Tecnología

Resucitando un viejo Eee PC 1000HE con un SSD

·

En 2009 los netbooks dominaban el mundo. Bueno, eso igual es una exageración, pero lo cierto es que sí fueron tendencia y demostraron que por fin era posible contar con equipos baratos y decentes. Aquel fenómeno fue en cierto modo similar al de los tablets: se pusieron de moda y de repente todo el mundo quería fabricar uno, así que la avalancha de modelos en 2008, 2009 e incluso 2010 fue bastante importante. 

Yo caí en aquella fiebre, claro. Primero con mi Koji, aquel Medion Akoya Mini con el que disfruté como un enano y en el que entre otras cosas hice alguna chorrez friqui como la de meter Windows Vista, Ubuntu 8.04 y Mac OS X 10.5.4 con una configuración triple boot por lo de siempre: poder decir que lo había hecho. Como se nota la cantidad de tiempo que tenía: no paraba de trastear con el equipo. 

El caso es que tras el éxito cosechado con aquel equipo acabé regalándole un ASUS EeePC 1000HE a principios de 2009 a Sally, que sacó buen provecho de él durante un tiempo. No demasiado porque los netbooks eran solo eso, netbooks, y sus limitaciones eran patentes en cuanto les metías un poco de tralla. 

El EeePC 1000HE vivió largos y azarosos días —quizá algún día cuente más— y hace unos meses lo desempolvé para ver si podría aprovecharse como ordenador para mis peques. De eso sí que tengo reservado post un día, por cierto, porque escribí esto pero hay más que contar.

Acabé instalando una Edubuntu 14.04 y ale, a tirar millas, pero cada vez que mi pobre hija se ponía delante del equipo veía como cada cosa que hacía se alargaba de forma alucinante. Ella, que es una santita, ni se quejaba, pero acabé tomando una decisión: ya estaba bien. Había que hacer algo, así que armado con los ahorros de toda la vida me dirigí a Amazon y busqué unidades SSD para el equipo. No quería gastar mucho por si aquello me salía rana, y enseguida encontré candidata: una unidad KingDian de 60 GB por 28 euros.

En dos días la tenía en casa, así que ya podía hacer el cambio de unidad. Primero, eso sí, hice unas pruebas de rendimiento de disco básicas al EeePC 1000HE y también medí el tiempo de arranque y lanzamiento de Firefox nada más iniciar sesión. Eso me serviría como referencia rápida cuando hiciera el cambio para saber cuánto tiempo ganaba con la mejora del SSD. 

Tras esas operaciones altamente técnicas (¡ja!) hice el cambio e instalé la unidad SSD en unos 2 minutos aproximadamente. Qué gozada lo de que los fabricantes ofrecieran una tapa con acceso a memoria y almacenamiento para cambiar este tipo de componentes rápidamente. Con el EeePC 1000HE preparado, me puse a instalar de nuevo Edubuntu. Todo parecía ir bien, pero lo cierto es que la cosa no iba tan suave como yo esperaría. Terminé de instalar, realicé la prueba de arranque y la prueba de rendimiento de disco y me quedé patidifuso: 

Aquello iba igual de mal que antes. 

¿Cómo es posible? «Vamos a ver JaviPas, ¿qué narices está pasando aquí?», me pregunté. Como con Edubuntu las pruebas eran un poco cutres, quise probar la unidad instalando una versión de evaluación de Windows 10. Aquello tardó un buen rato, más otro para actualizar todos los componentes software, y al final lo mismo. En Windows 10 el EeePC 1000HE se movía a rastras. Una prueba rápida con CrystalDiskMark no daba buenos augurios: 

¿Qué es esta castaña? ¿123 MB/s en lectura y 62 MB/s en escritura? Mal. Esto no chutaba, sobre todo sabiendo que las velocidades máximas indicadas por el fabricante eran de 560/380 MB/s respectivamente. 

No lograba dar con la clave, así que lo dejé estar. Al día siguiente tenía que ir a la oficina y encontrarme con Matu para grabar un vídeo xatakero, y como es un tipo muy apañao con muchos truquis y muchos trapis, le pregunté si se le ocurría algo. Tardó unos 2 segundos en responder. «Eso va a ser que no tienes activado el soporte AHCI en la BIOS». 

