Tecnología

Un paseo por la WWDC 2022

Ayer tocaba cubrir la WWDC 2022, que es una conferencia para desarrolladores pero que en su charla inaugural pasa bastante de ellos. Que yo recuerde no hubo apenas mención a temas de desarrollo, y sí un montón de novedades de sus plataformas software y hardware.

Craig «Hair Force One» Federighi fue protagonista absoluto de un evento que curiosamente reunió a periodistas físicamente, pero no para ver a los mandamases de Apple en directo: lo que vieron fue un cine al aire libre con la conferencia pregrabada, un formato curioso que eso sí, luego permitió que los asistentes toquetearan un poco ese MacBook Air M2 (2022) del que luego hablaré.

El caso es que durante las dos horas de conferencia hubo muchas novedades. No hubo grandes revoluciones aquí, pero sí cosas interesantes que contar en todas las plataformas. Aquí están mis impresiones sobre cada una de ellas:

  • iOS 16: de repente la pantalla de bloqueo es personalizable, un cambio bienvenido que espero sea parte de una futura pantalla activa en los iPhone 14, como se viene rumoreando. En Apple se han dado cuenta que la personalización es guay para mucha gente, así que el hecho de que abran un poco la puerta a estas cosas es buena noticia. Hay mejoras para la aplicación Home de control domótico que supongo que serán estupendas para quien haga uso de esas opciones. Cosas más bien menores, pero curiosas.
  • CarPlay: aquí curioso el inciso que Apple hizo con su software para integrar el iPhone con nuestro coche. Diría que esto tiene mucho que ver con su largamente rumoreado coche autónomo (o plataforma para coche autónomo), y hay quien habla ya de que la próxima versión de CarPlay será ya directamente un sistema operativo para el coche. Una especie de iCar OS, si me apuráis. Pues no sé. Todo es posible.
  • watchOS 9: los relojes inteligentes de Apple son ahora un poquito más listos a la hora de hacer seguimiento de nuestra actividad, pero también de temas más interesantes a nivel médico como la fibrilación auricular o esa opción de tener recordatorios para tomar medicinas. Buena jugada de Apple, que va añadiendo cositas útiles en su reloj y convirtiéndolo cada vez más en un compañero muy práctico para gente en ese escenario —uno en el que tarde o temprano estaremos todos, me temo—.
  • Apple M2: sobre esto probablemente haga un post independiente en el futuro, pero la evolución del M1 es bastante discreta en mi opinión. Su antecesor fue un pelotazo de tal calibre que ahora el nuevo chip no me parece para tanto. Como dicen en AnandTech, no hay apenas cambios en la fotolitografía y las mejoras en el rendimiento de la CPU son modestas. La GPU sí gana enteros, y curiosamente Apple deja que consuma un poco más para ser aún más potente. La novedad es sobre todo el soporte de la memoria LPDDR5, más rápida, pero más allá de eso aquí no hay grandes revoluciones. Bien, pero tampoco nada del otro jueves. Para haber tardado año y medio desde que apareció el M1, la cosa es más bien decepcionante, y cabe esperar las futuras versiones Pro, Max y Ultra, que serán estupendos pero quizás no saltos súper radicales (salvo en GPU, ahí cuidado) respecto a los actuales.
  • MacBook Air M2 (2022): bastante estafa me parece este equipo. Probablemente le dedique un post en el futuro, pero la hoja de especificaciones me deja bastante frío en un equipo que cuesta 1.500 lereles en su versión base (8 GB de memoria unificada, GPU de 8 núcleos y 256 GB de SSD) y que se va casi a los 1.900 euros en su versión con GPU de 10 núcleos, 512 GB de SSD y que aún así mantiene los 8 GB de memoria unificada. Sobre esto, insisto, haré un post porque me parece bastante vergonzoso. El equipo tiene su aquel, pero el precio es en mi opinión absolutamente desorbitado aun con el M2. Y el diseño, por cierto, me da penita. Con lo estupendo que era el diseño en cuña de los MacBook Air de toda la vida… Ays.
  • macOS 13 Ventura: el nuevo sistema operativo de los ordenadores de Apple hubiera pasado totalmente desapercibido si no fuera por la novedad que para mí fue la gran sorpresa del evento: la llamada Continuity Camera, que permite convertir el iPhone en la webcam del equipo. La idea es sencillamente genial porque de nuevo mejora un concepto que ya existía por ejemplo con Windows y móviles Android. Por cierto, molaría que ofreciesen algo así con móviles Android, pero vamos, ni de blas. Esperemos que la opción acabe siendo plagiada por Windows de alguna forma. Hay nuevo diseño para las Preferencias del Sistema, y lo de Passkeys es curioso si eres usuario del ecosistema Apple y hace que apps como LastPass lo tengan chungo. Por lo demás, actualización totalmente meh.
  • iPadOS 16: el sistema operativo de los iPad está cada vez más cerca de macOS, sobre todo con esa nueva característica multitarea de poder redimensionar y superponer ventanas. Trabajar con el iPad como PC de sobremesa esa ahora más fácil, pero una vez más veo esto como una especie de quiero y no puedo. Entiendo que el iPad quiera crecer y convertirse en un producto más versátil, pero si quieres productividad para mí un portátil es mucho más práctico salvo que puedas sacarle partido a la pantalla táctil.

