Tecnología

Malditos GIFs animados

·

Probalemente alguno se haya dado cuenta del hecho de que jamás (que yo sepa) he usado un GIF animado en Incognitosis. ¿Por qué? Simple: no soporto los GIFs animados, una de las condenas que sufro (o más bien, sufría) en silencio al navegar por internet y, por supuesto, en los servicios de mensajería.

Bueno, igual estoy siendo un poco exagerado. Hay ciertamente momentos en los que los GIFs animados aportan. No solo para los omnipresentes memes que tienen en Giphy la mejor demostración de este fenómeno social, sino para esas pequeñas animaciones en las que uno se ahorra la menos ver un vídeo entero porque bastan un par de segundos para comprender el concepto que se quiere transmitir.

Por dios, ¿no teníamos suficiente con los memes y los GIFs animados normales?

El problema es que al final el uso se convierte en abuso, y parece que los medios de comunicación (se ve mucho en los de tecnología, que son los que visito) tienen claro que estas animaciones molan. Y ciertamente algunas lo hacen, incluidas esa nueva fiebre por los SplitDepthGifs de los que hablaban hoy en Verne. El efecto de esas animaciones tridimensionales es llamativo, pero al final son solo eso, fuegos artificiales para distraer una atención que ya está bastante perjudicada, pobrecita ella.

Una de las razones más poderosas por las que odio el formato actual de los GIFs animados es esa mecánica implícita de bucle infinito de reproducción. Un GIF no se muestra una vez y te deja tranquilo, no: vuelve una y otra vez hasta que pinchas de nuevo en él para pausarlo (y eso con suerte).

Ocurre como los (también) odiosos vídeos en autoreproducción (o autoplay), que comienzan a inundar también los medios de comunicación para mostrar no solo información relevante, sino publicidad a lo bestia.

Los usuarios con menos experiencia en estas lides se convierten en víctimas de ese atentado contra nuestra atención, mientras que los demás acudimos a extensiones o navegadores que bloquean esa reproducción automática. ¿Por qué no mostrar la animación solo si el usuario pincha en ella? ¿No sería lo adecuado? Y sobre todo, ¿Por qué dejar ese bucle de reproducción activado por defecto, no es algo que debería (de nuevo) elegir el usuario?

Hace tiempo que me instalé no una extensión, sino dos en Chrome dedicada a esas facetas que funciona realmente bien tanto con GIFs animados como con vídeos que se reproducen de forma automática, y ahora he logrado parcialmente lo mismo a través de la configuración de Firefox.

Vivaldi incluye de forma nativa opciónes para bloquear ambas molestias, y Apple aquí ha dado un paso interesante bloqueando directamente esa reproducción automática de vídeos en Safari, y por lo visto Google hará lo propio muy pronto. Veremos si el resto (incluido Firefox, desde el que escribo estas líneas) siguen esa misma filosofía, porque la web se está convirtiendo en uno de esos bares en los que es imposible ver un partido o hablar con el amigo de al lado. Demasiadas distracciones, demasiado ruido, demasiado foco en vender algo que no queremos.

Necesitamos menos ruido. O al menos, yo lo necesito.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Malditos GIFs animados

  1. rfog dice:

    Eso es porque no has visto el GIF de una tía con unas ejem, glándulas mamarias impresionantes, y las dos rayas blancas esas… Aprenderías a amar los GIF animados.

    Saludos de tu troll favorito. 😀

  2. SrPerroverde dice:

    Pues a mi no me disgustan. Prefiero que me manden un gif antes que un vídeo. Además, en algunos momentos son útiles, por ejemplo en blogs de tecnología para mostrar ciertas cosas que quedan más claras al verlas que al leerlas. Eso sí, estoy de acuerdo en que tendrían que controlarse un poco con lo de la reproducción automática en bucle.

    • Cada cosa tiene su lugar, y tanto los GIFs como los vídeos pueden ser muy relevantes. El problema con los GIFs en mi opinión es el abuso en medios para animar páginas de inicio en todo tipo de medios. La web parece una máquina tragaperras, por dios.

  3. Land-of-Mordor dice:

    Los vídeos en reproducción continua y automática y los GIFs son los herederos de aquella publicidad fosforita y colorida, a veces en Flash, que sufríamos en los primeros tiempos de internet. Llegará el momento que se alcance el punto de saturación y, a partir de ahí, se normalizará un poco la cosa.

Comentarios cerrados