Ahí le has dado, Matu. 

Efectivamente, esa era la razón. Al volver a casa me puse con el equipo en cuanto tuve un rato, pero el EeePC no quería ponérmelo fácil: la BIOS que tenía instalada tenía bloqueada esa opción, y de hecho ninguna BIOS oficial para este equipo habilitaba el soporte AHCI. ¿Por qué? Solo dios lo sabe, pero no importa: resulta que buscando con San Google me topé con un foro en la que algún loco se había creado una BIOS personalizada para el equipo que sí ofrecía soporte AHCI. 

Tras descargarla, más problemas, porque actualizar la BIOS del equipo también fue complicadete: había que meter una llave USB con el fichero 1000HE.ROM sin más y arrancar con un Alt+F2, pero atención porque no valía cualquier llave ni cualquier formato. Aquello se quedaba siempre en un punto en el que aparecía el mensaje «Reading file «1000HE.ROM»», y ya. Más investigaciones y más pérdidas de tiempo me llevaron a ir probando llaves distintas con formatos distintos. Al final funcionó la más antigua que tenía, formateada en FAT con bloques de 64K, creo recordar. Fueron tantas pruebas que ya ni me acuerdo de ese detalle. 

Ya lo tenía todo. Actualicé la BIOS, vi que efectivamente estaba la bendita opción AHCI, la activé, y reinicié el sistema. Como me había comentado Matu y ya esperaba, a Windows 10 no le gusta que le cambies el estándar de conexión de almacenamiento, así que tras dar un par de mensajes de error se quedó atontado. ¿Qué tocaba? Pues volver a instalarlo todo. Otra vez. 

Tras instalarlo todo probé de nuevo a pasar la prueba de disco. Curiosamente en Windows 10 la unidad seguía yendo igual en lecturas, aunque mejoró en escrituras, pero lo que yo quería realmente era probarlo con Edubuntu. Instalé sin problemas conservando Windows 10, y una vez hecho, la cosa se notó enseguida. No tanto en lecturas (un poquito mejores) o escrituras (el doble de rápidas) sino en general, algo que no se puede ver con una foto (como estas, tomadas rápido con el móvil):

Toda la interfaz iba (medianamente) suave, y las pruebas de reinicio y de disco también eran notablemente mejores. De hecho grabé también la secuencia de inicio y le mandé los dos ficheritos a Matu de nuevo (gracias de nuevo crack), que para eso es el responsable de los vídeos de Xataka y podía echarme un cable poniendo las dos grabaciones en un solo vídeo, pero enfrentadas lado a lado. El resultado rápido (no está súper sincronizado, pero vamos, la conclusión es contundente) es este:

 

Que el tiempo de arranque se reduzca a 43 s hace que el Eee PC sea hasta «usable», y como se ve en el vídeo incluso lanzar de primeras Firefox y cargar Incognitosis (a una mano) va relativamente bien. Básicamente tarda la mitad de tiempo que antes, pero como digo donde se nota más es en el funcionamiento general, que sin poder tirar cohetes ha mejorado sensiblemente. 

Conclusión: acierto. Si estáis en las mismas, es lo de siempre: los SSD son hoy por hoy la actualización más evidente que podéis hacer en un equipo viejo.

PD: Bien por Matu. Gracias mil, crack. 

