Tecnología

Por qué no deberías comprarte un iPhone 7

·

Ayer fue el día en el que aparecieron los primeros análisis de los iPhone 7/Plus en casi todos los grandes medios tecnológicos. El primer repaso a esos textos me hizo escribir un post cortito en The Unshut, y la idea era hacer lo mismo en Incognitosis ahora que he podido mascar unos cuantos análisis más y las conclusiones de quienes los han realizado.

En general los análisis que he leído –The Verge, Engadget, Wired, TechCrunch (de las mejores), Daring Fireball (incluso Gruber, fanboy entre los fanboys, le cuesta decidirse) y Ars Technica– mantienen el mismo tono: positivo, pero sin flipadas. Sin ese modo hagiografía que suele dársele a muchos productos de Apple, aunque sí que haya alguna que otra exhortación poco razonable por parte de los autores. Como decía en Twitter, todos los análisis le dan buena nota a los nuevos iPhone, pero todos lo hacen con una particularidad:

Que le dan buena nota, pero con la boca pequeña.

Es como si no quisiesen recomendar el iPhone 7 o el iPhone 7 Plus. Está claro que uno de los factores de esa cautela es la ausencia del célebre conector de 3,5 mm. Algunos celebran la valentía de Apple mientras otros nos recuerdan que esto nos encierra aún más en el ecosistema de los de Cupertino “and it’s incredibly frustrating“, como apuntala Patel en The Verge. Aquí me ha decepcionado el tono más relajado que el de su dura crítica hace unos meses , pero en general los analistas parecen estar relativamente tranquilos con una medida que es lo peor que puede ser: una solución a un problema que no existía.

Aquí algunos alaban lo chulis que son los AirPods o lo bonito y futurista que es el emparejamiento, pero estamos hablando de unos auriculares que además de ser caros tienen una autonomía bastante limitada que hace que sea casi imprescindible llevar su cajita de carga a todas partes. Nadie parece haber comentado que cuando sales de casa no llevarás el iPhone y los cascos: llevarás también la dichosa cajita, así que no veo que la cosa sea tan maravillosa. Lo realmente curioso es algo que solo he visto en una reflexión de Eduardo Archanco en su The Technalizer: allí comentaba cómo los AirPod podrían ser el primer ordenador sin interfaz de usuario que tiene futuro. Muy a lo ‘Her‘ gracias a Siri -que cinco años después aún tiene mucho que decir-. Una idea que creo que podría tener su miga, aunque aquí ya le comentaba a Eduardo que creo que quizás se ha adelantado un poco.

Lo que no parece tan convincente es ese botón táptico que se han inventado en Apple, aunque en alguno de los análisis leí algo interesante: las reparaciones del botón mecánico tradicional eran de tal magnitud en países como China que el ahorro en horas de servicio técnico parece justificar el cambio. No parece que la experiencia de usuario sea demasiado buena, pero creo que es un detalle menor en un dispositivo que en su próxima versión parece que incluso prescindirá de ese botón para integrarlo en la pantalla según los rumores.

La pantalla no parece tampoco ser la pera. Correcta y con soporte de ese gamut de color DCI-P3 cada vez más extendido en los productos de Apple, pero sin ese plus que aportan las pantallas OLED que parece que Apple adoptará definitivamente en los iPhone 8. Poco que contar de los altavoces -bien por tener dos al fin- y, tampoco demasiado de las cámaras, pero es que en este terreno aportar algo significativo en un gama alta es cada vez más complicado.

La diferencia evidente es la que aporta el doble sensor del iPhone 7 Plus. Ese segundo objetivo de 56 mm -de “telefoto” poco, la verdad- está curioso y la integración software parece fantástica, pero por ejemplo ahí no tenemos OIS así que al usarlo podemos perder cierta calidad sobre todo en capturas con baja luz. Tengo que hacer un post algún día sobre lo que pienso de ese famoso argumento de las fotos en condiciones de baja luminosidad, porque a mí es una opción que no me aporta demasiado. No sé vosotros, pero yo saco mucho más la cámara en exteriores que en interiores, y allí sé lo que hay y asumo que  con menos luz las fotos van a ser tirando a malas a no ser que tengas una DSLR con un objetivo en condiciones. Me gusta, eso sí, lo de la resistencia al agua: por fin Apple apuesta por esa opción, y esperemos que otros lo hagan y los que lo hacían recuperen con fuerza esa característica.

