Tecnología

Windows 10 ante el mayor reto de la historia de Microsoft

·

Llego algo tarde a la reflexión sobre Windows 10 en Incognitosis, pero tengo excusa: ya publiqué unas primeras impresiones en Xataka ayer y además esta tarde ha habido nuevo debate en directo, también en Xataka, sobre si esta versión representa ir hacia atrás o hacia delante para Microsoft.

La pregunta es lógica cuando uno le echa un primer vistazo a Windows 10. La Technical Preview que cualquiera se puede bajar e instalar -en máquina virtual, plis, hay buenos consejos en Reddit– nos hace volver en el tiempo. Es un viaje placentero, a terrenos conocidos. Al escritorio, al ratón y teclado, y al menú de inicio. Muy rollo Windows 7. Pero algo cambia: el menú de inicio está súper-vitaminado, con una singular mezcla entre aquel menú de inicio que tantos demandaban en Windows 8, y el Modern UI y la interfaz Metro tan característica de éste último. Ese cóctel, curiosamente, funciona, tanto a nivel visual como a de usabilidad.

Pero esto no es una review de Windows 10, sobre todo porque esto que tenemos entre manos no tendrá mucho que ver con Windows 10. Lo afirman en Microsoft, cuyos responsables han indicado que solo han mostrado un 10% de lo que está por llegar (no sé si alegrarme o tener miedo) y que el lanzamiento definitivo se producirá en 2015, sin especificar demasiado.

Lo que sí quiero comentar es que esta primera piedra en el camino es a mi juicio la correcta. Lo decía en el debate: Microsoft ha escuchado a sus usuarios y ha corregido el rumbo. Menos protagonismo de lo táctil, señores de Redmond, que el ratón y el teclado siguen siendo muy importantes. El escritorio es de nuevo protagonista absoluto, pero lo es con una vocación de convertirse en un componente camaleónico.

En el primer vídeo de Continuum (qué curioso el nombrecito, muy propenso a ser confundido con el Continuity de OS X / iOS) queda clara esa intención: si uno conecta el equipo a un ratón y un teclado aparecerán tanto el escritorio como las ventanitas normales: si uno lo desconecta (o no los tiene de serie, como ocurre en tablets o smartphones) la experiencia será la que ofrece Modern UI, con aplicaciones maximizadas.

El paradigma parece a priori acertado, y ahora queda por ver cómo se comporta no ya el sistema operativo, sino unas aplicaciones que también tendrán que adaptarse a distintas pantallas… y a distintas arquitecturas (porque supongo que los smartphones de Microsoft seguirán apostando por ARM).

Pero esos primeros detalles mostrados por Microsoft y que cualquiera puede evaluar a través de la versión preliminar son tan solo ese primer hito. Quedan unos cuantos por llegar, y será con la presentación final de Windows 10 con la que realmente uno pueda decidir si la empresa de Redmond logra resolver el que para mi es el mayor reto de su historia: el de la convergencia de su plataforma.

windows-10-javipas-1

Es un tema muy manido en este blog, pero simplemente tenéis que mirar a la imagen que encabeza el artículo, y que los propios responsables de Microsoft utilizaron durante la presentación -que podéis revivir en vídeo aquí-.

Si os fijáis, en esa imagen están representados buena parte de los productos con los que podemos interactuar hoy en día en nuestra rutina diaria, y en todos ellos se puede comprobar como la idea es que Windows 10 simplemente se adapte a cada dispositivo y presente una interfaz y unas opciones distintas. Esa versatilidad y esa versión de la convergencia tienen sentido (Apple la ha concebido de otra forma, y para ellos tiene sentido mantener dos plataformas distintas), y creo que es el camino correcto para una Microsoft en la que tengo depositadas muchísimas esperanzas en los próximos meses. Os dejo con el debate de esta tarde en el que precisamente Antonio Ortiz, Juan Carlos González, Jesús Maturana y yo debatimos sobre lo que representa y, sobre todo, lo que puede representar, Windows 10 en el futuro.

Un último comentario a las críticas de los medios en Estados Unidos, que han recibido a Windows 10 de distintas formas. Decepcionante y corto de vista el editorial de David Pierce en The Verge, por ejemplo (Tom Warren, mucho más coherente, aportaba una reflexión más correcta algo después), pero muy acertado el titular de Wired con su ‘Ambitious Windows 10 Is an Attack Disguised as a Retreat‘. Ahí le han dado: parece una retirada, pero es la versión más ambiciosa de Windows jamás planteada. Y si no, al tiempo.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Windows 10 ante el mayor reto de la historia de Microsoft

  1. zero dice:

    Concuerdo, MS ha encontrado el camino en esta nueva era. Tiene el mejor ecosistema y puede ofrecer una experiencia unificada al usuario, con W10 centran todo eso y lo potencian, preparándose para la era del internet de las cosas.

  2. Pingback: Windows 10: el Windows responsivo - 25 noticias

Comentarios cerrados