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • Logitech G29: el volante y pedales para juegos de conducción y carreras, compatible con PS3, PS4 y PC Windows. Está a un precio escandaloso, 158 euros en Amazon Alemania envío incluido. Nunca lo vi tan bajo.
  • Smart TV LG 55 pulgadas: con resolución 4K/UHD, HDR, sonido Ultra Surround, procesador quad-core, gobernada por webOS 4.5, 20 W de altavoces, está a 459 euros en Amazon.
  • Nintendo Switch: el modelo en colores azul y rojo y con los dos mandos está a 269,99 euros en eBay. Envío desde España y dos años de garantía.
  • OnePlus 7: estupendo con sus 6,41″, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5 MP, lector de huella en pantalla, 3700 mAh. Está a 361 euros en Gearbest con el código GBOP7GSBW, alucinante
  • Xiaomi Mi 9T Pro: Snapdragon 855. 6,39″, selfie popup, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cámara de 48+13+8 MP, 4000 mAh, NFC, color rojo, lector de huella en pantalla. Está a 328 euros en AliExpress Plaza (envío desde España, 2 años garantía)
  • OnePlus 7 Pro: 6,67″ a 90 Hz gloriosos, Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB capacidad, cámara triple 48+16+8 MP, cámara frontal 16 MP retráctil, lector bajo pantalla, 4.000 mAh, espectacular a 549,95 euros en GearBest con el código GBOP7PGSBW
  • Xiaomi Redmi Note 8: el nuevo teléfono chollo de 6,53″, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Estupendo a 150 euros en Banggood con el código BGN8G3. Más versiones: 4/64 GB por 168 euros en Banggood con el código BGN841 y la de 4/128 GB está a 187 euros en Banggood con el código BGN881
  • Monitor Gaming HP 27MX: un 27 pulgadas con resolución 1920×1080 que destaca por su panel de 144 Hz, por su soporte AMD FreeSync pero sobre todo por su sistema de iluminación ambiental (tipo ambilight). Muy chulo por 209 euros en Amazon.
  • Philips Hue White Starter Kit: 3 bombillas LED E27, un bridge y un mando a distancia, luz blanca cálida, eficiencia A+, regulable, control por WiFi, el kit completo está a 66 euros en Amazon Italia, envío incluido, con el código SMART25
  • Tableta Chuwi Hi9 Pro: una tableta modesta pero interesante: 8,4 pulgadas, Helio X20, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera de 8 MP, GPS, Android 8.0, 5000 mAh, está a 101 euros en Banggood con el código BG14c94a
  • Xiaomi Redmi S2: como no todo el mundo necesita un Google Pixel 3 XL ni gastar 1.000 euros, atentos a este móvil con un Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad y cámara dual (16+5). Está a 90 euros en Banggood con el código BGESS27. Y por 13 euros más, la versión de 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad, que está a 103 euros en Banggood con el código BGESS5
  • Pack cables de USB a MicroUSB AUKEY: para cargar móviles y otros dispositivos, pack de 5 cables. 1 x 2m, 2 x 1 m, 2 x 0,3 m. Están a solo 4,1 euros en Amazon con el código 3YIQ3MWT (bajan desde los 7,69 euros).
  • Smartwatch Lenovo E1: Carcasa de aleación, 1,33 pulgadas de pantalla 240×240 píxeles, protección IP67, 180 mAh de batería, modos deportivos, frecuencia cardiaca, GPS. Está a solo 30,90 euros en GearBest con el código G399E4E32218D000
  • Portátil Xiaomi Mi Ruby 2019: estupendo con sus 15,6″, 1920×1200 píxeles, Core i5-8250U, 8 GB de RAM (¡ampliables!), 512 GB de SSD, GeForce MX110 2 GB, teclado numérico, teclado USA, gran touchpad. Está a 550 euros en Banggood con el código BGRRU9
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: el nuevo cholloteléfono. 6,53?, Helio G90T, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (64+8+2+2) – debuta el sensor de 64 MP!, 4500 mAh (uauh), NFC, está a 175 euros en GearBest con código GBNOTE8P1 (2 años garantía España)
  • Xiaomi Mi 9 Lite: una versión estupenda y más barata, 6,39″, Snapdragon 710, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4030 de batería, está a 215,40 euros en GearBest con el código GBMI9LITE101 (2 años garantía España)
  • Televisor LED 40 pulgadas TD Systems: modelo K40DLM7F para un televisor básico con resolución 1080p, diagonal de 40 pulgadas, 3 puertos HDMI, VGA; USB reproductor y grabador, eficiencia A+. Está increíble a 169 euros si no necesitáis más pulgadas y 4K.
  • Portátil convertible BMAX Y13: un equipo sorprendente. 13,3 pulgadas táctil, convertible en tableta, Intel Celeron N4100 (modesto ahí), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado retroiluminado, puerto USB-C, WiFi 802.11ac. Está a 336 euros en GearBest
  • Portátil convertible Teclast F5R: de ese estilo también es este modelo de 11,6 pulgadas con un N3450, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD; también con pantalla táctil, modo tableta, WiFi 802.11ac, está a 245 euros en Banggood con el código BGF5RP