En rendimiento está claro que los nuevos Apple A10 van a ir sobrados en todo momento. Aquí hay que destacar que tenemos por primera vez un procesador quad-core de Apple, aunque su concepto de big.LITTLE sea un poco rarito. Da igual lo que hagas: nunca vas a lograr que los cuatro núcleos funcionen a la vez. Curioso, porque en los A8X que eran triple-core sí que había situaciones en las que se usaban los tres núcleos. Aún así el margen de maniobra que ofrecen estos micros es tal que una vez más no puedo evitar imaginar un MacBook ARM, algo de lo que precisamente hablaba en Xataka esta semana.

Algo que no mucha gente destaca suficientemente es el hecho de que aparte de la RAM (2 GB en el iPhone 7 y 3 GB en el iPhone 7 Plus) Apple por fin dobla las capacidades de todos los modelos y nos permite acceder a un modelo base con 32 GB, algo que da más margen de maniobra. Cuidado en el caso del Plus, porque por lo visto al sacar fotos se guardan las dos imágenes capturadas por cada uno de los dos sensores. No las doblan gratuitamente, porque cada teléfono sale algo más caro en el caso de los iPhone 7 (20 euros) y bastante más caro en el de los iPhone 7 Plus (50 eurazos, cuando en EE.UU. el incremento también son 20 dólares, qué fuerte). En autonomía de batería parece que hay mejoras sensibles, y aquí es evidente que esos dos núcleos “lentos” del nuevo Apple A10 hacen maravillas en materia de eficiencia.

Todo esto deja claro que una vez más el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus vuelven a ser telefonazos en toda regla que, eso sí, vuelven a tener precios absolutamente desorbitados. No sé si os habéis dado cuenta, pero el precio medio del iPhone sigue subiendo y para disfrutar del modelo “chulo” (el Plus) hay que aflojar ya 1.000 euros sin pestañear.

1.000 euros. Por un teléfono.

Es cierto que cada vez hacemos más cosas con estos dispositivos y menos con nuestro ordenador, pero hace tiempo que el valor percibido por los usuarios es -en mi modesta opinión- mucho mayor del recibido. Por dios, que son teléfonos. Otros muchos hacen básicamente lo mismo por mucho menos -la mitad o menos-, así que hacer esa inversión en un iPhone o cualquier otro móvil a esos precios me parece totalmente respetable, pero igualmente erróneo.  Es, repito, mi opinión.

Sea como fuere, mi razonamiento para justificar el titular del artículo no es esa. Mi razonamiento es que como decía en The Unshut no hay justificación potente para dar el salto desde modelos anteriores. Si tienes un iPhone 6s/Plus deberías quedarte con él otro año, y si tienes un iPhone 6/Plus tres cuartos de lo mismo. La razón es evidente: el año que viene llegan los iPhone 8, y entonces Apple sacará toda la artillería (veremos a qué precios) con esa edición décimo aniversario que seguramente se convierta en la mejor vendida de la historia del iPhone.

Para el resto de usuarios de iPhones: si tienes un iPhone 5S quizás deberías plantearte un versátil y fantástico iPhone SE que te permitirá conservar ese factor forma y contar con prácticamente lo último en materia hardware. Si tienes modelos anteriores y estabas esperando al iPhone 7, más de lo mismo: compra el iPhone SE. En el peor de los casos aguantarás un año con un móvil mucho mejor que el que tienes, mucho más barato que el iPhone 7, y que podrás revender a buen precio cuando des el salto a ese iPhone 8 al que seguro que le tendrás unas ganas locas.

El problema del iPhone 7, como decía en The Unshut, es que está compitiendo con ese iPhone 8 que ni siquiera existe aún y que tiene una ventaja fundamental: que nuestra imaginación se dispara al pensar en todo lo que Apple puede integrar en él. Y el iPhone 7 va a perder una y otra vez contra nuestra imaginación.

Lo dicho. Gran teléfono, caro de pelotas, y que yo difícilmente puedo recomendar.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

20 comentarios en “Por qué no deberías comprarte un iPhone 7

  1. Edu dice:

    Si lo vez como “un teléfono” claro que es caro, pero es que hace años que el componente para llamar se usa en solo contadas ocasiones, y sin embargo los seguimos llamando así.
    Más bien habría que llamarlos “ultra portable computer” por ponerle un nombre, y verás que ya no te parece tan caro, porque hace todo lo que hace una laptop en un tamaño que siempre lo llevas contigo.
    Ahora lo de actualizar cada año es un lujo de pocos, en mi caso son cada 3 años que suelo actualizar mi “teléfono”.
    Saludos

  2. David C dice:

    Totalmente de acuerdo con todo. Es verdad que muchas cosas se hacen ya en un celular y el pc es menos usado, pero podrán verlo como quieran “ultra portable computer” o lo que sea, aún así no veo justificado los $1000; para mi, que seguro más de uno si que lo es.

