Tecnología

Es 2020 y las webcam de los portátiles son una castaña

El otro día un chico hacía un comentario curioso en Twitter. Hablaba de cómo la gente se estaba dando cuenta por fin de lo malos que eran los micrófonos de sus móviles y portátiles.

Yo contestaba yendo más allá. Los micrófonos son malillos —probad a grabar un podcast desde ellos— pero lo que suele ser lamentable en casi todos los portátiles es la webcam. Yo he sufrido el problema tanto en los MacBook Air que tuve hace años —siempre se ha dicho que las webcams de los Mac eran una castaña pilonga— como en el Dell XPS 13 que uso a diario. Es el primer modelo que salió (el 9343), y como muchos de sus sucesores, la cámara está situada en la parte izquierda del marco inferior de la pantalla.

Dell tuvo que colocarla ahí para poder presumir de su InfinityDisplay, así que a esta webcam era y es horrible por partida doble. Primero por su calidad, y segundo por esa posición que hace que la tecnología PapadaVision™ muestre una perspectiva poco atractiva del usuario. Hasta a mí, fibroso entre los fibrosos (je), me saca papada. Es una visión horrenda y que hace que acabe recurriendo a elevar el portátil las pocas veces que la he usado para que el ángulo y la perspectiva mejoren.

Lo que no mejora es la calidad.

Esto último no es un problema solo del Dell XPS 13, sino de todos los portátiles del planeta. Al menos, de todos los que yo conozco. Las webcams de estos equipos cuentan con sensores muy limitados que no han evolucionado demasiado en todo este tiempo. En los nuevos Dell XPS 13 al fin han logrado al menos corregir el tema de la posición (ya están arriba), pero la calidad, que yo sepa, es básicamente la misma. Te saca de un apuro y te permite hacer videoconferencia, pero aquí parece que estuviéramos como hace 20 años, porque la calidad de la imagen es terrible.

Ahí la tenemos. La tecnología PapadaVision™ en acción en un Dell XPS 13. Fuente.

Sorprende aún más teniendo en cuenta cómo ha avanzado la fotografía móvil. Los sensores de los teléfonos actuales son la pera limonera, pero incluso un sensor modesto no parece una cosa tan difícil de integrar en un portátil. Hay un problema de espacio (el grosor de las pantallas es escaso), así que básicamente los usuarios de portátiles están vendidos, porque de donde no hay (de momento) no se puede sacar. Es curioso: tenemos reconocimiento facial en portátiles, pero las webcams siguen siendo una patata. Qué cosas.

La reflexión viene a raíz de un tuit que retuiteaba hoy Antonio Sabán (que últimamente me da muchas ideas para posts aquí y en Xataka, ¡gracias crack!). En él aparecía Joanna Stern, de The Wall Street Journal, que da su toque gracioso a la tecnología en este medio muy en la línea de lo que hacía David Pogue —que tras éxitos muy celebrados como este se equivocó al apostar por Yahoo!, por cierto—. El vídeo era estupendo y comparaba diferentes webcams para luego compararlas con las de un iPhone. La diferencia era pasmosa:

El vídeo es estupendo y la idea lo es aún más: el confinamiento al que estamos sometidos por el coronavirus ha hecho que muchísima gente esté ahora usando todo tipo de aplicaciones de videoconferencia. Muchas de ellas desde el móvil, claro —hasta en eso ha conquistado el mercado—, pero muchas también desde portátiles porque quienes hacen videoconferencias de trabajo suelen usar esas webcams de sus portátiles.

Algunos tendrán una webcam independiente con calidad 1080p y conexión USB, pero serán los menos. Yo hasta me lo planteé alguna vez en algún Black Friday, pero siempre me echa para atrás mi infalible sentido práctico: no compres lo que no vayas a usar (demasiado). Hay otras opciones, claro, como la de usar la cámara de tu móvil como webcam del ordenador —le mandaba a un lector el tuto que hicimos en Xataka para lograrlo—, pero en general la gente no se quiere complicar demasiado la vida y prefiere una webcam mala que ya está integrada a estar haciendo paripés con su móvil, apps como DroidCam y conexiones entre uno y otro para que le vean mejor al otro lado. Quitaquita.

