Tecnología

Linux, arriesgando en el escritorio

·

Hace años que la interfaz de usuario de los sistemas operativos modernos apenas tiene variaciones. El paradigma de la interfaz basada en ventanas que se inventó en los laboratorios Xerox PARC y que fue copiado primero por Apple y luego por Microsoft -que a su vez copió de Apple- sufrió una lógica evolución en los años siguientes, pero a partir de Windows 95 la cosa se reduciría a cambios estéticos en el caso del SO de Microsoft, mientras que Apple dio el campanazo con Mac OS X, un sistema operativo que significó un antes y un después en este terreno. Y no solo para Apple.

Aquel sistema operativo destacó casi desde el primer momento por su llamativa interfaz de usuario, con una serie de componentes -como su Dock- y una usabilidad que no fueron igualadas -si es que alguien lo ha logrado- hasta mucho más tarde por sus competidores. Windows 7 ha supuesto un gran esfuerzo a nivel de código interno por parte de Microsoft, y aunque la interfaz está realmente cuidada, en realidad es más de lo mismo.

Y lo mismo podría decirse de Mac OS X, que en sus 7 felinas versiones (Cheetah, Puma, Jaguar, Panther, Tiger, Leopard y Snow Leopard) apenas ha modificado los pilares sobre los que se asentó aquella versión inicial. Puede que no tuviera que hacerlo: si funciona, ya se sabe, mejor no tocar.

Esa no parece ser la filosofía de los entornos de escritorio Linux, que en 2011 han visto dos de las revoluciones más importantes en lo que a paradigmas de interfaz de usuario se refiere. Porque admitámoslo: Unity y GNOME 3 con GNOME Shell son propuestas que la gente podrá criticar, pero a las que no se les puede negar una cosa: son revolucionarias.

Mención aparte merecería KDE, un entorno de escritorio que sin arriesgar tanto en los conceptos base -ventanas, menús, concepción de la usabilidad- sí ha hecho un esfuerzo fantástico con la serie KDE SC 4.x para aportar nuevas y potentes herramientas para controlar el escritorio y sus aplicaciones. Pero desde luego su “revolución” no es comparable a la que proponen Unity o GNOME Shell.

Y es que casi todo en Unity y GNOME Shell es nuevo. Los menús de “actividades”, los lanzadores de aplicaciones, la forma de trabajar con aplicaciones maximizadas, la atención en la usabilidad -o al menos, el intento de atender a este apartado- son facetas que muchos no han recibido con buena cara: Unity y GNOME Shell no gustan de primeras. Son demasiado “raros”. Pero así son las revoluciones en el mundo tecnológico, que destacan por ofrecer algo nuevo y distinto, muy diferente a lo que se había conocido hasta ese momento.

Llevo varias semanas utilizando tanto uno como el otro. Unity es por derecho -o más bien, cabezonería- la propuesta por defecto de Ubuntu 11.04, mientras que GNOME Shell (con GNOME 3) es la propuesta de serie que ha llegado más pulida que nunca con Fedora 15, una distribución que se lanzó hace un par de días -aunque sus versiones preliminares ya permitían juguetear de forma completa con GNOME Shell-.

¿Cuál me gusta más de los dos? Bueno, eso será motivo de un futuro artículo en MuyLinux. Lo que sí puedo adelantar es que  como le ha sucedido al 95% de los usuarios, ni el uno ni el otro me han convencido de abandonar totalmente un escritorio que usaba con la soltura que da la experiencia. GNOME 2.32 sigue estando ahí, al rescate, pero hay que ser pacientes con Unity y GNOME 3/GNOME Shell. Darles tiempo. Y aprender.

