Tecnología

Microsoft, capitulaciones y malas prácticas

·

Ya os avisaba de que Windows 10 iba a dar que hablar por aquí, y sigo erre que erre con temas relacionados con el nuevo sistema operativo de Microsoft. Acabo de volver de un pequeño parón vacacional (todos esos parones parecen pequeños, lo sean realmente o no) y tras la reorganización doméstica tocaba ver si mi Dell XPS 13 estaba preparado para actualizar a Windows 10.

Win-10-Dell-XPS-13-1

No había tocado el equipo desde hace 10 días, así que estaba impaciente por ver si todo estaba preparado para la actualización oficial. Inicialmente no aparecía ninguna señal al respecto, pero tras ejecutar Windows Update y darle un par de veces al iconito con el que uno reservaba su copia de Windows 10 apareció la tan buscada opción. Y claro está, me puse manos a la obra.

El resultado ha sido aparentemtente perfecto. La actualización ha ido como una seda en mi equipo, y ahora mismo os escribo con él conectado como casi siempre a mi monitor de 27 pulgadas y al ratón y teclado de escritorio que uso en mi rincón de trabajo.

Antes de ponerme a escribir he cambiado esa preferencia tan curiosa de la que Microsoft no ha hablado nada en la presentación de este sistema operativo. Al menos, no que yo haya visto. Y este es uno de los ejemplos de que mi análisis en Xataka, por muy largo y detallado que intenté que fuese, no estaba completo. No había logrado ahondar en este tipo de historias.

Windows-10-p2p

Por ejemplo, las que indicaba Lauren Weinstein en su blog -qué horror de diseño, qué buena información- al hablar sobre la técnica que Microsoft está aprovechando para distribuir sus actualizaciones: ni más ni menos que un esquema P2P oculto en el que tu máquina con Windows 10 se convierte en nodo para la distribución de todo tipo de actualizaciones. La idea mola en esencia, pero lo malo es que el sistema no te avisa de que estás contribuyendo a este tipo de distribución software en todo momento. Es una opción que está activa por defecto, y la mayoría de los mortales con Windows 10 ni siquiera se enterarán de que está “robándoles ancho de banda”. La frase es un poco tremendista en países desarrollados pero sí puede ser muy cierta para gente con menores recursos de conectividad, así que creo que Microsoft debió dejar la característica inactiva por defecto e informar de esa opción durante el proceso de instalación o actualización.

Lo mismo ocurre con el tema del navegador, que ahora predefinen a Windows Edge de buenas a primeras. No solo eso: tratan de ocultar bastante la opción para cambiar a otro navegador, algo de lo que hace poco se quejaban en Mozilla en dos misivas distintas (1, 2). O con algunas opciones más que pueden preocupar a aquellos fanáticos de la privacidad, y de las que hablaban por ejemplo en The Next Web de forma más bien tremendista, mientras que en Gizmodo lo afrontaban desde una perspectiva más práctica con cinco pasos a seguir tras instalar Windows 10.

Lo de recolectar información para todo -en especial, para que Cortana nos ofrezca sus servicios de forma completa- es un poco pesadez, pero aquí pasa lo de siempre: es un tema de sacrificios: Por ejemplo: ¿estás dispuesto a sacrificar la información de tu localización para que te lleguen alertas relacionadas con esa localización? Porque si no activas esa opción, no podrás decirle a Cortana algo tipo “recuérdame que haga X cuando llegue a casa”, porque nunca sabrá que estás en tu casa. Que tú quieras o no que lo sepa es cosa tuya, pero llamar a eso un ataque a la privacidad -sobre todo cuando desactivar esa opción o activarla sí está bien señalado en Windows 10- es muy fácil.

Las críticas al nuevo sistema operativo de los de Redmond también han tenido su ración de FUD. El otro día apareció un artículo de Brian Krebs -que normalmente lo hace muy bien- y que alertaba sobre la nueva característica Wi-Fi Sense de Windows 10. Esa opción, que ya estaba presente en Windows Phone 8, parecía sospechosa, pero otros medios pronto criticaron –ZDNet o Ars Technica entre otros- ese artículo de Krebs y dejaron claro que la cosa no era ni mucho menos para tanto. Y no lo es. Pero todo se magnifica con el lanzamiento de un producto, tanto para bien como para mal.

Y para mal -y termino ya que es domingo- destacaba la reflexión de Benedict Evans del martes pasado. No la leí hasta ayer, pero para resumiros en ella había un mensaje claro: Microsoft debería rendirse ante la evidencia. Ha fracasado en móviles, y Windows 10 no servirá para nada. Todo como muy crudo. Casi como si quisiera que una empresa con más de 117.000 empleados cerrara de buenas a primeras y dejara que otras ocuparan su cetro sin resistencia.

