Tecnología

El futuro de las comunicaciones móviles

·

El reciente anuncio de [tag]T-Mobile[/tag] y de su solución HotSpot@Home no hace sino confirmar lo que muchos preveían – yo incluido 🙂 – los teléfonos móviles dejarán de limitarse a las llamadas por las redes de las [tag]operadoras [/tag]móviles para ofrecer llamadas a través de redes de datos. La idea de T-Mobile es tan sencilla que casi parece ridícula: si tienes un punto de acceso – hotspot – cerca al que puedas conectarte, ¿por qué pagar por llamar cuando puedes hacerlo gratis a través del ancho de banda de dicha conexión?

El resto de la reflexión, tras el “Te falta lo mejor…”

Ese principio básico no es nuevo: hace mucho tiempo que los fabricantes de ‘teléfonos inteligentes’ tratan de integrar clientes de VoIP en sus terminales. Skype es el caso más famoso, e incluso – me entero hoy – la reciente actualización del firmware del Nokia N800 lo permite bajo Linux. La inclusión de este tipo de utilidades permitiría que cualquier terminal con conectividad [tag]WiFi[/tag] – y digo más: [tag]WiMAX[/tag] al poder – utilizase estas redes para realizar llamadas telefónicas sin coste alguno. Pero desde luego no es el único: los clientes [tag]VoIP[/tag] existentes para el PC son cada vez más numerosos, con alternativas la mar de interesantes como JaJah o Jaxtr. Y la compra de GrandCentral (un servicio que unifica números de teléfono en uno para contactar con el usuario) por parte de Google no hace sino demostrar que esto se mueve. Y mucho.

¿Problemas?

No obstante, en esa situación ideal existen algunos obstáculos, y el más importante de ellos es la propia cobertura de las redes inalámbricas que existen actualmente. Proyectos como Fon están tratando de solucionar el tema haciendo que los usuarios puedan acceder a redes inalámbricas en buena parte de las principales ciudades, pero la dualidad de las redes de voz (GSM,CDMA) y datos (WiFi, WiMAX) debe mantenerse para que cuando no exista cobertura de una, el usuario pueda acceder a la anterior. Esa situación no cambiará ni a corto ni a medio plazo, y es evidente que hay un poder fáctico detrás de la lenta progresión de las llamadas VoIP desde el móvil: las operadoras.

Teniendo en cuenta el dineral que el negocio de la telefonía móvil genera, estas operadoras no tienen ningún interés en ofrecer de forma inmediata este servicio. Algo parecido pasó con la telefonía fija, cuando las primeras soluciones de VoIP abarataron el coste de las infraestructuras y permitieron ofrecer “llamadas gratis”. Pronto se sumaron el resto de operadoras, y hoy en día los ‘packs’ de ADSL y llamadas gratis son una realidad palpable que maravillan a los usuarios y que no son más que la evolución lógica de las redes telefónicas y de datos. El ahorro para familias es evidente – ya hubiera querido mi padre tener algo así cuando mi hermanita Bea tenía cara de teléfono – y lo mismo ocurre para las empresas.

No basta pues con que la cobertura 3G mejore – algo que también da acceso a redes de datos, pero con una capacidad y precios ridículos – y a mi modo de ver no tiene demasiado sentido tratar de avanzar en el desarrollo de este tipo de redes con nuevas generaciones cuando la realidad es que la tecnología de datos que existe actualmente solucionaría estos problemas: las comunicaciones inalámbricas son una realidad y funcionan, proporcionando anchos de banda más que suficientes para manejar millones de comunicaciones de voz. El problema vuelve a residir en las operadoras, que podrían comenzar a instalar hotspots como locas y ofrecer conectividad WiFi casi total en muchos núcleos urbanos. Las redes móviles seguirían existiendo, claro, pero pasarían a un segundo plano, y la cobertura inalámbrica de las redes de datos crecería al igual que lo hizo el de las líneas ADSL, que al principio tampoco estaban disponibles en las pequeñas poblaciones.

Alternativas

T-Mobile ha sido la primera en actuar – y a buen seguro no será la última – pero existen numerosas alternativas que facilitarán la evolución del móvil para convertirlo en un terminal triple de voz “pura” (GSM), datos “puros” (GPRS, 3G, EDGE) y VoIP. Las dos primeras funciones serán a la larga ‘auxiliares’ y pemitirán acceder a estas funciones – con precios más elevados – cuando las redes de datos no proporcionen cobertura o prestaciones suficientes. Sin embargo, el futuro de estas redes es tan prometedor como inexplicablemente lento en su implantación.

