Tecnología

Leer online es una tortura: impresiones de alguien que se gana la vida con esto

·

Este post va especialmente dedicado a todos mis colegas profesionales: aquellos que se ganan el pan trabajando para que una publicación online -sea de la temática que sea- funcione lo mejor posible y sea interesante tanto para los usuarios como para los anunciantes y clientes que pagan por tener presencia directa o indirecta en esas páginas. La reflexión no es nueva, y desde luego no es original, pero no por ello es menos importante, o menos cierta. Y se resume en una idea.

El futuro de la lectura de contenidos en Internet tiene muy mala pinta.

Lo comentan de forma clara y elegante en Elezea y en Inessential (leed ambos artículos, son geniales), donde critican la realidad diaria de los internautas en todo el mundo. De una u otra forma acabamos en una página web en la que leer cada vez se hace más difícil.

Publicidad. Botones sociales. Widgets. Más widgets. Más publicidad. Artículos divididos en varias páginas con un párrafo por cada una de ellas. Botones de login. ¿En qué se queda el contenido?

En nada.

Mi evolución como blogger ha ido paralela a la de mis gustos en diseño web, que siempre han tirado al minimalismo, al aire, al menos es más, al Keep It Simple, Stupid. Incognitosis ha pasado por alguna fase bastante lamentable en ese apartado, pero desde hace un tiempo estoy bastante contento con el diseño. No descarto modificarlo en breve y deshacerme, por ejemplo, de esa barra lateral que ya no aporta demasiado, pero de momento aguantará. Pero el problema no son los blogs de internautas que escriben por afición.

El problema son las publicaciones online. Y de eso sé un poco.

Primer ejemplo. The Verge. 

No hace mucho hablé del debut de The Verge, una publicación tecnológica que ha logrado ofrecer una nueva visión a un mercado que parecía quizás demasiado anclado en el formato blog. Para bien o para mal -su homepage es polémica en su concepción, pero efectiva cuanto más la visita uno- The Verge ha hecho cambios radicales en su diseño, pero mientras que en unos apartados el resultado es excepcional, en otros su enfoque es en mi opinión totalmente decepcionante.

Es el caso de una de las partes más importantes de una publicación de este ámbito: las noticias. Buena parte de los contenidos diarios de The Verge está dedicada a la actualidad tecnlógica, y las páginas de actualidad deberían reflejar esa relevancia con un diseño más cuidado en el que el lector debería ser lo importante. Pero yo no lo veo claro:

En la imagen podéis apreciar cuál es el porcentaje real que ocupa el contenido auténtico de la noticia. Una basura, que está rodeada por:

  • Algunos elementos acertados: Titular destacado, tipografía web, e imagen principal de gran tamaño, enlace a las noticias anterior y siguiente, categorización con etiquetas de colores pequeñas pero claras y elegantes.
  • Otros elementos discutibles: Una barra lateral que tiene su aquel pero que también acaba distrayendo, una lista de productos que aparecen mencionados o que están relacionados con el de la noticia.
  • Y por fin, elementos que le parecen querer echarnos de la página: Publicidad -por supuesto-, botones sociales que ocupan muchísimo espacio, y demasiada relevancia de la fuente y las etiquetas de la noticia.

En cierto modo, The Verge -y otras publicaciones- tienen su excusa, porque las noticias no dan para mucho más en muchos casos, y se trata de dar información en pequeñas dosis: está comprobado que los internautas no tienen mucha paciencia para la lectura de artículos largos, así que las noticias por definición tienen que ser claras y concisas.

Lo cual, todo sea dicho, no excusa la existencia de esos elementos que distraen y hacen que la lectura sea una pequeña tortura.

Segundo ejemplo. MuyComputer.

