Tecnología

Google Docs y las nuevas generaciones ante el fin de Microsoft Office

·

Dudo que mis hijos utilicen Office de forma regular algún día. Que igual sí, ojo, pero mi impresión es que a Office se le acaba la fiesta. Durante décadas la suite ofimática de Microsoft se ha beneficiado del efecto red. Todos lo usaban, así que tú también. Si había que mandar algún documento, lo mandabas en DOC, en XLS o en PPT.

Yo fui durante mucho tiempo un officedependiente. Escribía en Word documentos de todo tipo, y me gustaba eso de poder tenerlos a buen recaudo en mi equipo. Lo mismo con las hojas de cálculo de Excel e incluso las presentaciones de PowerPoint. Todas esas aplicaciones siguen siendo útiles en muchos escenarios, pero mi sensación es que cada vez menos gente las aprovecha porque ya no (o apenas) las necesitan.

Yo mismo me he convertido a la googledocdependencia, pero en realidad me serviría cualquier otra cosa. El otro día tuve que reinstalar Windows 10 en mi equipo por una historia que no viene al caso. Cuando fui a abrir una nota de prensa de trabajo que estaba en formato DOC me di cuenta de que se me había olvidado instalar Office, y quise darle una oportunidad a LibreOffice para ver qué tal pirulaba. Aquello funcionaba estupendamente, pero ni siquiera hubiera necesitado eso: podría haber cargado el DOC en Google Docs, que desde hace años convierte y adapta esos documentos casi a la perfección.

De hecho Google Docs ha ganado la partida por esas ventajas fundamentales que esgrimen todos los servicios web decentes. Son cómodos, son rápidos, son eficientes y además los puedes usar donde y cuando quieras. En el móvil o en el escritorio, da igual: tu hojita de cálculo está ahí, como tu presentación o tu guión para ese podcast que vas a grabar por la tarde.

En mi caso la cosa va más allá, y si os pasa como a mí el navegador es ese sistema operativo del que hablaba ayer sin llegar a serlo. Antes abría el explorador, me iba a la carpeta que tenía el archivo y lo abría. O abría Word, que me sugería los documentos recientes, y los abría desde ahí. Ahora solo tengo que empezar a escribir el nombre del documento en la barra de direcciones, como si fuese un blog o un medio más. Tengo una hoja de cálculo para las pruebas que voy pasando a los equipos en Xataka que no está en Excel y un documento que me sirve para ir anotando ciertas cosas importantes: basta con comenzar a escribir los títulos de esos documentos («Prueb…» y «Cosas…», por ejemplo, aunque esos no son los títulos) para que en el navegador aparezcan sugerencias basadas en el historial. Elijo la adecuada y ale, a seguir trabajando en el documento.

A hacerlo además sin instalar nada, sin actualizar nada, sin ocuparme de nada. Esa es la batalla que ha ganado Google Docs, que tiene todo lo que tiene Office o que tiene al menos todo lo que yo necesito de Office. Que Microsoft siga vendiendo licencias perpetuas de Office (son las que yo usaba en el pasado) o que venda suscripciones a Office 365 es para mí algo asombroso: ninguno de esos productos tiene ya competencia con Google Docs para buena parte de los mortales.

Es cierto que hay gente que como decía sigue necesitando el Office de toda la vida. Microsoft se ha encargado de proteger su feudo y de hacer que ciertas cosas funcionen bien solo si uno usa Office. Pequeñas trampas que te encierran un poco en un jardín amurallado ofimático. Otras no son trampas: otras son simplemente cosas que puedes hacer en Word, Excel (sobre todo Excel, diría, que permite cosas alucinantes) o Powerpoint que no puedes hacer en sus análogas en Google Docs (o en cualquiera de sus alternativas, y hay unas cuantas).

Pero el problema real para Office no soy yo, sino las nuevas generaciones: esas para las que Office es un producto anacrónico. Uno que igual se encuentran implantado en la empresa en la que acaben trabajando en unos años porque oye, Microsoft es Microsoft y sigue cobrándose favores. Y sin embargo, esas mismas generaciones son las que ya no piensan en la ofimática, y si lo hacen no piensan como lo hacía Office. Es cierto que con Office 365 el enfoque es distinto y totalmente competitivo con Google Docs, pero ahí está el otro gran problema. Uno con el que ni siquiera Microsoft puede luchar.

Google Docs es gratis. Microsoft Office y Office 365, no.

