Tecnología

Google, ¿qué pasa con Wear OS y los relojes inteligentes?

·

De verdad que no tenía intención de hacer otro post sobre Google hoy. Ya lo hice ayer preguntando por qué no copian DeX de una vez en Android y me quedé tranquilo. O eso creía yo, porque este tema de AndroidCentral titulado ‘Wear OS could be amazing if Google and Qualcomm took it seriously‘ me ha llegado al alma.

Y oye, que se puede meter cera a todo y todos repetidamente, y si no que se lo digan a Pérez-Reverte, del que sigo leyéndome con parsimonia –y a la luz de una lámpara– su recopilación de columnas de ‘Cuando éramos honrados mercenarios’ y mete estopa sin descanso —y de forma quizás algo repetitiva, estoy empezando a apreciar— a todo lo que se le ocurre. Y como yo no quiero ser menos que mi ídolo, pues ale. A darle cera a Google. Otra vez.

Porque señores de Google, ¿qué está pasando con sus relojes inteligentes? Tienen ustedes todos los mimbres para tener dispositivos tan buenos o mejores que los de Apple, pero no parecen ni remotamente interesados en hacer algo al respecto.

Como dicen en AndroidCentral, la cosa empezó bien. Google lanzó sus relojes inteligentes con redoble de tambores y haciéndonos creer a todos que aquello iba a cambiar nuestro mundo como lo hicieron los smartphones, o casi. Aquel espectacular Moto 360 con su diseño circular nos permitía escapar de los diseños cuadrados del Apple Watch —porque a quién se le ocurre tratar de tener éxito con un diseño cuadrado, jajajj, decíamos algunos— y acceder a una plataforma que era análoga a Android en móviles. Aquello, por tanto, tenía que triunfar como lo hizo su hermano mayor.

Yo creí en la promesa. Me compré un LG Watch Urbane de primera generación hace unos años y lo usé con asiduidad durante un tiempo. En el miniresort burgués se reían mucho con mis «Ok Google», pero a mí aquello realmente me hizo creer en un futuro controlado por la voz.

Ese futuro no llegó. Google, por alguna razón, dejó abandonada la plataforma a su suerte. Los fabricantes fueron diciendo ‘hasta luego, Lucas’, y algunos de los más relevantes, como Samsung, decidieron que era mejor ir a su bola y hacer la transición a Tizen. Movimiento inteligente y acertado, en mi opinión. Otras aprovecharon para hacer su pequeño y particular agosto, como Fitbit, que sin hacer nada espectacular ha logrado convertirse en referente de un mercado que necesita más que nunca a Android Wear. Luego están otras muchas que como Xiaomi también se han convertido en protagonistas (de segundo nivel) con relojes simpáticos pero reconozcámoslo, de medio pelo si los comparamos con las ofertas de Apple, Samsung o Fitbit en sus productos más relevantes.

La consultora Canalys lo dejaba claro recientemente: los segmentos que interesan a los fabricantes son el de los 200-299 dólares y el de 300-399 dólares: entre ambos dominan el 60% de todo el mercado de los relojes inteligentes, y en ambos el Apple Watch es referente absoluto. Fitbit está segunda, pero pierde terreno frente a unas competidoras crueles, las pulseras inteligentes que hacen más o menos lo mismo, mientras que Samsung, Garmin (que no está en relojes generalistas, ya sabéis) y Fossil completan esas primeras posiciones.

Ahí lo tenéis: Hay un mercado espectacular para los wearables que Google está dejando pasar de lado. Que no es el de móviles, vale, pero es una oportunidad de negocio para su asistente -el mejor con diferencia- y sus aliados, que no tienen una plataforma válida con la que competir contra Apple. Es una pequeña tragedia, no me digáis que no.

