Tecnología

Leyendo 'El director', de David Jiménez

Tenía muchas ganas de leer ‘El Director’, de David Jiménez (Libros del KO, está en Amazon a 17,95 euros). Hace unos días lo busqué por casualidad en eBook Pozuelo -qué invento legal este de las bibliotecas de libros electrónicos, señores- y allí estaba, casi como si estuviera esperando por mí. Aparqué el libro que me estaba leyendo estos días (‘Valley of Genius: The Uncensored History of Silicon Valley’, interesante pero pesado) y me puse a devorar esta singular experiencia de quien fue director (sorpresa) de El Mundo durante un año.

Tenéis una breve muestra aquí. Es curioso, porque he encontrado ese enlace mientras buscaba enlaces para esta entrada y el titular que El Confi -o el autor- eligió para ese artículo promocional es adaptación de una de las frases que yo subrayé en el libro:

Comprarse un periodista no era posible en España, pero como dice el dicho afgano sobre la corrupción: del alquiler se podía hablar.

La afirmación está tan bien hilada como el resto del libro, pero me temo que es extensible a muchos más campos. Probablemente a todos, de hecho. Aquí arriesgaré al citar a Robert Redford en ‘Una proposición indecente’:

Puede que la peli sea facilona, pero la reflexión y el discurso giran en torno a una idea potente: la de que todos tenemos un precio, queramos o no admitirlo. En ‘El director’ ese tema está por todas partes, porque básicamente lo que lees es un retrato de cómo funcionan (todos) los medios en mayor o menor medida no ya en España, sino en todo el mundo.

El libro está muy bien escrito y es un sorprendente pasapáginas, sobre todo teniendo en cuenta que la temática no es la de la típica novela de Ken Follett. Es la historia real -al menos, desde la perspectiva del autor- de lo que ocurrió desde que ficharon a Jiménez como director de El Mundo hasta que lo despidieron.

A cualquiera que haya trabajado en medios seguramente lo que cuenta Jiménez le suene bastante.Yo viví la época de bonanza máxima de los medios impresos -salvando las distancias- en mi caso de tecnología, con PC Actual. Aquellos eran días en los que la gente (curritos) cogía taxis para ir al curro sin que los jefes dijeran nada y en los que regalos de navidad (o no navidad), viajes y comidas pantagruélicas eran no la excepción, sino la regla. Como yo era un pipiolo a finales de los 90 (a nivel profesional, sabéis que siempre he sido un titán en madurez intelectual) no me enteraba de mucho y tampoco le concedía demasiada importancia: no me paraba a pensar en que las cosas fueran de otra forma, porque aquello me quedaba muy lejos.

Ahora las perspectivas y las certezas son otras, pero básicamente me creo todo lo que cuenta Jiménez en su libro. Me gustaría conocer la versión de las otras partes, pero diría que es difícil que alguien llegue a corroborar todo lo que cuenta este periodista. Los que rodean al autor que han hablado del libro ha sido para criticarlo, por ejemplo. Digo yo que la gente querrá conservar sus trabajos o sus futuros profesionales, lógicamente.

Del libro me han gustado mucho unas cosas y muy poco otras. Como dice con buen criterio esta otra crítica de El Debate de Hoy (esta otra buena crítica también lo apunta), Jiménez pinta un retrato de sí mismo con el que es fácil no alinearse. Incluso sus fallos o defectos, cuando los menciona, parecen justificados en pos de un bien mayor. Todos querríamos ser él, defensor de un periodismo más puro, independiente y honesto. Y por extensión, incorruptibles, o al menos esa es la imagen que da el autor en el texto. Las intenciones que tenía al llegar al periódico parecían válidas, pero no entiendo que alguien de su experiencia no esperase encontrarse con lo que se encontró. Yo llevo ya algo más de 20 años en esto y a estas alturas esa situación en un medio -máxime siendo un gran generalista- me parece no ya medio normal, sino absolutamente esperable.

