Tecnología

Fuchsia quiere cargarse a Windows 10

·

Vuelvo a las andadas tras un pequeño (y siempre merecido) descanso en el que eso sí, os habéis quedado sin ofertas de viernes y sin IFs. Pero es lo bueno de hacerse esperar, que uno llega con fuerzas renovadas 🙂

La semana pasada se quedó algún tema que otro en el tintero, como siempre, y por ejemplo no tuve tiempo para hablar aquí de los rumores que se van agolpando sobre Fuchsia y Andromeda, los desarrollos que parecen marcar el futuro de Google en materia de sistemas operativos.

Hace unos días el debate sobre ese futuro se reabrió gracias al post de este chico que salido de la nada hacía un buen resumen de lo que se sabe y a lo que apunta esta solución. Algunas conclusiones tras leer ese post y una segunda parte en la que se aclaraban términos:

  1. Google se quiere deshacer de su dependencia de Linux. Fuchsia es el sistema operativo basado en Magenta, un kernel especialmente diseñado para, supongo, separarse de Linux todo lo posible. Como dice el tipo al final habrá ciertas similitudes, porque para eso están los estándares POSIX, pero yo diría que con esto Google quiere ir un paso más allá en su concepción de un sistema operativo “mucho más suyo”.
  2. Fuchsia es convergencia: por todo lo que dicen, habrá una especie de fusión entre Chrome OS y Android, pero lo que pasará (parece) es que Fuchsia es una evolución de Chrome OS que podrá ejecutar aplicaciones Android que funcionarán en ventanas flotantes y redimensionables, algo similar a lo que ahora se logra en Android 7.0 Nougat.
  3. Andromeda es Fuchsia para portátiles y tablets convertibles: o al menos eso es lo que yo intuyo por el pequeño lío de nombres que existen con las distintas partes de este megarumor. El chico dice que Andromeda será tan solo la primera versión de Fuchsia (porque empieza por la letra A, tiene sentido), y parece que estará dirigida por el momento solo a dispositivos como Chromebooks o tablets convertibles como la evolución del Pixel C.
  4. De momento no en smartphones: parece que tendremos que esperar una temporada a lograr que nuestro smartphone basado en Fuchsia se convierta en nuestro PC. ¿Quizás con el Pixel 3 en 2018?. Si hacemos caso a la guerra de las galaxias lista de galaxias, quizás el smartphone con Fuchsia lleve la segunda versión de este SO, que se llamaría Black Eye o Bode. Dato conflictivo: no hay galaxias para todas las letras, así que por ahí vamos mal.
  5. Unificación a lo Windows 10: el movimiento de Google es hacia la unificación de plataformas, algo que todos sus directivos (incluido el Sr. Pichai) negaban que fuera a pasar. Yo tengo claro que como en el caso de Microsoft, la idea es tener un SO único. Hubiera apostado a que Android acabaría comiéndose a Chrome OS, pero parece que no será así.
  6. Las aplicaciones Android acabarán siendo apps Fuchsia/Andromeda: Me extraña eso de que mantengan como base Chrome OS porque Google Play es fundamental para esa concepción, así que la integración y funcionamiento de Android en Fuchsia debería ser nativo. A ver cómo resuelven esto. Este hombre habla de que habrá una API para aplicaciones legacy, y a partir de ahí las apps serán nuevas y perfectas para Fuchsia. Para eso tienen Mojo, otro componente que no es más que la nueva API para desarrollar aplicaciones en Fuchsia/Andromeda. Junto a Mojo (que soportará un porrón de lenguajes) estará Flutter, que se convertirá en el framework para la interfaz de usuario y que por lo visto seguirá el famoso Material Design. A ver cómo se las apañan los desarrolladores, porque de momento las apps de Android que funcionan en Chrome OS lo hacen pichí pichá. Lo dice el abuelo Yulupuki, ojo, no yo.

Seguro que hay más conclusiones, pero ahora mismo no se me ocurren. Seguro que tenéis vuestras propias opiniones si habéis leído sobre el tema, pero espero tener muchos más detalles el 17 de mayo, cuando dé comienzo el Google I/O de 2017.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Fuchsia quiere cargarse a Windows 10

  1. SrPerroverde dice:

    No acabo de entender esas ganas de librarse de Linux que tiene Google. A una empresa de su tamaño le bastaría con hacer una distro a medida, con sus aplicaciones bien integradas y darle algo de publicidad. Creo que en nada de tiempo Linux sería un SO a tener en cuenta. El único “pero” que se me ocurre es que eso arrastraría al resto de distros y quizá eso no le interese.