    Sobre el conector de 3,5 mm, antes de hacer un cambio así creo que deberían haber dado una solución más acorde. Igual es Apple style, seguro la siguiente generación la autonomía de los audífonos mejora demasiado, no necesitan de la caja y todo tiene más sentido.

    Un movimiento que no me ha gustado con este nuevo teléfono es precisamente el de la cámara, no por la calidad ni mucho menos, solo que si quieres la mejor cámara no te vale con el iPhone tienes que irte por el iPhone plus. Estos de apple son unos genios.

    PD: no lo comente antes, pero me alegra mucho que hayas podido solucionar todos tus dispositivos. Es un ejemplo que siempre hay otro modo de hacer las cosas. Enhorabuena…

    Saludos,

    • Lo de tener la mejor cámara en el Plus es ya algo típico de Apple: diferenciación clara y argumento poderoso para atraer a los usuarios. En fin.

      Gracias por lo de mis cacharritos, sí, parece que todo vuelve a la normalidad 😀

  3. antonio dice:

    Hace tiempo que para mi el mundo del “smartphone” miniordenador o como queráis me supero.
    Pensar que hay gente que se gasta más de 800 pavos en un móvil, me da vértigo, pensar en cambiarlo anualmente…
    Lo peor es que en ocasiones conoces gente que los financia en incómodos plazos y que luego no tiene para cosas básicas. Después se caen del bolsillo y …
    Felicidades por tu aparición en las noticias, ya estás al nivel de Enrique Dans. Bueno… él no repararía tanto dispositivo

    • Je, muchas gracias, pero vamos, no llego a tanto me temo. Y sí, lo de los móviles a esos precios es terrible, pero lo es más que como dices mucha gente lo pase mal en otros ámbitos de su vida para poder tener uno de estos móviles (no solo Apple, ojo). Buf.

  4. Yo nunca he tenido y creo que nunca tendré un iPhone, por dos razones:
    1. no tengo tanta pasta
    2. no puedo vivir con sus limitaciones software (el jardín vallado ese del que tanto hablan)

    Pero siempre los recomiendo por dos razones:
    1. creo que la pasta que valen se compensa con el ciclo de vida y actualizaciones que van más allá que cualquier Android
    2. las limitaciones son una ventaja para muchos (el jardín vallado siempre es más seguro que la p*ta jungla de Android)

    Así que coincido y discrepo a partes iguales contigo, y me sorprende lo calmado que sigue el post de comentarios.

    • Puede que ni siquiera sea iPhone 8. Igual es iPhone X, a saber. Lo que dudo mucho es que sea un iPhone 7. Pinta a cambio radical también en diseño, no a una iteración de los actuales. Pero todo es posible, claro.