No me ha gustado demasiado ese uso exagerado de motes para unos (intuyo que aquellos contra los que va el libro) y curiosamente de ninguno para otros (sus aliados y colegas en esta aventura), pero quizás la idea era evitar demandas innecesarias por difamación. En El País criticaban que Jiménez «se queda corto en investigación y largo en chismes», y aunque es cierto que no hay pruebas de que lo que cuenta sea verdad, dudo que el objetivo del libro fuera demostrar científicamente algo más allá de que así funciona el mundo de forma muy general. Esto no era un compendio de evidencias para ponerle una demanda al personal. Esa ya la puso por separado, y como cuenta en el libro acabó llegando a un acuerdo que entre otras cosas entiendo que le permitía escribir el libro sin ir a la hoguera.

Creo que este libro es, como apuntaba esa primera crítica a la que me refería, una pequeña venganza. Una contra todos los que le hicieron la puñeta a Jiménez durante su mandato, tuvieran o no razón en hacerlo. De si esas razones existían -que supongo que sí- o eran válidas -ahí la cosa se pone difícil- nunca nos enteraremos probablemente, pero está claro que el ánimo es revanchista. Luego está el otro mensaje: el de cómo está el periodismo en nuestro país -y, supongo, en el mundo-. Los célebres y misteriosos acuerdos de los que se habla -hoy pongo publi por ti, mañana hablas bien de mí- podrían tener los días contados si los medios dejasen de basarse en publicidad y se basasen en un modelo de suscripción, algo de lo que he hablado ya tanto -la última vez, precisamente mencionando el paywall de El Mundo– que me canso a mí mismo de repetirlo.

Quien no haya tenido en mente un libro de estos, que tire la primera piedra. Y si os ponéis manos a la obra, espero que os salga algo que como poco sea igual de entretenido que el libro de Jiménez, que probablemente no nos descubre nada que en realidad no supiéramos ya, pero que al menos sí nos permite deshacernos de algunas bestias mitológicas (los grandes medios son perfectos de principio a fin) por el camino.

