Tecnología

Software pirata, el eterno problema sin solución

·

Uno de mis primeros e impresionantes posts en Incognitosis, titulado «La piratería, clave del éxito«, me sirvió para expresar mis opiniones sobre el mundo de la piratería. En aquella época estaba absolutamente convencido de que en muchos casos hacer que una plataforma sea «pirateable» es causa directa de su éxito. Esa máxima se ha cumplido en las consolas más exitosas, y por ejemplo la Wii y la Nintendo DS pueden piratearse con facilidad y triunfan como la Coca-Cola.

Imagen cortesía de DeviantArt, creada por aliencraft

Lo cierto es que tres años y medio mi opinión no ha variado mucho, aunque habría un matiz especial: que la piratería ayude a la plataforma no implica que esa ayuda sea beneficiosa a largo plazo. Se ha visto con la PSP, una consola fantástica que no obstante se ha visto desbordada por los niveles de piratería, superior incluso a la de sus competidoras. Y es que este tema siempre está vigente, y mucho. ¿Cómo resolverlo?

En Coding Horror Jeff Atwood habla con acierto del problema de la piratería, y de hecho lo primero que hace es citar un famoso mensaje de Bill Gates en 1976 al Homebrew Computer Club, que por aquel entonces estaba siendo uno de los responsables del pirateo de Altair BASIC, uno de los primeros productos de la entonces llamada Micro-Soft.

The feedback we have gotten from the hundreds of people who say they are using BASIC has all been positive. Two surprising things are apparent, however, 1) Most of these €œusers€ never bought BASIC (less than 10% of all Altair owners have bought BASIC), and 2) The amount of royalties we have received from sales to hobbyists makes the time spent on Altair BASIC worth less than $2 an hour.

Why is this? As the majority of hobbyists must be aware, most of you steal your software.

Most directly, the thing you do is theft.

Aquel mensaje parecía casi premonitorio: hoy en día se calcula que en muchos casos la piratería suele representar al 90% de las copias de cualquier desarrollo comercial, lo que indica que en más de 30 años la tendencia a piratear no ha cambiado. No sólo el software, desde luego, porque como muchos dicen,

¿Por qué pagar algo cuando puedes obtenerlo gratis?

Ese argumento (bastante radical y peligroso, por cierto) es esgrimido por muchos usuarios de aplicaciones piratas. Yo no soy un santo, desde luego, pero llevo tiempo ya mentalizado respecto a este apartado, y cuando algo es bueno y lo usas/aprovechas, lo suyo es que pagues por ello. No hace mucho un desarrollador lanzó una interesante pregunta a los usuarios: ¿qué hacer para evitar tanta piratería en el software que programaba?

El debate fue realmente denso y abordaba temas como las medidas que la industria está tomando para proteger el copyright (plataformas DRM incluidas, claro está), pero la conclusión no fue clara. Algunos afirmaban que deberían bajarse los precios de dichos desarrollos, pero hace poco estuve en una rueda de prensa de Microsoft en la que se hablaba de que desarrolladores como FX Interactive habían dado ese salto sin éxito. Daba igual que el juego costase 30 euros o 10 euros: la gente seguía pirateándolo.

Así pues, no parece haber solución: nuestra sociedad está creciendo con ese peligroso vicio. Jeff Atwood trata de dar su propia receta para evitar males mayores:

  1. Have a great freaking product.
  2. Charge a fair price for it.

Pero lo cierto es que ni siquiera con esos dos requisitos garantizas que el nivel de piratería se reduzca. Es más: si algo tiene muchísimo éxito, lo normal es que los usuarios más «curiosos» traten de acceder a esa solución de forma gratuita para disfrutarla igualmente.