La culpa también la tiene Qualcomm, por supuesto. La firma pasó de desarrollar procesadores específicos para estos relojes durante años, y cuando por fin se puso manos a la obra sacó al mercado unos Snapdragon Wear 3100 que eran de todo menos lo que esperábamos. No especialmente eficientes, y no especialmente potentes. Mientras tanto, claro, Apple se frota las manos: sus relojes se han beneficiado de ese control total del producto hardware y el software, de sus propios chips y sistema operativo, y han logrado crear un producto que es, con la honrosa excepción de los AirPods, el mejor que Apple ha lanzado en años. Y no me gusta el Apple Watch, ojo. Imaginaos qué pienso del resto de su catálogo. Pero al César lo que es del César: funciona bien y hace lo que tiene que hacer. En realidad hace algunas cosas más de las que debería y otras cosas más (¿Siri? ¿Dónde estás, Siri?), pero en tema deportivo y salud hay pocos que puedan competir si quieres un producto más o menos generalista y no destinada a gente con aspiraciones deportivas más o menos serias.

Ahí lo tenéis. Más feo que pegar a un padre, y triunfando como la Coca-Cola.

Así pues, ¿qué pasa contigo, Google? ¿A qué narices esperas? Las últimas actualizaciones de Wear OS iban por buen camino, pero ahí se han quedado. En el camino. Dicen quienes los han analizado que los Fossil Gen 5 se han convertido en los mejores relojes con Wear OS gracias a un detalle y solo uno: integrar 1 GB de RAM en lugar de los 512 MB habituales de estos dispositivos. Teniendo en cuenta lo glotón que es Android en móviles, me lo creo, pero es que además necesitamos procesadores destinados totalmente a relojes inteligentes.

Hubo un tiempo en que se rumoreaba que Google tenía en marcha el desarrollo de sus propios micros. No sé si seguirán en ello, pero es que la vida no es solo Qualcomm, amigos de Google. Igual MediaTek podría hacer algún movimiento ahí, o quizás haya alguna startup por ahí que quiera aprovechar la oportunidad.

En lo demás, insisto, Google tiene muchas cartas ganadoras. La primera, la de Google Assistant, que es de lejos el asistente que más opciones da al control por voz de todo tipo de dispositivos. Sus recursos son más que suficientes para aprovechar campos por explotar como el de la salud —aquí Apple lo está intentando, pero me parece que hay más humo que otra cosa—, los pagos móviles o esa independencia del móvil que a veces viene tan bien. Pero es que además hay buenas herramientas en monitorización de la actividad que simplemente necesitan un dispositivo y una plataforma en la que brillar.

El reloj inteligente con Wear OS no es ni ese dispositivo ni esa plataforma. No en estos momentos, desde luego.