Bien por Jiménez.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Xiaomi Mi Note 10: 6,47?, Snapdragon 730G, 6 GB RAM, 128 GB de capacidad, cámara penta 108+20+12+5+macro, NFC, lector de huella en pantalla, minijack, 5.260 mAh, está a 426 euros en Amazon (baja de 549)
  • Samsung Galaxy S10e: el pequeño de la familia, pero matoncete. Con un Exynos 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, 5,8? Dynamic AMOLED, 3100 mAh, y esa opción que me mola tanto, Samsung DeX. Está a 449,90 euros en Amazon. Gran oportunidad ahora que acaban de aparecer los S20.
  • Samsung Galaxy Watch Active2: un reloj inteligente basado en Tizen con notificaciones, monitorización de frecuencia cardiaca, ECG, 247 mAh, 40 mm, un Exynos 9110, 768 MB de RAM, 4 GB de capacidad para tu música, está a 249 euros en PcComponentes (en Amazon 309 euros)
  • HP Pavilion 15: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-9300H, 16 GB de RAM (mola), 512 GB de SSD, y una GTX 1650 para jugar de forma decente. Sin sistema operativo, teclado español. Está a 699,99 euros en Amazon (baja de 899).
  • Oppo Reno 2: un smartphone armado hasta los dientes. 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 459 euros en Amazon (baja de 499).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB RAM, 128 GB capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 187 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALICUPON20.
  • Realme X2: un móvil de 6,4? con un Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara cuádruple (64+8+2+2), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh, muy completo por 259 euros en eBay (en Amazon está a 276).
  • Lámpara de escritorio AUKEY: diseño «palo de golf», 3 modos de iluminación (blanco cálido, natural, frío), atenuador con control táctil, batería de litio recargable de 1200 mA, hasta 3 horas, está a 7,9 euros en Amazon con el código 8RRCSE7N (baja de 12,99).
  • LG 55UM7610PLB: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, sonido DTS Virtual:X 20 W, soporte Alexa, webOS 4.5. Está a 519 euros en Amazon (baja de 999).
  • Cargador de coche AUKEY: me encanta este formato, compacto y discreto. Tiene una salida USB-C y otra USB, 21 W de entrega de potencia en total, fantástico para cargar los móviles y tabletas en el coche. Está a 8,99 euros en Amazon con el código JR89WKHX (baja de 15,99).
  • Medion Erazer X30: un PC modesto pero con posibilidades. Con un Core i5-9400 (muy bien), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, 1 TB de HDD a 5400 RPM (argh, pero el resto guay), una GeForce GTX 1050 para jugar (bien), WiFi y Bluetooth, y lo peor, la fuente de alimentación de 180 W muy justita. Aún así, estupendo por 499 euros en Amazon.
  • Huawei Y5 2019: un smartphone básico de 5,71?, con un MediaTek MT6761, 2 GB de RAM, 16 GB de capacidad, cámara de 13 Mpíxeles, y 3.020 mAh de batería, perfecto para niños y como móvil de batalla. Está a 88,98 euros en Amazon.
  • Cargador inalámbrico Aukey: con el estándar Qi , carga de 10 W, cable micro USB de 1 metro, está a 9,99 euros en Amazon con el código VERPPYGN (baja de 15,99).
  • Western Digital Blue 4 TB: un disco duro interno de 4 TB con conexión SATA, perfecto para ampliar la capacidad de tu PC. Está a 81,87 euros en Amazon.
  • Micro SD SanDisk Ultra 128 GB: buena oportunidad para ampliar la capacidad de tu móvil con esta tarjeta de clase 10, incluye adaptador SD, hasta 100 MB/s, está a 16,14 euros en Amazon (baja de 18,99).
  • SSD WD Blue SN550 1 TB: una unidad SSD interna en formato M.2 NVMe de nada menos que 1 TB de capacidad, hasta 2.400 MB/s, brutal. Está a 125 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Monitor HP 27fh: un monitor de 27 pulgadas con resolución Full HD, HDMI 1.4, altura ajustable, 5 ms de tiempo de respuesta, 75 Hz, está a 149 euros en Amazon (baja de 259).
  • Apple Watch Series 5: el reloj inteligente de Apple baja un poco de precio. Pantalla siempre activa, 44 mm, tiene GPS pero no eSIM, correa de slicona, chip Apple S5, sensor de frecuencia cardáica, digital crown. Está a 429 euros en Amazon (baja de 479).
  • Sharp LC-70UI9362E: una Smart TV enorme de 70 pulgadas de diagonal con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, panel de 10 bits (8bits +FRC), 2 altavoces de 10W Dolby Digital, DTS 2.0. Está a 649,99 euros en eBay.