En general el evento me pareció una vez más algo denso, como apelotonado. Había tanto de lo que querían hablar que comprimieron la información y aún así se hizo algo largo. Entiendo que Apple quiera demostrar que sigue haciendo cosas importantes en sus plataformas software, pero a estas alturas estos productos están ya muy pulidos y es difícil ver grandes revoluciones.

Que yo sepa en Apple no se plantea algo tipo «rolling release» para macOS, iOS y el resto, pero a estas alturas quizás no estaría de más darle una vuelta a la idea porque la sensación que me queda en muchos casos es «¿y esto es todo lo que una empresa como Apple puede hacer en un año para mejorar macOS/iOS/etc?». Es cierto que cada cambio en esas plataformas es demasiado importante para tomárselo a la ligera —cuando tienes más de 1.000 millones de usuarios no hay muchas oportunidades de dar grandes saltos—, así que estos eventos anuales son un poco forzados.

Por lo demás, esto es un suma y sigue de una Apple que ya hizo su particular revolución en sus Mac hace un año y medio con el M1. No parece que haya muchas opciones para el iPhone, el iPad o el Apple Watch —mogollón de gente que conozco lo llama iWatch, je— vivan algo así. Supongo que la esperanza está en las famosas gafas de realidad virtual/aumentada que se espera lleguen en 2023. Ahí la cosa puede que se anime bastante, pero hasta entonces, esto es lo que hay.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Responder a Jorge Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 comentarios en “Un paseo por la WWDC 2022

  1. jinks dice:

    Sobre la Continuity Camera… me parece que convertir tu mejor móvil en una webcam es dilapidar recursos. Un móvil de hace 4 ó 6 ó 8 años hace el papel perfectamente. Supongo que habrá más softwares que lo hagan bien, pero DroidCam lo hace de coña.
    Puede ser gratis, reciclas hardware, puedes conectar varios smartphones…

    • Aquí Apple ha hecho lo de siempre: en lugar de permitirlo para reaprovechar sus viejos iPhones, solo puedes hacerlo con lo último (y más caro).

      A mí DroidCam nunca me ha pirulado especialmente bien, y lo que valoro de esto es esa forma tan sencilla y transparente de lograr algo útil sobre todo ahora que la videoconferencia es el pan nuestro de cada día.

  2. tzinm dice:

    En cuanto a iOS 16, además de las cosillas que comentaron en el evento del pasado lunes, en la web de Apple están recopiladas ¿todas? estas mejoras. Echando un vistazo rápido, hay cosillas chulas (no recuerdo si alguna de ellas se mencionó):

    Bloqueo de los álbumes «Oculto» y «Eliminado» de forma predeterminada.
    Subtítulos en tiempo real en FaceTime
    Detección de duplicados la aplicación de Fotos
    Handoof en FaceTime. No solo podrás trasladar las llamadas desde un dispositivo a otro, sino que además el dispositivo bluetooth de audio también se conectará a este (no sé si se limitará únicamente a los auriculares de Apple, no se especifica).
    Mejoras generales en sus aplicaciones nativas (Mail, Recordatorios, Safari, etc.)

    Respecto a las novedades del resto de sistemas operativos, salvo lo que se vió en la presentación no he revisado qué otras características han incorporado.

    Lo realmente interesante de la Continuity Camera no es solamente convertir tu iPhone en una webcam (la calidad de imagen supongo que tiene que estar a años luz de lo que te puede ofrecer cualquier otra webcam, inclusive la de los propios Macbook), sino la posibilidad de utilizar el sensor gran angular para mostrar el escritorio como si tuvieses una cámara grabando directamente desde arriba.