Tecnología

Bes y uves

·

Ayer por la mañana publicaba en Xataka una noticia sobre un tema interesante: Noruega está preparando para 2017 el apagón de la radio FM, algo inconcebible (como imposible es no pensar en Vizzini al pronunciar esta palabra) en nuestro país. En Noruega la cosa es distinta, y más del 50% de los hogares tienen ya equipos capaces de reproducir esas emisiones de radio digital que se plantean como única opción de futuro.

Aquí las motivaciones supongo que son más económicas que otra cosa -también prácticas, pero el escenario es el mismo que el de la TV analógica y la TDT aquí- pero sea como fuere, el tema de esta entrada no es esa. El tema es lo que provoca una falta de ortografía.

En una de las frases aparecía una auténtica e inocente burrada. Ponía “utilizar códecs de compresión más abanzados” en lugar, claro está, de “avanzados“. La posición de la be y de la uve en el teclado me han dado algún que otro disgusto en el pasado, pero este ha sido probablemente el más grave.

Unos cuantos lectores han visto el error y han avisado con menor o mayor sorna, algo que es hasta comprensible y casi merecido. Se supone que te dedicas a esto y que no deberías cometer estos fallos. Y que además tienes correctores ortográficos a tu alcance. Pardillo.

El problema está en que a menudo puede haber cierta saña (en este caso concreto la cosa ha sido moderada, tampoco me han crucificado) que yo considero innecesaria en esos comentarios. No ha habido intención al cometer el error -no gano nada quedando mal, eso seguro-, pero eso suele dar un poco igual. Si hay un error y se puede, hay que hacer sangre.

Porque en este país lo de criticar (ojo, no he dicho corregir) al que se equivoca sin querer es como un deporte nacional del que todos disfrutamos como participantes pasivos. Las patadas al diccionario son plato central de cualquier programa televisivo con ganas de meter caña (“El Intermedio” es el referente, diría yo, y logra su objetivo), y reírse de las meteduras de pata en el lenguaje es un clásico entre los grupos de amigos. Yo lo he hecho toda mi vida, pero obviamente una cosa es hacerlo entre gente de confianza en un ambiente como ese, y otra es con mala baba.

Es uno de los muchos problemas que tienen las secciones de comentarios de todo tipo de medios en nuestro idioma, y que por supuesto están presentes en Xataka, donde el funcionamiento de los foros, con o sin karma, es el que es. Me guste o no. Quizás publique algo al respecto en el futuro, pero en realidad la idea es simple. No veo tanto ánimo de hacer sangre en la mayoría de medios que leo en inglés, y cuando la gente comenta lo hace más frecuentemente tanto 1) con educación como 2) con argumentos que apoyan el comentario. Yo intento predicar con el ejemplo y ya he hablado en numerosas ocasiones de los comentarios en Incognitosis -aquí ese tipo de comentarios tóxicos que mencionaba no tienen sitio-. Lo curioso es que me he llevado alguna que otra decepción por el otro lado (por parte de editores de publicaciones de allí que no se toman bien las críticas educadas y argumentadas -aquí directamente me borraron el comentario del post, aunque sale en el registro de Kinja-, sean o no erróneas).

Es al final un tema probablemente difícil de controlar, pero lo cierto es que este tipo de cosas siempre me hace recordar aquella durísima frase de Enric González.

Lo peor del periodismo son los lectores. 

