Tecnología

Nintendo Switch y la condena de la originalidad

·

Nunca fui nintendero. Las consolas y los juegos franquicia de Nintendo siempre me parecieron infantiles. Demasiado simplonas, demasiado fieles a un tipo de juegos que ya no iban conmigo, y, por supuesto, demasiado fieles a su herencia. 

Hice mi pequeño experimento hace unos años con la Nintendo Wii, claro. Caí en el fenómeno como otros muchos millones de personas para luego darme cuenta de que Wii Sports tenía muy poco recorrido y que aunque como concepto era simpático y efectivamente podía dar juego en reuniones familiares o de amigos, uno acababa jugando solo, y ahí la cosa no tenía tanta gracia. La vendí un mes después. 

Como muchas otras consolas de Nintendo antes y como otras que han aparecido después, la Wii ganaba a todas sus competidoras en un ámbito: la originalidad. Los productos de este fabricante siempre se las han arreglado para tratar de imponer nuevas tendencias y darle un giro a las que ya había, y eso es lo que trataron de hacer con una ya casi olvidada Wii U y lo que están intentando hacer de nuevo con la recién presentada Nintendo Switch. 

¿Tiene sentido esta consola hoy por hoy? Como podréis adivinar, yo no lo veo nada claro. Puede que el concepto de consola híbrida tenga su aquel, pero es que Switch no compite aquí con la Xbox One o la PS4. Ni siquiera lo intenta. Compite con nuestros smartphones, y me temo que tiene la batalla perdida de antemano. 

La tiene porque todo el mundo tiene ya un smartphone y porque el ser humano es vago por naturaleza. No vas a llevarte dos dispositivos en la mochila cuando con uno te puedes apañar. Por mucho que te puedas llevar la partida de ‘The Legend of Zelda: Breath of the Wild’ a todas partes, no acabo de verle el encanto a cargar con la consola teniendo el smartphone como perfecto producto para esos tiempos muertos que todos sufrimos a diario. 

Tampoco ayuda que el catálogo sea más bien limitado en este lanzamiento (aunque me gusta que FIFA vuelva por fin a Nintendo, veremos cómo se juega en esta consola) o que el precio de la consola esté al nivel de unas PS4 y Xbox One que ofrecen experiencias técnicamente superiores, aunque uno pueda decir que eso no significa que sean mejores solo por eso. Pueden no serlo, pero es que los juegos que la mayoría quiere ya están en esas consolas, y esa lucha del “yo contra todos” de Nintendo que hace que desarrollos de terceras partes aparezcan con cuentagotas. 

Seguro que hay un mercado para la Switch, pero yo diría que ese mercado ha ido empequeñeciendo con el paso de los años. Esta parece más una segunda consola (cara) que una consola principal para la inmensa mayoría de aficionados a los videojuegos, y como dije hace unos meses, creo que Nintendo debería aceptar la realidad y aprovechar lo que podría hacer en smartphones con poco esfuerzo. En Ars Technica van más allá y afirman que esta es la última vez que Nintendo tira los dados para buscar suerte, y aunque me pese decirlo, creo que están en lo cierto. Puede que sea el canto de cisne de una Nintendo a la que condena su obsesiva búsqueda de la originalidad. 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Nintendo Switch y la condena de la originalidad

  1. CarlosRM dice:

    Tienes toda la razón Javi, he seguido muy de cerca estos días todos los datos y detalles que se han ido conociendo y coincido contigo. Nintendo, en pos de la originalidad ha dejado atrás temas tan importantes como la potencia o el precio, es una consola cara, muy cara para lo que ofrece, cuyos títulos de lanzamiento se pueden contar con los dedos de las manos y donde solo sobresale ese Zelda y ese “Mario GTA” que más bien parece una prueba de concepto. Nintendo ha maltratado a sus fieles seguidores que compraron una Wii U en los primeros compases de su vida, con nada que las ventas decayeron la abandonaron, podrían haber hecho mucho más aparte de nutrirla de títulos propios, como bajarle el precio o luchar por juegos de thirds parties, tal y como mejoró Microsoft su política respecto a kinect y Xbox. Con Switch Nintendo vuelve a tirar de arrogancia al lanzar al mercado una consola cara, técnicamente desfasada con respecto a sus competidoras y sin ningún bundle que pueda hacerla más asequible, ah y accesorios como el “mando pro” o la conexión a a internet a parte del precio.
    Tenemos que pensar que hará Nintendo si la cosa falla, puesto que tenemos como precedente este pasado año de sequedad de Wii U, creo que, como citas, será el último canto de cisne de la gran N, la cual se lo juega a todo o nada con una consola que destaca por su concepto, no por como lo lleva a cabo, o por algunas novedades como esos pequeños joy-cons, con los que parece que será complicado jugar en condiciones a un Zelda sin tener que pagar un coste adicional.