Lo cierto es que la cosa tiene difícil solución. No hay muchas opciones a nivel tecnológico por motivos de espacio, y ni siquiera la opción de algunos portátiles de Huawei (escondiendo la webcam bajo una tecla) es especialmente buena para resolver esos temas: puede ayudar a la calidad, pero la amenaza de la tecnología PapadaVision™ sigue ahí. De hecho las webcams tienen un problema: introducen un vector de problemas a la privacidad, porque los RAT (Remote Administration Tool) que infectan equipos portátiles dan acceso a las webcam y permiten a los chicos malos espiar al usuario sin que este se entere.

Eso ha provocado la sana costumbre de tapar la webcam con una pegatina o algún invento de los que venden en tiendas online para taparla y destaparla fácilmente, y aunque ciertamente el reconocimiento facial en portátiles mola, creo que el lector de huella acaba siendo una opción igual de válida como solución biométrica. Mi propuesta para solucionar el tema es otra, de hecho, Una un poco más radical. O quizás demasiado radical.

Erradiquemos las webcams de los portátiles. Fuera webcams.

Algunos fabricantes lo hacen. Fijaos en ese espectacular Asus Zephyrus G14 del que hablaba el otro día: no tiene webcam. Qué curioso, ¿verdad? Fuera problemas: si quieres hacer videoconferencia, hazlo con tu móvil o conecta tu móvil al portátil para usarlo de webcam. Ele.

La idea es curiosa, pero creo que no es factible. Las webcams, por malas que sean, son (la mayoría de las veces) mejor que nada. Quitarlas sería quitar opciones, y yo no suelo estar a favor de quitar opciones. Más bien lo contrario.

Así que, queridos lectores, estamos apañaos. Es 2020 y las webcams de nuestros portátiles siguen siendo horrendas, pero es que es poco probable que la cosa cambie en los próximos años.