Google, tu mueves. Si quieres, claro.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Apple iPhone XS 256 GB: pantalla de 5,8 pulgadas, chip A12 Bionic, Face ID, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual de 12 Mpíxeles, está a 760,99 euros en Amazon (baja de 1.209). La versión de 64 GB está a 634 euros (baja de 1.039), a mí incluso me mola más, siempre podéis tirar de iCloud si se os va acabando el espacio.
  • Toshiba 58U2963Dg: una Smart TV de 58 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, WiFi, 3xHDMI, 2xUSB, sonido Onkyo, está a 359 euros en Amazon, espectacular.
  • Samsung Galaxy Fit e: pulsera cuantificadora resistente al agua hasta 5 ATM, batería de 70 mAh, pantalla PMOLED de 0,74?, sensores de ritmo cardíaco, control de actividades físicas y sueño, está a 16,99 euros en Amazon (baja de 39,99). Tirada.
  • ViewSonic VX2457MHD: un monitor de 24 pulgadas Full HD con panel TN, 300 nits, conexiones VGA, HDMI y DP, altavoces, AMD Freesync, está a 89 euros en Amazon (baja de 135).
  • Lenovo IdeaPad 520S-14IKB: un portátil de 14 pulgadas Full HD con un Core i3-7130U, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD, Windows 10 y teclado en español, además de lector de huella. Está a 449,99 euros en Amazon (baja de 799,99).
  • ASUS K543UA: un portátil de 15,6 pulgadas con resolución HD (1.366×768) que no obstante está bien armado en lo demás. Core i3-7020U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, con Endless OS (tipo Ubuntu) preinstalado, teclado español. Está a 349,99 euros en Amazon (baja de 399).
  • Acer Predator Z271: el modelo reacondicionado garantizado por Amazon (estado «Muy bueno»). Monitor gaming de 27 pulgadas FullHD con 4 ms de tiempo de respuesta, 144 Hz y dos altavoces de 14 W. Está 197 euros en Amazon (nuevo 399).
  • Xiaomi Mi Smart Sensor: kit de seguridad doméstica compuesto de sensores de movimiento, dos sensores de puerta y ventana y un interruptor inalámbrico. Incluye altavoz inteligente compatible con Google y Amazon Alexa, está a 49,98 euros en Amazon (baja de 70).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 177 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIAHORRA30. En Amazon está a 212,48 euros.
  • Juguete Pistola LaserX: con un receptor y una pistola láser, una chulada para los peques. Está a 20 euros pero al tramitar el pedido se queda en 14,20 euros en Amazon. Lo ideal, claro, es comprar al menos dos para competir con otra persona.
  • Philips 323E7QDAB: un monitor de 31,5 pulgadas (la info de Amazon es un poco confusa) con resolución 1080p, contraste 1000:1, tiempo de respuesta de 5ms y altavoces integrados. Para verlo todo (muy) grande. Está a 169 euros en Amazon (baja de 239).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal. A este precio los equipos suelen tener como mucho una GTX 1650 (como el Lenovo Legion Y540 de un poquito más abajo).
  • Apple iPhone XR: el modelo con pantalla Liquid Retina de 6,1 pulgadas, CPU Apple A12 Bionic, Face ID, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara de 12 Mpíxeles, está a 569 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIAHORRA70 (en Amazon sale por 669euros).
  • Cable 3 en 1 Multicarga: de USB a USB-C, Lightning y MicroUSB para poder elegir el extremo que más os guste y tener siempre un cable preparado para cargar todo tipo de móviles. Está a 4,39 euros en Amazon (baja de 7).
  • Lenovo Legion Y540: un portátil gaming fantástico. 15,6? Full HD, Core i7-9750H, 16 GB de RAM, 256 GB SSD, 1 TB HDD, una GTX 1650, teclado retroiluminado en español, sin Windows. Está a 949 euros en Amazon (baja de 1.199).
  • Monitor LG 24GL600F: un monitor gaming de 23,6 pulgadas con resolución FullHD, 1 ms de tiempo de respuesta, soporte de 144 Hz (uauh), FreeSync, 2 x HDMI 1 x DP, salida de audio y formato 16:9. Bastante espectacular a 111 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIAHORRA20. (En Amazon está a 149,99 euros).
  • Reacondicionados Amazon con un 20% de descuento adicional: los productos de segunda mano en muy buen estado y garantizados por Amazon. Además ahora hay una selección con un 20% extra de descuento al tramitar la compra. Hay varios chollos estupendos, esta es la selección de Amazon.
