Tecnología

Olvida los monitores 4K: igual lo que quieres es un 5K

·

Estuve muchos meses planteándome seriamente lo de comprar un monitor 4K (o más bien, UHD). Aquellos modelos que aparecieron en el CES de 2014 eran de lo más prometedores, pero en realidad se trataba de una primera hornada con defectos importantes. 

La cosa mejoró bastante en pocos meses, y algunas de las carencias más relevantes, como el tipo de panel, la frecuencia de refresco o el sistema de funcionamiento se fueron atajando. Varios fabricantes contaban ya con propuestas muy interesantes, pero al final me decanté por un modelo 1440p de 27 pulgadas. No, no ese que me demostró que lo barato sale caro. El otro

Sin embargo, siempre me quedó el regustillo de esas resoluciones enormes que me prometían escritorios casi infinitos, y sobre los que estaba equivocado. En primer lugar, porque si vas a comprarte un monitor UHD (no 4K) y lo vas a usar en su resolución nativa, ni se te ocurra bajar de las 32 pulgadas. Ya que vas a contar con esa resolución, no la comprimas en una diagonal menor, es tontería -salvo quizás para gamers, y tampoco, creo yo-. Y en segundo, porque para mi uso personal lo que importa no ha resultado ser tener esas resoluciones asombrosas, sino otra cosa: definición. 

Los problemas que plantean los monitores 4K en Windows son bien conocidos: el escalado de todos los elementos visuales no es perfecto, y aunque el sistema se adapta bastante bien, el soporte HiDPI no es perfecto. En Windows 10 la cosa no parece haber cambiado demasiado respecto a Windows 8.1, y el soporte del escalado sobre todo en aplicaciones que van a su bola es mejorable según todos los que la han probado. 

Pero claro, hay otra filosofía de uso de estos monitores: la de trabajar a la mitad de resolución para obtener algo así como una pantalla Retina de escritorio. Aun cuando la resolución nativa es de 3.840 x 2.160 píxeles, estos monitores permiten trabajar perfectamente a 1.920 x 1.080, algo que a priori no parece muy interesante si uno se ha comprado, como decía, un monitor de 32 pulgadas. De repente nuestra compra se nos queda en casi nada. Bajón.

philips1

Es ahí donde entra la magia de los monitores 5K, que permiten acceder a resoluciones de 5.120 x 2.880 píxeles. Insostenibles para un usuario que quiera ver su escritorio con esa resolución nativa -me pregunto cuánto tardarás en quedarte bizco-, pero muy, muy atractivos para los que como yo insistimos en que contar con la mejor definición es clave para disfrutar aún más de la experiencia de escritorio. 

Y es que si hacéis la cuenta rápida llegaréis a la misma conclusión: al trabajar a la mitad de resolución lograréis contar con una resolución de trabajo de 2.560 x 1.440, pero en la que la definición y la calidad de imagen serán simplemente asombrosas. Me temo que aquí hablo solo de expectativas, y no de realidades: no he tenido la oportunidad de probar ninguno de estos monitores, pero estoy seguro de que solo por esa característica las ventajas para entornos de productividad como el mío pueden ser excepcionales. Incluso en este análisis en DigitalTrends, donde hablaron de mucho que queda por mejorar en Windows para aprovechar estas resoluciones, le echaban flores.

5k_res

Pero claro, está el problema del precio. O problemón, podríamos decir. Los Dell UP2715K han bajado de precio y podemos encontrarlos por unos 1.500 euros, mientras que los HP Z27q salen por precios muy similares. Hay dos alternativas más: el recién anunciado Philips 275P4VYKEB que se estará disponible a finales de año por unos 1.600 euros y, por supuesto, el iMac 5K, que eso sí, sale por un pico: a partir de 2.329 euros, pero que eso sí, te evitará tener que comprar un ordenador aparte porque ya lo lleva integrado (aunque sea hardware de un portátil, y no uno especialmente potente).

Es pronto para lanzarse a comprar estos monitores, pero si todo va como debe en 2016 las cosas deberían normalizarse y los precios de los paneles tendrían que bajar para animar a más fabricantes y usuarios. Cuidado, porque yo hablo de un uso de productividad: si queréis jugar en estos monitores vais a tener que guardaros las pagas extras, porque las gráficas dedicadas necesarias para ofrecer tasas aceptables van a ser prohibitivas. La predicción no se cumplió con los monitores 4K UHD, pero no sé por qué me da que el salto a un monitor 5K es bastante probable.

 

patreon-banner-2


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “Olvida los monitores 4K: igual lo que quieres es un 5K

      • Algunos menús se ven como borrosos, no sabría decirte cuales ya que casi no uso Windows. La sensación es como cuando en GNU/Linux, años atrás, había menos consistencia y usabas de escritorio Gnome o KDE pero abrías una aplicación del otro entorno o realizada con algo más antiguo como OpenMotif o cosas de ese estilo.

  1. Peni dice:

    Tan pronto como 2016? Ojalá, pero hasta que no lo vea … todavía hay relativamente pocos monitores FullHD a un precio razonable y no hablemos de los portátiles de gama media. Me da que van a empezar a vendernos la moto de monitores así con la pega de que la gráfica costará un riñón … o viceversa. A mi, como programador, me vendría de maravilla, pero creo que faltarán algunos años para que se pueda considerar rentable comprar algo así. Para muchas labores profesionales creo que se le puede sacar más partido a dos monitores, si hay espacio, claro.

  2. Miguel dice:

    Sinceramente, si no se ponen las pilas los creadores de software para considerar dichas resoluciones, lo que se consigue, es gastarse un dineral, para acabar trabajando a resoluciones inferiores. Para eso, te compras un monitor con resolución a la cual vayas a trabajar, que te sale más barato y se ve mucho mejor, hoy día, más allá del 1080p, no hay sistema operativo que lo trate de forma impecable y digo impecable, porque como he puesto antes, gastarse 2000€ en un monitor para verlo en plan cubismo, no tiene mucho sentido.

    • Creo que aquí la culpa es más de Microsoft, que debería allanar el camino en temas de soporte DPi tanto en Windows en general como en las aplicaciones que existen para el sistema operativo. Pero los desarrolladores también tienen que tener en cuenta eso, y muchos no lo hacen.

      Como digo, mi planteamiento no sería ver las cosas en 5K (al menos no en un 27 pulgadas, desde luego), sino escalar a 1440p y disfrutar de una nitidez alucinante.

  3. Pingback: 9 razones por las que los nuevos iMac no molan | Incognitosis

  4. Pingback: Actualidad: ¿Se está preparando el mercado para el resurgir de Thunderbolt 3? | Revista Nueva Era

  5. Pingback: ¿Se está preparando el mercado para el resurgir de Thunderbolt 3? | TecnologiaDigital

  6. Pingback: ¿Se está preparando el mercado para el resurgir de Thunderbolt 3? | Noticias Las Varillas

  7. Pingback: ¿Se está preparando el mercado para el resurgir de Thunderbolt 3? - ChatNews

Comentarios cerrados