Pues a veces, desde luego, sí.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 138,51 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Red Dead Redemption 2 (Xbox One): el juego del año y uno de los mejores de la historia según las críticas. Está a 51 euros en Amazon Alemania envío incluído.
  • Juego de mesa Catán: uno de los más populares de los últimos años puede ser un gran regalo de navidad, está a 28,4 euros en Amazon. Hay otros como Carcassone (16,99 euros) o Cara Splash (13,99 euros) igualmente curiosos.
  • Procesador Intel Core i7-7740X: no es el más moderno, pero es de la familia X, así que es una opción brutal para gamers. Con 4 núcleos a 4,3 GHz soporta Hyper Threading y tiene un TDP de 112W, así que es glotoncete. Pero el rendimiento es fantástico, como muestra AnandTech en este análisis. Está a 229,90 euros en Amazon.
  • Memoria RAM Ballistix Sport 16 GB DDR4: dos módulos PC4-21300 de 8 GB que pueden darle mucha vidilla a vuestro equipo. Están a 121,73 euros en Amazon Alemania, envío incluido. La opción son los módulos G.Skill Aegis 2x8GB por 123,82 euros en Amazon (España).
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 719 euros en GearBest con el cupón GB$XMLAPAIR03.
  • ZTE Axon 7 Mini: un móvil de hace dos años pero que aún así tiene su encanto por esos altavoces frontales. La pantalla de 5,2 pulgadas FullHD está acompañada de un Snapdragon 617, 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad (ampliables). La cámara trasera es de 16 MP, y el precio es escandaloso: 90,95 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 960 500 GB: una unidad M.2 NVMe que da velocidades de lectura de hasta 3.200 MB/s, una burrada. Está a 124 euros en Amazon UK envío incluido. Con esta capacidad, súper chollo, os lo dice alguien que compró la 970, algo superior en rendimiento, por 100 euros hace poco… con la mitad de capacidad. Argh.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Patinete eléctrico Ninebot ES1: hasta 20 km/h y autonomía de hasta 25 km para este patinete plegable que además tiene dos años de garantía en España. Bastante chulo por 287,47 euros en GearBest con el cupón GB12ES1. No os olvidéis de desactivar el nuevo seguro de envío activado por defecto.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Xiaomi Redmi Note 6 Pro: con pantalla de 6,26 pulgadas FullHD, Snapdragon 636, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera dual de 12+5 MP y cámara frontal dual de 20+2 MP, este es un estupendo candidato para la gama de entrada con su batería gigante de 4.000 mAh. Está a 159,82 euros en GearBest, mientras que la versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 177,58 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG.
  • Tarjeta MicroSD Kingston 64 GB: buena capacidad para ampliar la capacidad de vuestro móvil, por ejemplo. Incluye adaptador a SD. Estupenda por 9,57 euros en Amazon. Si queréis ir mucho más allá, la SanDisk Ultra de 200 GB está a 35,90 euros en Amazon. Otra opción: la Samsung EVO Plus de 128 GB está a 16,19 euros en JoyBuy.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,94 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • Auriculares Xiaomi con conector USB-C: sin adaptadores de por medio, curioso tener esta alternativa barata para conectarla a vuestros dispositivos. Son de tipo in-ear y el precio como siempre parece bastante interesante. Están a 13,77 euros en Banggood con el cupón 6baf92.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 254,29 euros n AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 456,85 euros en GearBest con el cupón GBMPBF17.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497 euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,61 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

16 comentarios en “Bes y uves

  1. Tu lo has dicho, en este país la gente “pasa hambre” porque quiere, en toda casa hay un gran entrenador de futbol, un gran artista, un gran político, un gran escritor… en fin, que te voy a decir que no sepas ya, por mi parte puedes cometer cuantos errores quieras siempre y cuando sigas corrigiendo los mismos con total humildad, quien hace lo suyo con total perfección? nadie y punto. Saludos.

    • La idea es no cometerlos, claro, pero afortunadamente en internet podemos solventar esos temas rápidamente. Y aún así pasan estas cosas, claro. Gracias por los ánimos Víctor 😉

  2. Pregnante dice:

    Hombre, Javier, no creo que nadie en su sano juicio se equivoque o cometa errores, sean del tipo que sean, queriendo.

    Cuando uno hace un examen y lo suspenden por cometer faltas de ortografía, no creo que las cometa sin querer. Las comete por desconocimiento.

    De todos modos, y aunque a mi modo de ver, la calidad en la redacción de artículos no es muy allá en WEBLOGS (tal vez por que da la impresión de que escribís los artículos a destajo ), no pasa nada por equivocarse de vez en cuando, sobre todo si es una falta de ortografía.
    Mas grave me parecen las faltas de claridad en la redacción, las omisión de signos de puntuación o el uso innecesario de vocablos y giros foráneos, habiendo expresiones en nuestro idioma para esos mismos conceptos.

    Un saludo

    • No, no. Los errores se pueden cometer por desconocimiento pero también por despiste o falta de cuidado. Que es lo que me pasó a mí en este caso, y me seguirá pasando porque la dinámica de mi trabajo y de mi labor aquí es esa: escribo, hago una revisión rápida y publico. No hay tiempo para más, o no llego.

