Tecnología

La soledad del programador Open Source

Soy un ferviente admirador de la filosofía Open Source. No soy desarrollador, así que no puedo entrar a valorar con criterio si esa comparación entre la catedral y el bazar sigue siendo válida, o lo ha sido alguna vez. El caso es que lo que sí que tengo claro como usuario de soluciones Open Source es que esas palabras mágicas que tanto se usan para alabar ciertos proyectos no necesariamente refuerzan ese concepto de comunidad.

Debería ser así, desde luego. Un proyecto que nace con esa filosofía, o que la adopta más tarde por lo que sea, se convierte en el candidato perfecto para invitar a la colaboración. Esa libertad del código, esa invitación literal a que intentes mejorar cosas a base de romperlas (y aprender durante el proceso) debería ser casi adictiva para estos programadores. Y no lo es.

Lo estamos viendo constantemente en proyectos Open Source liderados por un programador que cree en una idea y que a pesar de invitar a cualquiera a que colabore, se queda más solo que la una. Las peticiones de colaboración en proyectos Open Source son frecuentes, pero también lo son los plantones que los usuarios con o sin experiencia en programación (y que se pueden limitar, por ejemplo, a tareas de traducción o de búsqueda de errores) acaban apartándose de esa opción. Que lo haga otro, que bastante liado estoy ya.

En esa soledad del programador Open Source intervienen varios factores. La pereza, desde luego, es importante. Los alicientes no son normalmente llamativos a priori, ya que muchos proyectos son, diría, totalmente aspiracionales. No están dirigidos a ganar dinero, sino a resolver problemas o necesidades más o menos comunes. Y a hacerlo con esa mentalidad equivocada de que lo libre equivale a algo gratis.

Luego, por supuesto, está la naturaleza humana. Nos encanta estar en bandos cuanto más numerosos mejor. Ya sabéis. La gente va donde va Vicente. Borreguitos y tal. Y claro, apoyar una idea con un locoplaya y encima aportar tiempo y esfuerzo sin vistas a algo más que la satisfacción personal (más sobre esto más adelante) es muy complicado para mucha gente. Luego, claro, puede uno apuntarse cuando la cosa esté ya horneadita, y de paso, lanzadita a moro muerto.

Ahí suele aparecer otro efecto peligroso y frecuente en proyectos Open Source: las flame wars. Cruentas y brutales en este segmento. Yo he acabado muy cansado de las discusiones sobre la mejor distribución Linux, el mejor entorno de escritorio o el mejor editor. Y es que la ventaja de esa libertad que ofrece Linux es también su mayor problema. Que si no te gusta algo, puedes modificarlo y crearte una versión propia que normalmente será perfecta para ti… y para nadie más. Y de nuevo nos encontramos con el usuario o programador solitario, que está solo en su batallita, y que como ocurre en la sociedad es visto como bicho raro. A muchos esto les puede importar un pito -Stallman es el mejor representante de ese talibanismo extremo-, pero a otros tantos lo de sentirse arropados y formar parte de una comunidad les acaba compensando a la hora de compartir experiencias o gustos.

Por que claro, y aquí voy con la otra gran razón de los proyectos Open Source, la satisfacción personal es (o debería ser) la razón por antonomasia por la propia filosofía de estos proyectos. Teóricamente desinteresada, muy rollo comunidad. Pero esa satisfacción no parece ser tan Open Source. Sobre todo cuando ahora hay mucho joven programador con talento que tiene ante sí dos caminos: el de convertirse en un emprendedor con proyecto propio que poder vender a empresas de Capital Riesgo para lograr financiación… o el de defender su idea en solitario, invitando la colaboración de otros y a menudo acabando hasta las narices de librar batallas en las que los sinsabores son mucho más frecuentes que las alegrías.

