Tecnología

La ilusión de la privacidad

·

El fin de semana ha transcurrido plácidamente para mí. Un viajecito a tierras castellanas, los paseos, los vinos y las risas lo atestiguan. Apenas sí hubo tiempo para consultar la actualidad, tecnológica o no, así que cuando la noticia saltó en mi Twitter ni siquiera la percibí.

Y en estas llego a primera hora a ver qué se cuece en la actualidad para contarla, y llega la bomba. Mi placidez se quedó ahí, aparcadita, mientras me comentaban lo que había pasado en Facebook. Tenía que empaparme para contarlo lo mejor que pudiera en Xataka.

¿Qué ha pasado, os preguntaréis algunos? Pues esto, que no es más que una mera y humilde adaptación del asombroso reportaje de The Guardian. Mención aparte merece la cobertura que se le ha dado a esto en medios generalistas en nuestro idioma. He mirado por encima lo que han publicado El País, El Confidencial, El Mundo y ElDiario.es, y en todos los casos me he sentido absolutamente decepcionado. Seis, ocho párrafos y a otra cosa mariposa. ¿Cómo es posible que algo de esta magnitud no esté en primera plana durante mucho más tiempo? ¿Cómo es posible que no persigan un tema tan lamentable? ¿Será por la envidia profesional de no tener información propia? Hoy en el telediario, más de lo mismo: durante 15 minutos, al menos en el de La 1, han hablado del temporal. No han comentado nada del tema (al menos, no que yo haya visto), porque lo importante era que estaba lloviendo un montón. Breaking news, señores.

Me ha costado todo el día publicarlo, y aún así me quedo con la sensación de que hubiera necesitado una semana para tratar de ahondar más en un tema que es en realidad una gotita más de ese vaso que lleva mucho tiempo colmado.

Mi opinión sobre Facebook es desde hace bastante patente para los que me leen. Es una red social que odio. No tanto como Instagram, cierto, pero ahí está, siguiéndola de cerca. Como en ese último caso la culpa no es tanto de la red social en sí como de quienes la usan, porque uno sabe a lo que se expone cuando la usa.

O quizás no.

Ese es el problema. Que como en tantas otras cosas los términos de uso, las instrucciones o el prospecto no sirven de nada. La gente no se los lee, así que quienes usan esas advertencias legales simplemente se están cubriendo las espaldas y lo hacen además con un lenguaje que precisamente te escupe: en plan «no hace falta que te leas esto, campeón, no te preocupes. Es un texto legal, largo y engorroso que hemos creado para que jamás seas capaz de terminarlo, y aun haciéndolo será difícil que lo entiendas».

Así que uno empieza a usar estas plataformas y las sigue usando (esos avisos de «Hemos cambiado nuestros términos de uso» también los borramos rápido, ¿a que sí?) con la idea inconsciente de que las empresas que las ofrecen quieren nuestro bien y el de toda la humanidad.

Eso, como se ha comprobado con Facebook, es una gran y estupenda mentira. No es la única que lo hace, desde luego, y lo mismo podría decir de otras tantas (Microsoft, Google, Amazon) cuya voracidad por saberlo todo de nosotros es ya legendaria.

Muchos acuden al «no tengo nada que ocultar» sin enterarse de que sí tienen algo que ocultar, porque de lo contrario pueden pasar cosas como las que han pasado. De esta nos hemos enterado, claro, pero de otras muchas no somos conscientes. Somos carne de cañón, chavales. Somos marionetillas.

Lo demuestra este escándalo que ha salido a la luz gracias a las declaraciones del nuevo soplón-estrella, Christopher Wylie. Es curioso cómo soplón tiene connotaciones tan negativas en español y whistleblower suene como a algo que todos querríamos ser de mayor. «Mamá, de mayor yo quiero ser whistleblower«. ¿Qué podría decir esa madre a su hijo salvo «¡Pues claro!». Qué cosas.

El caso —me desvío, como siempre— es que todo lo que hacemos en Facebook (y lo que hacemos en otras redes sociales/internet) nos define. Puede que no tanto como creemos, pero lo hace. Los estudios revelaban cómo con apenas una docena de «Me gusta» se puede averiguar un montón de cosas de un usuario. Cosas como si es hombre o mujer, si tiene ciertas ideas políticas o si es del Madrid o del Barça, por ejemplo. Teniendo en cuenta que hacemos «Me gusta» en muchas cosas cada día, la información inferida es brutal, y quien tiene esos datos, aunque no te lo creas, sabe bastante más de ti de lo que imaginas.

Yo no uso mucho Facebook, pero sé que estoy más o menos en el mismo bote. Lo estoy porque uso otras muchas cosas que me «definen» como persona en internet —este blog, para empezar—, así que aunque intento no hablar de temas que se alejan de la tecnología, algo se me puede escapar de cuando en cuando.

La conclusión al final es la misma: nuestra privacidad es cada vez más una ilusión. La maravillosa internet nos ha traído muchas ventajas, pero también se ha llevado esa parte de nosotros que por una u otra causa muchos queríamos proteger.

Un día aciago este para esa privacidad perdida. Dicho lo cual, feliz día, papás. Igual queréis celebrarlo eliminando las cuentas de Facebook de vuestros hijos, ya sabéis, por prevenir un poco y tal.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “La ilusión de la privacidad

  1. Land-of-Mordor dice:

    «…y lo mismo podría decir de otras tantas (Microsoft, Google, Amazon) cuya voracidad por saberlo todo de nosotros es ya legendaria…»

    Siempre se te olvida la «frutera», que aunque no lo reconozca también siente un apetito voraz por saber lo que les gusta o lo que piensan sus clientes.

Comentarios cerrados