  • PS4 Pro + 20 euros tarjeta prepago: la consola más potente de Sony en formato reacondicionado (garantizado por Amazon) con el nuevo chasis G, en estado «Muy bueno» y con esa tarjeta regalo. Está a en Amazon por 291,56 euros.
  • Monitor Philips 223V5LSB2: no esperéis nada especial de este monitor, pero es que atentos, diagonal de 21,5 pulgadas, Full HD (1.920×1080) y conexión VGA, 5 ms de tiempo de respuesta y un precio de risa, está a 59,90 euros en Amazon (baja de 79,90).
  • Trust Gaming GTX 252: un micrófono profesional con soporte de brazo perfecto para adaptarlo a podcasts o emisiones en directo. Patrón de grabación cardioide, conexión USB, está a 64,90 euros en Amazon (baja de 115,86).
  • Huawei P8 Lite: un reacondicionado garantizado por Amazon. 5 pulgadas, Kirin 620, 2 GB de RAM, 16 GB de capacidad, cámara 13 MP, está a 62,88 euros en Amazon. ¡¡Hay mucho más productos reacondicionados aquí!!
  • Chuwi HeroBook: un portátil muy modesto y muy barato: 14,1» (1366×768), Atom X5-E8000 (quad-core), 4 GB de RAM, 64 GB eMMC de capacidad (con M.2), Windows 10, teclado en inglés, salida Micro HDMI, 2xUSB3.0. Está a 161 euros en Banggood con el código BGCWHS1
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39? AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. Está a 271,99 euros en Amazon (baja de 329).
  • SSD Externo Sandisk Portable 1 TB: una unidad SSD de 2,5 pulgadas compacta, resistente al agua y al polvo, con 1 TB de capacidad y transferencias de 550 MB/s. Está a 157,25 euros en Amazon (baja de 294,99).
  • Acer VX5-591G: un portátil gaming curioso con pantalla de 15,6 pulgadas FullHD, un Intel Core i5-7300HQ, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD (muy bien!), y una GTX 1050 de 4 GB para jugar, arranque Linux, sin Windows, teclado en español. Está a 599 euros en Amazon.
  • Motorola Moto G7 Play: el modelo básico de 5,7?, Snapdragon 632, 2 GB de RAM, 32 GB de capacidad, Dual SIM, cámara de 13 MP, 3.000 mAh, está a solo 99 euros en Amazon. Chollo como teléfono básico, muy bien para niños.
  • Xiaomi Mijia Walkie-Talkie 1S: modelo profesional de Xiaomi con diseño ligero y delgado, potencia de transmisión de 3 W, hasta 5 km de alcance, incluye radio FM, 5 días de tiempo de espera. integra GPS y Bluetooth. Está a 38,8 euros en Banggood.
  • Hori Split Pad Pro: un mando para la Nintendo Switch que cuenta con la precisión y comodidad del Pro Controller en modo portátil. Botones traseros programables, función turbo con 3 ajustes. Está a 42,95 euros en Amazon (baja de 49,99).
  • MSI Modern 14: un portátil de 14 pulgadas FullHD con un Core i5-10210U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, una GeForce MX250, sin SO. Teclado en español, está a 749,99 euros en Amazon. El mejor portátil del día y del mes.
  • Apple iPad 10,2 pulgadas (2019): la tableta de Apple con el chip A10 Fusion, cámara trasera de 8 MP, iPadOS, WiFi5, Facetime HD, soporta teclado y lápiz, está a 272,65 euros en eBay con el código PARATODO5.
  • WD MyBook 6 TB: un disco duro externo de 3,5 pulgadas con conexión USB 3.0 y ua capacidad estupenda de 6 TB, está a 116,33 euros en Amazon (baja de 229,99).
  • OnePlus 7 Pro: 6,67? a 90 Hz gloriosos, Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB capacidad, cámara triple 48+16+8 MP, cámara frontal 16 MP retráctil, lector bajo pantalla, 4.000 mAh, espectacular a 478,80 euros en eBay con el código PARATODO5.
  • Xbox One X: la consola más potente de Microsoft con soporte 4K HDR, 1 TB de capacidad, un mando inalámbrico, unidad óptica, está a 304,90 euros en Amazon.
  • Drone Star Wars Propel Speeder Bike: un dron muy gracioso porque parece el speeder de una de las pelis, edición especial incluso con caja perfecta, está a 39,99 euros en Amazon (baja de 80).
  • Asus R521FA-EJ545: un portátil de 15,6 pulgadas FullHD con un Core i7-8565U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, diseño casi sin marcos, teclado en español, sin sistema operativo, peso de 1,8 kg, está a 549,99 euros en Amazon.
  • ASUS ZenBook 14 UX433FA: un modelo más avanzado de 14 pulgadas Full HD con marcos aún más finos, Core i7-8565U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, 1,4 kg de peso, touchpad que dobla como teclado numérico, está a 849 euros en Amazon (en PcComp 999).
