Tecnología

Jamás hemos estado más solos

·

El vídeo que encabeza este artículo es una verdadera obra de arte. No por la producción o los actores, que no lo hacen nada mal, sino por el tratamiento de un tema tristemente popular. Los móviles se han convertido en unos dispositivos bastante odiosos. Está muy bien que los smartphones nos permitan hacer casi de todo. Mola que, entre otras cosas, nos permitan mantenernos conectados con todos esos amigos y conocidos de pega que nos salen por doquier en las redes sociales. Construyéndonos esa vida tan chula sobre el papel (o más bien, pantalla) en la que vamos a sitios mil que compartimos en Foursquare, comemos platos de diseño que compartimos en Instagram, o subimos fotos a Facebook de básicamente cualquier cosa. Todo es compartible, y todo es compartido.

Pero estamos perdiendo la perspectiva, porque esa frenética actividad social y, sobre todo, virtual, está presente en las otras relaciones. Las reales. Mucha gente con la que quedas para comer o tomar una caña parece estar más pendiente del móvil que de disfrutar de ese rato contigo o con quien lo esté disfrutando. WhatsApp no puede esperar, como tampoco la foto del vaso de cerveza o, ya puestos, el comentario en Facebook que ha puesto un antiguo compi del cole al que no ves desde hace 25 años pero que de repente parece que es uña y carne.

No es mi caso, afortunadamente (creo). Tengo, o más bien, tenía, un problema con mi cámara de fotos. Como un tic en la mano. Sacaba fotos de todo, y era de esos que, orgullosos, contaban que se habían traído 4.000 fotos del viaje a Nueva York de una semana. En algunos de esos viajes me ocupé mucho más de tratar de sacar fotos (muchas, que es muy fácil, y buenas, algo mucho más complicado), y no tanto de disfrutarlo. Me abrió los ojos un conocido con el que salió el tema, sin que fuera algo dirigido a mi. Aprendí a sacar la cámara con bastante más mesura, y a apretar el botoncito con algo más de sentido común. Y ese mismo principio me lo acabé aplicando al tema del móvil, un poco copiando a la autora del vídeo, que se dio cuenta exactamente de lo mismo, como contaban en The New York Times.

I still have my phone with me, but I try to leave it in my purse. Now I find myself just taking in a moment, and I don’t have to post a picture about it.

Grande. Igual que aquella columna de Elvira Lindo de octubre de 2011 en la que esta escritora explicaba lo mismo de una forma igualmente fantástica en un texto con un título que, la verdad, es de los mejores que nunca he visto: No me quieras tanto. Pues eso. Que no lo hagáis. Ni a mi –que venidos al caso, no importo–, ni a los vuestros.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Jamás hemos estado más solos

  1. Yo he dado el paso mas radical, pase de un smartphone de las primeras generaciones a un “candy bar” que solo uso para llamadas y contados SMS.

    La razón, simple, por mi trabajo me paso conectado a internet y a un ordenador el 60% de mi tiempo, no quiero pasarme el resto conectado a un teléfono. Ademas es un filtro cojonudo, solo recibo llamadas (y poquísimos SMS) por asuntos que merecen la pena, me libro de todas las chorradas y banalidades que se mueven por los Guasapss, esquipes, viboras y demás.

    Igual que aparque la TV, aparque el smartphone y ahora también hago un uso más racional de la cámara y no uso redes sociales (a excepción de twitter y con uso racional). Me he dado cuenta de que no solo tengo más tiempo libre, si no de que me libra de ciertos estereotipos, cierto “pensamiento colectivo” y mucha “cultura pop” de usar y tirar.

  2. Maccurrito dice:

    Hola:
    Esto no es nuevo (Si esta renovado) en los 90 nos llamaba la atención lo cargado de Tegnologia que venían los turistas japoneses a España y se trataba de una simple concepción del tiempo o del “Ser y Estar” ellos eran más felices contando y reviviendo lo que habían hecho que en sí mismo haciéndolo. Es algo que en nosotros los españoles también pasa con mucha frecuencia (Más de la cuenta según mi opinión) las nuevas tecnologías, las bautizadas como 2.0 ayudan y potencian esa “Actitud” seguro que luego eres más feliz contando que te has encontrado con alguien al que aprecias, que cuando te lo encontraste. Es síntoma de sociedades despersonalizadas y materialistas, e incluso egocéntricas. No podemos luchar contra eso por más que nos desagrade, salvo que queramos convertirnos en “Ermitaños” que por cierto también los hay (Rechazan la Tegnologia del momento de plano) el secreto esta en la difícil busquedad del punto intermedio (Familar esto verdad) Gracias y felicitarte por el título LO HAS CLAVADO. Espero que tarden y mejor si no llegan momentos difíciles a tu vida, ese será el momento clave para saber si estas solo o no. Un Saludo de uno que ya peina Cañas pero no rechaza lo que viene de nuevo. Gracias.

  3. Miguel dice:

    Voy a ser escueto, no tengo cuenta en ninguna red social (bueno en google+ a la fuerza, leñe con esto de fusionarlo todo, yo con gmail ya tenía suficiente), soy ingeniero informático y cuando más disfruto(vivo) es cuando interactuo con la realidad (léase tomarse una cerveza, coger la MountainBike, etc.).

  4. HQ dice:

    Sinceramente creo que es un remar contracorriente. Quizá no nos percatamos que ha llegado un cambia de paradigma en cuanto a las relaciones interpersonales. Nos afecta como siempre, somos “hijos de nuestro tiempo” y no podemos (pero necesitamos) luchar lo por nuestro. Al final quedará reducido a una minoría, lo cual no es malo. Dejad el paso al cambio, abrazad el futuro.

    Yo también me veo la misma situación, aun me reúno con amigos y guitarreamos entre otras cosas, me reúno a conversar con algunos sobre temas triviales y temas profundos y muchas veces este es un tema que sale a tratarse.

    Nos creemos lo suficientemente capaces de discernir lo mejor o lo peor. El titulo “Jamas hemos estado mas solos” es bastante acertado, pero esta situación es “buscada” por muchos, el mundo se ha dividido en tres grandes grupos con diversos matices pero fácilmente visibles.

    A todo esto, ¿que es la soledad?, el concepto de la misma esta cambiando, no me sorprendería que en 10 años (o menos), soledad sea estar desconectado de la red.

Comentarios cerrados