A mí se me ocurre una posible medida adicional (la idea ya está siendo aplicada, claro) para tratar de reducir esa piratería: ofrecer un valor añadido que no esté directamente asociada con la copia «pirateable». Por ejemplo, descargas adicionales, o, algo más extremo, la necesidad de comprar un juego o software porque sólo se puede aprovechar con cierto dispositivo hardware (micrófonos, guitarras, ya sabéis a qué me refiero). Sin embargo la validez de esta medida es limitada, así que ¿se os ocurre algo a vosotros?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • Logitech G29: el volante y pedales para juegos de conducción y carreras, compatible con PS3, PS4 y PC Windows. Está a un precio escandaloso, 158 euros en Amazon Alemania envío incluido. Nunca lo vi tan bajo.
  • Smart TV LG 55 pulgadas: con resolución 4K/UHD, HDR, sonido Ultra Surround, procesador quad-core, gobernada por webOS 4.5, 20 W de altavoces, está a 459 euros en Amazon.
  • Nintendo Switch: el modelo en colores azul y rojo y con los dos mandos está a 269,99 euros en eBay. Envío desde España y dos años de garantía.
  • OnePlus 7: estupendo con sus 6,41″, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5 MP, lector de huella en pantalla, 3700 mAh. Está a 361 euros en Gearbest con el código GBOP7GSBW, alucinante
  • Xiaomi Mi 9T Pro: Snapdragon 855. 6,39″, selfie popup, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cámara de 48+13+8 MP, 4000 mAh, NFC, color rojo, lector de huella en pantalla. Está a 328 euros en AliExpress Plaza (envío desde España, 2 años garantía)
  • OnePlus 7 Pro: 6,67″ a 90 Hz gloriosos, Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB capacidad, cámara triple 48+16+8 MP, cámara frontal 16 MP retráctil, lector bajo pantalla, 4.000 mAh, espectacular a 549,95 euros en GearBest con el código GBOP7PGSBW
  • Xiaomi Redmi Note 8: el nuevo teléfono chollo de 6,53″, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Estupendo a 150 euros en Banggood con el código BGN8G3. Más versiones: 4/64 GB por 168 euros en Banggood con el código BGN841 y la de 4/128 GB está a 187 euros en Banggood con el código BGN881
  • Monitor Gaming HP 27MX: un 27 pulgadas con resolución 1920×1080 que destaca por su panel de 144 Hz, por su soporte AMD FreeSync pero sobre todo por su sistema de iluminación ambiental (tipo ambilight). Muy chulo por 209 euros en Amazon.
  • Philips Hue White Starter Kit: 3 bombillas LED E27, un bridge y un mando a distancia, luz blanca cálida, eficiencia A+, regulable, control por WiFi, el kit completo está a 66 euros en Amazon Italia, envío incluido, con el código SMART25
  • Tableta Chuwi Hi9 Pro: una tableta modesta pero interesante: 8,4 pulgadas, Helio X20, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera de 8 MP, GPS, Android 8.0, 5000 mAh, está a 101 euros en Banggood con el código BG14c94a
  • Xiaomi Redmi S2: como no todo el mundo necesita un Google Pixel 3 XL ni gastar 1.000 euros, atentos a este móvil con un Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad y cámara dual (16+5). Está a 90 euros en Banggood con el código BGESS27. Y por 13 euros más, la versión de 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad, que está a 103 euros en Banggood con el código BGESS5
  • Pack cables de USB a MicroUSB AUKEY: para cargar móviles y otros dispositivos, pack de 5 cables. 1 x 2m, 2 x 1 m, 2 x 0,3 m. Están a solo 4,1 euros en Amazon con el código 3YIQ3MWT (bajan desde los 7,69 euros).
  • Smartwatch Lenovo E1: Carcasa de aleación, 1,33 pulgadas de pantalla 240×240 píxeles, protección IP67, 180 mAh de batería, modos deportivos, frecuencia cardiaca, GPS. Está a solo 30,90 euros en GearBest con el código G399E4E32218D000
  • Portátil Xiaomi Mi Ruby 2019: estupendo con sus 15,6″, 1920×1200 píxeles, Core i5-8250U, 8 GB de RAM (¡ampliables!), 512 GB de SSD, GeForce MX110 2 GB, teclado numérico, teclado USA, gran touchpad. Está a 550 euros en Banggood con el código BGRRU9
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: el nuevo cholloteléfono. 6,53?, Helio G90T, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (64+8+2+2) – debuta el sensor de 64 MP!, 4500 mAh (uauh), NFC, está a 175 euros en GearBest con código GBNOTE8P1 (2 años garantía España)
  • Xiaomi Mi 9 Lite: una versión estupenda y más barata, 6,39″, Snapdragon 710, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4030 de batería, está a 215,40 euros en GearBest con el código GBMI9LITE101 (2 años garantía España)
  • Televisor LED 40 pulgadas TD Systems: modelo K40DLM7F para un televisor básico con resolución 1080p, diagonal de 40 pulgadas, 3 puertos HDMI, VGA; USB reproductor y grabador, eficiencia A+. Está increíble a 169 euros si no necesitáis más pulgadas y 4K.
  • Portátil convertible BMAX Y13: un equipo sorprendente. 13,3 pulgadas táctil, convertible en tableta, Intel Celeron N4100 (modesto ahí), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado retroiluminado, puerto USB-C, WiFi 802.11ac. Está a 336 euros en GearBest