Sea como fuere, lo que queda claro es la razón que tiene el redactor del artículo de Lunduke que ha inspirado esta entrada. Allí queda claro quién arriesga en el campo de la interfaz de usuario en sistemas operativos modernos. No es Windows, desde luego. Y tampoco Mac OS X, que en la versión 10.7 quiere ofrecer una curiosa amalgama con iOS. Quien arriesga, quien revoluciona, es Linux.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 138,51 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Red Dead Redemption 2 (Xbox One): el juego del año y uno de los mejores de la historia según las críticas. Está a 51 euros en Amazon Alemania envío incluído.
  • Juego de mesa Catán: uno de los más populares de los últimos años puede ser un gran regalo de navidad, está a 28,4 euros en Amazon. Hay otros como Carcassone (16,99 euros) o Cara Splash (13,99 euros) igualmente curiosos.
  • Procesador Intel Core i7-7740X: no es el más moderno, pero es de la familia X, así que es una opción brutal para gamers. Con 4 núcleos a 4,3 GHz soporta Hyper Threading y tiene un TDP de 112W, así que es glotoncete. Pero el rendimiento es fantástico, como muestra AnandTech en este análisis. Está a 229,90 euros en Amazon.
  • Memoria RAM Ballistix Sport 16 GB DDR4: dos módulos PC4-21300 de 8 GB que pueden darle mucha vidilla a vuestro equipo. Están a 121,73 euros en Amazon Alemania, envío incluido. La opción son los módulos G.Skill Aegis 2x8GB por 123,82 euros en Amazon (España).
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 719 euros en GearBest con el cupón GB$XMLAPAIR03.
  • ZTE Axon 7 Mini: un móvil de hace dos años pero que aún así tiene su encanto por esos altavoces frontales. La pantalla de 5,2 pulgadas FullHD está acompañada de un Snapdragon 617, 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad (ampliables). La cámara trasera es de 16 MP, y el precio es escandaloso: 90,95 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 960 500 GB: una unidad M.2 NVMe que da velocidades de lectura de hasta 3.200 MB/s, una burrada. Está a 124 euros en Amazon UK envío incluido. Con esta capacidad, súper chollo, os lo dice alguien que compró la 970, algo superior en rendimiento, por 100 euros hace poco… con la mitad de capacidad. Argh.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Patinete eléctrico Ninebot ES1: hasta 20 km/h y autonomía de hasta 25 km para este patinete plegable que además tiene dos años de garantía en España. Bastante chulo por 287,47 euros en GearBest con el cupón GB12ES1. No os olvidéis de desactivar el nuevo seguro de envío activado por defecto.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Xiaomi Redmi Note 6 Pro: con pantalla de 6,26 pulgadas FullHD, Snapdragon 636, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera dual de 12+5 MP y cámara frontal dual de 20+2 MP, este es un estupendo candidato para la gama de entrada con su batería gigante de 4.000 mAh. Está a 159,82 euros en GearBest, mientras que la versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 177,58 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG.
  • Tarjeta MicroSD Kingston 64 GB: buena capacidad para ampliar la capacidad de vuestro móvil, por ejemplo. Incluye adaptador a SD. Estupenda por 9,57 euros en Amazon. Si queréis ir mucho más allá, la SanDisk Ultra de 200 GB está a 35,90 euros en Amazon. Otra opción: la Samsung EVO Plus de 128 GB está a 16,19 euros en JoyBuy.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,94 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • Auriculares Xiaomi con conector USB-C: sin adaptadores de por medio, curioso tener esta alternativa barata para conectarla a vuestros dispositivos. Son de tipo in-ear y el precio como siempre parece bastante interesante. Están a 13,77 euros en Banggood con el cupón 6baf92.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 254,29 euros n AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 456,85 euros en GearBest con el cupón GBMPBF17.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497 euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,61 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “Linux, arriesgando en el escritorio

  1. LordBeginue dice:

    revolucionarios? han movido el dock a un lateral y ya son revolucionarios? pq de lo demas que incluyen estaba todo mas o menos visto… lo que si que verdaderamente me parecio un puntazo es la creacion de escritorios segun necesites en gnome 3 (que por cierto, ya ha copiado apple en su ultima version de lion), pero lo demas… todo visto en un sitio o en otro. Ya a parte, no conozco a nadie que le haya gustado Unity, pero gnome 3 es otro cantar, tengo unos cuantos amigos enamorados completamente de su nuevo entorno. A mi personalmente tambien me gusta, sobre todo pq le da una identidad, no es revolucionario pero si deja claro que no es un “parecido a windows” o “parecido a mac”.

  2. Alex dice:

    Yo sigo pensando que Linux está aún por encontrar su identidad. Hasta ahora era más de lo mismo y de repente parece que quiere diferenciarse y aportar algo novedoso al mundo del escritorio. Me alegro porque quizás eso ayude a que se vaya adoptando en los hogares.

    No obstante el problema más importante sigue siendo la suite de ofimática. Microsoft tiene en este sentido “el toro por los cuernos” Muchos usuarios tienen el mismo pensamiento para no abandonar Windows. Y ya no es por la interfaz ni la complejidad… es porque no tienen el Office. Da igual que tengan media docena de opciones más que en Windows, parece que sólo quieren el de MS.

    Dicho esto, pienso que por mucho que Linux siga avanzando o revolucionando para diferenciarse y alcanzar su identidad de poco le va a servir mientras no “pase algo” que suponga el espaldarazo definitivo para consagrarse como alternativa. Rezo porque algo así suceda algún día.