Es, supongo, lo único que al final importa. No entiendo qué hacen las empresas gastándose dinerales en licencias o suscripciones de Office, y salvo que haya de por medio intereses y esos favores mutuos que cobrarse, diría que a Office le quedan uno o dos telediarios. Desde luego, no le quedan ni una ni dos generaciones. Esta nuestra, creo, será la última que mantendrá un poco la fidelidad a Office. O lo que queda de esa fidelidad, que en mi caso es poco.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

41 comentarios en “Google Docs y las nuevas generaciones ante el fin de Microsoft Office

  1. Ana dice:

    EXCEL. No puedes arráncarselo a los usuarios ofimáticos de sus manos muertas (parodiando a Charlton Heston).
    Trabajo en una empresa donde se potencia el software libre, nuestros ordenadores tienen el SO Ubuntu, y en el momento en que necesitas hacer algo más complicado que un listado con una hoja de cálculo, los departamentos adquieren de extrangis (sin que el director de informática se entere o diciéndoselo directamente) licencias de Office para poder tener Excel.
    El Calc de Libreoffice funciona, pero al menos nosotros, tenemos problemas con usuarios habituales del Calc en que la combinación con otra aplicación que utiliza también Java (sospechamos que es el Java el problema) en donde ciertas operaciones tontas como copiar una columna o alguna así, deja tostado totalmente el ordenador y tienes que apagarlo a base de botón.
    Y luego están los problemas de formato al importar un documento de Microsoft a LibreOffice o Google Docs (o viceversa). Si el documento es sencillo, no hay problemas, pero empieza a meter imágenes incrustadas, definir estilos…, y verás que la compatibilidad no es tanta, al final, por inercia, tiene que ser compatible con Office que es lo que utiliza la mayoría.

    • Amazona dice:

      Es lo qe dice Javi ,, que cada vez hay menos incompatibilidades.
      Pero si las hay, si. El problema es ese. Que la conversion de un editor de texto a otro no se haga limpiamente.

      Por eso uso el de Microsoft. Aunqe pirateado, al igual qe tu estoy en la misma situacion…
      Porqe es el mas universal entre los usuarios medios

    • Yep. Más allá de que Excel sea estupendo Microsoft ha aprovechado muy bien su cuota de mercado para hacer cosas que solo se puedan hacer bien con su suite. Lo hacen todos en todo tipo de industrias, difícil controlarlo.

    • Land-of-Mordor dice:

      Una cosa, dado que la infraestructura «gorda» la tenéis bajo software libre, ¿por qué no pasáis la pléyade de hojas de cálculo (y seguro alguna Bd de Access) a cualquier servidor SQL y preparáis vuestro propio ERP basado en web o aplicaciones que diseñéis vosotros, a medida? Con Python para trabajar con ingentes cantidades de datos y QT para ofrecer un «look and feel» consistente se pueden hacer cosas bien majas.

      • Ana dice:

        Porque no es Excel. Es lo que yo hago, pero a cualquier otro usuario le ofreces cualquier otro cuadro mando, con posibilidad de arrastrar, eliminar columnas, mover columnas a filtros, etc, y le da igual, lo único que le importa a los usuarios es poder descargarlo a un Excel.
        Te hablo desde la experiencia de años y compañías diferentes, da igual lo que ofrezcas, salvo que trabajes con SQL, Python o similar específicamente, cualquier otra persona va a coger lo que sea, descargarlo a Excel y hacer operaciones diarias de limpieza de datos en ese Excel. Es una batalla perdida. Lo máximo que se puede enseñar (y a veces ni eso), es que lo que guardas en Excel va a quedar obsoleto, así que tienen que hacer esa exportación de datos diaria, o se la programas para hacer el envío de correo automático en la cojo-herramienta de tu elección.

  2. José María dice:

    A ver Javi, el otro día con las fotos (y creo que también con las pelis o videos) insistías en que era mucho mejor hacerlo en local, que trabajar con cosas desde la nube. Incluso propusites cosas muy chulas…… pero hoy disparas en la otra dirección.
    Y yo pienso, que con el office (word, excel y Outlook que yo utilizo en el curro) pasa lo mismo, lo tienes en tu propia casa, a tu gusto y a tu manera (si, si, con las limitaciones u obligaciones que imponen), pero es todo tuyo, se vaya internet o estés en la montaña.
    Aunque pienso que tienes MUCHA razón con usar libreoffice. Pero ya sabes, el Oligopolio de Microsoft es fuerte y atrae…
    Ahora, algo que empuja a muchas empresas o personas a pasarse a los productos de Google, es el poder que tiene Drive. Trabajar conjuntamente con un archivo sin «destrozarlo», es como la magia de los celtas de Obelix, en el siglo XXI (Dropbox sigue aprendiendo)
    Trabajar en una hoja de cálculo, más de 5 personas a la vez, alimentándola, visualizándola, presentándola….eso es la batalla entre Google (drive) y Microsoft (365)….Pero quien ganará?

