Tecnología

La era del morro

·

En este mundo hay dos tipos de personas: las que tienen morro y las que no. Esa división es parecida -pero no igual- a la que divide el mundo en gente capaz de pedir favores y gente que no los pide salvo en casos extremos. 

Lamentablemente, el mundo es de los que tienen morro y piden favores. Los que no lo tenemos y nos los pedimos no solo cometemos el error de no tenerlo/hacerlo, sino el de no tener los huevos las narices suficientes como para pararles los pies a gente que se aprovecha una y otra vez -de forma recurrente e infinita- de nuestra educación, timidez, o  simplemente, de nuestra estupidez. 

Últimamente me enfrento a muchas situaciones de este tipo, y parece que los (y las) sinvergüenzas salen de detrás de los arbustos. Quizás sea el ambiente general que se respira en nuestro país:  las corruptelas y los avispillas profesionales no paran de salir en portadas, triunfantes y siempre con ese extraño halo que hace que más que condenarlos mucha gente acabe admirándolos. Es un “mira, se ha salido con la suya” de libro que a los españolitos de a pie nos encanta descubrir. Una demostración más de que la picaresca sigue funcionando, y de que además lo hace sin que nadie parezca ser responsable. Balones fuera, yo confiaba plenamente en mi marido, etcétera etcétera. Es la era del morro.

Pero volvamos a los sinvergüenzas de a pie, esos que no tienen cuentas en Suiza o en algún otro paraíso fiscal. Esos que rapiñan con la educación, la ingenuidad y nuestros miedos sociales, aprovechándose del prójimo como si fuera lo más normal del mundo. Me pasa como a tanta otra gente: detecto a los listillos a la legua, pero no se lo digo a la cara. Me callo y no les digo lo que pienso. Por educación y por una estúpida e innecesaria sensación de que eso no está bien. Que hay que convivir con esa gente, que hay que dejar pasar estas cosas y dejarlo estar, que diosmíonolevoyadecirloquepiensonovayaaserquemeodieyesoseriahorribleporquecomoalguienmepuedeodiarcuandosoloestoysiendounpocoegoístaconmigomismo/a.

Qué estupidez. 

Ayer viví una de esas situaciones. No me afectaba directamente, pero sí indirectamente. Detectar que alguien se está aprovechando de ti y saber lo que hacer es fácil. Detectarlo cuando se lo están haciendo a alguien cercano a ti y saber lo que hacer al respecto lo es aún más. El personaje o la personaja en cuestión (este post está dedicado a ti, caradura de los cojones las narices) ya tenía un largo historial como avipislla profesional, pero lo que hizo fue de nota. Ser padre/madre de un niño/a que no tiene culpa de nada y escaquearse de cuidarle/a un día sí y otro también es una cosa. No coger jamás vacaciones que coincidan con las del niño/a para no tener que aguantarle/a en esas fechas otra. Aprovecharse de una enfermedad de alguien cercano para soltarlo/a una vez más, otra muy distinta. No por la tragedia en sí, que lo es. Es por el hecho de que el/la caradura de los cojones las narices soltó al niño/a no para consolar a su pareja, no. Lo hizo para poder quedarse toda la tarde tan tranquilo/a, jugando al Candy Crush. 

Al Candy Crush. 

A punto estuvo de superar todas mis trabas sociales y culturales y decirle cuatro cosas. Sin mencionar que también hubiera podido practicar el noble arte del boxeo, que lo tengo oxidado. Daban ganas de eso y de muchas cosas más, pero una vez más venció la educación. Esa bendita educación que permite que el mundo no se convierta en algo mucho peor y que afortunadamente nos diferencia un poco de esa gentuza. Ellos y ellas nunca lo entenderán, claro. Vivirán felices en ese mundo en el que lo de pedir favores porquetengoderechoatodosellos es lo normal aunque luego jamás piensen en nada más que en ellos/as. 

Afortunadamente los buenos/as sabemos ver la diferencia, y dormimos muy tranquilos/as -calentón arriba, calentón abajo- sabiendo que a todo cerdo le llega su sanmartín. Que arrieritos somos y en el camino nos encontraremos. Que donde las dan las toman, vaya. 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

19 comentarios en “La era del morro

  1. Sr.Polyphenol dice:

    Hace tiempo que perdí la esperanza de que les llegue su San Martín.
    “Educación, timidez, o simplemente, de nuestra estupidez”… sin duda estupidez.

    Y quizá durmamos mejor, pero como dice Ismael Serrano, cuando estamos despiertos ellos se lo pasan mejor.

    Un abrazo

  2. ANONIMOX dice:

    Zen amigo Pastor,Zen ja ja ja, de esos hay muchos, lo mejor? Decirles cuatro cosas hacer que se avergüencen públicamente y liste, te quedas de un agusto……… Lo peor es cuando son familia, que luego llega el patriarca o matriarca de turno, pero al final les explicas y todo arreglado. Yo hace mucho que ya no voy a reuniones familiares y oye súper feliz 🙂

  3. Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos… ¿para qué? ¿para repetir el pasado? Porque, de mi lado, la venganza no llega. Como mucho, si hay suerte, evito caer de nuevo en el error de dejar un milímetro de espacio con esa persona.

    • Sí hombre sí, llegará 😛 Y como dices, ahí lo que hay que hacer es detectarlo y evitar historias. A veces es difícil -sobre todo dentro de las familias- pero eso que te quitas de encima.

  4. Miguel dice:

    Me hiciste soltar un par de carcajadas con esta entrada, sobre todo la parte en la que haces incapié en el Candy Crush.

    En mi caso el tiempo me ha ido más o menos recompensando el ser “buenazo” o eso creo.

    Un saludo chicos!

  5. Conocido + dice:

    Respira Javi, respira… q esto son dos dias y hay q disfrutar a tope, ni se te ocurra amargarte por gente q no metece la pena, no pierdas el tiempo, ni un segundo.

  6. Overcorp dice:

    Yo sufrí mucho tiempo de esa gentuza que no hace más que utilizar a las personas de buen corazón pero decidí mejor tomar distancia y evitarme malas pasadas, no pido nada a nadie para no tener que estar en deuda pero tampoco ayudo a nadie (bueno a mi núcleo familiar si).

    Saludos

  7. Creo que lo único que se le puede hacer estos caraduras es hablar con tal cara dura de forma directa en esa zona entre la sutileza y la barrera entre ésta y el ataque directo, y usar un ataque sucesivo y continuo en tal zona, y si esa persona aún tiene algo de decencia lo reconsiderará, y si no, aquellos que puedan oír tal conversación notará con qué clase de caradura estás tratando y tomar medidas al respecto, y ya si esas personas tienen que tomar más medidas oportunas, así tienen aún más alicientes.
    Yo soy de los que no aguantan a gente así, por lo tanto el método descrito me viene de perlas.
    Un saludo 😉

Comentarios cerrados