  • Auriculares Bluetooth 5.0: unos auriculares inalámbricos con emparejamiento automático, protección IPX7 a sudor y salpicaduras, control táctil, estuche de carga, 15 horas de autonomía gracias a él. Están a 9,99 euros en Amazon con el código HOZOMMQ7
  • Monitor Gaming Ozone: un monitor de 24 pulgadas con resolución 1080p perfecto para jugar gracias a su soporte de 144 Hz y tiempo de respuesta de 1 ms. Está a 169 euros en Amazon.
  • Aspirador Cecotec Conga Thunderbrush: un aspirador vertical y de mano 3 en 1 sin cables, cabezal 180 grados, 40 minutos de autonomía, cepillo motorizado, depósito de 0,7 litros, está a 58 euros en AliExpress Plaza con el código ALI8.
  • Monitor Xiaomi Gaming: lo cierto es que de gaming tiene poco, pero aún así es un monitor majete de 24 pulgadas que destaca por un diseño sin apenas marcos. Consumo de 24 W, puerto HDMI, está a 134 euros en Banggood con el código AFfbG10
  • Cargador de pared AUKEY 60 W: un cargador con un puerto USB-C Power Delivery (PD) y otro USB 3.0, puede cargar móviles y portátiles con esa capacidad de 60 W, está a 32,99 euros en Amazon con el código KF3WLVO3 (baja de 49,99).
  • Samsung Galaxy A40: 5,9?, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual (16+5 MP), batería de 3.100 mAh, está a 169 euros en AliExpress con el código ALICUPON30 (baja de 219). En Amazon está a 182,59 euros, quizás mejor opción, la verdad.
  • Samsung LC34H892WJUXEN: monitor curvo 1800R de 34 pulgadas, panorámico (21:9) con resolución 3.440×1440 estupenda, conexión USB-C, soporte VESA, QLED, 100 Hz, 4 ms de tiempo de respuesta. Está a 449,99 euros en Amazon (baja de 549).
  • Huawei Matebook D: un portátil de 15,6? FullHD con un AMD Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, incluye de regalo unos auriculares inalámbricos FreeBuds 3 (muy chulos), mochila y ratón inalámbrico. Está a 699 euros en Amazon.
  • Sennheiser HD 4.20s: auriculares de diadema cerrados, con cable, plegables, control remoto con micrófono, muy buenas opiniones, están a 35,95 euros en Amazon (bajan de 79).
  • Teclado mecánico Krom Kernel TKL: un teclado tenkeyless sin teclado numérico, switches Outemu Red, compacto, color negro, retroiluminación LED RGB, creación de macros, anti-ghosting, 11 teclas multimedia, está a 39,91 euros en Amazon.
  • HP Pavilion 32 QHD: un enorme monitor de 31,5 pulgadas con resolución QHD (2560×1440), 300 CD/M2, USB-C, HDMI, DisplayPort, soporte HDR, está a 229,90 euros en Amazon (baja de 279).
  • Xbox One X + ‘The Division 2’: la consola más potente de Microsoft con 1 TB de capacidad, un mando inalámbrico y el juego ‘The Division 2’, está a 289 euros en Amazon.
  • Windows 10 Professional: licencia de activación para el sistema operativo de Microsoft, se envía por email, está a 1,59 euros en eBay.
  • Panasonic Lumix DC-TZ90EG: una cámara compacta con sensor de 20,3 MP, super zoom 30x, objetivo f/3.3-f/6.4 de 24-720 mm, pantalla abatible, graba 4K, WiFi, HDMI. Está a 266,50 euros en Amazon (baja de 429,99 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99,99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • Roomba 615: un robot aspirador para suelos duros y alfombras con tecnología Dirt Detect, limpieza en tres fases, está a 189,99 euros en Amazon (baja de 294).
  • Seagate Expansion Desktop de 8 TB: es incluso mejor opción por el precio por GB. Con conexión USB 3.0, brutal por 137 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Samsung U32R594CWU: un monitor curvo gigante, 32 pulgadas y resolución 4K UHD. Panel LCD, 4 ms de tiempo de respuesta, está a 354 euros en Amazon. Con esa diagonal diría que puedes verlo todo a 4K en resolución nativa sin escalar, mola.
  • PS4 Pro 1 TB: la consola más potente de Sony en estado reacondicionad65PUS6504o, garantía 2 años Amazon, 1 TB, mando inalámbrico, está a 266,20 euros en Amazon en estado «Muy bueno».
  • Philips 65PUS6504: y para jugar a tope con ellas, una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, HDR 10+ y HDR Dolby Vision, sonido Dolby Atmos, Wireless, Ethernet, aunque la plataforma Saphi parece estar un poco verde frente a webOS o Android TV. Si eso no te importa, está a 569,99 euros en Amazon.