  • Samsung Galaxy S10: el modelo G9730 Dual SIM con el Exynos 9820, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad ampliables, cámara triple (16+12+12), 3.400 mAh, lector de huella bajo pantalla. Estupendo por 615,20 euros en Amazon (baja de 909).
  • Amazfit Verge Lite Smartwatch: un reloj cuantificador con pantalla AMOLED de 1,3?, monitoriza 7 deportes distintos, GPS/GLONASS, sensor de ritmo cardiaco, IP68, batería de 390 mAh, hasta 20 días de autonomía. Está a 79 euros en Amazon (120 en PcComp).
  • Xiaomi Redmibook Ryzen Edition: atentos a este portátil de 14 pulgadas Full HD con un AMD Ryzen 7 3700U, 16 GB de RAM (uauh), 512 GB de SSD (muy bien), una GPU Radeon Vega 10 (mejor que la MX 250), 18 mm de grosor, 1,5 kg de peso, 2 x USB 3.0, 1 x USB 2.0, HDMI (pero no USB-C, lástima), batería de 46 W, Windows 10 y teclado retroiluminado en inglés. Está a 605 euros en Banggood con el código BGXMR7W.
  • Mini Proyector LED Excelvan: 4500 lúmenes, diagonales de hasta 200 pulgadas, resolución nativa de 1.280 x 768 (pero escala a 1080p), VGA, 2 x USB, AV, HDMI, salida de audio 3,5 mm, mando a distancia, altavoz integrado. Está a 79,99 euros en Amazon (baja de 169,99 euros, descuento al tramitar el pedido).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 161,99 euros en Amazon (baja de 200).
  • Volante Hori Apex inalámbrico (PS4, PC): un volante para juegos de conducción, licencia oficial de Sony, se conecta vía Bluetooth, función de vibración, compatible con PS4 y PC. Está a 99,95 euros en Amazon (baja de 129,99).
  • Smartwatch Fossil 4ª gen: con correa de silicona, caja de 43 mm, GPS, resistencia al agua (sumergible, 3 ATM), Wear OS, notificaciones, miniaplicaciones, monitorización del ritmo cardiaco y de diversas actividades físicas. Está a 106 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Xiaomi Mi Note 10 Pro: 6,47?, Snapdragon 730G, 8 GB RAM, 26 GB de capacidad, cámara penta 108+20+12+5+macro, NFC, lector de huella en pantalla, minijack, 5.260 mAh, está a 496 euros en GearBest con el código GBNT10PRO1.
  • Unidad SSD Sabrent 512 GB: en formato M.2 NVMe 2280, espectacular con esa capacidad de 512 GB y con un precio de 79,98 euros en Amazon (baja de 102).
  • Pendrive Verbatim 64 GB: llave de memoria USB 3.0 con 64 GB por un precio estupendo, 7,99 euros en Amazon.
  • Apple Watch Series 3: el reloj inteligente de Apple de hace un par de años sigue siendo gran opción, integra GPS, caja de 42 mm, color gris espacial, correa deportiva, chip S4 SiP, sensor de frecuencia cardiaca. Está a 259 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A3: pantalla de 6,01?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), Android One (puro), lector de huella bajo pantalla, sin NFC, estupendo a 173 euros en Amazon.
  • MSI GF63 Thin 9SC: un portátil gamer bastante majo de 15,6? Full HD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD (mola), una GeForce GTX 1650 Max-Q de 4 GB, sin sistema operativo, teclado español. Está a 898 euros en Amazon (baja de 1.149).
  • Chuwi UBook Pro: tipo Surface Pro pero en modesto, con un Intel Celeron N4100, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, pantalla de 12,3 pulgadas (1920×1280), lápiz con 4096 niveles de presión, 760 g de peso. Está a 284 euros en Banggood con el código BG33aadd
  • HP Omen X Mindframe: unos auriculares distintos a todo lo que conocíais: tienen refrigeración para vuestras orejitas ? Además de iluminación RGB, sonido envolvente 7.1 virtual y cable con conector USB. Están a 99,99 euros en Amazon (bajan de 199,99).
  • Lenovo Ideapad C340: un portátil convertible con pantalla de 14 pulgadas Full HD, un recién estrenado Core i7-1051U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD (bien), lector de huella, Windows 10 y teclado en español por 899,99 euros en Amazon
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53 pulgadas, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. En Amazon a 154 euros.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Google, ¿qué pasa con Wear OS y los relojes inteligentes?