  • Smart TV Panasonic 65 pulgadas: una televisión gigante, modelo Panasonic TX-65FX623E, diagonal de 65 pulgadas, 4K, HDR, modos gaming, compatible con Alexa y Google Assistant. Está a 699,99 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal, espectacular.
  • Alfombrilla SteelSeries QcK Prism: alfombrilla para ratón de 320×270 mm con iluminación RGB ininterrumpida y personalizable con 12 zonas independientes. Está a 31,98 euros en Amazon (60 en PcCom).
  • MiniPC Beelink T4: perfecto como PC de salón o para tareas ligeras, Intel Atom X5-Z8500, 4 GB de RAM, 64 GB de eMMC, Gigabit Ethernet, 2 puertos USB 3.0, HDMI, WiFi 802.11ac. Está a 109,08 euros en GearBest 
  • Portátil Lenovo Ideapad 530s: un buen modelo de 14 pulgadas Full HD, Core i7-8550U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10, teclado español, lector de huella. Está a 699,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 8: el nuevo teléfono chollo de 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Estupendo a 173 euros en Banggood con el código BGRN84
  • Robot de cocina Taurus MyCook: calienta por inducción, función sofrito, 10 velocidades, de 40 a 120 °C, balanza integrada, recetario impreso con 250 páginas, jarra de 2 litros. Está a 329 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A3: 6,01?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), Android One (puro, sin MIUI), lector de huella bajo pantalla, sin NFC, brutal: 145,36 euros en AliExpress. Otra opción, 189 euros en Amazon
  • Pocophone F1: El teléfono chollo de 2018 sigue molando con un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara dual (12+5), batería de 4.000 mAh. Alucinante por 228 euros en Banggood con el código BGESF3 (se envía desde España)
  • Xiaomi Mi 9 Lite: versión algo recortada del Mi 9 en CPU y algo en sus cámaras: 6,39?, Snapdragon 710, 6 GB de RAM, cámara triple (48+8+2 MP), 4030 mAh, lector de huella bajo pantalla, está a 221 euros en GearBest con el código GBM9LITE2.
  • Unidad SSD SanDIsk Extreme 500 GB: en formato M.2 NVMe, capacidad de medio terabyte, velocidades escandalosas de hasta 3.400 MB/S. Está a 109,99 euros en Amazon (132 en PCComp).
  • Teclado con trackpad Logitech 920: un teclado QWERTY español inalámbrico perfecto para el PC de salón, por ejemplo, color blanco, está a 20,1 euros en Amazon UK, envío incluido.
  • Auriculares Sony MDR-1AM2: auriculares con sonido de alta resolución, con cable desplegable, circumaurales, color negro (también blanco), están a 118 euros en Amazon Francia, envío incluido (en Amazon.es cuestan 170).
  • Acer Aspire 3: un 15,6? FullHD muy majo con un AMD Ryzen 7 2700U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, 1 TB HDD, Radeon RX Vega 10 Graphics, Windows 10 Home, teclado español, está a 479,99 euros en Amazon. Promete, desde luego.
  • Reloj cuantificador Amazfit GTR: el modelo de 47 mm de esfera, versión internacional, acero inoxidable, batería 25 días, sumergible 5 ATM, GPS, CLONASS, 5 modos deportivos, pantalla AMOLED, notificaciones. Está a 138,63 euros en AliExpress
  • Portátil HP Pavilion 15: un 15,6 pulgadas que mola por el nuevo procesador Core i5-9300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD + 128 GB de SSD, y una GeForce GTX 1050 para jugar. Teclado español, viene sin Windows. Está a 599,99 euros en Amazon.
  • Amazon Fire TV Stick: el competidor del Chromecast tiene su propio mando a distancia y permite reproducir en tu tele todo lo que tengas en tu tableta o móvil. Fantástico por 29,99 euros en Amazon, baja un 25%.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Báscula Xiaomi Mi Smart Scale 2: estupenda para monitorizar el peso de varias personas, versión renovada, Bluetooh 5.0, está a 19,99 euros en Amazon
  • Auriculares inalámbricos Xiaomi AirDots TWS: los competidores de los AirPods de Apple con Bluetooth 5.0, 4 horas de autonomía y 12 más en el estuche, control táctil. Están a 15,6 euros en GearBest con el código GBREDMI189, dos años de garantía en España.
  • Patinete eléctrico Xiaomi Mi M365: un scooter ya clásico con 30 km de autonomía, 25 km/h de velocidad, frenos de disco, neumáticos de aire, en 5 días máx en casa. Está a 290,12 euros en Banggood con el código BGMI365CN19
  • OPPO Find X: pantalla de 6,42 sin marcos, Snapdragon 845, 8 Gb de RAM, 256 GB capacidad (uauh), cámara trasera motorizada 16+20 MP, cámara frontal 25 MP, 3730 mAh, carga super VOOC, estupendo a 509 euros en Amazon (baja de 999). Es la versión china, pero se puede poner en español.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