    • Esas ganas responden a un argumento que cualquier empresa ama por encima de todas las cosas: el control. Por cierto, en Google se usó en algún momento (no sé si ahora, pero parece que sí) una distro personalizada para sus desarrolladores e ingenieros, pero nunca la ofrecieron públicamente.

  2. Trufeitor dice:

    Bueno, creo que Google tiene el mismo problema en escritorio que Microsoft en móvil, tienen cosas más o menos chulas y más o menos versátiles, con una convergencia un tanto verde, pero que no dejan de ser soluciones de nicho en los entornos que les son impropios. La evolución de ChromeOS apunta buenas maneras y entrando por equipos baratos para funciones básicas que muten a cosas cada vez más complejas, puede tener una puerta de entrada en el escritorio del gran público, pero la competencia con los netbooks 2.0 está cada vez más dura con soluciones de hardware cada vez más competentes que ejecutan W10 completo. Desde luego no parece que Google vaya a tener un camino de rosas para acaparar mercado y Microsoft tuvo una ventana de oportunidad interesante en móvil, pero que todos sabemos en que acabó por muchos motivos. Habrá que ver si vuelve a intentar salir de su zona de confort o si su nicho empresarial y todos los servicios que vende no le compensan el riesgo.

    Vienen tiempos interesantes, pero en este punto parece que los equilibrios están bastante asentados y está por ver si alguno de los grandes jugadores presenta argumentos lo suficientemente potentes para romper la tendencia.

    • Discrepo. Google tiene muchas más posibilidades de tener éxito con su estrategia down-top (del móvil al escritorio) que con la top-down (del escritorio al móvil) que ha seguido Microsoft. Este tipo de desarrollos simplemente quieren unificar plataformas y que el futuro sea esa mezcla con lo mejor de Chrome OS y de Android, parece. Veremos por dónde van los tiros, pero Google no va a dejar escapar al móvil, que es el que domina nuestro mundo.

      • Trufeitor dice:

        No niego que hoy en día el móvil es lo que pita y ahí no hay quien tosa a Google, teniendo en cuenta que el escritorio está en retroceso es posible que lo tenga más fácil que Microsoft en el terreno móvil. Sin embargo, lo que trato de apuntar es que con lo que tiene a día de hoy Google apenas si ha arañado el mercado de escritorio, Chrome OS no es ni siquiera un nicho, su presencia es testimonial (o estoy muy desinformado) y no estoy tan seguro de que haciendo las aplicaciones de móvil compatibles con Chrome OS vaya a conquistar el beneplácito del usuario tipo de escritorio, entre otras cosas porque esas apps ya las tenemos en el móvil y se supone que el que tiene un sobremesa busca otra cosa (porque móvil ya tiene prácticamente todo el mundo).

        No he querido dar a entender que Microsoft esté en situación de retomar la lucha por el móvil, sino que Google va a tener complicado, en mi opinión, convencer a los usuarios de escritorio y tiene que presentar algo muy potente y diferencial (quizá a través de una gran integración con Android a la Apple) para mover significativamente un mercado que, de momento, Windows domina con mano de hierro.

      • Está claro que hay áreas en las que será muy difícil desplazar a un ordenador convencional (juegos, por ejemplo), pero para muchos otros escenarios creo que un “móvil convertible” será un producto perfecto. De todos modos esto quizás es más un deseo que una visión de futuro. Veremos lo que pasa al final, porque la cosa está yendo bastante más despacio de lo que yo creí que iría.

  3. El riesgo que yo veo es que Google deje de hacer bien lo que sabe hacer bien por meterse a hacer cosas nuevas que a otras empresas de tamaño similar (Microsoft) les cuesta el grueso de sus esfuerzos y sus dineros lograr.

    • No creo que sean cosas del todo nuevas. Es adaptar lo que ya tiene al escritorio, y tiene tiempo para hacerlo. Otros le están enseñando el camino (Remix OS) y los posibles obstáculos (W10) que hay en el tema de la convergencia, y yo creo que lo tienen todo bastante claro.

  4. Lambda dice:

    En mi opinión, Google no apunta al mercado profesional. Apunta a los usuarios comunes. Y ahí todavía le queda cancha. El Windows IoT abarca ambas posibilidades si Microsoft lo plantea (todavía no). Google tiene un modelo de negocio que permite experimentar, pero no alienta SO’s sin “versionitis”… Hasta que no cambie eso, lo tiene difícil. De momento, todavía carece de un software que permita tumbar las aplicaciones de escritorio de Windows en todas las áreas, al mismo nivel. Veremos si Fucsia da esa base (y si ARM cumple para ello). Un saludo.

Comentarios cerrados