Tecnología

‘Hombres buenos’, mejor con palomitas

·

Tenía un poco abandonado a Don Arturo, al que desde hace mucho tengo en un pedestal pero del que aplacé la lectura de su última novela tras una algo decepcionante ‘El francotirador paciente’ y una aún más agridulce ‘El asedio‘. Cierto que leo su columna semanal en Patente de corso, pero andaba en otras cosas cuando presentó su última novela, ‘Hombres buenos’ (10,44 euros en formato Kindle, 14,21 euros en tapa blanda, 21,76 euros en tapa dura en Amazon), y no acabé de encontrar el momento de leerla.

Eso ocurrió hace poco y de rebote. Hice un regalo egoísta -de esos que haces para luego disfrutar tú también- a mi madre, a quien esta vez libré del tradicional Premio Planeta con mucha intención. Así fue como por fin pude comenzar a leer esta novela y hacerlo además a la antigua: en papel, como está mandado.

Pero vayamos al asunto. Lo cierto es que no había oído ni leído nada especialmente reseñable de la novela, y mi madre -filóloga española y ávida lectora, entre otras muchas virtudes- me hizo un comentario poco prometedor. Quizás por eso la cogí con ganas -no esperar demasiado suele garantizar sorpresas agradables-, y quizás por eso me gustó bastante.

hombres

Todo en ‘Hombres buenos’ es familiar. Yo diría que aquí recuperamos al Pérez-Reverte de esa tristemente extinta serie de novelas del Capitán Alatriste en muchas cosas. No estrictamente, claro, pero sí en espíritu. En vez de a un Capitán Alatriste tenemos a un don Pedro de Zárate, y en lugar de a situar la acción en la España del siglo XVII lo hace un siglo más tarde, justo a las puertas de la Revolución Francesa.

Los personajes y la trama son facilones pero no por ello menos entretenidos, y aquí lo que para mí queda patente es que Don Pedro Zárate es un Pérez-Reverte reencarnado. Puede que sea impresión mía, pero los protagonistas de sus novelas tienen mucho de él, y resulta curioso (o quizás no) que Zárate tenga más o menos la edad y planta del escritor. Yo acabo imaginándome a Don Arturo vestido de la época y listo, ya tengo mi película hecha.

Pero más que en lo físico, a Pérez-Reverte se le reconoce sobre todo en cómo actúa, piensa y habla Zárate. En cómo pone a caldo a esa España dieciochesca de la misma forma que ahora lo hace con la del siglo XXI. En cómo reniega de la estupidez humana y de esa iglesia que condenó nuestra historia y nuestro progreso durante siglos, y en cómo aprovecha también para ensalzar la literatura. En realidad el libro es como una gigantesca columna crítica, mucho más entretenida pero con ese mensaje perenne del autor. Resulta esperanzador que su opinión del XVIII sea básicamente igual que la actual, porque si salimos de aquellas -y mira que lo teníamos jodido complicado- puede que salgamos también de estas pese a todo. Y a todos.

Todo me ha gustado de la novela, y aquí merece mención especial ese curioso experimento que no había visto en ningún lado -que me corrija alguien aquí, pero que yo sepa es pionero en esto- y que hace que Pérez-Reverte incluya un making of como parte de la trama. El autor aprovecha algún que otro parón no ya para contarnos la historia, sino la historia de cómo iba construyendo la historia. Qué libros consultó (aquí se pone un poco pesado y, añadiría, pedante, pero si puede presumir de algo es ser un tipo muy leído), con quién se entrevistó y cómo fue de acá para allá a la hora de construir una historia que como puede verse lleva mucho más trabajo del que parece.

Lo curioso (o quizás no, insisto) es que Pérez-Reverte disfruta mucho más de esa parte -o eso parece- que de la acción de crear (escribir) en sí. Ponerle palabras a la historia es un mero trámite. Uno, además, incómodo. Lo que le mola es precisamente elaborar la trama y a los personajes, darles forma con ayuda de libros y personas y perfilarlo todo en su mente mientras se toma un café en una terracita de París o se da un paseo por el Madrid de los Austrias. Personalmente me ha parecido curiosa esa cara B del libro, y además saco alguna que otra enseñanza para mi propio trabajo. Por ejemplo, la de no tomar demasiadas notas cuando entrevistas a alguien: eso corta al entrevistado. Mola.

Así pues, bien por ‘Hombres buenos’, una historia que me reconcilia (si había algo que reconciliar) con Don Arturo y que siendo muy distinta a mi anterior elección hace que me quede con más ganas de leer, que es lo que importa. A menudo uno se topa con libros que precisamente le dejan estancados y sin ganas de más malas experiencias. Este no es de esos. Supongo que sabréis a qué me refiero cuando alguien dice lo de que se va al cine a ver una peli de palomitas. Ahí pides entretenimiento sin más.

Pues bien, yo diría que esta es una novela de palomitas. Que es mucho más de lo que puedo decir de otras cosas que he leído. Bien por Don Arturo.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “‘Hombres buenos’, mejor con palomitas

  1. Tomo nota.

    Siempre me gustó Reverte. Pero últimamente, estaba un poco harto.

    La del francotirador grafitero me decepcionó, aún reconociendo que mejoraba un poco las últimas cosas que le había leído (como El pintor de batallas, por ejemplo, que me quitó las ganas de Reverte durante una buena temporada).

    La tabla de flandes, La reina del Sur, El maestro de esgrima y La piel del tambor son, por ese orden, mis favoritos (de Reverte), y todos ellos se encuentran en el top de mis novelas preferidas a nivel global.

    • Me suena haber leído en alguna entrevista que “El pintor de batallas” era para Pérez-Reverte su novela más difícil y de la que más orgulloso estaba. Me costó terminarla, pero creo que fue porque era demasiado cruda y áspera. Con el tiempo la recuerdo con mejores sensaciones, como si hubiera madurado. La de los grafiteros tenía ya mala entrada en mi caso: no soporto los grafittis, pero le di una oportunidad por aquello de ser de este hombre.

      No sé en qué orden pondría yo las novelas -desde luego esas cuatro estarían- pero por ejemplo todas las de Alatriste tendrían su sitito. Saludos Uxío 😉

      • Alatriste es una genialidad, aunque también llegó a cansar un poco dado el número de entregas. Cada Navidades caía uno.

        “El pintor de batallas” de Reverte es como “The Wall” de Pink Floyd, machaca demasiado una guerra que ya pasó.

        Territorio comanche era una aproximación mejor. A mi juicio, of course.

Comentarios cerrados