Problemas del primer mundo, claro.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas —la mayoría (si no todos) de los enlaces son afiliados— casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Xiaomi RedmiBook 16: atentos a la preventa de este portátil de 16,1? Full HD con un AMD Ryzen 5 4500U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, batería de 46 Whr, muy bien por 698,43 euros en GearBest
  • Honor 9X Pro: 6,59 pulgadas, Kirin 810, 6 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4.000 mAh, lector de huella en el lateral, selfie pop-up, está a 249,90 euros en la tienda Honor oficial
  • Honor 20 Pro: 6,26? con un Kirin 980, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad (uauh) , cámara quad (48+8+16+2 MP), zoom 30X, 4.000 mAh, huella en lateral, servicios y apps de Google incluidas, Android 9 Pie. Está a 399,90 en la tienda de Honor (baja de 449,90).
  • Xiaomi Redmi Note 9 Pro: recién estrenado, 6,67 pulgadas, Snapdragon 720G, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliable), cámara quad (48+8+5+2 MP), 5.020 mAh, lector de huella en el lateral, está 249 euros en Amazon (baja de 269). Regalo Mi In Ear Basic
  • HyperX Cloud Stinger: auriculares gaming con diseño ultraligero, memory foam, diadema ajustable, drivers de 50 mm, están a 42,99 euros (bajan de 59,95).
  • Webcam 1080p: una webcam para PC y portátil con micrófono con reducción de ruido, conexión USB 2.0, tapa de webcam para proteger privacidad. Está a 27,90 euros en GearBest, envío desde Alemania.
  • Microsoft Pro Intellimouse: un ratón con cable USB con sensor pixart PAW3389 mejorado, dos botones para el pulgar, rueda de desplazamiento programable, luz trasera personalizable. Está a 39,5 euros en Amazon Alemania envío incluido (en Amazon Esp 62,11).
  • Xiaomi Air 2: auriculares inalámbricos con soporte de Google Assistant, cancelación de ruido, Bluetooth y codec LHDC, control táctil, 14 horas de autonomía con estuche. Están a 46,50 euros en GearBest (en Amazon 63)
  • Apple Watch Series 5: con GPS, eSIM para conexión 4G/LTE, caja de acero inoxidable 40 mm, correa de acero Milanese Loop, está a 649 euros en Amazon (baja de 799).
  • Trípode Hama Star 05: para cámaras de foto y vídeo, altura de 36,5 a 106,5 cm, 4 secciones por pata, incluye bolsa de transporte, pesa 520 g. Está a 13,99 euros en Amazon (baja de 19,90)
  • Puzzle Harry Potter 1000 piezas: un puzzle de 70 x 50 cm 1.000 piezas con todos los protagonistas de la saga de Harry Potter. Está a 11,95 euros en Amazon (baja de 15,95).
  • AOC U2879VF: un monitor de 28 pulgadas con resolución 4K UHD, panel TN, 1 ms de tiempo de respuesta, está a 199,99 euros en Amazon (baja de 299,99).
  • Logitech K380: hablan súper bien de él. Teclado inalámbrico Bluetooth multidispositivo con easy-switch para tres dispositivos distintos, está a 39,99 euros en Amazon (baja de 51,99)
  • Tarjeta MicroSD SanDisk Ultra 256 GB: si quieres tener capacidad de sobra en tu smartphone, est tarjetita es una gran solución. Incluye adaptador SD, hasta 100 MB/s de transferencia. Está a 34,99 euros en Amazon (baja de 84,99).
  • Realme 6: un modelo de 6,5? ¡a 90Hz! (por este precio eso es una pasada) con un Mediatek Helio G90T, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara quad (64+8+2+2 MP), 4.300 mAh de batería, lector de huella en el lateral, está a 198,65 euros en Amazon (baja de 219).
  • HP Pavilion 15-bc520ns: un portátil de 15,6? FullHD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, 1 TB de HDD, una NVIDIA GeForce GTX 1650, sin sistema oeprativo, teclado español. Está a 899,99 euros en Amazon (baja de 1.199,99).
  • Microsoft Bluetooth Mouse: un ratón inalámbrico que funciona con Bluetooth, buena opción para portátiles pero también para el iPad ahora que lo soporta, por ej. Está a 12,90 euros en Amazon (baja de 22,99).
  • Auriculares inalámbricos Bakibo: con soporte Bluetooth 5.0, emparejamiento rápido, sonido estéreo, protección IPX7, estuche de carga de 3.100 mAh, control táctil. Están a 19 euros en Amazon con el código CPERYOD2 (bajan de 36).
  • Moto G8 Power Lite: 6,5 pulgadas, Helio P35, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (16+2+2), y sobre todo batería de 5.000 mAh que debe durar una semana porque este es modesto en prestaciones. Está a 159 euros en Amazon (baja de 179).
  • Medion Akoya S6445: un portátil de 15,6 pulgadas Full HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM (para sesiones ligeras, sin problemas), 512 GB de SSD, Windows 10 y teclado español. Muy bien por 499 euros en Amazon (baja de 699,99).