  2. batlander dice:

    Hombre, esta claro que una consola principal para muchos no va a ser, pero viendo la potencia que tiene, en modo portatil es como una PS3 y en modo sobremesa usando FP16 se acerca a la potencia de ONE (obviamente con limitaciones), con lo cual la consola va a dar muchas posibilidades. Aparte las diferentes formas de jugar, lo de ponerla en el coche me parece una maravilla.

    Yo no se que va a pasar, pero mi opinion sobre los smartphones es diametralmente opuesta. Si te gustan los videojuegos de verdad la ultima plataforma donde vas a jugar es un smartphone. Yo tengo 3 juegos y echo alguna partida muy de vez en cuando pero el 99% son un desperdicio. O sea, quesi la gente se piensa que si Nintendo desaparece o se va a moviles la cosa va a mejorar en mi opinion esta soñando. Y es ahi donde entra esta consola. Que ademas aporta una diferenciacion clara respecto a las otras, y por primera vez sin cagarla en potencia.

    Yo la verdad es que antes era un tanto pesimista, pero despues de ver la presentacion y haberme informado un poco creo que la jugada les va a salir bien esta vez.

    • Romano dice:

      Ni tanto, con Super Mario Run quedó demostrado, los juegos solo se venden por menos de dos dólares… por más prácticamente los consideran un timo, y eso que tenían a Mario de forma emblemática

  3. Romano dice:

    Bueno ciertamente y si los rumores se cumplen, ese Tegra X2 es mucho más débil que las gráficas del Play Station 4 o del Xbox ONE, pero lo cierto es que Nintendo ha hecho una buena elección y no fue por las tostadoras interactivas que proporciona AMD como procesadores que solo generan cuellos de botella y sobrecalentamientos, teniendo en cuenta que consumirá muy poco en comparación a sus rivales y en términos totales no hay la gran diferencia (Por más que lo intenten, la Play Station 4 Pro no es nada Pro) yo creo que Nintendo atacará a las consolas, después de todo, se puede conectar a un televisor y el camino a recorrer en potencia no es tanto (La Wii U solo se quedó atrás por su obseoleto hardware, no es que sus competidoras sean buenas) ya veremos como se desarrolla el futuro

  4. Carlos dice:

    Creo que ha cometido un error, y el tiempo dirá si me da la razón o no. Se ha creado su propio enemigo al entrar en un terreno que dominaba con Nintendo DS desde el principio y donde ha dejado PS Vita para el arrastre al intentar entrar en un mundo que ya era suyo y que dominaba claramente para dejar de lado al mercado principal que es el de salón, el de sobremesa. Está claro que es un mercado que da mucho jugo y que tiene franquicias que la hacen única para los jugadores de ayer y de hoy. Mario, Kirby, Zelda, Pikmin, Metroid, Donkey Kong o Starfox sin mencionar los despliegues en forma de “kart”, “smash” y demás añadidos.
    Los que empezamos con Nes y acertamos con Super Nintendo, hemos seguido con Nintendo 64, GameCube, Wii e incluso algunos con Wii U porque aunque no fueran, a excepción de Wii desde la de 64 bits en adelante, poseedoras de un catálogo extenso si que tenías los juegos estrella de la casa con una jugabilidad medida al milímetro y sabías que había calidad y juego para rato aunque no siempre gozase de la mejor tecnología su apuesta era total por sus videoconsolas, sabías que aunque no hubiera Call of Duty, Fifas o GTAs, había juegos muy divertidos y de eso se trataba.
    Ahora sacan “el chisme este” que no saben si es de sobremesa o es portátil, que si tiene la potencia de Master System o de los Game&Watch y dices, “¡pero qué has hecho, Nintendo!”. No pienso cargar con más chismes cuando me voy de casa (móvil, tableta o portátil según el trabajo, cargador, power bank…). Como fiel jugador de Nintendo, yo me bajo en esta parada, así que dejaré en mi sobremesa Wii U esperando que la anteriormente “gran N” vea el error que ha cometido y del que huelo el tortazo desde enero de 2017.
    Con lo fácil que hubiera sido una consola de sobremesa, con potencia considerable para tratar de tu a tu a PS4 y XBO con las franquicias de Nintendo aseguradas y con posibilidades multimedia de salón y no… se complican haciendo “esto”.

Comentarios cerrados