    Todos estos cambios que venimos viendo en diferentes distribuciones desde hace años, la evolución de los escritorios no es más que la búsqueda de esa identidad “Linux” porque a los usuarios normales tampoco se les puede marear. Aún recordamos el trauma que supuso cambiar de W9x a 2K y no digamos a XP con la nueva interfaz que nadie quería. Anda que no he oído decir que XP era una mierda, sólo porque algunas cosas habían cambiado de sitio. Y la gente seguía con sus W98 y Millenium que sí que eran una mierda.

    Esto que parece una tontería Apple lo ha manejado muy bien y ha mantenido una interfaz exquisita durante años, con mejoras estéticas y funcionales cuidadosamente planificadas para no “aturdir” al usuario ni “intimidarlo” con cada versión el operativo. Lion va a introducir nuevos conceptos heredados de iOS, pero cuando ya no van a suponer una revolución para la usabilidad. Hoy por hoy el iOS ya está “asimilado” así que incorporarlo al OSX Lion no va a ser para nada traumático.

    Linux está llegando a esa identidad propia. OSX la definió muy bien desde el principio y no ha necesitado revolucionarla después. Windows cada 4 años la cambia y marea a los usuarios con los cambios pero se lo puede permitir porque sigue exclavizando la informática de consumo.

  3. lc dice:

    Los cambios ya deben de ser pequeñas cosas o un paradigma totalmente nuevo, desde mi punto de vista. Todo esta bastante pulido en los interfaces graficos mas usados.

    Quiero destacar de windows 7 el tema de los anclajes de documentos (por llamarlo de alguna manera) en los iconos de las aplicaciones de la superbarra. En mi caso, el tiempo y numero de click para acceder a mis “cosas” se ha reducido drasticamente. Con un click en el boton derecho (secundario) en cualquier icono de aplicacion y aparece mi lista de documentos preferidos y mi lista de recientes para esa aplicacion . Especialmente util con el “explorador de windows” y mi lista de sitios preferidos del disco duro. No dejeis de darle una oportunidad. Que lo copien todos los sistemas operativos, por favor.
    Por cierto, con el boton del medio sobre los iconos de la aplicacion abres otra “instancia” de la aplicacion, seguro que lo copiaron del modo de abrir las pestañas de firefox.

    Para Alex, y por favos, tomatelo como algo positivo: 4 parrafos objetivos, pero en los dos ultimos volvistes a ser “casi” el maquero de siempre :-), esto promete.

    Saludos

  4. La frase de “Si funciona no hay que cambiarlo” es parte de la conocida mediocridad americana, en la que algo que sí ha funcionado hasta ahora es mejor dejarlo así en vez de arriesgar a que no funcione aunque se pierda la oportunidad de algo mejor.
    La gente que cree que lo que ya está funcionando no hay que cambiarla es simplemente MEDIOCRE, solo tomen de ejemplo a Asia donde piensan totalmente diferente, si algo funciona entonces puede funcionar mejor cambiándolo, y los avances en tecnología que han logrado.
    Si cambias algo tal vez pierdas cosas buenas pero probarás otras cosas y terminarás ganando más, si te quedas en lo mismo no ganarás nada bueno nuevo y lo que era bueno antes dejará de ser bueno con el tiempo.
    Cuando entré a este mundo de Linux pensé que estaba repleto de personas innovadoras y sobre todo positivas, pero me encontré que no, muchos de ellos quieren que las cosas se queden como siempre, que no se pruebe nada nuevo, que nada sea más fácil para los nuevos y mantener el estatus quo en el que ellos tenían un lugar de nerds o genios que les gustaba solo por usar un sistema operativo que pocos entendían.

  5. joan dice:

    Llevo años con Linux (unos 15) y veo deseperado como cada año que pasa seguimos igual. Linux no llega al usuario final.
    Utilizo Linux como servidor, como enrutador, proxy, cortafuegos. Lo enseño a mis alumnos (soy profesor) y cada año obtengo el mismo resultado. A dos apasionados les encanta y el resto dice “Por que tengo que volver a aprender a hacer lo mismo si ya lo sabia hacer con windows?” Y un cambio en la interfaz no ayuda en nada!!!
    A la mayoria de los usuarios finales no les importa ni paradigmas, ni filosofias, ni un clic menos, ni la busqueda de personalidad. Les importa no tener que esforzarse en volver a aprender algo que ya sabian. Eso no es inovar!!!

    Inovar es resolver nuevos problemas, buscar nuevas funcionalidades. Por ejemplo los pendrive USB han sido un exito. Todo el mundo (por muy cortos que sean) los han asimilado sin esfuerzo, por que se tratan igual que los antiguos disquets. Sin cambio de interfaz tenemos una mejora importante.

    Unity o Gnome3 nos dicen, somos diferentes, y los usuarios normales diran lo mismo de siempre, me importa una mierda!! Y sin esos usuarios Linux sera lo mismo que hasta ahora, el lugar donde los cuatro flipados (yo entre ellos) discuten sobre el sexo de los angeles.