  • Portátil convertible Teclast F5R: de ese estilo también es este modelo de 11,6 pulgadas con un N3450, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD; también con pantalla táctil, modo tableta, WiFi 802.11ac, está a 245 euros en Banggood con el código BGF5RP
  • Smart TV Panasonic 65 pulgadas: una televisión gigante, modelo Panasonic TX-65FX623E, diagonal de 65 pulgadas, 4K, HDR, modos gaming, compatible con Alexa y Google Assistant. Está a 699,99 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal, espectacular.
  • Alfombrilla SteelSeries QcK Prism: alfombrilla para ratón de 320×270 mm con iluminación RGB ininterrumpida y personalizable con 12 zonas independientes. Está a 31,98 euros en Amazon (60 en PcCom).
  • MiniPC Beelink T4: perfecto como PC de salón o para tareas ligeras, Intel Atom X5-Z8500, 4 GB de RAM, 64 GB de eMMC, Gigabit Ethernet, 2 puertos USB 3.0, HDMI, WiFi 802.11ac. Está a 109,08 euros en GearBest 
  • Portátil Lenovo Ideapad 530s: un buen modelo de 14 pulgadas Full HD, Core i7-8550U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10, teclado español, lector de huella. Está a 699,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 8: el nuevo teléfono chollo de 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Estupendo a 173 euros en Banggood con el código BGRN84
  • Robot de cocina Taurus MyCook: calienta por inducción, función sofrito, 10 velocidades, de 40 a 120 °C, balanza integrada, recetario impreso con 250 páginas, jarra de 2 litros. Está a 329 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A3: 6,01?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), Android One (puro, sin MIUI), lector de huella bajo pantalla, sin NFC, brutal: 145,36 euros en AliExpress. Otra opción, 189 euros en Amazon
  • Pocophone F1: El teléfono chollo de 2018 sigue molando con un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara dual (12+5), batería de 4.000 mAh. Alucinante por 228 euros en Banggood con el código BGESF3 (se envía desde España)
  • Xiaomi Mi 9 Lite: versión algo recortada del Mi 9 en CPU y algo en sus cámaras: 6,39?, Snapdragon 710, 6 GB de RAM, cámara triple (48+8+2 MP), 4030 mAh, lector de huella bajo pantalla, está a 221 euros en GearBest con el código GBM9LITE2.
  • Unidad SSD SanDIsk Extreme 500 GB: en formato M.2 NVMe, capacidad de medio terabyte, velocidades escandalosas de hasta 3.400 MB/S. Está a 109,99 euros en Amazon (132 en PCComp).
  • Teclado con trackpad Logitech 920: un teclado QWERTY español inalámbrico perfecto para el PC de salón, por ejemplo, color blanco, está a 20,1 euros en Amazon UK, envío incluido.
  • Auriculares Sony MDR-1AM2: auriculares con sonido de alta resolución, con cable desplegable, circumaurales, color negro (también blanco), están a 118 euros en Amazon Francia, envío incluido (en Amazon.es cuestan 170).
  • Acer Aspire 3: un 15,6? FullHD muy majo con un AMD Ryzen 7 2700U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, 1 TB HDD, Radeon RX Vega 10 Graphics, Windows 10 Home, teclado español, está a 479,99 euros en Amazon. Promete, desde luego.
  • Reloj cuantificador Amazfit GTR: el modelo de 47 mm de esfera, versión internacional, acero inoxidable, batería 25 días, sumergible 5 ATM, GPS, CLONASS, 5 modos deportivos, pantalla AMOLED, notificaciones. Está a 138,63 euros en AliExpress
  • Portátil HP Pavilion 15: un 15,6 pulgadas que mola por el nuevo procesador Core i5-9300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD + 128 GB de SSD, y una GeForce GTX 1050 para jugar. Teclado español, viene sin Windows. Está a 599,99 euros en Amazon.
  • Amazon Fire TV Stick: el competidor del Chromecast tiene su propio mando a distancia y permite reproducir en tu tele todo lo que tengas en tu tableta o móvil. Fantástico por 29,99 euros en Amazon, baja un 25%.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Báscula Xiaomi Mi Smart Scale 2: estupenda para monitorizar el peso de varias personas, versión renovada, Bluetooh 5.0, está a 19,99 euros en Amazon
  • Auriculares inalámbricos Xiaomi AirDots TWS: los competidores de los AirPods de Apple con Bluetooth 5.0, 4 horas de autonomía y 12 más en el estuche, control táctil. Están a 15,6 euros en GearBest con el código GBREDMI189, dos años de garantía en España.
  • Patinete eléctrico Xiaomi Mi M365: un scooter ya clásico con 30 km de autonomía, 25 km/h de velocidad, frenos de disco, neumáticos de aire, en 5 días máx en casa. Está a 290,12 euros en Banggood con el código BGMI365CN19
  • OPPO Find X: pantalla de 6,42 sin marcos, Snapdragon 845, 8 Gb de RAM, 256 GB capacidad (uauh), cámara trasera motorizada 16+20 MP, cámara frontal 25 MP, 3730 mAh, carga super VOOC, estupendo a 509 euros en Amazon (baja de 999). Es la versión china, pero se puede poner en español.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Software pirata, el eterno problema sin solución

