Tecnología

Yo te maldigo, Instagram

Le tengo una manía especial a Instagram. Mira que suelo declarar que no soy hater de productos o servicios, pero quizás Instagram sea una de las pocas excepciones a esa regla.

Casi todo hoy lo que rodea a Instagram me parece tóxico y engañoso. A Facebool, claro, le parece justo lo contrario: esta red social se ha convertido en un filón que ha ingresado 20.000 millones de dólares en 2019, lo que supone la cuarta parte de todos los ingresos de su matriz.

Una. Absoluta. Burrada.

El cómo consigue esos ingresos es otro cantar. Instagram lleva años siendo (sobre todo) un escaparate de las vanidades. La herramienta excepcional de quienes tienen una vida y presumen de otra. Es la red social del postureo personal por excelencia como Linkedin lo es del postureo profesional.

Ciertamente no todo en Instagram es tóxico. Hay gente que se salva de la quema —a costa, en mi opinión y en muchos casos, de convertir su vida en un particular Gran Hermano Personal Edition— y lo utiliza como un canal de entretenimiento más. La gente se entretiene como quiere, así que Dios me libre de criticar algo así. Mi mujercita (¡pipi!) es por ejemplo fan absoluta de gente que tiene su gracia como buganvilialand, y aquí supongo que las filias y fobias son las que ya hemos vivido en fenómenos como YouTube. Que esta chica, María Pombo o ElRubius —salvando las distancias— tengan esa legión de seguidores con el tipo de contenidos que hacen no es algo que me haga tener muchas esperanzas en el futuro de la raza humana, pero oye, cada cual, como digo, se entretiene como quiere. Yo me veo los vídeos de Marques Brownlee y tan feliz.

El tema es que mi odio por Instagram ha ido creciendo con el tiempo gracias a temas como el que he descubierto hoy en FastCompany. Allí nos cuentan la historia de Filtergram, un servicio que apareció como una especie de versión limpia de Instagram. Mantenía el orden cronológico de los posts, censuraba aquellas publicaciones que tenían ciertos términos que podíamos configurar, y omitía (atentos) likes y comentarios de todos los posts.

De haber usado algo tipo Instagram, yo hubiera usado algo como Filtergram, que además carecía de publicidad y tenía su propio sistema de cuentas de usuario para diferenciarse totalmente de Instagram aunque «chupara» los contenidos de ella. Ben Howdle, el desarrollador británico que la puso en marcha hace años, tuvo que cerrarla el pasado mes de septiembre. ¿La razón?

Instagram cerró el grifo.

El chico aprovechaba ciertos trucos para lograr capturar los posts de Instagram y publicarlos en Filtergram sin todos esos elementos de los que hablaba, pero claro, a Instagram eso no le gustaba, así que de buenas a primeras el método que le funcionaba a Howdle dejó de funcionarle, y las formas de solucionarlo eran demasiado costosas. Su servicio, que simplemente pretendía ayudar a quienes buscaban una experiencia distinta dentro de Instagram, ya no estaba accesible. Eso sí: el chaval publicaba el código en GitHub para quien quisiera tratar de reaprovecharlo.

Entiendo que las empresas quieran proteger sus plataformas, pero los extremos a los que estamos llegando son lamentables. Twitter dio un mal paso en este sentido hace años cuando se lo puso casi imposible a los clientes de terceras partes, y también cuando compró TweetDeck y la acabó haciendo desaparecer. Facebook hizo lo propio con su servicio en 2015 y dejó de permitir que los desarrolladores mostraran los feeds de noticias en sus aplicaciones. La máxima es la misma casi siempre: it’s my way or the highway, como decían en Matrix. Son lentejas. Las comes, o las dejas.

En Instagram esa máxima es especialmente repelente porque la experiencia que han creado para los usuarios externos es engañosa e incómoda a más no poder. La interna, la de los usuarios, tampoco es que sea estupenda: me parece ridículo que en 2020 Instagram no permita hacer zoom en las fotos en la app móvil salvo que mantenga los deditos haciendo la pinza constantemente (incómodo a tope) y por supuesto me parece una absoluta guarrada que Instagram no permita meter URLs como parte del texto que describe esas imágenes. Es algo que de hecho me asombra: ellos mismos se ponen la zancadilla, porque aunque habría mucho enlace saliente, también habría mucho enlace inbound (entrante, aunque la traducción no es muy afortunada), es decir, contenido de Instagram que llevaría a otro contenido de Instagram.