    Ya casi he asumido el fracaso. Linux no llegará nunca a los usuarios. Se quedará en los servidores, en las redes, pero no en el hogar (de hecho escribo esto en casa con un windows).

    • desdelsur dice:

      Bueno, te diré que no comparto tu visión, el “giro tecnológico” a lo táctil es mas que evidente, por eso la marea de nuevas interfaces, vamos, cosas de la inovación.

      Respecto al fracaso de linux, pues tenemos a android, en continua expansión y al aún no eclosionado Meego (ideal para esos atom que no pueden con W7) . Y viendo el panorama de “convergencia tecnológica”, “era post-PC” o como quiera que lo llamen, seguro entran en juego mas de una distribución.

      • joan dice:

        Hay un giro tecnologico, cierto. Mas bien una bifurcacion. Por un lado los pc, (ahora los podriamos llamar equipos de produccion de contenidos ?) y los tablets, smartphones, etc..equipos de consumo de contenidos.

        Respecto a los pc, ya he dejado clara mi postura. Linux fracasa, y si sigue insistiendo en el mismo camino, tendremos los mismos resultados. Una nueva interfaz no tiene sentido.

        Respecto a los equipos de consumo de contenidos, son nuevos los problemas y las funcionalidades que deben afrontar, ahi es preciso una inovación. Una nueva interfaz tiene sentido. Y hay una oportunidad de oro para Linux, bien por android. Su exito es bastante diferente al de los pc, un linux, android y no 200 distribuciones, una interfaz y no 10 (gnome, kde, xfce etc..) Es un camino diferente al del mundo de los pc. Y va mejor.

      • desdelsur dice:

        Yo me referia precisamente a que la linea que separa los tablets-smartphones-PCs es cada vez mas delgada, incluso ya ha desaparecido en algunos casos.

        Tenemos al nuevo “MBA ipad inspired” (lástima de procesador y que aún no sea táctil), al “motorola atrix 4g” y el “asus padfone” son propuestas mas que interesantes.

        La distinción entre equipos de producción y de consumo no creo que sea la dirección evolutiva, en fin no se, yo percibo lo contrario.

  6. nadie dice:

    Llevo usando GNU/Linux, como único sistema operativo, tanto en casa como en el trabajo, desde hace aproximadamente 11 años. Y, aunque al principio su entorno de escritorio era bastante rudimentario (estoy hablando de los tiempo de Gnome 1.2), tengo que decir que estoy encantado. Y que no hecho absolutamente nada en falta.

    Es más: puedo ver, con satisfacción, cómo los demás han ido copiando muchas de las ideas originarias de GNU/Linux. Como los escritorios virtuales o los repositorios de Software.

    No tengo ninguna necesidad de que GNU/Linux “triunfe”. Me da igual que la gente siga usando Windows (allá ellos). Lo único que me molesta es que ciertos fabricantes de hardware se nieguen a sacar controladores para Linux. Pero esto, afortunadamente, cada vez es más raro.

    Sólo quería decir que toda esta frustración y todas estas discusiones sobre si GNU/Linux ha fracasado, o si no ha triunfado en el escritorio, son una pérdida de tiempo.

    Por otro lado, fui espectador de los quebraderos de cabeza que trajo la publicación de KDE4 (siempre he sido gnomero). También he leído mucho sobre Unity y Gnome 3 (todavía no lo he probado). Y me alegro de que los desarrolladores sean valientes e inconformistas. Aunque no aspiren a “triunfar” en el escritorio. Como si eso fuese importante.

  7. joan dice:

    Si Linux llegara al 10% de usuarios en pc, puede que tuvieramos mejores drivers o mejores versiones de programas. Muchas veces parece que nos dan lo primera que funciona y a otra cosa, p.e compara el flash de linux con el de windows. La de monitores no detectados, tarjetas gráficas sin configurar, software prebeta que te meten, y todo esto es una clase delante de 30 alumnos a los que les dices “mirad una alternativa”, quedas como el cu**. Puede que triunfar si sea importante.

    Como dice eldelsur, android si triunfa y tiene razon. La estrategia en los mobiles y tablets funciona bien, no en los pc. Algo deberia cambiar.

    Por otra parte dices que (como yo hago) pasas de KDE4 y no has probado Unity o Gnome3. No hace falta reinventar la rueda. Linux de escritorio tiene demasiados puntos debiles, no se por que seguir por ahi. Fijate en el autor de este blog (perdona que te use como excusa) un linuxero que al final se pasa a Mac. El camino que sigue Linux de escritorio no es el correcto.

Comentarios cerrados