz (vía DisplayPort), y está a 191,20 euros en Amazon, un 20% de descuento.
  • Nintendo NES Classic Mini: si la nostalgia te puede, atento porque vuelven a estar disponibles estas consolitas con varios juegos incluidos. La versión con 1 mando sale por 59,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Mix 2: acaba de salir el 2s, pero el modelo del año pasado sigue siendo simpático aunque no tenga doble cámara. Por lo demás, bastante bestia: Snapdragon 835, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, pantalla casi sin macos de 5,99 pulgadas. Está a precio chollo, 304,07 euros en LightInTheBox. La otra opción es comprarlo en Amazon por 368 euros con envío rápido y garantía de aquí.
  • Philips Hue White: este pack de 3 bombillas LED E27 de 9,5 W y con control por Apple HomeKit y Google Home pueden venierte muy bien a este precio: 34,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A1: atentos que el smartphone chollo de la temporada está a 144,90 euros en GearBest en oferta destacada. Es la versión con 4 GB de RAM y 32 GB de capacidad con su doble cámara y su Snapdragon 625. Menos complicaciones como siempre en Amazon, donde lo tenéis a 199 euros.
  • Teclado mecánico ThundeRobot K70: por aquí lo pusieron por las nubes, así que si queréis lanzaros a esa experiencia con teclados mecánicos, esta es una gran opción, sobre todo a este precio: 59,49 euros en GearBest con envío desde España en 48 horas. Otra opción interesante es la de este teclado mecánico HP Omen 1100 N con un diseño simpático, que está a 64,76 euros en Amazon.
  • Auriculares Gaming Logitech G Pro: perfecto para PCs y consolas, tienen buena pinta y están a un precio interesante: 72,62 euros en Amazon (31% dto.)
  • Xiaomi Mi TV Box: la cajita con Android para convertir tu tele en un dispositivo más conectado. Esta TV Box cuenta con una CPU quad-core, 2B de RAM y 8 GB de capacidad, pero además el mando Bluetooth tiene control por voz. Está a 56,94 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 2S: el telefonazo sin marcos de Xiaomi que se presentó hace apenas un mes llega con un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y cámara dual. Superior a su predecesor en todo, y a precio fantástico, 424,99 euros en GearBest. También tenéis la opción a 457,79 euros en LightInTheBox.
  • Xiaomi Mi 6 64 GBmi móvil personal está a precio increíble: 276,99 euros en JoyBuy para el modelo azul. Eso sí, es la versión china que tendréis que rootear para luego instalar la ROM internacional disponible tal y como explican aquí. Si no os queréis liar tanto, tenéis el mismo modelo en color azul a 294,70 euros en GearBest con el cupón POAESM6.
  • Xiaomi Mi Air 13: el portátil que sigue encadilando vuelve a contar con precios estupendos. Llega con el Core i5-7200U, sensor de huella, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad en su SSD y una GeForce MX150 para ayudar en gráficos y sesiones de juego decentes. Todo por 679,75 euros en GearBest.
  • Huawei Mate 10 Lite: un móvil interesante por su pantalla de 5,9 pulgadas con formato 18:9 casi sin marcos. Su Kirin 659 está acompañado de 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad y una cámara dual de 16 MP muy llamativa, todo por 246 euros en Amazon. Buen gama media, pardiez.
  • Switch HDMI BC Master: yo uso uno similar en casa para poder cambiar de señal que llega a la TV fácilmente. Un aparatito mágico, que en este caso tiene 5 entradas y una salida HDMI 2.0, además de mando a distancia. Está a 11,99 euros en Amazon (48% dto.)
  • Unidades SSD Kingston, SanDisk, y Samsung: 120 GB de capacidad para una buena unidad de Kingston (500 MBps en lectura, 320 MBps en escritura) que cuesta 39,99 euros en Amazon (36% dto), nada mal. La unidad de 240 GB está aun mejor, a 57,89 euros (45% dto.). Si queréis aún más, atentos a la SanDisk Ultra de 500 GB por 123,48 euros en Amazon o la Samsung 850 EVO de 500 GB por 122,90 euros en Amazon. Toshiba también tiene una unidad simpática, la TR200 de 240 GB por 57,90 euros en Amazon.
  • Pendrive Sandisk Ultra Dual: súper compacto y con conector MicroUSB y USB-A para conectarlo al ordenador o al móvil. El modelo de 32 GB está a 9,42 euros en JoyBuy, pero también tenéis el de 64 GB (16,49 euros, es el que yo elegiría), 128 GB (30 euros, otra buena opción) o ya el más bestia, el de 256 GB (66,01 euros).
  • Disco duro WD 4 TB: capacidad a raudales para este modelo de la familia Digital RED. Está a 118 euros en Amazon (53% dto.)