  • Medion Akoya M80: un PC de sobremesa con un Intel Core i3-9100, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD y una gráfica AMD Radeon RX560, Windows 10. Nada mal por 329,99 euros en Amazon (baja de 529).
  • Medion S22003: un PC de sobremesa ideal para PC de salón. Intel Core i3-5005U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Intel HD Graphics, sin sistema operativo. Está a 199 euros en Amazon (baja de 399,99).
  • Ratón inalámbrico VicTsing: un modelo básico pero funcional, con adaptador USB, 6 botones, hasta 2400 DPI, rueda central, está a 6,99 euros en Amazon con el código RDD574PC.
  • Trust Tytan 2.1: un conjunto de altavoces estéreo con un subwoofer de 120 W, potencia RMS de 60 W, botón ECO, conectores auxiliares, botones para controlar volumen y sonidos graves. Está a 47,92 euros en Amazon (baja de 79,99)
  • Realme 5i: con 6,52?, un Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara quad (12+8+2+2 MP), 5.000 mAh de batería gloriosos, está a 159 euros en Amazon (baja de 159).
  • Humble Bundle Cities Skylines: podéis conseguir todas las ediciones de este juego tipo Sim City por 16,50 euros, pero si no queréis tanto, tenéis packs por 1 euro o 7,28 euros.
  • Suscripción 12 meses PlayStation Plus: suscripción al servicio online de PlayStation para disfrutar a tope de la PS4. Está a 41,99 euros en Amazon (baja de 59,99).
  • Amazon Prime Estudiantes: la suscripción a Amazon Prime está a solo 18 euros al año (60 para usuarios normales) con un periodo gratuito de 90 días de prueba. Ya sabéis, con ella tenéis entrega rápida gratis, Prime Video y Prime Music.
  • Pendrive SanDisk 128 GB: una llave USB de memoria con 128 GB de capacidad, conexión USB 3.0, hasta 130 MB/s de transferencia, está a 16,79 euros en Amazon (baja de 29,99).
  • OnePlus 8: telefonazo de 6,55? a 90 Hz, Snapdragon 865, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+16+2 MP), 4.300 mAh de batería, está a 559 euros en AliExpress Plaza. Envío desde España, garantía de 2 años, ya sabéis.
  • Huawei Watch GT 2e: el nuevo modelo de este reloj inteligente con chip Kirin A1, pantalla de 1,39?, 85 modos de entrenamiento, SPO2, sensor de frecuencia cardíaca, GPS, de todo. Está a 159 euros en Amazon (baja de 179)
  • Amazon Music Unlimited: vuelve la oferta de tres meses gratis de este servicio que compite con Spotify. Solo para nuevos clientes, luego 9,99 euros/mes.
  • Mando PowerA para Nintendo Switch: con diseño Minecraft, inalámbrico con Bluetooth 5.0, está a 34,99 euros en Amazon (baja de 51,81).
  • WD My Passport SSD 256 GB: una unidad SSD externa que llega a 540 MB/s de transferencia, buena capacidad, USB -C (USB 3.1 Gen 2), compatible con PC, PS4 y Xbox One, está a 54 euros en Amazon (baja de 101,99).
  • Unidad SSD PNY XLR8 500 GB: un disco en formato SSD M.2 NVMe con una capacidad de 500 GB, hasta 3.500 MB/s, está a 84,99 euros en Amazon (baja de 101,34).
  • Webcam Docooler 1080p: una webcam USB para videoconferencias, graba a 1080p, y aunque no será súper calidad, no es mala alternativa ahora que este segmento está como está. La tenéis a 15,99 euros en Amazon con el código 9E42VP6M
  • Xiaomi Roidmi F8 Lite: una aspiradora sin cable, versión EU, motor de 80.000 rpm, batería de 40 minutos, depósito de 0,4 litros, está a 174,64 euros en Amazon (baja de 249).
  • Nuevo iPhone SE (64 GB): recién salido del horno con su pantalla de 4,7?, procesador Apple A13 Bionic, cámara de 12 Mpx, Touch ID, una gran opción si queréis un iPhone más asequible. Está a 489 euros en Amazon.
  • Poco F2 Pro: el cholloteléfono. 6,67 pulgadas, Snapdragon 865, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (64+5+13+2 MP), 4.700 mAh, toma de auriculares, NFC, carga rápida 33 W. Está a 492,90 euros en GearBest.
  • MSI Modern 14 A10RB-665XES: un portátil fantástico de 14? Full HD con un Core i5-10210U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, una NVIDIA MX250 y teclado retroiluminado en español, sin sistema operativo. Está a 849,99 euros en Amazon (baja de 1.099,99).
  • Xiaomi Air 2S TWS: los auriculares inalámbricos de Xiaomi que compiten con los AirPods. Control táctil, mejor latencia, hasta 24 de autonomía gracias al estuche de carga, están a 55,70 euros en GearBest.
  • Moto G8: un móvil majete de 6,4 pulgadas, un Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (16+8+2+12 MP), batería fantástica de 5.000 mAh, está a 199 euros en Amazon.
  • Samsung UE50RU7172: una Smart TV de 50 pulgadas con resolución 4K UHD, modelo de 2019 con HDR 10+/HLG, tecnología PurColor, está a 339,99 euros en eBay (baja de 399).
