Tecnología

Pocos ‘wows’ en el MWC

·

Tocó post a la ida en el AVE, y aunque no he podido publicar nada desde entonces, tocaba post en la vuelta también desde el AVE. Mi segundo viaje al MWC 2015 ha sido menos estresante que el primero -la experiencia, aunque sea poca, es un grado- pero lo cierto es que también ha habido menos sorpresas. Menos revoluciones. 

Desde luego, no las ha habido por parte de los grandes. El HTC One M9 está condicionado absolutamente a cómo rinda su cámara, pero este dispositivo ha quedado totalmente ensombrecido por el Samsung Galaxy S6. De ser HTC, yo me plantearía volver a presentar algo en el MWC. Lo haría un mes después para tratar de arrancar unos titulares que le ha robado una vez tras otras el nuevo terminal franquicia de los surcoreanos. 

El S6 tampoco ha sido revolucionario, desde luego, aunque su hermano mayor (en precio), el Edge, sí se acerca a ese factor ‘wow’ con el que muchos usuarios podrían verse sorprendidos. El problema con el Edge es que es un dispositivo superficial: la pantalla curva es un capricho, y uno caro. Sobresaliente en la ejecución y en la calidad de la imagen -parece una pegatina, es alucinante-, suspenso en la propuesta práctica. Como en otros muchos casos, esa pantalla curva no soluciona ningún problema. Ni siquiera los que pudiera crear artificialmente, y no lo hace. 

En el S6 la propuesta es mucho más moderada. Mi reflexión sobre este terminal se publicará mañana en Xataka así que me ahorraré repetirme aquí. Simplemente diré que es una nueva oportunidad desaprovechada. El diseño condiciona a un dispositivo que podría haber sido mucho más, pero está claro que también hay aciertos. Como digo, mañana más. 

Era inevitable hablar de los dos grandes protagonistas, pero como decía no ha habido sorpresas en ellos. Ni en los demás, desde luego. En estos tres días solo he podido ver una ínfima parte de lo que se muestra en la feria -sorpresas debe haberlas, desde luego- pero todo hay vuelto a ser un más de lo mismo. En muchos casos los fabricantes tratan de despistar con estupideces -como esa función del Edge que hace que poniéndolo boca abajo identifiques quién te llama por el color del halo de luz- o de crearnos nuevos problemas que ni necesitábamos ni teníamos.

En otros casos los fabricantes hacen simplemente lo que pueden. Integrar alguna mejora, o sumarse a la corriente. Ser un “me too“. Los relojes inteligentes han evolucionado y de la era del plástico y pantallas cuadradaas hemos pasado a la del acero con pantallas redondas, pero solo (¿solo?) hay avances en el  diseño, algo que parece ser lo único que importa últimamente. Los relojes y el Galaxy S6 son un ejemplo, y mientras nos encontramos esperando a un Android Wear más capaz, a un Ubuntu realmente convergente -ahí sí vi cositas que apuntaban a algo interesante-, o a ese Windows 10 que quizás, solo quizás salve a unos Lumia que en este Mobile también han sido, me temo, aburridos. 

Y luego hemos tenido distracciones. Excavadoras en Suecia controladas con unas gafas de VR aquí, más gafas de VR para un mercado que podría convertirse en las nuevas 3D -fantástica la reflexión en KernelMag– , combas que cuantifican saltos, raquetas que cuantifican nuestro revés liftado, o sillas que giran en los 3 ejes controladas por el giro (también en 3 ejes) que hacemos con nuestro smartphone. Memeces que con bastante probabilidad solo servirán para lo que fueron creados: para llamar nuestra atención durante unos segundos y hacernos exclamar aquello de ‘¡wow!‘. Es triste pensar en la cantidad de dinero y esfuerzo que se invierte en esos gimmicks

Y mientras las verdaderas revoluciones (o disrupciones) siguen sin aparecer. Casi cuesta ver pequeñas evoluciones de producto que valgan la pena. La verdad, salgo un poco decepcionado del Mobile. Y mira que me había propuesto ser optimista con estas cosas.

Actualización (04/03/2015): No os perdáis el fantástico resumen publicado por Antonio Ortiz en el blog de El Español. Gran lectura del evento que además cubre bastantes más aspectos que mi post. Brutal.

Actualización 2 (04/03/2015): El prometido post de opinión sobre los S6: Samsung, antes me gustabas más


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Pocos ‘wows’ en el MWC

  1. Antonio dice:

    Ya te leeré mañana en Xataka desde luego pero no entiendo tantas alabanzas a la estética del S6…¿de verdad es para tanto su estética? Aunque claro, partiendo de un terminal horrible como era el anterior…todo es mejora. Para mi ni siquiera es un teléfono con un buen diseño, pero parece que “eso” es lo más que pueden dar de si los ingenieros de Samsung.

    Lo que hemos visto en el MWC es la madurez del mercado de los smartphones, en el que cada vez es más difícil innovar ¿tal vez por eso esa obsesión con el diseño y lo estético?

    Parece que Apple ya se está dando cuenta de esto, y por eso parece que se va a meter a fabricar coches. Leñe…¿veremos a Apple en el salón del automovil? Surrealista cuanto menos. Pero me temo que no, que como siempre irán por libre.

  2. pablo dice:

    Próximo wow?…..

    Un 3D definitivo con todos sus accesorios hápticos.

    Te lo dice alguien que ha vivido la historia de los gadgets desde finales de los 70. Larga y apasionante historia, por cierto.

    • pablo conde dice:

      Me refiero al oculus y demás.
      Puedes imaginar la emoción de alguien que voló el primer FSX hecho re rayas y curvas, poder volar en 3D y es un ejemplo.
      Con mis 63 acabo de terminar mis dos partidas diarias de LOL. Creo firmemente en el mundo game como revolución social, y en la simulación como aprendizaje. Qué falta?: EL 3DDDD¡¡¡

      • Antonio dice:

        Ah, vale…eso sí.
        Desde luego que lo de la realidad virtual tiene mucho que decir en muchos aspectos, esperemos que por fin arranque, después de tantos años prometiendo su “venida”.

  3. Miguel dice:

    Hemos entrado en una espiral de sólo esperar cosas que nos soprendan, sin haber sacado el máximo partido a las que ya tenemos. Somos como la mayoría de niños de hoy en día, tienen una cantidad ingente de cosas, pero no las disfrutan precisamente porque tienen muchas. Que ha sido de aquellos tiempos en los que te regalaban una bici y disfrutabas como un loco hasta que la pobre no podía más.
    Creo que hoy día se valora más la sorpresa “WOW” que la utilidad real. Léanse wearables para medir cantidad de datos estúpidos que no sirven más que para acumular información y de la que no se saca ningún uso aprovechable.

Comentarios cerrados