Pero como digo, las guarradillas son aún más lamentables si uno no está logado en la aplicación/servicio o no es usuario de ella. Probad a entrar en cualquier cuenta de Instagram desde un navegador de escritorio —la de Xataka, por ejemplo— y bajad en la lista de fotos un poco. Al poco os encontraréis con una ventana que sale de la nada y os pide que iniciéis sesión con el mensaje «Entra para continuar». Lo mismo si abrís 3, 4 o 5 fotos de esa cuenta: en cierto momento salta la misma petición. Es terrible.

Seguro que si lo pienso se me ocurrirían más razones para odiar un poquito más de lo que odio a Instagram, pero es que a las que he citado se le une la aversión que le tengo a todos los jardines amurallados. Preciosos, fantásticos si no quieres salir de ellos… y abominables cuando sales y los ves desde fuera con un poco de perspectiva.

Lo dicho, Instagram. Yo te maldigo. Queridos amigos y amigas del postureo, esto va por vosotros. Espero que algún día podáis ser tan felices como mostráis en esta red. De verdad que sí.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Xiaomi Mi Note 10: 6,47?, Snapdragon 730G, 6 GB RAM, 128 GB de capacidad, cámara penta 108+20+12+5+macro, NFC, lector de huella en pantalla, minijack, 5.260 mAh, está a 426 euros en Amazon (baja de 549)
  • Samsung Galaxy S10e: el pequeño de la familia, pero matoncete. Con un Exynos 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, 5,8? Dynamic AMOLED, 3100 mAh, y esa opción que me mola tanto, Samsung DeX. Está a 449,90 euros en Amazon. Gran oportunidad ahora que acaban de aparecer los S20.
  • Samsung Galaxy Watch Active2: un reloj inteligente basado en Tizen con notificaciones, monitorización de frecuencia cardiaca, ECG, 247 mAh, 40 mm, un Exynos 9110, 768 MB de RAM, 4 GB de capacidad para tu música, está a 249 euros en PcComponentes (en Amazon 309 euros)
  • HP Pavilion 15: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-9300H, 16 GB de RAM (mola), 512 GB de SSD, y una GTX 1650 para jugar de forma decente. Sin sistema operativo, teclado español. Está a 699,99 euros en Amazon (baja de 899).
  • Oppo Reno 2: un smartphone armado hasta los dientes. 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 459 euros en Amazon (baja de 499).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB RAM, 128 GB capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 187 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALICUPON20.
  • Realme X2: un móvil de 6,4? con un Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara cuádruple (64+8+2+2), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh, muy completo por 259 euros en eBay (en Amazon está a 276).
  • Lámpara de escritorio AUKEY: diseño «palo de golf», 3 modos de iluminación (blanco cálido, natural, frío), atenuador con control táctil, batería de litio recargable de 1200 mA, hasta 3 horas, está a 7,9 euros en Amazon con el código 8RRCSE7N (baja de 12,99).
  • LG 55UM7610PLB: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, sonido DTS Virtual:X 20 W, soporte Alexa, webOS 4.5. Está a 519 euros en Amazon (baja de 999).
  • Cargador de coche AUKEY: me encanta este formato, compacto y discreto. Tiene una salida USB-C y otra USB, 21 W de entrega de potencia en total, fantástico para cargar los móviles y tabletas en el coche. Está a 8,99 euros en Amazon con el código JR89WKHX (baja de 15,99).
  • Medion Erazer X30: un PC modesto pero con posibilidades. Con un Core i5-9400 (muy bien), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, 1 TB de HDD a 5400 RPM (argh, pero el resto guay), una GeForce GTX 1050 para jugar (bien), WiFi y Bluetooth, y lo peor, la fuente de alimentación de 180 W muy justita. Aún así, estupendo por 499 euros en Amazon.
  • Huawei Y5 2019: un smartphone básico de 5,71?, con un MediaTek MT6761, 2 GB de RAM, 16 GB de capacidad, cámara de 13 Mpíxeles, y 3.020 mAh de batería, perfecto para niños y como móvil de batalla. Está a 88,98 euros en Amazon.
  • Cargador inalámbrico Aukey: con el estándar Qi , carga de 10 W, cable micro USB de 1 metro, está a 9,99 euros en Amazon con el código VERPPYGN (baja de 15,99).
  • Western Digital Blue 4 TB: un disco duro interno de 4 TB con conexión SATA, perfecto para ampliar la capacidad de tu PC. Está a 81,87 euros en Amazon.
  • Micro SD SanDisk Ultra 128 GB: buena oportunidad para ampliar la capacidad de tu móvil con esta tarjeta de clase 10, incluye adaptador SD, hasta 100 MB/s, está a 16,14 euros en Amazon (baja de 18,99).