Aún a riesgo de tirar piedras sobre mi propio tejado, he hecho examen de conciencia sobre una publicación en la que tengo responsabilidad directa, y cuyas decisiones de diseño fueron tomadas en parte por mi. MuyComputer tiene también la ambición de ofrecer una página de inicio rica en contenidos y que abandone en cierta forma el formato blog, pero una vez metidos en las noticias que alimentan nuestra web, el resultado es muy similar:

Como en The Verge, hay aciertos, medio-aciertos, y fallos. ¿Qué podemos hacer al respecto? Como negocio que vive de la publicidad de los anunciantes, es complicado -por no decir imposible- renunciar a las posiciones publicitarias, pero el espacio vertical que hay hasta que comienza el texto de la noticia -también bastante escaso, pero las mejores fragancias se sirven en frascos pequeños 🙂 – debería ser mucho menor.

En mi monitor de 24 pulgadas y 1.920×1.200 píxeles de resolución tanto The Verge como MuyComputer tienen el mismo problema, que es extensible a un gran número de publicaciones: hasta que el usuario encuentra el contenido real de la noticia, el recorrido es demasiado largo. Y la palabra clave de esa frase es “encuentra”.

El usuario, el lector, no debería encontrar nada. Ni buscarlo.

Un futuro sombrío

Lo malo de toda esta reflexión algo dramática y pesimista es que hoy por hoy la situación entre las grandes publicaciones -y aquí incluyo tanto a medios de nicho como a medios generalistas como nuestros periódicos online- y sus formatos de monetización hace que el futuro en este apartado sea muy sombrío. La cultura del todo gratis en Internet está siendo una losa demasiado pesada para levantarla, aunque hay opciones, claro:

  • Una publicidad de calidad: tanto en diseño como en contenido, y que los anunciantes deberían pagar conforme a la importancia y tráfico del medio. Hoy por hoy -shhh- los anunciantes pagan precios de risa.
  • Suscripciones: solo unos escogidos pueden presumir de tener cierto éxito con este modelo, que no ha funcionado por ejemplo para The Daily, al que se le ve un futuro muy negro a pesar de su ambición. Pero si el contenido es bueno y no se quiere ver publi, es la opción, desde luego.
  • Micropagos: muy debatida pero poco efectiva por lo que he podido leer, los micropagos -por su implementación o por su desconocimiento- serían otra posibilidad a la hora de poder consumir contenidos de calidad en una publicación pensada para el lector, y no para la publicidad o para posicionar en Google.

Y sin embargo, cualquiera de los tres caminos está complicado, porque los anunciantes se están aprovechando de un mercado online a precio de ganga, y porque los que publicamos usamos todos los medios posibles -incluidas las redes sociales- para vender y popularizar nuestros contenidos.

¿Qué camino tienen los usuarios y lectores? Pues como decía en su tweet Alpesh Shah -citado en el artículo de Elezea-:

People’s love of @instapaper @readbility & @evernote clearly speaks volumes about the state of content focused web design today

Ahí le has dado, majo. Yo mismo uso Instapaper -aunque más como recordatorio- a menudo, pero cualquiera de esas opciones están orientadas a lo mismo: evitarle al lector tragarse toda esa cáscara innecesaria para que pueda consumir el contenido sin más, limpio y clarito. Y muchos usan extensiones como AdBlock, FlashBlock, o NoScript, que permiten al lector controlar una experiencia en la que casi siempre deberían tener el control.

Y es que, como sigamos por ese camino -y me incluyo, que estoy muy metido en el ajo-, lo llevamos crudo.

(Imagen principal: Pages and letters v2, de werran para DeviantArt)


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Leer online es una tortura: impresiones de alguien que se gana la vida con esto

  1. Igualmente pienso que hay páginas que es un calvario leer en algunos sitios, por ejemplo, páginas muy visitadas cómo pueden ser 20 minutos tienen muchísima basura en la visión de la portada.

    En mi pantalla (de 15,4″ y resolución 1280×800, casi un estandar en portátiles) TODA la primera visión se resume en: publicidad, el logo y mas publicidad, las categorías entre todo eso y un ‘últimos resultados de deportes’ y para ver contenido debes de bajar toda una pantalla, algo que para mi es impensable y por ello no entro en ese tipo de webs.