  1. Land-of-Mordor dice:

    Yo lo de tener un «mini smartphone» en la muñeca controlado, básicamente, por voz no termino de verlo claro. Sobretodo si hay que ir a por los «300€» para llegar a algo mínimamente funcional. Actualmente uso un Amazfit Verge (pantalla OLED, autonomía de 4-5 días) y mi pareja un Amazfit Bit (pantalla trans-LCD creo que se llama y que se ve mejor mientras más luz incida en ella que además cuenta con su propia retroiluminación, autonomía de dos a cuatro semanas). Ambos pueden registrar actividades haciendo uso del GPS sin necesidad de estar vinculados al móvil y el Verge además puede funcionar de reproductor MP3 (audio por Bluetooth) si te valen sus 4 Gb de almacenamiento interno.

    Ambos incluyen GPS, sensor cardíaco y un conjunto de aplicaciones y funciones «cerrado» por el fabricante. Pero suficiente. Se ven las notificaciones de las aplicaciones que tú decidas, monitorizas tu pulso, sueño y ritmo cardíaco y, de postre, mi Verge me permite contestar llamadas o incluso realizarlas como si fuera un manos libres bluetooth de muñeca (creo que incluso derivando la llamada desde el reloj a unos auriculares bluetooth, cosa que no he probado). No me veo hablando con el reloj. Ni viendo más información en él que la notificación de turno, la mayoría de las veces para pasar de ella. Si quisiera algo más, hay diferentes «esferas/watchfaces» para instalar a lo largo y ancho de internet. Incluso alguna aplicación modificada proveniente de Android Wear. Pero sin embargo, no he sentido esa necesidad. Será que por 149€ que me costó en febrero (ahora lo pillas por 115€) y 60€ que me costó el Bip de mi chica me parecen bastante correctos y funcionales. Encima, Amazfit amenaza con nuevos modelos para este final de año. ¿Android Wear? Mucho tienen que bajar los precios. ¿Apple Watch? no hay nada que me parezca más contraproducente que tener a Mickey/Minnie señalando la hora en una pantalla tan minúscula (curioso que a gran parte de sus potenciales y actuales usuarios sea de lo que más hablen) y menos por 400 pavetes.

    • Los Amazfit están graciosos, desde luego, y el tema de la batería es bastante chulo sobre todo en el Bip, del que leído buenas críticas. Pero aquí se trata de que Google se active y dé una opción a los que no la tienen porque parece que el mundo de los relojes inteligentes «de alta gama» es solo del Apple Watch. Hay intentonas como decía, pero aquí creo que Google está dejando pasar una oportunidad, no es más que eso, responder a una demanda del mercado que parece existir según los datos de Canalys.

      Dicho lo cual, está claro que relojes menos ambiciosos y sobre todo pulseras inteligentes (Xiaomi diría que lo peta con sus Mi Band) tienen también un nicho de mercado muy llamativo, pero también el margen ahí es menor y menos interesante para alguien como Google. En esos dispositivos hay menos chicha de la que sacar provecho (aunque también recolectan datos, claro).