    • La diferencia es que los documentos que preparo suelen ser de trabajo. Es decir:

      Cosas personal (fotos): para mí para siempre, prefiero tenerlas en local
      Cosas de trabajo o genéricas: la nube mola, no hay miedo

      El control que quiero tener en ciertos apartados puedo sacrificarlo en otros. Dicho lo cual, muy bien lo que dices de esa otra ventaja de trabajar en equipo en documentos. Ahí Office 365 tiene esa ventaja de que sus formatos funcionan perfecto con su suite online y en local, así que no hay incompatibilidades, buena forma de tener atrapados a usuarios empresariales sobre todo.

  3. DAN HUNTER dice:

    Muy de acuerdo con todo.
    Aunque te ha faltado hablar de Mac. Ya que tiene su propia Suite de ofimática, gratuita y funciona de lujo. Además le añaden funcionalidades.
    Llevo bastante tiempo usando únicamente Pages y compañía.

    Pero de no ser porque para usar las aplicaciones de Google tengo que abrir Google Drive, las usaría mucho más.
    Al final me resulta engorroso Google Drive.

    • No conozco apenas la suite de macOS pero entiendo que también funciona bien para muchos usuarios como dices (y si no tienes LibreOffice también 😉 ). No entiendo muy bien lo de Google Drive y abrirlo: es meter una URL en un navegador (o pinchar en un favorito/marcador)y, como mucho, meter usuario y contraseña de Google (si es que no la tienes guardada en el navegador).

      Pero vamos, bien por ahí, claro que sí.

  4. Bardwolf dice:

    “o que tiene al menos todo lo que yo necesito de Office” esta frase creo yo que es la mitad de la clave. Ni siquiera muchos trabajadores necesitan la enorme cantidad de opciones de Officer, y tener lo necesario en una interfaz sencilla es muy atractivo. La otra mitad del asunto es lo que comentas: ubicuidad absoluta. A eso le sumas el trabajar en documentos compartidos con facilidad y tienes un gran combo.

    En lo que no estoy tan de acuerdo es en lo de “gratis”. Gratis para el usuario, pero las empresas pagan por irse a la Google Suite. Otra cosa es que consideren que aporta más ese pago que Office 365, que, teniendo en cuenta la cantidad de herramientas que esta última incluye a nivel empresarial, si me parece que lo convierte en una lucha más equilibrada; entiendo que obviamente si lo necesario es word o Excel puede ganar google, pero si uno ve todas las (desconocidas para el común de los morrales) aplicaciones empresariales de Office ya le entra la duda.

    Ahora, coincido totalmente por lo que veo en mis alumnos a diario: la mayoría no se plantean irse a Word si en el móvil o la tablet tienen ya GSuite. Será curioso ver cuando lleguen a las empresas si hay un choque tremendo de culturas o se las encontrarán ya trabajando con ese sistema.

    • Entiendo que las empresas puedan pagar GDrive para obtener ciertos beneficios útiles para empresas, claro. Muy bien tu apunte de las otras cosas de Office que casi ninguno usamos a nivel personal pero que es cierto que las empresas pueden aprovechar, aunque cosas como el Sharepoint de toda la vida creo que se han quedado atrás con las propuestas de empresas tipo Basecamp y Salesforce. Dicho lo cual, claro que sí, eso es cierto.

      Y como dices, veremos qué pasa cuando los jefes de las empresas sean de la nueva generación. A ver cómo lidian con lo de tener que currar con el Office de siempre… o hacer la transición a algo tipo Google Docs.

  5. Lo mismo que te preguntas tú con el Office me lo pregunto yo con el Windows entero frente a GNU/Linux y no me lo explico. Excepto para ciertos programas que no existen y juegos para el usuario normal podría tener Ubuntu u otra distro orientada al escritorio y poder hacer todo lo que necesita. Supongo que algún día llegará el año de Linux en el escritorio.

  6. Manuel dice:

    Yo uso LibreOffice, y antes OpenOffice. Creo que nunca he instalado el MS Office, o por lo menos no lo recuerdo. Para lo que hago me vale, y como bien dices es gratis.