El artículo me indignó un poco, no tanto por el análisis -que suele ser impecable en su blog- sino por su ausencia de valoraciones sobre qué otra cosa podría hacer Microsoft. Escribí un comentario -es un poco largo y ahora mismo me mata traducirlo, si queréis leedlo allí- precisamente para tratar de buscar respuestas, y aunque al principio Evans pareció bastante del grupo TengoLaRazónAbsolutaYListo, después tuvo un comentario algo más moderado en el que no obstante volvía a concluir lo mismo. Que Microsoft lo tiene crudo en general.

Yo no diría que lo tiene fácil, pero desde luego lo que están haciendo me parece brutal. Así que de rendirse nada, Sr. Evans. Queda algún que otro cartucho que quemar. Aunque a veces los cartuchos estén algo contaminados con prácticas discutibles como las mencionadas. Pero alguna pulla se tenía que ganar Microsoft. Si no no sería ella misma. No podríamos odiarla visceralmente si lo hiciese todo bien de repente.

Actualización (06/08/2015): Mi post en Xataka sobre este tema, más extenso, más cuidado, y más redondo. Creo.


patreon-banner-2


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, versión internacional (soporte OTA), Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 363 euros en GearBest
  • Xbox One X + Metro Exodus: la consola más potente de Microsoft está de rebajas, incluye Metro Redux, un mando, 1 TB de capacidad y también Metro 2033 y Metro Last Light. Está a 349 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Teléfono Nokia 3100 Mini: una réplica del antiguo móvil estrella de Nokia, perfecto para usar el teléfono móvil como eso, como un teléfono. Tiene conectividad 2G, teclado físico y minipantalla. Prodigioso por 10,78 euros (sí, 10,78) en TomTop.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 1,99 euros en eBay, perfecta para este equipo que se venden sin sistema operativo
  • Xiaomi Mi 9 SE: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh), triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a tan solo 270 euros en GearBest
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 170 euros a través de Amazon.
  • Amazfit Verge Lite: sin NFC, pero con una autonomía de hasta 20 días. Pantalla AMOLED de 1,3″ 360×360 Corning Gorilla Glass. Frecuencia cardíaca, gran variedad de modos deportivos. GPS + GLONASS. Está a 89,18 euros en AliExpress
  • Amazon Echo Dot + Philips Hue White Kit: el conjunto de 2 bombillas LED E27 con tonos de blanco regulables, el puente y el altavoz inteligente en formato mini de Amazon para controlarlo todo. Está a 69,99 euros en Amazon, suele estar al doble.
  • Memoria SanDisk doble USB-C / USB-A 128 GB: esto es la primera vez que lo veo en ofertas. Un pendrive con dos salidas a elegir (no se ve en la foto) USB-C y USB-A, 128 GB e interfaz USB 3.1 para transferencias rápidas. Está a 24,99 euros en Amazon.
  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Microsoft, capitulaciones y malas prácticas

  1. Guecor dice:

    No entiendo porque hay tantos que se empeñan en anticipar la desaparición de ciertas empresas tecnológicas o incluso lo desean. Y digo empresas porque he visto este comportamiento de parte y parte, tanto de fanáticos de microsoft que desean que desaparezca Apple como fanboys de Apple que han enterrado vivo a microsoft desde la salida de windows 8.

    Al parecer muchos no entienden que el panorama tecnológico actual en el que existen tantas opciones y tan buenos dispositivos se debe precisamente a el resurgimiento de Apple y la entrada de Google, es decir, todo se debe a LA COMPETENCIA. La competencia es lo que beneficia a los usuarios, es la que permite que las empresas no se duerman en los laureles (como le pasó a microsoft) y estén mejorando constantemente, saquen mas dispositivos, que se exijan más en sus productos y que sientan la necesidad de innovar para no quedarse atrás de los otros.

    A mi me parece que los productos de apple estás muy sobrevalorados, pero eso no quita que saquen muy buenos productos y que sigan siendo referentes de la industria en muchos de sus lanzamientos. Por espero que siga existiendo durante mucho tiempo para que los demás fabricantes aprendan de su ejemplo y se esfuercen en superar a los de Cupertino. Y eso mismo espero con Google, con microsoft y con los que lleguen; el día que crea que los productos de X empresas no son para mi o no cumplen mis necesidades, tendré muchas opciones y así encontraré lo mejor para mi. Pero al parecer muchos desean justo lo contrario, que solo exista lo que a ellos les parece que es lo mejor y lo demás que desaparezca.