  1. A ver… a mi entender, Microsoft ha sido el principal culpable de la tan extendida piratería en el mundo del PC.

    Fueron ellos los que facilitaron desde el principio que sus productos fuese fácilmente pirateables para acaparar más mercado.

    Eso generó la cultura del ‘todo gratis’ en el mundo del PC, sobre todo cuando una licencia del programa más simple ya costaba un buen pellizco.

    Sobre el mundo de los videojuegos, es mucho más complejo de lo que parece.
    A ver, aquí además del tema económico, es decir el altísimo precio de los juegos, está el tema de la poca calidad de muchas producciones, las pocas horas de diversión que dan, y actualmente lo mal optimizados que vienen los juegos.

    Por los foros y webs de gamers ves cómo la gente se queja de los muchos requisitos que necesitan para jugar a tal o cuál juego, de que antes de salir ya se ha publicado un parche, o de que lo que parecía un gran juego (por el enorme bombo que se la había dado) termina por ser un coñazo insufrible.

    Yo mismo me descargo algún juego que parezca interesarme antes de comprarlo, por el mero hecho de ahorrarme un dinero en el caso de que el juego sea un fiasco o no satisfaga mis expectativas. Y te aseguro que son muchos los que instalo, pruebo un par de horas y termino por eliminar para siempre.

    Ahora bien, para la productora, yo seré un pirata y contaré en sus estadísticas como un número más. Cuando en realidad, su producto no me ha convencido.

    Sobre el precio, yo tengo mi propio método… comprar el juego entre varios amigos. Es la única forma de poder comprar juegos de forma habitual, viendo el precio que tienen muchos de ellos.
    Y no estoy de acuerdo con el tema de FX Interactive, porque yo soy habitual comprador de sus juegos… pero cuando me gustan. El último que me compré fué el Runaway 2 (que incluía el 1 de regalo, eso sí es un detallazo) por tan solo 20‚¬.
    Pero claro, me pongo a ver el resto de títulos… y la verdad, no me llaman.

    De todas formas, tampoco veo que las casas de videojuegos hagan mucho por mejorar o rebajar sus gastos.
    Por ejemplo… los motores de los juegos, o desarrollas uno propio (con el coste que implica) o lo compras… y eso es un dineral. Deberían aprender del Software Libre y firmar acuerdos para aunar esfuerzos y usar motores comunes desarrollados entre todos.
    Y por otra parte, tenemos el ejemplo de EA, que ahora está en crisis y tiene que despedir a trabajadores. Pero te pones a ver, y de todo lo que han sacado este año poco se salva… el mejor ejemplo, la última entrega de la saga Need For Speed, que pese a no estar mal no aporta NADA NUEVO a la saga y resulta una mera repetición de la misma fórmula de años atrás.

    Pero claro, luego si no se vende la culpa es de los que se lo piratean, no de que el producto defraude.

    Resumiendo… no hay fórmulas mágicas, ni soluciones definitivas para erradicar la piratería. El que quiera piratear lo hará de todas todas, y a lo más que se puede aspirar es a reducir la piratería. Y para ello las fórmulas ya están dichas… mejorar la calidad del producto, evitar los innumerables bugs de salida, reducir los precios o incluso permitir que se disfrute del juego unos días antes de decidir su compra (como hizo Valve con Team Fortress).

  2. Por cierto.. en el mundo de las consolas el culpable ha sido Sony, que facilitó el pirateo de la PS1 y PS2 para ganar adeptos, y que ahora se ha pegado el trastazo con la PS3 por querer evitarlo.

    Y los precios de los juegos, una salvajada, sobre todo porque creo que casi la mitad se lo lleva el propietario de la plataforma por ‘permitir’ que se desarrolle para la misma.

  3. JLuis dice:

    ¿ Medidas contra la piratería ?

    Sacar algo lo suficientemente bueno para que se cree una fiel comunidad de usuarios a su alrededor. Ofrece valores añadidos a lo que pagas que sólo sean explotables por licencias legales y deja que sea la propia comunidad de usuarios la que destierre a los piratas.