  • SanDisk Ultra 200 GB microSD: una tarjeta Micro SD con adaptador a SD, capacidad brutal de 200 GB para vuestros móviles y tabletas, clase 10, hasta 100 MB/s de transferencia, está a 33,52 euros en Amazon Alemania, envío incluido (en España 39).
  • MSI PRO 22XT 9M: un ordenador todo-en-uno tipo iMac, pantalla de 21,5?, Full HD, Intel Celeron G4930, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, sin sistema operativo, modesto pero baratísimo. Está a 449,99 euros en Amazon (baja de 699)
  • Huawei Watch GT Sport: un reloj inteligente con monitorización del sueño TruSleep, GPS, sensor de ritmo cardíaco, está a 99 euros en Amazon (baja de 130).
  • Moto G8: un smartphone de 6,4? con un Snadpragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (16+8+2), 4000 mAh de batería, está a 169,90 euros en Amazon (baja de 199,90).
  • Medion Akoya X58222: un monitor gigante de 31,5 pulgadas y resolución QHD (2.560 x 1.440) con entradas HDMI y DisplayPort, 5 ms de tiempo de respuesta, está a 174 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 9S: el nuevo cholloteléfono de este fabricante, 6,67?, Snapdragon 720G, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara quad (48+8+5+2 MP), conector de auriculares, 5.020 mAh, está a 190 euros en Amazon.
  • Samsung Evo 860 1 TB: unidad SSD SATA de 2,5 pulgadas con capacidad brutal de 1 TB, hasta 550 MB/s de transferencia, está a 138,30 euros en Amazon (en PcCom 199).
  • Oppo Reno 2: 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 425 euros en Amazon (baja de 499).
  • Samsung 65RU8005: una Smart TV de 65 pulgadas gloriosas con 4K, UHD, HDR 10+, One Remote Control, soporte Alexa, Ultra Dimming, está a 759,99 euros en Amazon (baja de 1.338,99).
  • Cecotec Outsider E-volution 8,5 Phoenix: patinete eléctrico plegable, hasta 25 km/h, autonomía de hasta 25 km, tres modos de conducción, luces frontal, trasera y de freno, hasta 120 kg de peso, está a 289 euros en AliExpress con el código CECOTEC10ABR.
  • MSI Optix G271: un monitor de 27 pulgadas con resolución Full HD y frecuencia de hasta 144 Hz para gaming. Está a 249,99 euros en Amazon.
  • TCL Plex: un smartphone de 6,53?, Snapdragon 675, 6 GB de RAM, 12 8 GB de capacidad (ampliables), cámara triple de 48+16+2 MP, 3.820 mAh, conector auriculares (!). Está a 199 euros en Amazon (baja de 279).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, NFC, buena opción recién salida del horno. Está a 150,99 euros en Amazon.
  • TCL 50DP602: una Smart TV de 50 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, Dolby Digital Plus, plataforma Smart TV 3.0, está a 369,99 euros en Amazon (baja de 420 euros).
  • Sharp LC-55UI8652ES: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR+, Smart Aquos Net+, 3 x HDMI, 2 x USB, altavoces Harman Kardon, está a 369,99 euros en Amazon (baja de 799,99). La versión de 49 pulgadas cuesta 329,99 euros en Amazon.
  • Samsung UE43RU7172: una Smart TV con resolución 4K UHD, soporte HDR, altavoces de 20 W, está a 277 euros en eBay.
  • Samsung 65RU7405: una Smart TV alucinante de 65?, modelo de 2019, resolución 4K UHD, soporte HDR1’+, One Remote Control, soporte Apple TV y Alexa, está a 669,99 euros en Amazon.
  • Hosome V912 LDS: un robot aspirador con tecnología LDS y Slam para navegación eficiente, app móvil de control, tres cepillos, caja de 600 ml y tanque de agua de 300 ml, limpia y friega 150 m2, está a 259,99 euros en Amazon.
  • Samsung 55RU7105: una Smart TV de 55 pulgadas (modelo 2019) con resolución 4K UHD, soporte HDR10+, procesador 4K, mando One Remote, soporta Apple TV, Alexa, está a 373 euros en eBay.
  • SanDisk SDSSDA 240 GB: una unidad SSD interna SATA de 2,5? con una capacidad de 240 GB, transferencias de hasta 535 GB/s, está a 42,99 euros en Amazon (baja de 53,99).
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 157,27 euros en Amazon.
  • HiSense H50AEE6400: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, plataforma VIDAA U, modo deporte, está a 349,99 euros en Amazon.
  • Lenovo IdeaPad C340-14API: un portátil convertible en tablet muy majo de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 y teclado en español por 579,99 euros en Amazon.
  • HiSense H65A6500: una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, con la plataforma VIDAA U, modo deportes, WiFi, Precision Color, está a 578,13 euros en Amazon.
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 comentarios en “Es 2020 y las webcam de los portátiles son una castaña