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 comentarios en “Miedo y fascinación ante Google y su inteligencia artificial

  1. Lambda dice:

    No se si es más miedo que incomprensión. También la remota sospecha de que socialmente y políticamente vamos a rebufo de una tecnologia de alcances inesperados… y no sabemos bien cómo nos está afectando ya. De hecho, un conocido bloguero (La pizarra de Yuri) comentaba que parece que hay muchos microavances en contraste a los enormes saltos de “hardware” (transporte, telecomunicaciones, energía) de los dos siglos pasados. De algún modo, estamos “llenando huecos” en vez de dar saltos hacia adelante (véase las perspectivas respecto a la carrera espacial).

    Sí, la automatización de las cosas traido a lo cotidiano podría rozar el paroxismo. La pregunta es si estamos eligiendo ese camino, o “nos” lo están “eligiendo”. Y las consecuencias de todo ello ni se debaten, se eluden con un mero “what if…” porque aceptarlo de frente implicaría cambios tan radicales en los conceptos de propiedad, sociedad y lo que somos y deseamos ser como grupo humano, que sencillamente “bloqueamos” esa tarea pendiente, y la dejamos “paluego”. Hasta que alguien, o algo eventual, definitivamente decida por nosotros.

    Córcholis, debo sonar catastrofista. Tendré un mal día…

    • Caray, qué comentario tan denso. No me he enterado mucho, será que es la hora de la siesta. Sea como fuere nosotros elegimos, pero eligen más los que crean estos inventos, que son los que mueven los hilitos al menos en este apartado.

      • Land-of-Mordor dice:

        Siempre nos podemos tranquilizar con que la clase dirigente empresarial y política está retrasada un mínimo de 2 y un máximo de 10 generaciones en cuanto a tecnología. Cuando lleguen a entender el alcance de este tipo de avances ya estarán las empresas del ramo por la versión 10.5.

        Para el común de los mortales, la presentación de ayer no es más que una curiosidad de 1 minuto en el telediario: una maquinita hablando con una peluquera. Como cuando sale la nota del busto parlante que te atiende en un hotel japonés o de un robot dando saltitos o bailando. No se ha enterado ni el periodista que ha preparado la nota. Del desconocimiento viene el miedo y el rechazo. Esto lo saben bien las tecnológicas y por eso invierten ingentes cantidades en publicidad y en integración del servicio en sus productos. Integración que es incremental, silenciosa, pero imparable. Nos esperan tiempos interesantes y, a la vez, aburridos al destinarse tanto esfuerzo en vender juguetes y servicios para el mercado doméstico y tan poco en otro tipo de investigaciones más rentables a largo plazo. Vas a tener todo el potencial de la IA en tu móvil para intentar venderte alguna chuchería mientras en investigación médica siguen trabajando con tablas de Excel.

  2. josemicoronil dice:

    Fuera aparte mi opinión acerca de lo positivo y lo negativo que van a traer este tipo de inventos es que se van a quitar a un montón de personas físicas trabajando en centros de llamadas para la publicidad, para la atención al cliente, o para emergencias de aquí a poco tiempo.
    Además, aunque más de uno me va a decir que me quite el “gorro de aluminio”, raro sería que en caso de usar IAs no se realicen encuestas para hacer como Cambridge Analytica ha hecho con Facebook, solo que esta vez al menos ya existen precedentes de esa clase de uso y espero que se vayan a poner más medios para evitarlo.
    Un saludo !