    Luego, para gente que vemos mucho contenido seguimos páginas a través de Google Reader, de forma que nos llega el contenido ahí dónde sólo tenemos las noticias y un anuncio entre noticias (que se puede tapar fácilmente con Adblock, por ejemplo). El problema reside en blogs cómo MuyComputer, Incognitos (guiño, guiño) por nombrar algunos que ahora recuerdo no envia la página entera si no tan solo unas pocas palabras y para verla has de entrar a la página original.

    • JaviPas dice:

      Allove, gracias por el comentario y las impresiones. Como dices, el tema es preocupante en muchos medios, así que sin duda una de las soluciones a las que mucha gente recurre es aprovechar la potencia de Reader.

      Y como dices, en Incognitosis al menos (no Incognitos) yo he preferido dejar el feed corto por una sencilla razón: pongo mucho esfuerzo en cuidar de mi blog, y prefiero que los que lo quieran leer lo lean en la fuente original, “disfrutando” de la experiencia completa.

      • Fallo por estar en el salón escribiendo con la tele de fondo xD.

        Hombre, eso también hay que decirlo, el template de Incognitosis da gusto, al igual que por ejemplo análisis en webs de Weblogs SL prefiero verlos en la web original porque da la impresión de que está todo mejor organizado, pero para entradas cortas como que no.

  2. Edu dice:

    Yo también estoy cada vez más asqueado, por eso prefiero leer directamente en Reader (a no se que “algunos” no ofrezcan el contenido entero en el feed) o con Readability, un producto que limpia y hace resplandecer que no veas, y que ademas te lo envía al Kindle.

  3. ulysess dice:

    Yo suelo usar tb Reader por mucho que digan que los feeds van a morir en la próxima generación.

    Lo “malo” para algunos redactores creo que viene del hecho de que leo el mismo encabezado de un artículo una decena de veces procedente de distintas webs, y te decantas por el primero, dejando a los demás sin leer (sin importar quién lo escriba o la calidad del autor).

    Claro ejemplo es cuando sacan una actualización y se hace eco los diversos blogs: lees el primero que lo haya puesto, y luego pasas de los demás.

    El primero es el que se lleva el gato al agua.

  4. Cada día me gusta más leer blogs/medios en el movil, justo por lo que comentas, para evitar todo el ruido asociado:
    Los que están adaptados (tumblr) solo te muestran contenido sin distracciones. Perfecto.
    Los no adaptados al hacer zoom sobre el texto también te aisla bastante.
    Por último, los que van en varias páginas, en plan un párrafo por página, nos les hago ningún caso, y además generalmente su contenido no vale nada.

    Es verdad que lo tenéis chungo para monetizar vuestro esfuerzo, pero no será porque los lectores tengamos un problema de lectura, sino porque los medios tienen un problema de influencia. Y es que cada vez más un “profesional” y un “amateur” se confunden, y la calidad y objetividad no siempre vienen del primero.

  5. Me gustan muchos los artículos que leo de este blog, y si, los leo completo, y no en modo búsqueda como se dice en usabilidad.

    Pero no estoy de acuerdo en una cosa que has mencionado, los usuarios debemos tener el control sobre la información, evitando el uso de adblock y demás que mencionas al final, por ello no me cuadra que los feeds los recortes. Utilizo reeder para el iPad ahora mismo para leer este blog, y cada articulo que paso tengo que pinchar para leerlo. Me parece muy bien eso de “disfrutar” de la experiencia completa, pero que fuese mi decisión.

    Esta es una cuestión por la que leo o no un blog, por su contenido y facilidad de leerlo, si pones trabas, perjudica únicamente al lector.

    Me gustaría que reconsideraras tu postura al respecto, y aprovecho para felicitar tu labor escribiendo buenos artículos, que no es una tarea sencilla y se necesita de mucho tiempo.

    ¡Un saludo!

Comentarios cerrados