Tecnología

Aprendiendo a jugar

·

No voy a dedicar prácticamente ningún esfuerzo a hablar del cierre de Google News en España. Ya lo han hecho otros por mi en diversos medios profesionales y alguno que otro personal con explicaciones más llanas, y solo espero que esto sirva para demostrar que este tipo de ideas acaban aislándonos y no nos llevan a ningún lado.

Así que pasamos a otro tema, y aquí seré breve porque en realidad ya lo ha contado todo el autor del post original. En ‘Playing with my Son‘ Andy Baio relata cómo fue enseñando a su hijo Elliot a jugar desde que éste contaba con 4 años. Y lo hizo de un modo singular: haciendo que viviera de forma acelerada la evolución de los videojuegos y las videoconsolas.

El experimento -como él mismo lo califica- es una pasada tal y como lo relata: comienza con el mítico Pac-Man para luego ir cambiando a joyas como Galaga, o Pole Position (dios mío, qué maravilla). Desde ahí a los 8 bits con la NES y mitos como Mega Man 2, Legend of Zelda y Mario. Cuando tenía cinco años el pequeño Ellliot ya logró acabarse Super Mario 3, y a los 6 años logró acabar Legend of Zelda, Castlevania, Rygar, Contra o Duck Tales. De ahí a la Nintendo 64 y a la PS2, donde el chaval no paraba de terminarse más y más juegos y vivía cuatro décadas de videojuegos comprimidas en apenas 4 años.

El resultado: un canijo que aprecia los videojuegos del pasado y que se ha aficionado a juegos especialmente difíciles como Spelunky, por lo visto uno de los más difíciles de los últimos tiempos. A los ocho años y pico el chaval había acabado el juego incluso  en el modo más complejo, algo que le convirtió en un niño récord en ese sentido. Pero lo importante no era eso: como comenta el padre,

Eliot’s early exposure to games with limited graphics inoculated him from the flashy, hyper-realistic graphics found in today’s AAA games. He can appreciate retro graphics on its own terms, and focus on the gameplay.

Que es mucho más de lo que pueden decir muchos canijos que se pasan horas pegados a las pantallas pero desprecian todo lo que no se parezca a Clash of Clans o a Minecraft (que ojo, es una joya). Bien por ese padrazo. Igual sigo su ejemplo, aunque con algunas variaciones. Por dios, ¿cómo es posible que no metiera al Commodore 64 o al Amiga 500 y a juegos como The Last Ninja, Gauntlet, Sensible Soccer, o Alien Breed en el pack (por no citar 100 más)?

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Aprendiendo a jugar

  1. pablo dice:

    Se te olvidan mis queridos pitufos de la CBS/Coleco, o los primeros Marios y Donkey Kong de mano… no me extraña, hay tanto que recordar…
    Aunque tengo que reconocer que llevo más de cuatro años sin conseguir desengancharme del LOL, y no pienso intentarlo, por cierto.

  2. Pingback: Incognitosis de fin de semana (XLIII) | Incognitosis

Comentarios cerrados