La primera opción es la que ha seguido T-Mobile: los puntos de acceso son cada vez más numerosos y algunas empresas como la propia T-Mobile o Boingo disponen de miles de hotspots – incluido nuestro país – repartidos sobre todo en el continente americano. En Asia y Europa la situación es mucho más dispar (como siempre), pero lo cierto es que iniciativas como la ya mencionada Fon pretenden ampliar la cobertura de forma gradual. Lamentablemente, esta propagación es muy lenta y sólo los núcleos urbanos de cierta entidad pueden aspirar a tener un porcentaje decente de cobertura WiFi.

La segunda, mucho más relevante para este propósito, es la tecnología WiMAX. La propuesta de Intel para redes inalámbricas de gran alcance sigue inexplicablemente en un estado de eterna gestación de la que no acaba de salir. Los dispositivos ya están preparados, la tecnología está pulida, pero pocas o ninguna implantación práctica se han visto hasta la fecha. La industria no parece estar convencida de una tecnología que a mi modo de ver representa la solución perfecta para un mercado que necesita menos hotspots y más antenas WiMAX, que ofrecerían una infraestructura similar a la que actualmente tenemos con las antenas móviles.

¿La tercera? Las operadoras: sólo ellas tienen el verdadero potencial de hacer que estas dos tecnologías – y otras alternativas – sean implantadas a gran escala en todo tipo de áreas, ya sean metropolitanas o no. ¿Cuál es el problema? El dinero, claro. Es difícil renunciar a los jugosos beneficios de la telefonía móvil – no digamos ya los de los mensajes – que desaparecerían de un plumazo al comunicarnos a través de redes de datos. Sin embargo, esa pérdida podría ser contrarrestada por todo un mundo de servicios de calidad. Televisión a través del móvil, juegos y otros muchos servicios interactivos potenciarían la inversión de los clientes, que estarían más que contentos de acceder a estas plataformas de futuro… que ya existen en países como Corea del Sur y en ciudades como Seúl, un paraíso tecnológico en el que sus ciudadanos hacen con el móvil lo que los españolitos hacemos sólo con el PC y una conexión ADSL.

Y es que el futuro ya está aquí. O más bien, en Seúl. Aquí llegará, pero más tarde.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “El futuro de las comunicaciones móviles

  1. JaviPas dice:

    Yo había oído el nombrecito, pero no estaba seguro de lo que hacía. Está claro que lo de unificar servicios está de moda, porque GrandCentral y Jaxtr hacen algo similar…

    Lo importante: estar siempre disponible, sea en el número de tfno que sea… o en el protocolo y cliente que uno utilice.

  2. Puestos a soñar, las operadoras podrían implantar sus redes wimax y a los ususarios cobrarnos una tarifa plana mensual por los servicios de voz ip y datos. Yo no soy de los que consumen mucho de teléfono móvil (mi factura oscila entre los 25 y 35 euros mensuales) pero sí que estaría dispuesto a pagar un poco más si con una tarifa plana puedo navegar todo lo que quiera con mi portátil y hablar todo el tiempo sin preocuparme del coste. Utópico, pero posible ¿o no?

  3. nnarayann dice:

    ¿Y por qué no?. Supongo que en Seúl antes tendrían operadoras como aquí tenemos ahora (aunque no se si con el mismo nivel de monopolio). Es cuestión de enfocar el negocio hacia otro sitio y no quedarse estancados.

    Es que es de risa ver como ofrecen promociones de un mes de llamadas gratis sólo los fines de semana, tarifas planas abusivas, o canales de televisión a precio de oro.

    Y mejor no hablamos de cosas importantes como velocidad en la transmisión de datos y cobertura 3G, terminales ofrecidos para tales fines… de risa vamos. Todavía no se que hacen poniendo antenas de telefonía, no ven que eso es pan para hoy y hambre para mañana?

    En fin, algún día tendremos tarifa plana total de voz y datos en todo el país, a precios asequibles… y en Seúl ya llevaría 15 años siendo gratis.

Comentarios cerrados