Tecnología

Mitos de la instalación software en Linux

·

Esta tarde me he encontrado con un interesante post de Steven J. Vaughan-Nichols, uno de los periodistas técnicos más reputados relacionados con el mundo del software libre, llamado «Linux software installation myths», en el que el autor refleja la situación actual a la hora de instalar programas y aplicaciones en distintas distribuciones Linux. El texto es revelador y muy claro, y demuestra que hace años que la instalación de software en Linux es algo que se ha facilitado de forma enorme.

A eso han contribuido de forma esencial los gestores de paquetes y algunos sistemas específicamente soportados por ciertas distribuciones. Por ejemplo, openSUSE tiene su 1-Click-Install, y Xandros abrió hace unos meses su CNR (Click’N’Run) dos de los métodos más cómodos y directos para acceder a esta posibilidad. Sin embargo no son ni de lejos los más utilizados: los citados gestores de paquetes se llevan la palma, y cada uno tiene su propia solución en este campo.

Así, Debian, Ubuntu y el resto de distribuciones de esta «rama» presumen de poder contar con APT (Advanced Packaging Tool), el sistema de gestión de paquetes más reputado y fantástico del mundo mundial. Y se lo merece, desde luego. Para los más vagos con la consola de comando están soluciones como Synaptic (GNOME) o Addept (KDE) que ofrecen un frontend para los distintos comandos apt (apt-get, apt-cache, etc).

El otro gran grupo lo tenemos en las distribuciones en paquetes RPM (Red hat Package Manager) como openSUSE, Fedora y sus versiones empresariales (SLED, SLES, RHEL), además de otras como Mandriva. De nuevo este gestor se puede usar en modo consola con distintos flags (lo más cómodo para los veteranos del mundillo) o mediante las interfaces gráficas que ofrecen utilidades como YaST, yum, up2date, o rpmdrake.

Hay más sistemas de gestión de paquetes (Conary en rPath, Portage en Gentoo), pero son menos relevantes y al final el objetivo es el mismo: facilitar la instalación del software en Linux. Un proyecto interesante en este sentido es PackageKit, que no está llamado a sustituir a APT o RPM, sino a utilizar esos sistemas y sus frontends para ofrecer una «abstracción» común, un sistema universal de instalación que sea común a todas las distribuciones aunque luego en realidad se base en las propias herramientas de gestión de paquetes de cada distribución.

Pero al final la conclusión es la misma: instalar software en Linux es de todo, menos difícil. De hecho, probablemente lo más difícil será decidir qué aplicación elegir entre las miles (¿decenas, centenas de miles?) disponibles en los repositorios.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Mitos de la instalación software en Linux

  1. david911119 dice:

    Espero que ningún linuxero se sienta ofendido con el comentario que voy a hacer, sólo es mi opinión: tú en este artículo lo pintas muy bonito y precioso, pero en muchos casos la realidad es otra. Vale que instalar programas puede ser muy fácil, pero el problema aparece cuando se te presenta alguna complicación, o tienes que instalar algún driver. Yo mismo me he visto jodidísimo para instalar los drivers de mi receptor wifi usb netgearen ubuntu. Busqué manuales, los seguí, que si bajar los drivers para windows y después instalarlos usando no se qué programa. Nada, que el programa no se los tragaba. Ala, sin internet wifi, a j*derse. Instalando los drivers de mi tarjeta de tv híbrida analógica+dvb-t fue otro tanto de lo mismo. Solo que fue aún peor, ni un solo manual para instalar mi modelo. Hay que j*derse xD. La webcam, también, no hubo manera de instalarla. Y la de veces que me he quedado sin sonido en las aplicaciones flash (por ejemplo en YouTube). Hablando de flash, en la última versión se podía instalar de forma automatizada, pero en las anteriores me fue imposible, tuve que usar la consola, aunque esa vez lo conseguí. O el malísimo sintetizador midi para linux, que se oye como un churro. Y seguro que me dejo algo en el tintero. Mira que lo he intentado miles de veces, pero ninguna fui capaz de adentrarme en linux, siempre acabé volviendo a Windows, que vale que funciona peor, pero allí ocurre algo que en Linux no hay, y es la automatización de TODO, y se supone que los ordenadores están para servir a los humanos, no al revés. Lo peor es que yo antes consideraba que se me daba bien la informática, pues bien, linux me ha dejado la autoestima por los suelos XD.

    Saludos.

  2. david911119 dice:

    Ah, se me olvidaba una cosa, pero es una chorrada xD. ¿Por que los nombres de los programas en linux son tan chungos? xD es que NUNCA he conseguido acordarme de los nombres de los más usados, solo me acuerto del gparted xDD

  3. ubuntupep dice:

    david91119
    Creo que estás equivocado, no es culpa del sistema operativo que los fabricantes de harware no tengan en cuenta linux y desarrollen los drivers apropiados para el sistema, la gran mayoría de controladores para linux se desarrollan utilizando ingeniería inversa y técnicas similares, por lo que cuando sale una nueva cámara web o una sintonizadora de TV hay que esperar un tiempo a que estos desarrolladores consigan un driver decente para dicho aparatito. Con las tarjetas gráficas sucedía lo mismo y ahora las propias ATI y Nvidia están desarrollando drivers linux para sus tarjetas.
    La discusiín si drivers libres o propietarios es otra y ahí no entro.

  4. oliverastro dice:

    faltan los paquetes que no son ni .deb ni .rpm, si no los tar.gz, los install-sh o compilar directamente un paquete desde la fuente, ahi se pone «fácil» esto…

Comentarios cerrados