  • SSD WD Blue SN550 1 TB: una unidad SSD interna en formato M.2 NVMe de nada menos que 1 TB de capacidad, hasta 2.400 MB/s, brutal. Está a 125 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Monitor HP 27fh: un monitor de 27 pulgadas con resolución Full HD, HDMI 1.4, altura ajustable, 5 ms de tiempo de respuesta, 75 Hz, está a 149 euros en Amazon (baja de 259).
  • Apple Watch Series 5: el reloj inteligente de Apple baja un poco de precio. Pantalla siempre activa, 44 mm, tiene GPS pero no eSIM, correa de slicona, chip Apple S5, sensor de frecuencia cardáica, digital crown. Está a 429 euros en Amazon (baja de 479).
  • Sharp LC-70UI9362E: una Smart TV enorme de 70 pulgadas de diagonal con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, panel de 10 bits (8bits +FRC), 2 altavoces de 10W Dolby Digital, DTS 2.0. Está a 649,99 euros en eBay.
  • Auriculares Bluetooth 5.0: unos auriculares inalámbricos con emparejamiento automático, protección IPX7 a sudor y salpicaduras, control táctil, estuche de carga, 15 horas de autonomía gracias a él. Están a 9,99 euros en Amazon con el código HOZOMMQ7
  • Monitor Gaming Ozone: un monitor de 24 pulgadas con resolución 1080p perfecto para jugar gracias a su soporte de 144 Hz y tiempo de respuesta de 1 ms. Está a 169 euros en Amazon.
  • Aspirador Cecotec Conga Thunderbrush: un aspirador vertical y de mano 3 en 1 sin cables, cabezal 180 grados, 40 minutos de autonomía, cepillo motorizado, depósito de 0,7 litros, está a 58 euros en AliExpress Plaza con el código ALI8.
  • Monitor Xiaomi Gaming: lo cierto es que de gaming tiene poco, pero aún así es un monitor majete de 24 pulgadas que destaca por un diseño sin apenas marcos. Consumo de 24 W, puerto HDMI, está a 134 euros en Banggood con el código AFfbG10
  • Cargador de pared AUKEY 60 W: un cargador con un puerto USB-C Power Delivery (PD) y otro USB 3.0, puede cargar móviles y portátiles con esa capacidad de 60 W, está a 32,99 euros en Amazon con el código KF3WLVO3 (baja de 49,99).
  • Samsung Galaxy A40: 5,9?, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual (16+5 MP), batería de 3.100 mAh, está a 169 euros en AliExpress con el código ALICUPON30 (baja de 219). En Amazon está a 182,59 euros, quizás mejor opción, la verdad.
  • Samsung LC34H892WJUXEN: monitor curvo 1800R de 34 pulgadas, panorámico (21:9) con resolución 3.440×1440 estupenda, conexión USB-C, soporte VESA, QLED, 100 Hz, 4 ms de tiempo de respuesta. Está a 449,99 euros en Amazon (baja de 549).
  • Huawei Matebook D: un portátil de 15,6? FullHD con un AMD Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, incluye de regalo unos auriculares inalámbricos FreeBuds 3 (muy chulos), mochila y ratón inalámbrico. Está a 699 euros en Amazon.
  • Sennheiser HD 4.20s: auriculares de diadema cerrados, con cable, plegables, control remoto con micrófono, muy buenas opiniones, están a 35,95 euros en Amazon (bajan de 79).
  • Teclado mecánico Krom Kernel TKL: un teclado tenkeyless sin teclado numérico, switches Outemu Red, compacto, color negro, retroiluminación LED RGB, creación de macros, anti-ghosting, 11 teclas multimedia, está a 39,91 euros en Amazon.
  • HP Pavilion 32 QHD: un enorme monitor de 31,5 pulgadas con resolución QHD (2560×1440), 300 CD/M2, USB-C, HDMI, DisplayPort, soporte HDR, está a 229,90 euros en Amazon (baja de 279).
  • Xbox One X + ‘The Division 2’: la consola más potente de Microsoft con 1 TB de capacidad, un mando inalámbrico y el juego ‘The Division 2’, está a 289 euros en Amazon.
  • Windows 10 Professional: licencia de activación para el sistema operativo de Microsoft, se envía por email, está a 1,59 euros en eBay.
  • Panasonic Lumix DC-TZ90EG: una cámara compacta con sensor de 20,3 MP, super zoom 30x, objetivo f/3.3-f/6.4 de 24-720 mm, pantalla abatible, graba 4K, WiFi, HDMI. Está a 266,50 euros en Amazon (baja de 429,99 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99,99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • Roomba 615: un robot aspirador para suelos duros y alfombras con tecnología Dirt Detect, limpieza en tres fases, está a 189,99 euros en Amazon (baja de 294).
  • Seagate Expansion Desktop de 8 TB: es incluso mejor opción por el precio por GB. Con conexión USB 3.0, brutal por 137 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Samsung U32R594CWU: un monitor curvo gigante, 32 pulgadas y resolución 4K UHD. Panel LCD, 4 ms de tiempo de respuesta, está a 354 euros en Amazon. Con esa diagonal diría que puedes verlo todo a 4K en resolución nativa sin escalar, mola.
  • PS4 Pro 1 TB: la consola más potente de Sony en estado reacondicionad65PUS6504o, garantía 2 años Amazon, 1 TB, mando inalámbrico, está a 266,20 euros en Amazon en estado «Muy bueno».