Malos tiempos para tentar a programadores con aquello del Open Source.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo 🙂

  • Xiaomi Mi 6 128 GB: vuelven las ofertazas para el súper teléfono de Xiaomi con el Snapdragon 835, 6 GB de RAM y 128 GB de capacidad, que ahora mismo es aún más interesante: sale a 357,18 euros en GearBest con el cupón mi6cergi. El de 64 GB está a 354,63 euros en GearBest, pero ni lo enlazo para demostraros el chollo que es este modelo de 128 GB, sobre todo porque no tiene ranura Micro SD de ampliación de capacidad.
  • Pendrive USB 3.0 SanDisk 64 GB: poco que añadir, porque por este precio puede veniros muy bien para mover cosas de aquí para allá. Está a 25,29 euros en Amazon.
  • iPhone 5S 16 GB reacondicionado: tiene sus añitos ya, pero si queréis un iPhone y disponéis de un presupuesto ajustado puede que este iPhone 5 S de 16 GB de capacidad os haga el apaño. Está a 179,99 euros en Amazon.
  • Teclado mecánico Corsair Strafe: con iluminación RGB y sobre todo con los switches Cherry MX Red que tienen muy buena pinta. Si estábais pensando en haceros con un teclado mecánico majo, esta parece una gran opción. Está a 119 euros en Amazon (26% dto.)
  • Bq Aquaris V: uno de los nuevos modelos de esta marca española de smartphones que ofrece un modelo de gama media con una cámara bastante decente, sobre todo teniendo en cuenta que sale por 198 euros en Amazon.
  • Gigabyte NVIDIA GeForce GTX 1060: las gráficas dedicadas vuelven a estar disponibles poco a poco a buenos precios, y aquí tenéis un buen ejemplo, una 1060 que puede dar mucha vidilla a vuestras sesiones de juego por un precio interesante: 219 euros en Amazon.
  • Mando para Xbox 360 o PC: copia el diseño del mando de las Xbox 360 y se conecta por USB (no es alámbrico), pero es que a este precio puede ser unabuena opción si tenías alguno cascado o simplemente necesitas uno para el PC. Lo tenéis a 8,50 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Notebook Pro: el señor portatilazo de este fabricante compite con lo más granado del mercado, de ahí lo del “Pro” final. No es tan barato como suele ser habitual, pero es que llega con un Core i5-8250 de ultimísima generación, una potente GeForce MX150 (netamente superior a las 940MX), 8 GB de memoria DDR4, 256 GB de capacidad y lector de huella. Está a 833,43 euros en GearBest con el cupón MIBOOKPRO.
  • Tarjeta MicroSD Samsung Evo 32 GB: gran oferta si necesitáis ampliar capacidad en vuestros dispositivos y esos 32 GB os vienen bien: está a 9,35 euros en GearBest con el cupón GBSS32GCP. Si no queréis esperar al envío de la tienda china, en Amazon tienen una Lexar de 32 GB por 15,94 euros.
  • Xiaomi Mi A1: es, yo diría, el gran chollo en la franja de los 200 euros, sobre todo por su sistema de cámara dual y por esa curiosidad de ser Android puro en este fabricante. Está a 187,25 euros en GearBest con el cupón MI789, pero en color rosa dorado. Si queréis el modelo en negro, tendréis que pagar los 210,97 euros que cuesta en GearBest con el mismo cupón MI789.
  • Xiaomi Mi Air 13,3: el nuevo modelo de mi portátil BBB (bueno, bonito y barato) favorito llega con un Core i5-7200U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD y atentos, lector de huella. Creedme: es una pasada, sobre todo a este precio. Lo tenéis en GearBest por 663,34 euros con el cupón Air13N.
  • Xiaomi Mi 5X: es exactamente el mismo terminal que el Mi A1, pero con la capa de personalización MIUI, así que salvo por ese detalle contáis con una gran propuesta aquí. El modelo dorado está de rebajas y sale por 170,08 euros en GearBest con el cupón ESMI5X.