23 comentarios en “Resucitando un viejo Eee PC 1000HE con un SSD

  1. Grande!

    Tengo un Medion (un portátil tambien de la época) en el que precisamente tengo Lubuntu 14.04 y hace dos días quise probar PIXEL (la distro Debian de Raspberry Foundation, que abrieron hace nada a tecnologia x86.), pero no se puede instalar todavía, pero ya noté mejora al ejecutarlo des de pendrive.

    poner un SSD puede ser una buena idea para revivirlo

    Por curiosidad, Edubuntu por algun motivo? Es más ligera?

    • Kheldar dice:

      Teorizo que tal vez la escogió por que es una versión de Ubuntu dirigida hacía la educación, citando a la ilustre wikipedia: «Edubuntu es una derivación oficial de la distribución Linux Ubuntu, destinada para su uso en ambientes escolares.»

      Pero de ligera no tiene nada, al menos no usando Gnome, tal vez con LXDE o XFCE pero aun así Ubuntu no es precisamente la mejor base para crear una distribución ligera y su experiencia de uso es bastante mala y frustrante en equipos antiguos.

    • Aquí no tuve en cuenta lo ligera o no que fuera la distribución, quería algo que estuviese mínimamente preparado para ofrecer un entorno educativo. Como tú probé Pixel, pero no se podía instalar (no de serie, aunque habrá métodos alternativso) así que no me compliqué mucho más la vida.

  2. Kheldar dice:

    Que alegría que vuelvan post de este tipo, ya los extrañaba. Aunque mmm ponerle Edubuntu a un equipo como este no te parece pedirle demasiado? Me he encontrado en una situación similar (aunque con mis sobrinas) y me decidí por la distro de Hydrogen de BunsenLabs, ciertamente esteticamente no puede competir con Gnome ya que usa Openbox, pero a nivel de usabilidad y rendimiento va super bien en una vieja laptop del 2005 (1gb de RAM y un sempron a 1,8gz) y en una Dell inspiron mini (1Gb RAM y un Atom N450 a 1,6 ghz). En principio pensé que se les haría complicado pero la experiencia me demostró que no hay que subestimar a los niños, ellas aprendieron a usarla en un par de horas. La eepc podría rendir mucho mejor con una distribución mucho más ligera y el ssd, porque aun con el ssd considero que Edubuntu es un SO muy exigente para las capacidades de ese equipo, tu mismo lo dices:

    «Que el tiempo de arranque se reduzca a 43 s hace que el Eee PC sea hasta “usable”, y como se ve en el vídeo incluso lanzar de primeras Firefox y cargar Incognitosis (a una mano) va relativamente bien. Básicamente tarda la mitad de tiempo que antes, pero como digo donde se nota más es en el funcionamiento general, que sin poder tirar cohetes ha mejorado sensiblemente. »

    Las palabras clave son: «Usable», relativamente y sin poder tirar cohetes

    Das a entender que en realidad es una mejora menor, creo que tu peque te agradecería más el gesto de tener una netbook para ella, si su rendimiento fuera mejor aunque tenga que aprender a desenvolverse en un sistema menos «bonito» o «intuitivo» no a subestimes 😉

    • Land-of-Mordor dice:

      Si puedes subir los equipos a 2 Gb de RAM además del SSD (con un módulo procedente de un viejo portátil con DDR2) mejoras bastante el rendimiento y los tiempos de carga y es todavía más «usable».