      Totalmente de acuerdo contigo en el tema de la redacción y el uso de giros y palabras que sí tienen traducción aquí. Yo intento esmerarme en ambas cosas, pero siempre hay margen de mejora, y la verdad es que ves cosas aquí y allá (mías también ojo) que dan un poco de miedito.

      Malditas prisas. Saludos.

  3. No estoy del todo de acuerdo Javi. Si, por supuesto, en hacer sangre con estas cosas. No en que sean justificables. Una publicación en Xataka no es personal. Es profesional. Y por tanto debería de haber mecanismos para corregir estas cosas antes de que salgan a la calle. Yo he trabajado durante casi seis años en uno de los (antaño) mejores periódicos de este país y cuando ocurren este tipo de errores siempre son debidos a ahorro de costes o falta de profesionalidad por parte de la empresa editora. Hay mecanismos para evitarlo: editores y/o correctores que revisan el texto antes de que salga publicado. Xataka (y Weblogs en general) es ya un ente lo suficientemente grande e importante hace tiempo para contar con este tipo de medios, y si no se está haciendo es un error, creo.

    • Tienes toda la razón, y de hecho durante mi etapa en PC Actual (aquellos maravillosos 7 años) sí existía la figura de editor/corrector que uno temía ante la devolución de artículos con todo tipo de correcciones en rojo.

      El ritmo de las publicaciones online es distinto, como sabes, y esa figura no se ha implantado en la mayoría de los casos y solo algunos medios online lo hacen. Antonio Villareal lo explicaba muy bien hace poco con el ejemplo de The New Yorker.

      La excusa es fácil: pocos recursos, prima la rapidez, y el volumen de lo que se publica haría necesaria no una sino varias personas en temas de corrección, estilo y, desde luego, verificación de datos (el famoso <emfact-checking), pero los tiempos, los medios y las empresas son las que son. A ello hay que sumarle mi propio descuido (ojo, no desconocimiento, pero sea como fuere, reconozco el error, mea culpa, mea culpa, mea culpa -otros no lo hacen (corruptos en el gobierno, por ejemplo)) y la juguetona posición de la be y la uve. No siempre presto la debida atención al corrector, pero estas cosas me encienden la lucecita, y cuando hay deslices, la idea es disculparse y corregirlos, algo que afortunadamente es posible aunque no sea comparable a esa deseable presencia de editores y correctores. Supongo que no se puede tener todo. Al menos, no si uno no es The New Yorker, por ejemplo :/

      Como he dicho antes,malditas prisas.

  4. A la vuelta de vacaciones, en mi oficina le cambiaron las teclas a lo bruto al teclado de un compañero, cruzaron B y V y también N y M. La cuestión es que como escribía mirando, era un tipógrafo y no necesita mecanografía, tenía faltas y no era capaz de ver la trampa. Yo escribía sin mirar y no equivocaba pero el me decía tengo un virus !!! escribe mirando las teclas y te darás cuenta !!!
    Cerca y con mala leche.

  5. Modiglian dice:

    Que se cuele una v/b, es una cosa, por la proximidad en el teclado, si no se redacta en un editor de texto que marque las faltas… pero los que no saben la diferencia entre hacer/echar… esos no tienen excusa XD

    • Alguna vez me he despistado en estos temas, también tengo que reconocerlo -me suena que en el blog me ha pasado y me lo habéis comentado- pero sí, esos fallos ya son preocupantes…

  6. Jaime dice:

    Aunque es cierto que un medio donde se da la posibilidad a los lectores de expresarse contribuye a que muchos se ensañen ante la menor posibilidad, también quiero decir (sin querer estar en ese grupo de “ensañadores”), que últimamente en Xataka he leído a algún reportero que escribe con bastantes faltas de ortografía del tipo de poner mal las comas o directamente no ponerlas para separar las frases subordinadas, con lo cual se entienden mal las frases.

  7. Oscar Eduardo González dice:

    A veces un error de alguien lo usan los otros para atacar a ese alguien a quien le tienen rabia por otra cosa.
    Esa otra cosa muchas veces es simplemente no estar de acuerdo con ese alguien, vamos pensar diferente que el/ella.
    Adelante… buen blog

Comentarios cerrados