  • Philips 65PUS6504: y para jugar a tope con ellas, una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, HDR 10+ y HDR Dolby Vision, sonido Dolby Atmos, Wireless, Ethernet, aunque la plataforma Saphi parece estar un poco verde frente a webOS o Android TV. Si eso no te importa, está a 569,99 euros en Amazon.
  • MSI Alpha 15 A3DDK: 15,6 pulgadas Full HD 144 Hz (muy bien!) con un AMD Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una GPU Radeon RX 5500M bastante maja, Windows 10 y teclado en español con retroiluminación RGB. Está a 899,99 euros en Amazon.
  • Disco duro externo Seagate 5 TB: perfecto para copias de seguridad a tope, capacidad brutal de 5 TB, conexión USB 3.0, unidad compacta de 2,5 pulgadas, está a 99,99 euros en Amazon.
  • Acer Nitro 5: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD + 128 GB de HDD, GeForce GTX 1050 Ti, Linux preinstalado, teclado en español. Está a 599 euros en Amazon (baja de 799).
  • Realme 5 Pro: opción sólida y equilibrada. 6,3 pulgadas, Snapdragon 712, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), lector de huella trasero, 4.035 mAh, está a 199 euros en eBay (225 en Amazon).
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos, está a 709 euros en AliExpress Plaza con el código ALIAHORRA70 (envío desde España). En Amazon 809 euros.
  • Disco duro externo Maxtor 4 TB: una unidad ya reconocida, compacta, conexión USB 3.0/3.1 Gen 1, 4 TB de capacidad, está a 91 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU7405: Smart TV de última gama con 65 pulgadas, 4K, HDR10+, One Remote Control, soporte Apple TV, compatible Alexa, 3 HDMI, 2 USB, Ethernet, WiFi (no AC), tecnología Dynamic Crystal Color, está a 757 euros en Amazon.
  • MSI PS42 Modern 8MO: un portátil de 14? Full HD estupendo con un Core i5-8265U, 16 GB de RAM (wow!), 512 GB de SSD, sin sistema operativo, lector de huella, teclado español. Está a 799,99 euros en Amazon (baja de 949).
  • iPhone XS 64 GB (Plata): el predecesor del iPhone 11 baja de precio. 5,8?, Apple A12 Bionic, cámara dual de 12+12 MP, está a 669 euros en Amazon (baja de 1.039).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 179 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIAHORRA30. En Amazon está a 212 euros.
  • LG 49UM7100ALEXA: una Smart TV de 49? 4K, soporte HDR10 Pro y HLG, altavoces de 20 W Dolby Digital, webOS, AI ThinQ, Bluetooth, WiFi, Miracast, y soporte integrado de Alexa. Está a 359 euros en Amazon.
  • Portátil ASUS TUF Gaming FX505DY: un 15,6? con un Ryzen 5 3550H, 8 GB de RAM, 512 GB SSD (uauh), una Radeon RX560X para jugar, sin sistema operativo, teclado español. Está a 599,99 euros en Amazon, muy chulo. En PcComp está a 883.
  • Philips 55PUS6704: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR Dolby Vision y sonido Dolby Atmos, además de tener el sistema Ambilight. Está a 399 euros en Amazon (baja de 599,99).
  • ASUS R540MA: en el otro extremo está este portátil hipermodesto. 15,6 pulgadas HD (1.368×766), Intel Celeron N4000, 4 GB de RAM, 256 GB de SSD (sorpresa), con sistema operativo Endless OS, teclado español. Está a 199,99 euros en Amazon (baja de 266,99).
  • Philips 243V7QDSB: un monitor de 24 pulgadas con resolución Full HD, sin apenas bordes, VGA,HDM y DVI, está a solo 89,99 euros en Amazon (baja de 109,99).
  • SanDisk Ultra 256 GB: una microSD con adaptador SD y capacidad brutal de 256 GB para ampliar la de vuestros móviles y tabletas. Velocidad de hasta 100 MB/s, está a 31,59 euros en Amazon (baja de 84,99).
  • ASUS K543UA: un portátil de 15,6 pulgadas con resolución HD (1.366×768) que no obstante está bien armado en lo demás. Core i3-7020U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, con Endless OS (tipo Ubuntu) preinstalado, teclado español. Está a 349,99 euros en Amazon (baja de 399).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.
  • Cable 3 en 1 Multicarga: de USB a USB-C, Lightning y MicroUSB para poder elegir el extremo que más os guste y tener siempre un cable preparado para cargar todo tipo de móviles. Está a 4,39 euros en Amazon (baja de 7).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 164 euros en Amazon (baja de 200).
  • MSI GF63 Thin 9SC: un portátil gamer bastante majo de 15,6? Full HD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD (mola), una GeForce GTX 1650 Max-Q de 4 GB, sin sistema operativo, teclado español. Está a 898 euros en Amazon (baja de 1.149).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 comentarios en “Yo te maldigo, Instagram

