Tecnología

Pocos ‘wows’ en el MWC

·

Tocó post a la ida en el AVE, y aunque no he podido publicar nada desde entonces, tocaba post en la vuelta también desde el AVE. Mi segundo viaje al MWC 2015 ha sido menos estresante que el primero -la experiencia, aunque sea poca, es un grado- pero lo cierto es que también ha habido menos sorpresas. Menos revoluciones. 

Desde luego, no las ha habido por parte de los grandes. El HTC One M9 está condicionado absolutamente a cómo rinda su cámara, pero este dispositivo ha quedado totalmente ensombrecido por el Samsung Galaxy S6. De ser HTC, yo me plantearía volver a presentar algo en el MWC. Lo haría un mes después para tratar de arrancar unos titulares que le ha robado una vez tras otras el nuevo terminal franquicia de los surcoreanos. 

El S6 tampoco ha sido revolucionario, desde luego, aunque su hermano mayor (en precio), el Edge, sí se acerca a ese factor ‘wow’ con el que muchos usuarios podrían verse sorprendidos. El problema con el Edge es que es un dispositivo superficial: la pantalla curva es un capricho, y uno caro. Sobresaliente en la ejecución y en la calidad de la imagen -parece una pegatina, es alucinante-, suspenso en la propuesta práctica. Como en otros muchos casos, esa pantalla curva no soluciona ningún problema. Ni siquiera los que pudiera crear artificialmente, y no lo hace. 

En el S6 la propuesta es mucho más moderada. Mi reflexión sobre este terminal se publicará mañana en Xataka así que me ahorraré repetirme aquí. Simplemente diré que es una nueva oportunidad desaprovechada. El diseño condiciona a un dispositivo que podría haber sido mucho más, pero está claro que también hay aciertos. Como digo, mañana más. 

Era inevitable hablar de los dos grandes protagonistas, pero como decía no ha habido sorpresas en ellos. Ni en los demás, desde luego. En estos tres días solo he podido ver una ínfima parte de lo que se muestra en la feria -sorpresas debe haberlas, desde luego- pero todo hay vuelto a ser un más de lo mismo. En muchos casos los fabricantes tratan de despistar con estupideces -como esa función del Edge que hace que poniéndolo boca abajo identifiques quién te llama por el color del halo de luz- o de crearnos nuevos problemas que ni necesitábamos ni teníamos.

En otros casos los fabricantes hacen simplemente lo que pueden. Integrar alguna mejora, o sumarse a la corriente. Ser un “me too“. Los relojes inteligentes han evolucionado y de la era del plástico y pantallas cuadradaas hemos pasado a la del acero con pantallas redondas, pero solo (¿solo?) hay avances en el  diseño, algo que parece ser lo único que importa últimamente. Los relojes y el Galaxy S6 son un ejemplo, y mientras nos encontramos esperando a un Android Wear más capaz, a un Ubuntu realmente convergente -ahí sí vi cositas que apuntaban a algo interesante-, o a ese Windows 10 que quizás, solo quizás salve a unos Lumia que en este Mobile también han sido, me temo, aburridos. 

Y luego hemos tenido distracciones. Excavadoras en Suecia controladas con unas gafas de VR aquí, más gafas de VR para un mercado que podría convertirse en las nuevas 3D -fantástica la reflexión en KernelMag– , combas que cuantifican saltos, raquetas que cuantifican nuestro revés liftado, o sillas que giran en los 3 ejes controladas por el giro (también en 3 ejes) que hacemos con nuestro smartphone. Memeces que con bastante probabilidad solo servirán para lo que fueron creados: para llamar nuestra atención durante unos segundos y hacernos exclamar aquello de ‘¡wow!‘. Es triste pensar en la cantidad de dinero y esfuerzo que se invierte en esos gimmicks

Y mientras las verdaderas revoluciones (o disrupciones) siguen sin aparecer. Casi cuesta ver pequeñas evoluciones de producto que valgan la pena. La verdad, salgo un poco decepcionado del Mobile. Y mira que me había propuesto ser optimista con estas cosas.

Actualización (04/03/2015): No os perdáis el fantástico resumen publicado por Antonio Ortiz en el blog de El Español. Gran lectura del evento que además cubre bastantes más aspectos que mi post. Brutal.

Actualización 2 (04/03/2015): El prometido post de opinión sobre los S6: Samsung, antes me gustabas más


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Pocos ‘wows’ en el MWC

  1. Antonio dice:

    Ya te leeré mañana en Xataka desde luego pero no entiendo tantas alabanzas a la estética del S6…¿de verdad es para tanto su estética? Aunque claro, partiendo de un terminal horrible como era el anterior…todo es mejora. Para mi ni siquiera es un teléfono con un buen diseño, pero parece que «eso» es lo más que pueden dar de si los ingenieros de Samsung.

    Lo que hemos visto en el MWC es la madurez del mercado de los smartphones, en el que cada vez es más difícil innovar ¿tal vez por eso esa obsesión con el diseño y lo estético?

    Parece que Apple ya se está dando cuenta de esto, y por eso parece que se va a meter a fabricar coches. Leñe…¿veremos a Apple en el salón del automovil? Surrealista cuanto menos. Pero me temo que no, que como siempre irán por libre.

  2. pablo dice:

    Próximo wow?…..

    Un 3D definitivo con todos sus accesorios hápticos.

    Te lo dice alguien que ha vivido la historia de los gadgets desde finales de los 70. Larga y apasionante historia, por cierto.

    • pablo conde dice:

      Me refiero al oculus y demás.
      Puedes imaginar la emoción de alguien que voló el primer FSX hecho re rayas y curvas, poder volar en 3D y es un ejemplo.
      Con mis 63 acabo de terminar mis dos partidas diarias de LOL. Creo firmemente en el mundo game como revolución social, y en la simulación como aprendizaje. Qué falta?: EL 3DDDD¡¡¡

      • Antonio dice:

        Ah, vale…eso sí.
        Desde luego que lo de la realidad virtual tiene mucho que decir en muchos aspectos, esperemos que por fin arranque, después de tantos años prometiendo su «venida».

  3. Miguel dice:

    Hemos entrado en una espiral de sólo esperar cosas que nos soprendan, sin haber sacado el máximo partido a las que ya tenemos. Somos como la mayoría de niños de hoy en día, tienen una cantidad ingente de cosas, pero no las disfrutan precisamente porque tienen muchas. Que ha sido de aquellos tiempos en los que te regalaban una bici y disfrutabas como un loco hasta que la pobre no podía más.
    Creo que hoy día se valora más la sorpresa «WOW» que la utilidad real. Léanse wearables para medir cantidad de datos estúpidos que no sirven más que para acumular información y de la que no se saca ningún uso aprovechable.

Comentarios cerrados