Tecnología

La era de las opciones infinitas

·

Ayer se presentaba oficialmente Xbox Game Pass, el nuevo y prometedor servicio de suscripción con el que los usuarios de la Xbox One podrán disfrutar de una tarifa plana con más de 100 juegos a los que jugar por 10 dólares al mes.

Este servicio es básicamente el Netflix de los videojuegos. O el Spotify de los videojuegos. O el Kindle Unlimited de los videojuegos. Los modelos de suscripción no son nuevos ni siquiera en el segmento de los juegos, desde luego, pero en Microsoft han dado en el clavo con una oferta difífil de igualar en cantidad o en calidad. El acierto debería de hecho cambiar un poco las cosas en el tradicional dominio de Sony en venta de consolas, pero eso, al menos en España, parece difícil.

Sea como fuere, el post no va tanto por ahí como por el hecho de que este servicio de suscripción tan fantástico y maravilloso tiene el mismo problema que todos los fantásticos y maravillosos servicios que ya existían para los libros, la música, o las series y las películas.

No tenemos tiempo.

Yo, desde luego, no lo tengo. Algún lector me ha preguntado de cuándo en cuándo cómo hago para sacar el tiempo para escribir en Xataka, aquí, en The Unshut (allí cada vez menos), cacharrear con aparatitos, leer lo que leo, ver series y encima (redoble de tambor) disfrutar de mi familia. La respuesta es lógica y sencilla: reparto el tiempo como puedo. A veces me sale bien (escribo rápido, eso ayuda) y a veces no tanto.

Lo que ocurre es que por muy bien que reparta el tiempo, cada vez más contenidos reclaman mi atención. Lo comentaba hace unos meses, cuando Amazon Prime Video debutó en nuestro país y yo me apuntaba alguna que otra serie para disfrutarlo. ¿Sabéis cuántas he visto?

Cero.

Es solo un ejemplo. Aquí va otro: en Pozuelo existe una biblioteca con versión y aplicación online, eBookPozuelo. Es un servicio alucinante que me está permitiendo leer ‘Falcó’, de mi admirado Pérez-Reverte (el libro por ahora estupendo) sin pagar un duro y de forma legítima. Lo estoy haciendo en ratitos de 20 minutos, ya metido en el sobre y con el móvil como inseparable compañero de lectura hasta que caigo con otro inseparable compañero llamado Morfeo. Le robo un poco de tiempo al tiempo (en este caso al sueño, claro), pero al final uno llega a la misma conclusión.

Que no hay tiempo.

No lo hay para leer más, ni para oír más (afortunadamente esto lo puedes hacer un poco en segundo plano), ni para ver más, ni, cómo no, para jugar más.

Estamos en la era de las opciones infinitas.

No solo en materia de contenidos, sino de muchas otras cosas. Demasiadas opciones, demasiadas oportunidades, demasiado que queremos pero no podemos hacer. Aquí estamos en peligro de caer en una versión aumentada del síndrome FoMO (Fear of Missing Out). Ya sabéis, eso de que por no habernos conectado a las redes sociales durante un par de horas creemos que nos hemos perdido algo crucial para nuestras vidas.

Y la lección, queridos lectores, es que no lo hemos hecho. Bueno, sí, pero por (espero) una buena causa. Yo no juego al FIFA todo el día porque me gustaría jugar al Battelfield 1 todo el día. No lo hago porque me gustaría ver todas las series y películas del mundo. No lo hago porque me gustaría leer sin parar. No lo hago porque me gustaría jugar más con mis niños o comer hamburguesas con Sally en el Five Guys o donde se tercie. No lo hago porque tengo que trabajar mucho. Y no hago esto más porque afortunadamente tengo claro lo más importante de todo, y en lo que espero que coincidáis conmigo:

Sí hay tiempo para todo.

Para todo lo que uno realmente quiere hacer, por supuesto. Y eso es lo importante. Es una de mis frases preferidas. El que quiere, puede.

Pues eso.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “La era de las opciones infinitas

  1. Genial la frase final, certera de hecho y quizá de para otra réplica cómoda de Five Guys. Ya lo veremos..

    Sin duda vivimos en una era llena de todo (faltó citar, por ejemplo, la opción que se tiene de hacer cursos en Coursera y similares je,je) pero sin duda al mismo tiempo la saturación no siempre lo es todo.

    Decimos en México que el que «mucho abarca poco aprieta», y es verdad. Tan válido es el argumento como el de que sacamos tiempo para lo que queremos.

    ¿Deberían cobrarnos por lo que consumimos en medio de un denso catálogo? Quizá… o quizá luego nos terminaríamos asustando por lo mucho que si usamos.

    • Lo de la réplica no lo entiendo bien (dices por si visito otro sitio, para contarlo, supongo), pero vamos, todo se andará 😛 Lo de quien mucho abarca poco aprieta también se dice por aquí. Otra gran verdad, medio aplicable a este caso.

  2. Desenfoque Selectivo dice:

    Podríamos llamarlo la era del aturdimiento, casi se nos da tanto para pensar que terminamos por no pensar lo menosposible.

    En otro sitio se quejaban de como los nuevos «nokia» roban el protagonismo a cosas más meritorias en Barcelona, es de preguntarse si ante es abrumador mar de opciones el cerebro busque la salida más fácil, parece un problema ontológico.

  3. Javier dice:

    Te entiendo perfectamente. Hace tiempo que quiero adquirir la Xbox One S aprovechando que está a muy buen precio, pero el poco tiempo libre de que dispongo lo comparto entre la PS4 y Netflix, y sé que no la iba a aprovechar plenamente. Sin embargo, la oferta es realmente buena: por lo que te cuestan 2 o 3 juegos al año puedes disfrutar de un catálogo amplio. Y lo mejor es que no es streaming, sino que los juegos se instalan en el disco duro. Si no exigen, además, suscripción a Xbox Live, para pensárselo muy seriamente.

  4. Trufeitor dice:

    Pues precisamente comentaba ayer con un amigo que, aunque creo que este servicio es brutal y según como lo plantee Microsoft puede poner la industria patas arriba, a mi particularmente no me conviene ya que dispongo de poco tiempo para jugar y tengo acumulados con Gold y ofertas varias más juegos de los que seguramente podré jugar en mi vida (o al menos durante la infancia de mis tres gremlins).

    Y de está reflexión voy a otra que me hice hace tiempo, la razón de ser de estos servicios no es verlo todo, jugarlo todo o leerlo todo, porque con tal cantidad de material es imposible, sino que cuando te apetezca algo siempre tengas disponible contenido a tu gusto.

Comentarios cerrados