Tecnología

Miedo y fascinación ante Google y su inteligencia artificial

·

Semana esta en la que los protagonistas están siendo los desarrolladores. Microsoft y Google están sacando músculo con eventos paralelos, y me parece curioso que dos citas tan relevantes coincidan en el tiempo. Supongo que a unos cuantos desarrolladores les habrá obligado a elegir una a la que asistir, y no acabo de convencerme de que esa coincidencia sea puro azar.

De la conferencia de Microsoft no tengo mucho que comentar. Ya lo hice en Xataka, pero mi resumen es que esa keynote fue un tostoncete para los que no somos desarrolladores. A la inteligencia artificial y a la nube de Microsoft les pasa una cosa: están, pero es como si no estuvieran. No se las ve.

Lo de Google fue otra cosa. Esto hasta merecería un minirelato con Harry como protagonista visitando residencias de ancianos, pero ya publiqué ayer uno que empecé el año pasado y no ha parecido tener mucho éxito, al menos por los comentarios. Y como me cuesta bastante más hacer esos relatos que aporrear el teclado en el formato habitual, tiro por lo fácil.

Que de hecho es lo que desde hace tiempo transmiten las keynotes de los eventos Google I/O. Que Google te lo quiere poner fácil. Hacerte la vida más cómoda haciendo que Google lo haga (casi) todo por ti. Lo comentaba bien —aunque menos inspirado que en otras ocasiones— Vlad Savov ayer, y detrás de toda esa comodidad proporcionada por Google está una cosa y solo una: la inteligencia artificial.

De todo lo que vimos en torno a esa disciplina, que fue mucho, yo me quedo con esa demostración de conversación telefónica entre la encargada de una peluquería y Google Duplex. Este es el sistema conversacional autónomo de la compañía, que integrarán en Google Assistant de forma experimental próximamente.

Hablé de este tema en mi Incognicast #41 de ayer —retomaba el micro tras bastantes días de ausencia, se me han complicado un poco las tardes—, y lo hacía mostrando mi más absoluta fascinación por un sistema que lograba engañarnos a todos. Mantenía una conversación normal, con preguntas y respuestas normales, y sin que la otra parte se diera cuenta de nada.

Las consecuencias de esto pueden ser enormes, tanto para lo bueno para lo malo, pero una vez más esa ambición de Google de hacernos la vida un poco más cómoda me inquieta.

Me inquieta porque no sé si el precio a pagar será demasiado alto —ahora no lo parece, claro— y porque la trayectoria de la empresa, como comentaba hace un par de días, no me hace confiar en que con esta opción quieran hacer que el mundo sea mejor. Más bien, que sea mejor para ellos, que para eso son una empresa y están aquí para ganar pasta.

Ya comenté también en el podcast cómo a esta increíble y terrorífica tecnología se le podrían poner las cosas difíciles. La transparencia es una: Google Duplex debería avisarte de que quien está al otro lado del teléfono es una máquina, pero también están las dudas con respecto a la privacidad o a esos malos usos que siempre asumimos que llegarán con cualquier nueva tecnología. Si solo tuviéramos en cuenta eso supongo que aún andaríamos en cuevas y cazando bichos en taparrabos. Creo que el ser humano por ahora ha logrado ser lo suficientemente listo para que esos malos usos nunca superen a los buenos que nos dan todas esas creaciones, así que venga, le daremos a Google Duplex el beneficio de la duda.

Un beneficio pequeñito, eso sí. Dicho lo cual, insisto, qué pasada de tecnología.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

5 comentarios en “Miedo y fascinación ante Google y su inteligencia artificial

  1. Lambda dice:

    No se si es más miedo que incomprensión. También la remota sospecha de que socialmente y políticamente vamos a rebufo de una tecnologia de alcances inesperados… y no sabemos bien cómo nos está afectando ya. De hecho, un conocido bloguero (La pizarra de Yuri) comentaba que parece que hay muchos microavances en contraste a los enormes saltos de «hardware» (transporte, telecomunicaciones, energía) de los dos siglos pasados. De algún modo, estamos «llenando huecos» en vez de dar saltos hacia adelante (véase las perspectivas respecto a la carrera espacial).

    Sí, la automatización de las cosas traido a lo cotidiano podría rozar el paroxismo. La pregunta es si estamos eligiendo ese camino, o «nos» lo están «eligiendo». Y las consecuencias de todo ello ni se debaten, se eluden con un mero «what if…» porque aceptarlo de frente implicaría cambios tan radicales en los conceptos de propiedad, sociedad y lo que somos y deseamos ser como grupo humano, que sencillamente «bloqueamos» esa tarea pendiente, y la dejamos «paluego». Hasta que alguien, o algo eventual, definitivamente decida por nosotros.

    Córcholis, debo sonar catastrofista. Tendré un mal día…

    • Caray, qué comentario tan denso. No me he enterado mucho, será que es la hora de la siesta. Sea como fuere nosotros elegimos, pero eligen más los que crean estos inventos, que son los que mueven los hilitos al menos en este apartado.

      • Land-of-Mordor dice:

        Siempre nos podemos tranquilizar con que la clase dirigente empresarial y política está retrasada un mínimo de 2 y un máximo de 10 generaciones en cuanto a tecnología. Cuando lleguen a entender el alcance de este tipo de avances ya estarán las empresas del ramo por la versión 10.5.

        Para el común de los mortales, la presentación de ayer no es más que una curiosidad de 1 minuto en el telediario: una maquinita hablando con una peluquera. Como cuando sale la nota del busto parlante que te atiende en un hotel japonés o de un robot dando saltitos o bailando. No se ha enterado ni el periodista que ha preparado la nota. Del desconocimiento viene el miedo y el rechazo. Esto lo saben bien las tecnológicas y por eso invierten ingentes cantidades en publicidad y en integración del servicio en sus productos. Integración que es incremental, silenciosa, pero imparable. Nos esperan tiempos interesantes y, a la vez, aburridos al destinarse tanto esfuerzo en vender juguetes y servicios para el mercado doméstico y tan poco en otro tipo de investigaciones más rentables a largo plazo. Vas a tener todo el potencial de la IA en tu móvil para intentar venderte alguna chuchería mientras en investigación médica siguen trabajando con tablas de Excel.

  2. josemicoronil dice:

    Fuera aparte mi opinión acerca de lo positivo y lo negativo que van a traer este tipo de inventos es que se van a quitar a un montón de personas físicas trabajando en centros de llamadas para la publicidad, para la atención al cliente, o para emergencias de aquí a poco tiempo.
    Además, aunque más de uno me va a decir que me quite el «gorro de aluminio», raro sería que en caso de usar IAs no se realicen encuestas para hacer como Cambridge Analytica ha hecho con Facebook, solo que esta vez al menos ya existen precedentes de esa clase de uso y espero que se vayan a poner más medios para evitarlo.
    Un saludo !

  3. Pingback: IFs #74 (Incognitosis Fin de Semana) | Incognitosis

Comentarios cerrados