Tecnología

iPhone 4 e iOS 4.0: previsibles, pero notables

·

En una mitad de mi pantalla de 24» estoy escribiendo esto para el blog. En la otra estoy viendo el vídeo de la keynote que Steve Jobs realizó ayer para abrir la WWDC 2010. Una conferencia que dio muy poquitas sorpresas, y con razón: Gizmodo le había estropeado la sorpresa a Apple hace semanas, cuando un empleado de la empresa perdió su prototipo en un bar.

Eso no significa que la conferencia fuera aburrida, pero también es cierto que las keynotes ya no son lo que eran. La rumorología alrededor de Apple es tan enorme que es difícil que no se filtren detalles de todos los productos que Steve Jobs acaba presentando, además de detalles de otros proyectos que acaban saliendo más adelante… o que son simples invenciones que nunca llegan a aparecer.

La conferencia de ayer, mucho me temo, no dio prácticamente sorpresas. Las características hardware del iPhone 4 (y eso que todos lo andábamos llamando 4G o HD) ya habían sido detalladas en casi su totalidad, y aunque hubo alguna curiosidad –la carcasa de acero es a su vez una antena inalámbrica, muy ingenioso- el formato del iPhone 4 apenas cambia con respecto a sus predecesores. Lo cual, por otro lado es absurdo, ya que el formato funciona, y lo hace de forma excepcional. Otro tema es, desde luego, el del software. Y ahí es donde entra iOS 4.0.

El nuevo sistema operativo para dispositivos móviles de Apple ha cambiado su denominación para no confundir a los usuarios, y en lugar de iPhone OS 4.0 ahora se llama simplemente iOS 4.0, lo que lo hace que se haga más fácil de hablar del mismo sistema para iPads, iPod touchs y, por supuesto, iPhones.

Me resultó especialmente decepcionante la falta de detalles del nuevo sistema operativo. Sólo se mencionó una mejora con cierta dedicación: la inclusión, por fin, de multitarea en estos dispositivos. Una característica muy demandada por los usuarios y que Apple por fin ha incluido en su sistema operativo móvil. Hay algunas mejoras más importantes que se describen en la página de Apple (crear listas de reproducción en el iPhone, mooola), pero que no hubo tiempo de comentar en la keynote.  Por cierto, nada de Flash en iOS 4.0 🙂

Había más pijadas muy relacionadas con el hardware: el chip Apple A4 es el corazón del iPhone 4 -por lo tanto, irá a toda pastilla-, y la grabación de vídeo 720p y su posterior edición en el dispositivo -siempre que te compres iMovie para estos productos, a 5 dólares- es interesante, desde luego, sobre todo que cada vez más gente utiliza su móvil como una cámara de vídeo y de fotos. Pero siempre digo que estas cosas solo sacan de apuros: si quieres sacar fotos, cómprate una DSLR y déjate de tonterías.

La presencia de iBooks en el iPhone era igualmente previsible: mucha gente -como yo, hasta que me compré la Desi- ya leía libros en el iPhone, y ahora simplemente tienen acceso a la plataforma de distribución editorial que  ha montado Apple. Lo de la videoconferencia me parece simpático, pero hay una característica que en mi opinión es la única realmente impresionante de este nuevo terminal. La tecnología de su pantalla, denominada «Retina display».

Dicha tecnología permite que la densidad de píxeles en la pantalla del iPhone sea asombrosa: 960×640 píxeles en 3,5 pulgadas de diagonal de pantalla. 326 píxeles por pulgada, algo increíble cuando se considera que el límite que capta el ojo humano normalmente es de 300 píxeles por pulgada. Curiosamente, eso no significa que vayamos a verlo todo más pequeño en el iPhone 4. Simplemente lo veremos todo más definido.

Ningún terminal actual puede llegar a dicha resolución, y es probable que la tecnología de Apple pronto sea copiada por otras empresas que querrán ofrecer dicha densidad de píxel. Entre otras cosas, dicha densidad permitirá que leamos y naveguemos con mayor claridad en estos dispositivos, y el iPhone 4 será el primer abanderado de esta nueva revolución visual en pantallas para dispositivos móviles.

Así pues, nos encontramos con una cuarta generación del iPhone que no por previsible es menos notable. Soy muy crítico con lo que hace Apple tanto con su filosofía cerrada como con sus desarrollos software y hardware, pero como siempre digo, también hay que alabar a una empresa cuando hace algo bien. El iPhone 4 es, a nivel hardware, un verdadero prodigio. El sistema operativo sigue siendo una referencia en usabilidad -más sobre esto en otro post que ya estoy preparando- y aunque Apple sigue jugando con los usuarios ofreciendo en muchos casos pequeñas actualizaciones que puede controlar, hay que reconocerlo: Jobs y sus chicos siguen demostrando porqué están donde están.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “iPhone 4 e iOS 4.0: previsibles, pero notables

  1. No había visto tu post hasta ahora, pero tienes tu parte de razón. Una ruedita más que reinventa Apple haciéndola más chula. ¿Será eso suficiente para que llegue la aceptación de los usuarios?

    Supongo que es una cuestión generacional. A mí la videoconferencia no me acaba de llamar (y nunca mejor dicho) pero nunca se sabe…

    Por cierto, léete bien el post. Sí que está mencionada.

  2. Luis dice:

    Bueno, tampoco es que haya que hacer mucho incapie en la videollamada. Cuantas veces has estado cagando y te han llamado al movil?
    – RING RING….Si, dime?
    – Por donde andas?
    – Pues trabajando. (XD menos mal que hoy no he salido de casa, si supiera donde estoy ahora jeje)
    – Ooo.. pues vaya queria….pero si estas trabajando dejalo dejalo.

    Esto con la videollamada cambiaria radicalmente.

Comentarios cerrados