  7. FRAN FRZ. ROMEO dice:

    Pues estoy encantado con Google Docs. Y el punto fuerte es el no pagar nada por ese servicio.
    Te saca de apuros en un momento dado y cada vez encuentro a más gente que lo usa. Además es cómodo.

    **** EDITADO ****

  8. Miquel dice:

    Otro problema son los programas de terceros que obligan a tener MS Office instalado para hacer exportaciones de listados o para trabajar con plantillas. En nuestra empresa tenemos mas de uno y aunque los trabajadores con cualquier solución ofimática tendrían de sobra me obligan a comprar licencias MS Office.

  9. Carlos dice:

    Bueno Javi, te leo desde hace muchos años, pero cuando te pones a escribir un artículo «de opinión» supongo que pagado, pues qué quieres que te diga.

    Office lo tienes gratuito igual que Google Docs. Si quieres hacer algo más con Google tienes que pagar, igual que con Office 365. Es verdad que hay un montón de opciones gratuitas que puedes usar para hacer documentos, presentaciones, hojas de cálculo, etc. Pero de verdad, cuando tienes que hacer una hoja de cálculo compleja, con programación por detrás, con conexión a bases de datos, etc ¿usas Google Spreadsheets? ¿Seguro?

    • No tengo que hacer hojas de cálculo complejas Carlos, lo dejo claro en el texto, para la mayoría de casos de uso Google Docs es una propuesta igual o superior a Office. Creo que las versiones online gratis de Office están algo limitadas (por ej no puedes instalarlas en local, lo que tampoco es tanto problema en mi enfoque), así que igual pueden servir si no necesitas hacer cosas especiales, ciertamente.

      Me refería más a ese enfoque tradicional de Office como caja. Está claro que en Microsoft se han puesto las pilas (y les está yendo muy bien) con la nube, pero mi sensación es la de que para la mayoría de los escenarios Google Docs está convirtiéndose en más y más popular.

      Y lo de pagado ya me gustaría a mí. Caray Carlos, si me lees desde hace años lo deberías saber :/

    • Bardwolf dice:

      Con lo que dices me pasa igual que en un artículo anterior de Javi sobre los tablets: ¿por qué esa manía de reducir lo que hace todo el mundo a lo que hago yo?

      Quiero decir, obviamente con una hoja de cálculo como la que dices es probable que necesites Excel, por supuesto, pero es que el uso de una suite ofimática va mucho más allá de eso. Y no me refiero solo (que también) a escribir documentos de texto o hacer presentaciones, sino a que en muchos curros se usan hojas de cálculo que no son así de complejas y que son soportadas perfectamente por Google Spreadsheets, por Libreoffice, por Numbers… Para muchos curros hay alternativas, y en esas empresas pueden plantearse dejar Office por Google (o incluso otras, aunque ya ahí el campo se reduce) sin problema alguno.

  10. Land-of-Mordor dice:

    @Javi Más tiempo se pierde con lo otro a la larga.

    @ANA Con el usuario hemos topado entonces. Poco más que añadir. Supongo que muchos de esos usuarios reticentes serán «jefes», ¿no?

    • Ana dice:

      «Usuarios reticentes jefes»: No necesariamente, lo importante es que son externos al movimiento que impulsa el uso de herramientas más eficientes que Excel, pero ahí nos estamos saliendo del ámbito de este artículo, digamos que la gente está acostumbrada a hacer su trabajo con Excel, tiene sus flujos de trabajo desarrollados basados en ese Excel, y son eficientes así en su día a día, por lo que emplear tiempo en hacer su mismo trabajo de otra forma es complicado (y no digo que tengan toda la culpa ellos, el depender del tiempo de otra persona/departamento para algo que pueden «ñapear» ellos mismos con un excel para seguir sin esperar también influye)
      Digamos que eliminar Excel es algo como la oficina sin papel, tenemos la tecnología para hacerlo en muchos casos, pero cuando una persona está acostumbrada a trabajar con papel, se imprimirá el listado o documento que ha recibido por correo electrónico porque lo ve mejor en papel que en una pantalla, y el acostumbrar a la gente a hacerlo de otra forma lleva muuuuuuuucho tiempo, se está consiguiendo poco, pero si tu empleado es eficiente así, no vas a meterte a cambiarlo sin un motivo en que se incluya algún beneficio más.

  11. Carlos dice:

    Sin duda Google Docs está bien hecho y permite llegar lejos. Ahora bien, puedes usar el buscador de Windows de la misma manera en que usas el buscador de Google Drive. Pulsas tecla de Windows y te pones a escribir las palabras clave, el resultado es el mismo!. Podrías usar también apps como Everthing para lo mismo pero creo que Windows tiene resuelto este aspecto de esa forma que he dicho.

