Tecnología

Bienvenidos al sistema operativo conversacional

·

De cuando en cuando aparecen en el cine películas que asustan. Se adelantan tanto a su tiempo, aciertan tanto en sus predicciones, que uno podría creer que las ha escrito y dirigido alguien que, efectivamente, venía del futuro. Es el caso de ‘Juegos de guerra‘ (1983), a la que he hecho referencia en el pasado en repetidas ocasiones y que una y otra vez nos asombra con fogonazos tecnológicos que en la peli parecen anecdóticos pero que han acabado transformándose en algo cotidiano.

Puede que en realidad esas películas acaben inspirando muchas de las tecnologías que acabamos viendo venir, y desde luego una de ellas es esa interfaz de usuario conversacional que en los 70 y 80 era la referencia y que tuvo a los sistemas operativos UNIX y, por supuesto, a MS-DOS, como protagonistas.

En aquellos sistemas operativos uno conversaba con la máquina.

La conversación se transformó y se adaptó a la interacción hombre-máquina. Lo de escribir era muy cansado, y un grupo de genios locos creó la interfaz de ventanas e iconos que se convirtió en dominante durante décadas junto al ratón y el teclado. Ese modelo evolucionaría con la llegada de los smartphones, que nos brindaron la posibilidad de controlarlo todo con nuestros deditos, pero algunos se dieron cuenta de que por el camino habíamos perdido algo importante.

Habíamos dejado de conversar con la máquina.

Solo algunos recurrían a esa arcana forma de configuración. Los linuxeros hicimos nuestras las palabras de Spidey -“un gran poder conlleva una gran responsabilidad”– y nos dimos cuenta de que una buena consola podía darle sopas con ondas en eficiencia, rapidez y potencia a cualquier intefaz gráfica de usuario. Eso, no obstante, tenía una contrapartida: hablar el idioma de la consola no era fácil, y aunque había ayuditas (bendito man, me encantó esto que vi hace poco al respecto) no había un Duolingo que facilitase las cosas.

Pero como digo, la evolución de la informática había hecho que la inmensa mayoría de los usuarios ya no hablasen con las máquinas. No al menos hasta que de repente llegaron los asistentes de voz y muchos entendieron que esa alternativa perdida podía ser tan potente o más que las demás. Siri, Cortana, Alexa y Google Now (aquí Google pierde puntos, necesitan un nombre simpático para este asistente) nos han hecho echar un vistazo al futuro e imaginarnos una interacción en la que uno hasta pueda ligar cree que puede ligar con su ordenador.

Así que cuando uno revisita ‘Juegos de guerra‘ y ve a David Lightman conversar con Joshua, lo normal es que se dé cuenta de lo que hemos avanzado… o tardado en avanzar, según se mire. Esa conversación no era más que un preludio de lo que ha llegado y está por llegar.

Lo estamos viendo por todas partes: los sistemas de aprendizaje automático, aprendizaje profundo y las redes neuronales están aprendiendo a hablar y a comunicarse cada vez mejor. Ya son capaces de intentar crear sus propios episodios de Friends y en Google ya han demostrado que el modelado del inglés y lograr que una máquina se exprese de forma natural está muy cerca.

Por eso lo que ha ocurrido con Quartz y esa aplicación que acaban de salir no me sorprende demasiado. Más bien me confirma la idea de que esa interacción hombre-máquina ofreciéndonos un futuro muy distinto al que plantea el limitado paradigma de ventanas y aplicaciones controladas a golpe de click de ratón. Fabrizio y Eduardo hablaban de ello estos días, y aunque mi enfoque es distinto la reflexión converge. Volvemos a entender que hablar directamente con las máquinas es en muchas ocasiones mucho más potente que andar de un lado a otro con el puntero del ratón.

text

Slack es otra de las herramientas que han demostrado el poder que tiene conversar con la máquina, como nos contaban en Partyline.rocks (toma dominio), y como decía en realidad llevamos décadas conversando de una manera u otra con el ordenador. La consola de los sistemas UNIX y de MS-DOS era clara demostración de eso -que Microsoft y Apple la escondiesen tanto en sus sistemas operativos dice mucho de ellas-, pero luego vimos cómo hablar con el ordenador podía ser muy divertido: las aventuras conversacionales lo volvían a plantear, aunque luego se transformaran en aventuras gráficas que de nuevo hiciesen nuestra vida más cómoda (un click de ratón era más rápido que andar escribiendo) pero no necesariamente mejor.

Y en estas estamos, sorprendiéndonos de que a alguien se le haya ocurrido que conversar con las máquinas mola.

Por supuesto que mola. Y más que va a molar.


Igual queréis invitarme a un cafetito mensual. Si alguno os animáis con esta suscripción a Patreon, ya sabéis: pinchad en la imagen. ¡Mil gracias!

El nuevo banner, que quizás debería retocar aún más. ¿Qué opináis?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Bienvenidos al sistema operativo conversacional

  1. El futuro son interfaces conversacionales, pero aún falta mucho para que sean realmente la regla y no la excepción. Como tú bien dices, lo de aprender el idioma de la máquina es complicado y poca gente está dispuesta. La solución es que la máquina aprenda a hablar nuestro idioma, y para que eso funcione realmente falta mucho desarrollo de IA.

  2. Yo creo que falta mucho menos de lo que se piensa. Ahora por fin se está avanzando en ese tema y creo que ahora va a entrar la velocidad de verdad. En un par de años nos veo a todos hablando más que tocando el ratón.

    Yo, lo que echo mucho de menos son comandos por voz relativos al propio dispositivo o sistema operativo. He probado algo Cortana y bastante más «Ok Google» y noto un agujero muy gordo respecto a que la mayoría de las cosas que me gustaría decir son del tipo «Reiníciate», «Apaga la pantalla y ponte en modo avión» o «Dime cuánto ocupa la carpeta de Dropbox». Cuando esas cosas estén integradas, hablaré mucho más con las máquinas.

    De hecho, imagino que el avance real vendrá cuando tengamos una forma cómoda de hacer nuestros propios «scripts» de voz y/o bajárnoslos de algún sitio.

  3. Anonmox dice:

    Recuerdo cierta app de ibm que te permitía hacer de todo previo aprendizaje pero los pc»s de entonces eran pequeños…..era el papa y mama de los actuales cortaba, siri, google etc etc. Alguien recuerda como se llamaba? …… IBM VOI……. Lo que no se es por que pararon el desarrollo….

  4. Xavi dice:

    Pues que queréis que os diga…. en mi opinión no será muy practico tener en una oficina 25 personas hablándole al ordenador, y menos si ésta es pequeña… puede ser realmente caótico! todo el mundo dando voces o diciendo «muéstrame la carpeta tal» y se le abre al del ordenador de al lado… para esto el reconocimiento de voz será vital, y garantizar que cada maquina haga caso al usuario que la esté usando realmente.

    Eso si, para ciertas tareas puede ser realmente interesante… a ver, es como todo, buscarle la utilidad, que las hay, y muchas, y las que saldrán, pero para todo todo…. no se yo….

    • Cierto, no será lo más apropiado en según qué escenarios, pero desde luego es muy probable que acabe siendo lo más común en otros en los que por ahora nos da un poco de vergüenza estar hablándole a un cacharrito.

Comentarios cerrados