  • Xiaomi Air 12: el pequeño pero fantástico portátil de Xiaomi con un Core M3-7Y30, 4 GB de RAM y 128 GB de capacidad está en disponible en color plata y a un precio de derribo: 425,21 euros en GearBest.
  • Huawei P9 Lite: la versión modesta del tope de gama de Huawei del año pasado tiene un precio rompedor. Llega con pantalla de 5,2 pulgadas 1080p, un Kirin 650, 3 GB de RAM y 16 GB de capacidad ampliables, además de una cámara muy decente de 13 MP. Está a 136,06 euros en GearBest con el cupón HUAZDCJ.
  • Raspberry Pi 3: el miniPC en crudo que más nos gusta y que te permite montar desde un Media Center hasta estaciones metereológicas. Lo tenéis de oferta en Amazon por 35,99 euros, pero si sois pacientes y podéis esperar un poco, en Banggood está a 27,38 euros con el cupón b18bb7. Uauh.
  • Patinete eléctrico Xiaomi M365: el patinente que se pliega y que te permite desplazarte a 25 km/h y con una autonomía de hasta 30 km está nuevamente de oferta: cuesta 297,65 euros en GearBest con el cupón XM365CNMICS.
  • Honor 9: un señor telefonazo con cámara dual, un Kirin 960, 4 GB de RAM y 64 Gb de capacidad que en Xataka pusimos por las nubes y que a este precio lo hace aún más: tenéis el modelo en color negro por 306,15 euros en GearBest con el cupón HONOR9.
  • TV Box Scishion V88: hablé hace poco de las “cajas Kodi” que permiten reproducir nuevos formatos como el HEVC/H.265, y aquí tenéis una buena opción: esta caja cuenta con un procesador RK3229 (casi lo más de lo más), Kodi preinstalado, puertos USB y Ethernet, WiFi 802.11n y un precio de escándalo: lo tenéis a 17 euros en GearBest con el cupón GBV88O, mando incluido.
  • Logitech G502: uno de los ratones gaming más conocidos y populares, puede ser una buena apuesta ahora que cuesta menos de la mitad de su precio normal: Está a 49,99 euros en Amazon (52% dto.)
  • Tarjeta MicroSD Samsung EVO 64 GB: una buena forma de darle más vida a vuestro dispositivo móvil o a vuestra RPi, la tenéis a 20,15 euros en TomTop. El modelo de 128 GB pero mejorado (EVO Plus) también está disponible por 44,51 euros en TomTop, gran oferta también.
  • Chuwi Labook 12,3”: con un Intel N3540 modestito, pero con 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad ampliables, además de puerto HDMI, USB 3.0, y batería de 8.000 mAh. A mí me convenció bastante, así que como portátil de batalla puede ser una fantástica opción: lo tenéis a 246,62 euros en GearBest con el cupón CHUWI123.
  • Xiaomi Mi 5S: el telefonazo de Xiaomi del año pasado está a precio de risa. Llega con un Snapdragon 821, una cámara de 12 Mpx majísima, 3.200 mAh de batería y una pantalla de 5,15 pulgadas. Lo tenéis en Banggood por 222,66 euros.
  • Chuwi Hi10 Plus con teclado: un tablet convertible con un Atom Z8350, una pantalla de 10,8 pulgadas arranque dual Win10+Android, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad ampliables, e insisto, con teclado. Una alternativa modesta y barata a los Surface Pro 4 de Microsoft:  lo tenéis a 134,19 euros en Banggood con el cupón FF5F3F.
  • Huawei P10: el tope de gama de Huawei destaca por su cámara dual, pero es que también está muy compensado: 5,1 pulgadas 1080p, Kirin 960, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad (no ampliables). Lo tenéis a 408,20 euros en GearBest con el cupón huaweip10.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

1 comentario en “La soledad del programador Open Source

  1. Pingback: Incognitosis de fin de semana (XIII) | Incognitosis

Comentarios cerrados