    Para usos básicos donde no le sacas partido al potencial de un editor ofimático, te valdría cualquier aplicación Open Office, Libre Office, etc. pero la verdad es que si empiezas a tener apego por ciertas funciones, etc. Office es insuperable (En mi caso uso cada vez más los estilos, los niveles, etc. Incluso empiezo a usar la función de outlining de vez en cuando para documentos largos). Además LO no tiene pulidos algunos procesos como ciertas tabulaciones; selección de texto en ciertos contextos, etc.

    A nivel colaborativo, GD está bien, no nos podemos engañar. Aunque también hay otras opciones interesantes como etherpad.

    Dicho ello, Javi, te propongo que escribáis sobre soluciones de las que habláis menos aquí y en Webedia (si os encajan, claro). Por ejemplo, Nextcloud (Fork de Owncloud) lo está petando y debería ser un rival serio para Microsoft si fuera más conocido. Es una suite colaborativa que empezó como gestor de documentos en la nube pero que ya ha ido desarrollando sus propias aplicaciones y generando bridges para integrar otras. Para mí comienza a convertirse en el WordPress del mundo colaborativo. Así, por ejemplo, tienes apps o integraciones como chat; kanban; calendario; tareas; 2FA; bitwarden; red social o intranet propia; gestor de archivos; etherpad; openproject; wordpress; ghost; mail; recetas…

    Y vuelvo sobre el outlining. Está empezando a haber un auténtico ecosistema de editores de notas basados en outlining que son una pasada. Os recomiendo echar un ojo a Workflowy; Dynalist; Obsidian; Logseq (En Product Hunt); Athens Research (Financiada ahora en Y Combinator). Los outliners tienen como ventaja que cada párrafo es un nodo (Si se basan en base de datos, pues si son basados en texto plano el nodo es cada «nota») y eso da un juego de organización increíble porque no solo puedes jerarquizar al infinito en árbol, también puedes vincular bidireccionalmente los nodos y poner etiquetas, etc. Os lo recomiendo porque sirven para guardar de todo pero mucho más estructurado y flexible que Evernote, por ejemplo. Cuando se ramifican mucho las notas no es problema porque se puede hacer Zoom (hoist) en cualquier nodo para focalizar la lectura (con migas de pan en la parte superior para seguir el rastro). Tienen buscador, etc. y últimamente una gráfica de cómo vinculan los nodos entre sí (porque no siempre se sigue una estructura de árbol pura y más si se hacen vinculaciones bidireccionales).

    • Ana dice:

      Totalmente de acuerdo. De hecho cada vez estoy más convencida que en la mayoría de los casos en que no necesites una maquetación un poco más complicada se puede prescindir totalmente de Word y equivalentes.
      Llevo un par de años haciendo mi documentación en texto plano (markdown o adoc, según el proyecto) y a la larga te da menos quebraderos de cabeza:
      – Me da igual el programa que utilicé para crear el documento, cualquier programa que pueda leer un texto plano en un ordenador va a ser capaz de leerlo, utilice Windows, Mac, Linux o Android, aunque en Android igual me tengo que instalar un programa para leer texto plano. Si, no voy a leerlo bonito, pero voy a poder leerlo. Al intentar abrir un documento de Word de hace 20 años puedes llevarte más de una sorpresa desagradable.
      – Las búsquedas, sin llegar a usar las herramientas que comentas para multiplicar las posibilidades, son mucho más potentes con un grep en Linux y su equivalente en otras plataformas que con la búsqueda de Word.
      – Y ya no entro en otros detalles como control de versiones y demás.

      Reconozco que hay que ser un poco friki para pasarte a una herramienta que no sea WYSIWYG (lo que ves es lo que obtienes), por lo que no tengo ninguna esperanza de que se usen a nivel global, pero sobran para la mayoría de documentación que usamos normalmente y a lo largo de los años me hubieran ahorrado muchos quebraderos y pérdida de información.

    • Hola Iban, pues creo que escribirlos va sin problemas, pero me ha comentado algún lector que las notificaciones no les llegan, tengo que mirarlo. Lo que sí suele ocurrir es que algunos comentarios tardan en aparecer porque la caché de mi blog (Redis) es un poco puñetera y no acabo de pillarle el tranquillo para que haga el purge cuando debe.

      Disculpa las molestias.

Comentarios cerrados