  1. Pues antesdeayer maqueté un portátil ultra-mega barato, y me pilló una videoconferencia a mitad de maquetado. Duré 5 minutos, antes de cambiar al viejo MacBook Air que hay por casa. Un ángulo de visión penoso, una luminosidad pésima, y una calidad general ínfima. Puedes quejarte de la webcam de un Dell XPS, pero fliparías con la de un guarri portátil de 199 pavos. Abrazos.

  2. Land-of-Mordor dice:

    Incluso yo diría que el espacio no es problema. Menos espacio hay en muchos terminales para la cámara frontal y llevan sensores mucho mejores. Creo que la cuestión más que espacio o posibilidad tecnológica es el coste del elemento en sí: las que ponen tendrán uno «despreciable» para los fabricantes ¿1-2$ por unidad? y poner algo mejor se les subiría de precio. No porque comparativamente el precio por unidad en el mercado sea sensiblemente diferente, sino porque al compartir la mayoría de las gamas del mismo fabricante el mismo modelo de sensor harán grandes compras por volumen para varias generaciones de dispositivos. Hasta que no acaben con el stock «propio» no renuevan. Y teniendo en cuenta el «frenazo» en la venta de equipos de los últimos años, algunos fabricantes todavía pueden tener stock para un par de generaciones de portátiles por lo menos.

    • Pues ahí tienes un punto, efectivamente las frontales de los móviles son estupendas en comparación y no ocupan demasiado. No sé. Creo que no es un argumento que la gente haya apreciado tradicionalmente, y claro, si puedes ahorrar por algún lado…

  3. inthenite dice:

    Características mínimas para un portátil en 2020:
    -Pantalla FullHD
    -Disco duro SSD
    -Webcam FullHD situada en parte superior central del monitor
    Parece mentira que haya portátiles a la venta que no cumplan estas condiciones y te sigas encontrando basura por ahorrar unos pocos euros. ¿Algo más que haya que añadir a la lista?

    • josemicoronil dice:

      Cuidado con portátiles de menos de 800€ con pantallas 1080p, ya que usan paneles TN con muy poco brillo para ahorrar costes, en vez de una IPS.

      En general, también hay que tener en cuenta en ese tipo de portátiles «relativamente baratos» que muchas veces cuando compras potencia, también compras mala construcción y viceversa, y personalmente lo he estado sufriendo en mis carnes con un Toshiba Satellite.

      Un saludo.

  4. Sí que son malas, pero… ¿de qué sirve hacerlas mejores, si después de pasar por internet (skype, por decir algo) la imagen ha perdido tanta calidad que es irrelevante?

    Si vas a hacer un vídeo de calidad con tu cara, por supuesto que deberías usar una buena cámara (externa). Pero, para videoconferencia, el único que podría notar algo eres tú. La otra parte no notaría la diferencia entre una webcam de dos dólares o una de cien euros.

    No es que no se pueda, es que no vale la pena.

    • La compresión no ayuda, pero si la imagen de partida es mala ya apaga y vámonos. No entiendo bien lo último: yo noto cuando alguien al otro lado tiene una buena webcam, sobre todo en móviles.

      Yo creo que sí se nota la diferencia. Otra cosa es que esa diferencia realmente aporte valor a la videoconferencia. Habrá casos en los que sí y otros en los que no, supongo.

  5. NicoMT dice:

    Una de esas tantas cuestiones que normalmente para mucho de nosotros pasan completamente de largo, pero ahora en estos tiempos de confinamiento forzoso adquieren otro valor… ¡Cómo somos! Jajaja. Pero sí, es muy acertado lo que planteas Javi. Ok, mi laptop es una Lenovo de gama media/baja de hace casi siete años, pero igual… Diría que ya en 2013 había smartphones con cámaras frontales mejores que las webcams de cualquier notebook actual (y ni hablemos de las traseras). He notado que ni siquiera son capaces de exponer correctamente en circunstancias totalmente manejables. Hace unos días para «videocharlar» con un amigo (desempolvé Skype después de un lustro! jaja), ya que era de noche me apunté con el velador de mi habitación hacia la cara de manera indirecta, y no pude hallar la manera de no terminar con la cara totalmente quemada. Me vi obligado a mantenerme en penumbras para que la imagen no sea tan penosa.

    Tampoco meter una cámara 4K 60fps HDR, pero considerando que en general las laptops no son precisamente una ganga, al día de hoy podrían incluir sensores un poco más a tono con los tiempos que corren. Y más considerando que incluso cuando esta dichosa pandemia haya quedado en el pasado, la modalidad de la videoconferencia es muy probable que siga siendo potenciada… Tarea pendiente para los fabricantes.

    Saludos desde Argentina!

  6. Pingback: La pesadilla de las videoconferencias | Incognitosis