  1. Lambda dice:

    Let hate flow within you, Anakin.

    XD

    A veces la filosofía sith es liberadora jajaja. Colas aparte, comentando con un colega, descubrimos que nos quedamos descabalgados de todo ese rollo de las socialwebs, y que prácticamente solo usamos las apps cuya función primera sea comunicarse de forma escrita. Puede estar por ahí la cosa. Supongo que a cada edad, o grupo social, va un tipo de consumo. En todo caso, la cuestión (parece) es usar nuestros ratos muertos, no dar herramientas. Un poco nuestra época va de eso. Un reducido grupo aprovecha eso, la gran mayoría simplemente lo consume. Lo que consumes, te consume.

    • No estoy tan seguro de eso: creo que Instagram es una herramienta, sin más. Que la usemos bien o mal (aquí cada uno tiene su criterio) es cosa de cada cual, pero en mi opinión el Instagram se ha convertido en una herramienta tóxica en la mayoría de los casos. Como he dicho, en todo hay excepciones, pero es una pena en lo que se ha convertido porque pintaba al sucesor de Flickr y ha tirado a otra dirección. Lo de que «lo que consumes te consume» te ha quedado muy poético, por cierto. Un poco de razón tienes, sin duda. Cada uno tiene que ser consciente de ese tipo de consumos, y aquí vuelve a repetirse lo de que los extremos nunca fueron buenos.

  2. CarlosAMG dice:

    Creo que como todo en esta vida,todo depende del uso que le des. Yo uso Instagram ,y aunque obviamente tengo a gente conocida que sigo, el mayor uso que le doy es para seguir cuentas de fotografía,tecnología y automovilismo.
    Y en mi cuenta la mayoría de fotos que subo son de paisajes ,rara vez subo fotos mías. Pero bueno,como tu bien dices,al final es una herramienta más,que depende del uso que se le dea.