  5. Vicent dice:

    Pues no iba a escribir, porque como ha comentado Manuti coincido y discrepo con el post, casi a partes iguales, y además algunos comentarios, como este mío, son muy manidos por repetitivos, (y además me salen siempre unos ladrillos terribles.)
    Recomiendas el Iphone SE, y coincido totalmente. Por mi aniversario de boda la jefa me regaló uno de 64GB (y yo no le regalé nada, cagada), y estoy ENCANTADO. Es una pequeña bestia.
    Pero si no me hubiesen regalado este móvil, y mi iPhone 5C hubiese sufrido algún percance, probablemente hubiese elegido el Iphone 7. ¿Por qué? Porque donde otros no han visto salto importante entre modelos, yo, más allá del parecido estético, veo evolución espectacular en todos los aspectos. Capacidad, velocidad, fotografía, pantalla, sonido, hasta colorido, pues me encanta el negro mate. Añádele IOS 10, con el que llevo 2 días, y me parece el mejor IOS que he probado, de largo. Como además lo del Jack no me molesta, pues mi oído es terrible y ya uso Bluethooth casi siempre, … Creo que se le ha dado a este tema más importancia de la que la gente le va a dar.
    No es una revolución, de acuerdo ,¿Quién lo hace?, o mejor aun ¿Pero cuando ha revolucionado Apple? Siempre la recuerdo como una empresa que mantiene una línea de progresos constante, y que desde que tiene una cartera de productos más amplia, extiende esos progresos en toda su línea de productos. No es una empresa con división vertical o por producto, sino horizontal y por objetivos. Eso, con su tamaño, es lo que más difícil me parece.
    Y son caros, no. Carísimos. Obscenamente caros. Más que ninguno. Y aun así los adquiero, y no pretendo contestar aquello tan manido de que aquí cada uno se gasta el dinero en lo que quiere. Sea un móvil, unas zapatillas de deporte, un vehículo, o en restaurante de platos “exóticos” a precio de auriculares Airpod de Apple. Pero esa es la realidad.
    En mi casa los 4 que llevamos móvil vamos con Apple. Entre casi 2 meses del SE y casi 5 años de un 4S. Y dos tablets. Con 5 y 3 años. A mí, como familia, tras haber tenido entre medias otros productos, tanto en tablets como en teléfono, los de esta marca me duran más. Y si hay 4 teléfonos es porque se heredan de unos a otros. Eso, repito, en mi caso, que no pretendo sea general. Y todos actualizados hasta anteayer, fecha en los que el iPad 3 y el 4S son oficialmente obsoletos.
    Súmale eso tan aburrido (que lo es) de que todos funcionan igual, y que no hay (tanta) personalización, y mi santa esposa te dirá que perfecto. Más fácil para todos. Y si, entiendo que a quien le guste trastear no tenga un iPhone. No es un jardín amurallado. Es un bunker, que ni siquiera cumple lo de “simplemente funciona”. Dejémoslo en un “suele funcionar”. Pero una cuenta familiar, aplicaciones compartidas, uso sencillo, control parental y otras facetas, que otros tienen y que ya existen en el mercado, pero que Apple simplifica, hacen, que como diga Manuti, se pueda recomendar su uso.
    Eso sí, los tiempos en que un móvil se cambiaba cada año y notabas mejoras increíbles hace tiempo que terminaron. Un móvil, cualquiera de ellos mínimamente decente, puede durar con buen uso 3 años. De ahí los programas estos de renting de Apple, creo que también de Samsung , y supongo que pronto de otros para cambiar de móvil cada año. Queramos o no, es ya un producto maduro.

    • Bien por el ladrillaco Vicent 😉 Buenos argumentos, totalmente respetables. No los comparto, aunque los entiendo, pero son efectivamente potentes. Disfrutad (tu familia y tú) de ese ecosistema bunkeriano y listo. Un abrazo!

      • Joan dice:

        Comentaré en plan anárquico xD
        Lo del “bunker” -por más gente con la que he hablado- no lo entiendo (casi todos van con Android, excepto yo que voy con un iPhone 5). Tengo las mismas aplicaciones que todo el mundo… y de los que conozco ninguno tiene el terminal “rooteado”… así que a ver si me “ilumináis”.
        Lo del precio, tampoco lo entiendo, son caros, pero sólo si cambias de teléfono cada año, yo llevo 4 años con el mío y sigue funcionando perfectamente y con la ultima versión de iOS (¿cuanta gente conocéis que funcione con Android Nougat?¿Marshmallow? venga, si todavía veo a gente con Lollipop…), lo cual son unos 175€ al año…

        También debo decir que el movil me importa poco, tengo un iPhone porque lo que sí me importa son mis Mac’s, y en ese caso tiene mucho sentido tener un iPhone (no me voy a extender en este punto). Si tuviese la desgracia de tener que usar Windows, pues tendría un Lumia… no se, comodidad supongo.

        A modo de reflexión, supongo que me estaré haciendo viejo, porque para “cacharrear” no me salgo de VMware, el equipo de trabajo que funcione siempre… xD

        Otra cosa, de nuestro querido influencer, hay dos cosas que por más tiempo que pasa no me caben en la cabeza:
        1) La animadversión contra Apple (es sólo una empresa por dios xD)
        2) Que le guste Windows (no es un SO de verdad xD)

        Sin acritud.

        Un saludo !!!

      • Pues yo creo que el post es de lo más positivo hacia Apple. De hecho lo digo al final: es un telefonazo. Carísimo, pero telefonazo al fin y al cabo. Y no hay animadversión a esa marca en particular -aunque pueda parecerlo-: la crítica es unánime cuando debo hacerla. También le meto caña a Microsoft cuando debo -y si no mira mi análisis del Lumia 950XL en Xataka, que también comenté aquí, y por el que me molieron a palos por no alabar.

        En Incognitosis tengo collejas para repartir por doquier vaya 😉 Una para ti por no captar que soy un tío pragmático y -creo yo- bastante objetivo.

  6. Pingback: Por qué no deberías comprarte un Google Pixel | Incognitosis

Comentarios cerrados