  • MSI Alpha 15 A3DDK: 15,6 pulgadas Full HD 144 Hz (muy bien!) con un AMD Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una GPU Radeon RX 5500M bastante maja, Windows 10 y teclado en español con retroiluminación RGB. Está a 899,99 euros en Amazon.
  • Disco duro externo Seagate 5 TB: perfecto para copias de seguridad a tope, capacidad brutal de 5 TB, conexión USB 3.0, unidad compacta de 2,5 pulgadas, está a 99,99 euros en Amazon.
  • Acer Nitro 5: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD + 128 GB de HDD, GeForce GTX 1050 Ti, Linux preinstalado, teclado en español. Está a 599 euros en Amazon (baja de 799).
  • Realme 5 Pro: opción sólida y equilibrada. 6,3 pulgadas, Snapdragon 712, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), lector de huella trasero, 4.035 mAh, está a 199 euros en eBay (225 en Amazon).
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos, está a 709 euros en AliExpress Plaza con el código ALIAHORRA70 (envío desde España). En Amazon 809 euros.
  • Disco duro externo Maxtor 4 TB: una unidad ya reconocida, compacta, conexión USB 3.0/3.1 Gen 1, 4 TB de capacidad, está a 91 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU7405: Smart TV de última gama con 65 pulgadas, 4K, HDR10+, One Remote Control, soporte Apple TV, compatible Alexa, 3 HDMI, 2 USB, Ethernet, WiFi (no AC), tecnología Dynamic Crystal Color, está a 757 euros en Amazon.
  • MSI PS42 Modern 8MO: un portátil de 14? Full HD estupendo con un Core i5-8265U, 16 GB de RAM (wow!), 512 GB de SSD, sin sistema operativo, lector de huella, teclado español. Está a 799,99 euros en Amazon (baja de 949).
  • iPhone XS 64 GB (Plata): el predecesor del iPhone 11 baja de precio. 5,8?, Apple A12 Bionic, cámara dual de 12+12 MP, está a 669 euros en Amazon (baja de 1.039).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 179 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIAHORRA30. En Amazon está a 212 euros.
  • LG 49UM7100ALEXA: una Smart TV de 49? 4K, soporte HDR10 Pro y HLG, altavoces de 20 W Dolby Digital, webOS, AI ThinQ, Bluetooth, WiFi, Miracast, y soporte integrado de Alexa. Está a 359 euros en Amazon.
  • Portátil ASUS TUF Gaming FX505DY: un 15,6? con un Ryzen 5 3550H, 8 GB de RAM, 512 GB SSD (uauh), una Radeon RX560X para jugar, sin sistema operativo, teclado español. Está a 599,99 euros en Amazon, muy chulo. En PcComp está a 883.
  • Philips 55PUS6704: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR Dolby Vision y sonido Dolby Atmos, además de tener el sistema Ambilight. Está a 399 euros en Amazon (baja de 599,99).
  • ASUS R540MA: en el otro extremo está este portátil hipermodesto. 15,6 pulgadas HD (1.368×766), Intel Celeron N4000, 4 GB de RAM, 256 GB de SSD (sorpresa), con sistema operativo Endless OS, teclado español. Está a 199,99 euros en Amazon (baja de 266,99).
  • Philips 243V7QDSB: un monitor de 24 pulgadas con resolución Full HD, sin apenas bordes, VGA,HDM y DVI, está a solo 89,99 euros en Amazon (baja de 109,99).
  • SanDisk Ultra 256 GB: una microSD con adaptador SD y capacidad brutal de 256 GB para ampliar la de vuestros móviles y tabletas. Velocidad de hasta 100 MB/s, está a 31,59 euros en Amazon (baja de 84,99).
  • ASUS K543UA: un portátil de 15,6 pulgadas con resolución HD (1.366×768) que no obstante está bien armado en lo demás. Core i3-7020U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, con Endless OS (tipo Ubuntu) preinstalado, teclado español. Está a 349,99 euros en Amazon (baja de 399).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.
  • Cable 3 en 1 Multicarga: de USB a USB-C, Lightning y MicroUSB para poder elegir el extremo que más os guste y tener siempre un cable preparado para cargar todo tipo de móviles. Está a 4,39 euros en Amazon (baja de 7).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 164 euros en Amazon (baja de 200).
  • MSI GF63 Thin 9SC: un portátil gamer bastante majo de 15,6? Full HD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD (mola), una GeForce GTX 1650 Max-Q de 4 GB, sin sistema operativo, teclado español. Está a 898 euros en Amazon (baja de 1.149).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 comentario en “Leyendo 'El director', de David Jiménez