    Ejemplos: Xbox Live, World Of Warcraft, etc…

  4. Raddictus dice:

    @Manuel

    Hombre no estoy la verdad de acuerdo en muchas aspectos de tu opinión:

    En primer lugar culpas a Microsoft por hacer sus productos «facilmente pirateables», les encimas la responsabilidad de asumir gastos y demás cosas para crear un sistema de protección más rígido, a lo mejor logrando más bien perjudicar y complicar la vida a los usuarios que si compraron el software legalmente. Ellos están en todo el derecho de vender software sin protección alguna incluso, cada quién elige si se roba el software o lo compra; pero no se les puede responsabilidad por lo que la sociedad en general decida hacer.

    La cultura de «todo gratis», y no pagar cuando sea posible no tiene que ver con software, es un asunto general y esa tendencia se refleja en todo lo que se dé oportunidad.

    El asunto de los video juegos que explica no justifica nada, primero si un juego exige mucho hardware no lo compras y punto, claramente puedes saber con antelación los requerimientos de hardware, bien sea por la información oficial o por foros donde la gente opinaría del rendimiento del software. Para ensayar un videojuego existen los demos, con un demo es suficiente para tener una idea concreta de lo que puedes esperar de un videojuego en su rendimiento, funcionamiento y jugabilidad según tu gusto personal; pero no tienes que bajarte el juego completo.

    Finalmente y para aclarar mi punto, aunque empleo el 95% de las veces software libre, tengo afición por los videojuegos y nunca falta mi partición Windows donde me doy mi recreo jugando, además bajo muchos videojuegos y pocas veces compro uno, pero no estoy de acuerdo con tu intento de justificar el hecho de que piratees software; admítelo: lo haces simplemente porque es cómodo, puedes disfrutas muchos títulos sin pagar un centavo, así como seguramente harás con películas, música, etc.. ¡Vamos! Siendo sinceros con nosotros mismos es más productivo para opinar de un asunto específico.

    Un saludo.

  5. Raddictus dice:

    Hay que ser realistas con el asunto de la piratería, y no hablo solo de los que piratean, sino también de los que crean el producto. Para ser más claro doy un ejemplo: ¡las series de tv! Lo legalmente establecido sería verlas por sistemas de televisión por cable, o bien por la tv nacional, de ese modo se verían beneficiado los dueños del producto con el costo de las afiliaciones a los canales privados, o bien los comerciales de la televisión nacional, pero veamos cómo es la realidad:

    1. Tiempo cuando puedo ver el capítulo después del estreno: por el medio de descargas obtengo el capítulo recien emitido al día siguiente con subtítulos en español con buenísima calidad ortográfica y gramatical, por los otros medios tengo que esperar a veces hasta un año, además en muchas ocasiones trasmiten una versión doblada que le quita mucha calidad a la serie.

    2. Sin comerciales: descargándolos puedo ver los capítulos sin interrupciones, sin largos periodos de comerciales, mucho menos si poco te gusta esos mensajes de consumismo compulsivo.

    3. A tu ritmo: descargándolos puedo pausar, ir a hacer alguna actividad diferente, continuar después al rato, al día siguiente, una semana después, etc.. Con el sistema convencional tienes que estar a la hora de trasmisión pegado, y ¿quién no termina perdiéndose escenas importantísimas por tener que hacer otra cosa en el preciso instante de la trasmisión?.

    4. ¡Largas secuencias de capítulos! El placer de muchas veces verse una temporada completa de alguna serie sin interrupciones un domingo metido en la cama, esto cuando aún ni siquiera está disponible la versión para comprar en DVD.

    5. Repeticiones: algo no se alcanzó a escuchar bien, o no quedó claro una escena, o simplemente una escena espectacular que desees volver a ver.

    Ahí menciono 5 puntos, pero seguro Uds imaginarán muchos otros, la realidad es esta y los creadores deberían mantener el sistema convencional porque muchos aún lo usan y usarán por mucho tiempo, pero hay que evolucionar y ofrecer nuevos medios para los que están acostumbrados a disfrutar de estos privilegios.

  6. javi dice:

    Yo creo que este es un problema de percepción comercial. Realmente lo que ocurre es que vamos por el camino de la reducción de intermediarios.
    Fijense en Jamendo por ejemplo: La página especifica que Jamendo se queda con el 50% de las ganancias al descargarse un disco el usuario y el artista con el otro 50% en concepto de publicidad.
    ¿Cuantas personas se necesitan para mantener esa pagina? Ahí esta el «problema.» Durante años tras los negocios, han existido demasiadas personas, ahora prescindibles. Por supuesto, el mercado de los videojuegos es distinto. Pero también se ve afectado por esa tendencia.

Comentarios cerrados