    • Miguel dice:

      Me temo que un SSD en un Netbook de esas caracteristicas tiene muy poco sentido.

      Para empezar (siempre) habría que ver que tipo de Sata es el netbook o equipo. En Sata I es muy poco aconsejable un SSD, no le vas a sacar el partido que deberías. Sata II mejora pero no le sacas todo el partido. Solo con Sata 3 es 100% recomendable.

      Segundo, con este procesador:

      https://www.cpubenchmark.net/cpu.php?cpu=Intel+Atom+N280+%40+1.66GHz

      … es ridículo meterle un SSD porque el cuello de botella es el procesador, no el HD. Lo siento Javi pero en base a mis años de experiencia y pruebas (antes que tu ya lo había probado yo esto, y no solo con estos atom, con decenas de equipos) no tiene sentido actualizar un n280 con un ssd.

      Y dirás y entonces como es que he mejorado la velocidad?

      Muy sencillo: Desfragmentación o mejor dicho, la ausencia de ella.

      Si el HD tradicional, en este caso, esta desfragmentado como deberia (Auslogics disk defraf por ejemplo en la opción de «Desfragmentar y optimizar») el rendimiento con un SSD en este caso es similar en arranque del equipo por ejemplo. Y también una buena limpieza y optimización manual.

      Evidentemente en IOPS seguirá ganando el SSD. Pero con un procesador que no llega a 300 puntos Passmark (como un athlon xp) no tiene sentido gastar dinero en un SSD.

      Si fuera yo lo primero que habría probado es cambiar un procesador por alguno de segunda mano en ebay. Concretamente el único con el que se puede probar segun mis datos es el Atom 330 (Mismo socket, mismos nm, misma plataforma/microarquitectura: bonnell/nettop 08). En potencia más del doble (y doble de nucleos):

      http://www.cpubenchmark.net/cpu.php?cpu=Intel+Atom+330+%40+1.60GHz

      Salvo la duda de si aguantaría el TDP. Aunque sinceramente no me arriesgaría.

      Otro dato importante es el Readyboost que en este equipo cobra mucha importancia y más con pendrive mini. Como decía Land of Mordor, ampliar la RAM es importante en estos equipos. Si no se dispone de más bahias de ampliación un usb de 4gb pero con buena velocidad de lectura escritura ayuda y mucho. De nuevo hablo desde la experiencia.

      Conclusión: equipo en el que no merece la pena gastarse un duro.

      Gastar dinero en un equipo con 280 puntos passmark cuando tienes de segundamano y con garantia equipos de 11 y 13 pulgadas con I3 de primera a 3ª generación por 150-200 euros?

      • La CPU es sin duda un cuello de botella, pero insisto, el rendimiento general ha mejorado de forma sensible. De verdad. Por los 28 euros que me ha costado el invento (de hecho había una unidad de 32 GB por 22 euros, pero por 6 eurillos no iba a llorar) me parece buena opción, aunque es cierto que en este equipo un SSD no marca tantas diferencias como yo hubiera esperado porque es demasiado limitado en otros temas.

      • Te gastas 28€ y con el disco duro que te sobra te creas un disco duro portátil con una carcasa. Vamos que por treinta y pico euro la inversión merece más que la pena.

        P.D. Los primeros netbook llevaban SATA II. Tanto el EEE PC como el Aspire One que fueron los más comercializados.

  3. Ocelante dice:

    Hola, en primer lugar felicitarte por el blog, siempre lo leo.

    Bien, yo tengo un HP Mini, con un Atom, 2 gb de Ram y 320 gb de disco duro mecánico, y en él conviven Win7/Linux Mint Xfce. En Win7 tuve que congelar el Disco C porque instalarle un antivirus lo volvía muy lento al principio y se tardaba sus buenos minutos en funcionar.

    Linux Mint Xfce iba bien, pero yo quería que fuera más rápido (lo curioso es que en Windows podía soportar la espera, en Linux no), así que con un «sudo-apt get install lxde» lo solucioné y ahora sí que me siento satisfecho, y eso que como buen novato probé KDE y Gnome-Shell, pero me iban a pedales y peor que Windows.

    Lo curioso es que Firefox no me va tan bien como Chromium, no sé los motivos.