  1. Alejandro dice:

    Yo también he leído El Director y es un libro que me ha gustado por muchas razones. Además de las ya expuestas, mientras lo leía me identifiqué mucho con David Jiménez, debido a que mientras que él intentaba salvar un periódico y ejercer el rol que le habían ofrecido, a mí me pasó muy parecido con una asociación de retroinformática clásica en la que fui secretario con la misma intención de rescatarla mientras que realmente se me quería de hombre de paja. Al igual que le pasó a David, en el momento en que «el cardenal» de turno vio que no era manipulable, rápidamente intentó deslegitimarme (y al igual que en el caso de este libro, sin conseguirlo).

    En realidad, hay muchos paralelismos en estos dos sucesos, como de hecho los hay con cada vez que una junta directiva o una persona pretende ejercer su poder desde atrás poniendo una supuesta marioneta por delante, y la cosa se le tuerce. Tristemente, ocurre muy a menudo aunque estos casos pocas veces salen a la luz por multitud de razones.

    Dejando esto de lado, mientras iba leyendo el libro es como si fuera viviendo cada una de las encerronas que le hacían a David Jiménez, y yo pensaba «sal volando de ese periódico, esto es como la feria de Valverde, el que más pone, más pierde». Porque estaba claro que iba a ser culpable de cualquier cosa que ocurriera, que si había logros, nunca iban a ser mérito suyo, sino de los que lo pusieron y sobre todo, que los que exigían cambios, era con la boca chica y siempre que no se aplicaran a ellos mismos. O lo que es lo mismo:

    El famoso mantra de «cambiar para que nada cambie».

    Sí que considero que David Jiménez pecó de ingenuo y de sobrado, pensando que le daban esa plaza por su valía y por pensar que podía triunfar en una plaza en la que otros ya habían fracasado antes, y dando por hecho igualmente que le iban a dejar tocar la estructura de un medio tan cerrado a los cambios y tan inmóvil como lo era El Mundo. Siempre se dice que esas cosas se ven venir, pero a la hora de la verdad, resulta difícil librarse de algo así.

    Me alegro enormemente de que David haya escrito el libro, ya que sospecho con bastante fuerza de que más allá de destapar lo que pase en el periódico o vender libros, el mismo tenía una misión expiatoria de sacar de dentro toda la ponzoña que se llevó de esa experiencia de locura (esas experiencias que a veces tenemos en la vida, por las que todos hemos pasado en mayor o menos medida y que únicamente nos sirven para saber lo que no se debe hacer). Si esto último lo ha conseguido, que yo creo que sí, ya le ha valido de sobra todo el esfuerzo de escribir el libro.

    En cuanto a lo de usar apodos, no pienso que haya sido como objeto de mofa o revanchismo, simplemente y al igual que ya adelantas, usar los nombres reales le habría traído problemas, y de hecho ya hubo un intento desde dentro del periódico de denunciarle por la publicación del libro. Supongo que no lo hicieron no por falta de ganas, sino porque les habría costado demostrar en un juicio que realmente cada apodo se refería única y exclusivamente a un nombre concreto, y porque seguramente saldrían bastante peor parados ellos mismos, al reconocer de facto que son las personas que hacían esas cosas que vienen en el libro. Por cierto, lo que yo entendí al final del libro es que NO podía hablar sobre su experiencia, pero que le dio igual y lo escribió igualmente. De ahí que luego le quisieran denunciar.

    El libro tiene un gran perfil didáctico y enriquecedor, ya que ayuda a desmitificar todas aquellas empresas que parecen inmaculadas y que no permiten que nadie diga algo malo de ellas, so pena de ser amenazados con toda clase de denuncias. Como se puede ver, no es cierto, y además se puede hablar de ello sin que se acabe el mundo.

    Gracias por la reseña, por cierto.

    Alejandro

    P.D. Ah, he leído tu artículo sobre cierta feria retro que visitaste en 2018. Las sensaciones que describes me parecen tan sorprendentes como acertadas. 😉