  2. Land-of-Mordor dice:

    Y eso que por ahora sólo has usado W10 en un portátil. El servidor de sonido de W10 está en pañales. Me recuerda a las primeras versiones de Pulse Audio: sólo funciona lo básico. Por poner un ejemplo el DTS y todo lo que no sea estéreo me ha dejado de funcionar a través de la salida óptica, lo que en juegos significa ir un paso atrás. En W8 funcionaba perfectamente y en Linux hace tiempo que me olvidé de configurar ese tipo de cosas. Ya en W7 se vio un paso atrás en ese sentido, W8 siguió la misma dirección y con W10 parece que sólo se tiene en cuenta al usuario que tiene un portátil o similar.

    Y ya que entramos en portabilidad, ha sido una tremenda decepción que «continium» brille por su ausencia en todo lo que no sea una Surface. No sé si es cosa de Microsoft o de falta de drivers adecuados por parte de los fabricantes, el caso es que NO FUNCIONA.

    Por lo demás, bien, pero eso ya lo hacía W8

    • Vaya. No puedo asegurarlo, pero ¿lo del servidor de sonido no es más problema del fabricante del chip de audio que de Microsoft? Ya sabes que con los nuevos SSOO suele ocurrir que los controladores van llegando gradualmente, y quizás sea un problema de soporte fino del fabricante, no sé.

      En cuanto a Continuum, es una opción que como sabrás destaca en convertibles. Si tienes un tablet y le conectas ratón y teclado (físicamente o por ejemplo vía Bluetooth) Windows 10 lo detecta a través de esta tecnología y te permite pasar a modo escritorio en lugar de funcionar en modo tablet. De todos modos es algo que puedes forzar desde el Centro de Actividades (Action Center), hay un acceso directo al modo Tablet que puedes usar. ¿Lo has probado?

      Saludos

      • Land-of-Mordor dice:

        El driver de sonido del fabricante está hecho expresamente para Windows 10 y ni ése ni el anterior que tenía instalado en Windows 8.1 funciona. Va más allá del driver. Y como decía mi caso no es el único.

        Sí, la teoría de «continum» la conozco, pero no funciona automáticamente. Hay que estar habilitando y deshabilitando el modo tablet a mano. Los dispositivos GPIO que son los que Windows presuntamente usa para esos fines están reconocidos en el panel de control, pero parece ser que por ahora sólo tiene en cuenta esas acciones si es con una Surface. Hay por ahí ya quejas de usuarios de la Lenovo Yoga y otros equipos similares de Asus y HP.

      • Pues siento los problemas pero como dice Miguel y como comenté en «El milagro Microsoft«, lo de lograr que un sistema operativo vaya bien con la cantidad de combinaciones hardware que existen es imposible. Ahí es donde los fabricantes tienen que trabajar con Microsoft, pero desde luego es una puñeta cuando te toca. Veremos si ese soporte mejora, que es lo que debería pasar :/

  3. pablo dice:

    Buen comentario
    por mi parte la actualización también ha ido impecable.
    Excepto… que no soy capaz de que Chrome funcione: amaga con buscar mis favoritos pero queda absolutamente en blanco.
    Bueno, Chrome y cualquier utilidad de Google que intente abrir desde el icono de aplicaciones-Google.
    Hago algo mal? Parece un auténtico boicot. Seguiré investigando…

  4. Miguel dice:

    No entiendo tanto fatalismos y menos si lo comparamos con la cantidad de dispositivos que ya se han actualizado a Windows 10. Lo he expresado muchas veces en comentarios en este blog, me gusta y utilizo Linux, pero también Windows y otros sistemas que me facilitan la vida. ¿Me encantaría tener uno sólo que lo hiciese todo?, pues sí, pero no existe, así que toca lidiar con lo que hay y suerte que lo hay.
    Tanta crítica destructiva contra Microsoft y a día de hoy es el único que está consiguiendo hacerme creer que sí que puede haber un S.O. para los distintos dispositivos que utilizamos a diario.¿Me gustaría que fuese Linux en vez de Windows?, pues también, pero no lo es.
    Así que me he dejado de ser tan extremista y utilizo lo que más me facilita mi trabajo.
    Que mañana resulta que Linux, lo consigue, pues entonces seré muy feliz. Pero hoy no.

  5. Jaime dice:

    No quiero ser tiquismiquis porque tú siempre escribes muy bien, pero has puesto «de buenas a primeras y dejara que otras ocuparan su cetro sin resistencia», pero el cetro no se ocupa, sino que se cede o se arrebata porque es un objeto.

Comentarios cerrados