Tecnología

De Twitter, hilos y blogs

·

Qué bien viene lo desconectar unos días así, a traición. Es lo que hice la semana pasada mientras me llegaban informes de catalepsias, espasmos y teleles varios por la ausencia de posts en Incognitosis y de nuevos podcasts en el exitoso y triunfal Incognicast, pero ale, ya estoy de vuelta, como el turrón.

En estos días he mirado bastante poco el móvil y la actualidad tecnológica ha pasado en plan susurro. Me he perdido el lanzamiento oficial del HomePod —quizás caiga post al respecto a pesar de llegar tarde—, pero no parece que tampoco hayan sido unos días vibrantes, así que puedo retomar el blog con un tema en el que llevaba pensando desde hace algún tiempo. Vamos allá con tuit inspirador al canto:

El tuit es de José Luis Antúnez, al que conocí brevemente en el Evento Blog España de 2006 (este año es en abril, caray, me molaría ir). Ya sabéis, cuando los blogs lo iban a petar porque nos permitían crear un medio a nuestra imagen y semejanza. Luego nos fuimos dando cuenta de que eso llevaba mucho curro, así que fueron apareciendo versiones cada vez más cómodas. De los blogs a Tumblr, de Tumblr a Facebook o Twitter, y de Twitter a Instagram, esa odiosa red del postureo social.

Lo curioso de todo esto es que algunas de esas alternativas simplificaron tanto sus opciones y el trabajo de los bloggers venidos a menos (sin faltar) que acabaron haciendo lo contrario: se complicaron. No en el mal sentido, porque el mejor ejemplo lo tenemos en Twitter.

Para mí Twitter es la antítesis de Instagram, aunque como ocurre en esa red social, la culpa es mía y de los usuarios a los que sigo. Sigo a muy poquita gente —ya sabeis por qué— pero es que tengo muy claro para lo que quiero usarla: informarme y, sobre todo, descubrir nuevos temas. Cuido tanto mi feed que soy absolutamente inmisericorde con los vendemotos, graciosos de turno y spammers profesionales, y puede que por eso (y porque soy un mindundi, claro) no tenga esos problemones que tiene otra gente que ha sufrido amenazas, acoso y otros problemas que sin duda siguen siendo asignatura pendiente de la red social de microblogging (me encanta seguir llamándola así).

El caso es que Twitter es para mí un pequeño prodigio en mi día a día. Pagaría por usarlo sin dudar un segundo (Jack: tip), y a pesar de las crisis de gestión y características, no hago más que ver cómo Twitter crece como medio de comunicación para personalidades y empresas que tienen en Twitter una sala de microprensa estupenda y fantástica en la que poder estar un poco más cerca de usuarios, clientes y fans.

En estas me encontraba cuando asistí a las dos últimas grandes novedades de usabilidad del servicio. La primera, la ampliación a los 280 caracteres de la que tanta gente protestaba (¡herejía, herejía, queremos nuestros 140 caracteres!) y que personalmente creo que han acabado convenciendo a todo el mundo. La segunda, y es de la que quería hablar desde el principio, son los nuevos hilos de Twitter.

La idea me parece realmente fantástica, sobre todo porque simplemente pule el funcionamiento de lo que ya existía, que no era más que una forma de poder escribir reflexiones más largas en Twitter directamente en varios tuits. El funcionamiento ahora es el de una especie de PowerPoint tuitero en el que cada tuit del hilo es una slide que contribuye a una historia única que tiene identidad propia e independencia.

Es, básicamente, como publicar un post en Incognitosis en trocitos de 280 caracteres máx. Y eso es lo que no me acaba de convencer: que para publicar hilos en Twitter, prefiero publicar posts en mi blog. Las razones son las mismas que exponía cuando decía aquello de que escribo para mí, no para Medium. No controlo Twitter, así que si esta gente decide abandonar el servicio mis hilos desaparecerán con él. Eso lo acepto para mis tuits, que son bastante de usar y tirar, pero no para un post que prefiero que la gente lea en mi blog, que para eso lo cuido con mimo y esmero.

El ejemplo y la reflexión de José Luis, no obstante, me genera dudas. Su hilo original, que tenéis aquí encima (pinchad en la fecha del tuit para desplegarlo en Twitter), era un pequeño prodigio de una historia adaptada perfectamente a Twitter en forma y fondo con esas slides de las que hablaba, cada una como parte de ese estupendo resumen de la historia de Bezos y Amazon.

De hecho y como indicaba José Luis al principio, ese hilo ha sido una verdadera triunfada: conseguir 4.500 nuevos seguidores o tener 600.000 impresiones da buena cuenta de su éxito, y él mismo acertaba al decir que los medios podrían aprovechar el formato de forma mucho más potente al contar con audiencias mucho mayores.

No solo eso: el hilo se nutre de la audiencia y el feedback de una comunidad a la que no accederías de otro modo y que potencialmente te seguirá también a ti (o en Twitter, o en tu blog, o en ambos), además de que el feedback directo en Twitter también es interesante. Vamos, que los hilos de Twitter parecen un buen invento para que todo tipo de medios, grandes y pequeños, exploren ese tipo de ‘tuitslides’ y publiquen sus historias en ese formato en Twitter para luego, si quieren, las integren en los medios o blogs que sí controlan.

La idea es desde luego llamativa, creo yo, aunque aquí mi habitual aversión a plataformas cerradas que no controlo me escama. El reciente caso de Facebook es un buen ejemplo —todos los medios que publicaban ‘para Facebook’ se va a pegar un pequeño gran tortazo—, y lo mismo ocurrió con YouTube y la publi hace poco, así que también podrá pasar con Twitter, a saber. Como siempre, lo mejor es aprovechar las virtudes de cada plataforma para maximizar resultados, algo que yo mismo quiero hacer en algún momento si es que encuentro el tiempo.

Mientras tanto, queridos todos, disfrutad de una Twitter que con todas sus sombras sigue siendo —para mí, insisto— una luz fulgurante en esa amalgama de redes de falsos amigos y de postureo personal o profesional.

Que viva Twitter, con sus 280 caracteres, sus hilos y lo que tenga que venir.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “De Twitter, hilos y blogs

  1. No sé como te has resistido a escribir (parte de) esto en un hilo de Twitter.

    Bromas aparte, me parece una memez, he visto muchísimo contenido que se publica en hilos que se merecerían un post y otros, dónde se pone en practica esa osadía llamada clickbait. Salvo casos puntuales (cómo el fenómeno Bartual), considero que se está utilizando el medio inadecuado, así que no me queda más que utilizar cosas como https://threadreaderapp.com/ para leer algo más cómodo un contenido publicado así.

    • Con hilos supongo que algún día experimentaré, pero no es mi formato porque sigo pensando que para hacer un hilo mejor hago un post. Bien por el invento al que enlazas, yo no leo muchos hilos pero si hay alguno extra-largo seeguro que vendrá bien.

  2. Francisco Branch dice:

    Hace unos meses que abandoné las rrss. Me soguen pareciendo un «ecosistema» demasiado cerrado.
    Ahora sólo rss y podcast.
    Y por cierto, hace unas semanas, el escritor Lorenzo Silva, gran usuario de tuiter, también abandonó el barco.

Comentarios cerrados