Tecnología

La era de las opciones infinitas

·

Ayer se presentaba oficialmente Xbox Game Pass, el nuevo y prometedor servicio de suscripción con el que los usuarios de la Xbox One podrán disfrutar de una tarifa plana con más de 100 juegos a los que jugar por 10 dólares al mes.

Este servicio es básicamente el Netflix de los videojuegos. O el Spotify de los videojuegos. O el Kindle Unlimited de los videojuegos. Los modelos de suscripción no son nuevos ni siquiera en el segmento de los juegos, desde luego, pero en Microsoft han dado en el clavo con una oferta difífil de igualar en cantidad o en calidad. El acierto debería de hecho cambiar un poco las cosas en el tradicional dominio de Sony en venta de consolas, pero eso, al menos en España, parece difícil.

Sea como fuere, el post no va tanto por ahí como por el hecho de que este servicio de suscripción tan fantástico y maravilloso tiene el mismo problema que todos los fantásticos y maravillosos servicios que ya existían para los libros, la música, o las series y las películas.

No tenemos tiempo.

Yo, desde luego, no lo tengo. Algún lector me ha preguntado de cuándo en cuándo cómo hago para sacar el tiempo para escribir en Xataka, aquí, en The Unshut (allí cada vez menos), cacharrear con aparatitos, leer lo que leo, ver series y encima (redoble de tambor) disfrutar de mi familia. La respuesta es lógica y sencilla: reparto el tiempo como puedo. A veces me sale bien (escribo rápido, eso ayuda) y a veces no tanto.

Lo que ocurre es que por muy bien que reparta el tiempo, cada vez más contenidos reclaman mi atención. Lo comentaba hace unos meses, cuando Amazon Prime Video debutó en nuestro país y yo me apuntaba alguna que otra serie para disfrutarlo. ¿Sabéis cuántas he visto?

Cero.

Es solo un ejemplo. Aquí va otro: en Pozuelo existe una biblioteca con versión y aplicación online, eBookPozuelo. Es un servicio alucinante que me está permitiendo leer ‘Falcó’, de mi admirado Pérez-Reverte (el libro por ahora estupendo) sin pagar un duro y de forma legítima. Lo estoy haciendo en ratitos de 20 minutos, ya metido en el sobre y con el móvil como inseparable compañero de lectura hasta que caigo con otro inseparable compañero llamado Morfeo. Le robo un poco de tiempo al tiempo (en este caso al sueño, claro), pero al final uno llega a la misma conclusión.

Que no hay tiempo.

No lo hay para leer más, ni para oír más (afortunadamente esto lo puedes hacer un poco en segundo plano), ni para ver más, ni, cómo no, para jugar más.

Estamos en la era de las opciones infinitas.

No solo en materia de contenidos, sino de muchas otras cosas. Demasiadas opciones, demasiadas oportunidades, demasiado que queremos pero no podemos hacer. Aquí estamos en peligro de caer en una versión aumentada del síndrome FoMO (Fear of Missing Out). Ya sabéis, eso de que por no habernos conectado a las redes sociales durante un par de horas creemos que nos hemos perdido algo crucial para nuestras vidas.

Y la lección, queridos lectores, es que no lo hemos hecho. Bueno, sí, pero por (espero) una buena causa. Yo no juego al FIFA todo el día porque me gustaría jugar al Battelfield 1 todo el día. No lo hago porque me gustaría ver todas las series y películas del mundo. No lo hago porque me gustaría leer sin parar. No lo hago porque me gustaría jugar más con mis niños o comer hamburguesas con Sally en el Five Guys o donde se tercie. No lo hago porque tengo que trabajar mucho. Y no hago esto más porque afortunadamente tengo claro lo más importante de todo, y en lo que espero que coincidáis conmigo:

Sí hay tiempo para todo.

Para todo lo que uno realmente quiere hacer, por supuesto. Y eso es lo importante. Es una de mis frases preferidas. El que quiere, puede.

Pues eso.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “La era de las opciones infinitas

  1. Genial la frase final, certera de hecho y quizá de para otra réplica cómoda de Five Guys. Ya lo veremos..

    Sin duda vivimos en una era llena de todo (faltó citar, por ejemplo, la opción que se tiene de hacer cursos en Coursera y similares je,je) pero sin duda al mismo tiempo la saturación no siempre lo es todo.

    Decimos en México que el que “mucho abarca poco aprieta”, y es verdad. Tan válido es el argumento como el de que sacamos tiempo para lo que queremos.

    ¿Deberían cobrarnos por lo que consumimos en medio de un denso catálogo? Quizá… o quizá luego nos terminaríamos asustando por lo mucho que si usamos.

    • Lo de la réplica no lo entiendo bien (dices por si visito otro sitio, para contarlo, supongo), pero vamos, todo se andará 😛 Lo de quien mucho abarca poco aprieta también se dice por aquí. Otra gran verdad, medio aplicable a este caso.

  2. Desenfoque Selectivo dice:

    Podríamos llamarlo la era del aturdimiento, casi se nos da tanto para pensar que terminamos por no pensar lo menosposible.

    En otro sitio se quejaban de como los nuevos “nokia” roban el protagonismo a cosas más meritorias en Barcelona, es de preguntarse si ante es abrumador mar de opciones el cerebro busque la salida más fácil, parece un problema ontológico.

  3. Javier dice:

    Te entiendo perfectamente. Hace tiempo que quiero adquirir la Xbox One S aprovechando que está a muy buen precio, pero el poco tiempo libre de que dispongo lo comparto entre la PS4 y Netflix, y sé que no la iba a aprovechar plenamente. Sin embargo, la oferta es realmente buena: por lo que te cuestan 2 o 3 juegos al año puedes disfrutar de un catálogo amplio. Y lo mejor es que no es streaming, sino que los juegos se instalan en el disco duro. Si no exigen, además, suscripción a Xbox Live, para pensárselo muy seriamente.

  4. Trufeitor dice:

    Pues precisamente comentaba ayer con un amigo que, aunque creo que este servicio es brutal y según como lo plantee Microsoft puede poner la industria patas arriba, a mi particularmente no me conviene ya que dispongo de poco tiempo para jugar y tengo acumulados con Gold y ofertas varias más juegos de los que seguramente podré jugar en mi vida (o al menos durante la infancia de mis tres gremlins).

    Y de está reflexión voy a otra que me hice hace tiempo, la razón de ser de estos servicios no es verlo todo, jugarlo todo o leerlo todo, porque con tal cantidad de material es imposible, sino que cuando te apetezca algo siempre tengas disponible contenido a tu gusto.

Comentarios cerrados