    Supongo que si me va tan bien con mi disco duro mecánico (y eso que es una netbook que compré en 2011) con una SSD mi equipo volará. Perdón por el tocho. Saludos!

    • Land-of-Mordor dice:

      Tengo cierta experiencia con el hardware de Netbook, SSD y vueltas a la vida. Tal y como indica Javi activar el AHCI es importantísimo (muchos no lo tienen activado porque el modo «emulación IDE» era más compatible con XP, el sistema operativo con el que muchos salieron de fábrica). Lo siguiente es contar al menos con 2 Gb de RAM (máximo que acepta el chipset de estos cacharrillos) y ya para rematar el SSD. Lo bueno es que como el puerto SATA de estos equipos no pasa de SATA2 cualquier SSD barato hace un buen trabajo.

      No hay milagros. El Atom, AMD E o similar de hoy en día pulveriza el rendimiento de estos pequeños valientes y desde luego el sistema operativo no es fluido como puede serlo del más humilde de los PCs de hoy en día. Pero se nota la diferencia y convierte el equipo en usable. Pasas el cuello de botella del disco duro (el más lento que los fabricantes pudieron encontrar, para ahorrar costes) al procesador, que da lo que puede.

      Los que sí ganan una barbaridad con el SSD son los últimos netbooks con AMD E-350/450/1800, 4Gb de RAM y 10-12».

      • Gracias como siempre Land. Sí, aquí me temo que el siguiente cuello de botella es el procesador, pero con eso no puedo hacer nada. Aún así estoy contento, ahora toca probar distros ligeras para que la cosa vaya aún más fluida.

      • Land-of-Mordor dice:

        No sé si leerás post tan «viejunos» pero me acordé de ti y tu Asus hace unos días. Revolviendo en la habitación trastero encontré uno de esos cadáveres que por aburrimiento del usuario acaban en mis dominios. Un viejo Asus 1000HD con 2 Gb de RAM al que, en mi aburrimiento hace años, intenté instalar OS X. Me puse a jugar con él y parecía estar perfecto de hardware, salvo por una batería que incluso empieza a romper su propia carcasa. El caso es que hice las siguientes pruebas:

        – BIOS capada para AHCI como la tuya, pero sin versión modificada alternativa, con lo cual ahí hay poco que rascar.

        – Aparentemente lleva una Intel i915 lo cual hace que me tenga que olvidar de Windows 8/8.1/10 (gracias Microsoft). Aunque el Celeron a 0.9 tampoco prometía mucho la verdad.

        – Remix OS no termina de arrancar, no sé si es por mi modelo o porque en general en estos pequeñines no tira. Comienza a arrancar y se reinicia solito.

        – Me quedaba Linux y ahí me puse en plan estupendo y me puse con la Mageia 6 sta1 (algo así como una Beta 1 no pensada para producción). El modo live arrancó sin problemas y después de instalar y actualizar 1271 paquetes, pelearme con el wifi (wpa_supplicant haciendo de las suyas) y algún que otro encontronazo, el KDE 5 estaba ya funcionando. Pero funcionando más que razonablemente bien, con fluidez y esas cosas con un disco mecánico SATA vestido de IDE. Incluso Libreoffice arrancaba en un tiempo razonable. Ni miré lo que había consumido de RAM y esas cosas porque, como repito, el sistema se dejaba usar. Así que supongo que para el tuyo también podría ser una opción (a la que añadir el paquete de cosas educativas de KDE).

      • Qué bueno, me alegro de que lograras aprovecharlo un poco. Me apunto el tema de la Mageia 6 para probar, el Eee PC se usa poco pero aún así quería probar otras distros, desde luego. Gracias!

  4. Miguel (PhoenixInFlames) dice:

    Por cierto Javi, el arranque del HD en Ubuntu es de 78 segundos (1:18), no 88 segundos y con un error/aviso de por medio a los 63 segundos y con puntero del raton/pad a los 65.

    Y por cierto ¿tenías desfragmentado el HD antes de hacer la prueba? En caso negativo habría que haberlo visto con el HD desfragmentado y sin ese aviso/error doble, porque te vuelve a salir después.

    Por otro lado el HD tenia una instalación limpia? porque veo diferentes iconos en el HD con respecto al SSD.

Comentarios cerrados