      Sea como fuere, bien por esa experiencia Land. Gracias.

  2. pableras dice:

    Aguantame la copa,

    Ahí va mi teoría: Google es una empresa que vive de vender publicidad y desarrolla herramientas e instrumentos que le permitan lograr ese objetivo. Ahí están el buscador o los móviles. Los móviles para Google no son más que un medio para recolectar datos y…..vender publicidad.

    A mi, a veces, me da la sensación de que tiene aplicaciones por tenerlas, que no están pulidas del todo. Pero existen y las tiene que ofrecer. Ahí está por ejemplo Google Auto, que es un dolor de huevos. O play música, bastante tosco para mi gusto. O, en el terreno del hardware, sus propios teléfonos, que sin ser mal producto, no terminan de ser redondos.

    ¿Qué pasa con los relojes? Pues quien a Google no le interesa porque no le saca rendimiento. De Wear OS solo se aprovecha el usuario, o un fabricante ajeno a Google. Pero Google no. ¿Que hace un reloj que no haga un móvil? Nada. (bueno, medir la frecuencia cardíaca, el móvil ya te geolocaliza quieras o no) Y para Google esto es redundante: dos instrumentos que pueden recolectar la misma información, pero uno está más extendido y es más usado que el otro. Conclusión, abandonamos Wear OS (bastante habitual en Google, abandonar servicios).

    ¿Samsung que vende? Teléfonos. No vende software. No vende publicidad. Vende teléfonos. De ahí que sean productos mucho más cuidados, al menos la gama alta, en el que se esmeran más y, sobretodo, intentan diferenciarse. Hoy en día te coges un kilo de gama alta y son todos sota, caballo y rey, no hay grandes diferencias entre ellos. Por eso Samsung mete «accesorios» para diferenciarse: dex o tizen.

    Lo que le falta a Samsung es entidad, a nivel mediático no destacan (son un android más, un fabricante más) y, ni de lejos, llegan a tener la misma presencia en el subconsciente de la gente, como Apple o Google.

    • Yo veo el reloj inteligente como un potente aliado de esa obsesión de Google por saber qué hacemos, cuándo lo hacemos y cómo lo hacemos. Con el GPS siempre activado, la estupenda Google sabría donde vamos, cuántos pasos hemos dado y qué tal va nuestro corazocito. Datos que igual tienen sentido para vender zapatillas o lexatines, vete a saber.

      Vamos, que algo sentido sí tienen creo yo. Quizás no el suficiente.

      • Pableras dice:

        Claro, pero a lo que te voy es que eso mismo lo puedes hacer con el móvil: te abres mi fit y desde ahí te saca esa misma información. Con o sin tu consentimiento, la localización siempre está activa.

        Es mera especulación, pero al ser un «suministro» redundante de información, no le prestan atención, simplemente meten cabeza porque tienen que tocar todos los palos. Por eso lo dejan agonizar de esta manera.

  3. Avelino dice:

    Yo le daré una oportunidad, lo he probado poco, tengo el Gear S3 Frontier, no está mal.

    Así que a finales de agosto y mediado de septiembre llegan los Gen 5 de Fossil a España

    • El caso es que no están tan mal, pero no llegan a la altura de los ApplenWatch. O eso parece a tenor de las circunstancias. A ver qué tal los Fossil, igual es cuestión de meterles a los relojitos 8 GB de RAM.

  4. Soto129 dice:

    A nivel empresarial, no se si Google tiene interés o no.

    Yo, y creo que la mayoría, no le pedimos tanto a un reloj inteligente; que sin ser obligatorio es útil. Notificaciones, cuantificación, pago por NFC (ya lo veo fundamental), y algo de lo que se olvida Apple: que sea un reloj. Una pantalla negra que tienes que tocar para ver la hora no es un reloj, y si además lo tienes que cargar cada dos días tampoco. Todo eso lo puede hacer Google, cómo diría Pérez-Reverte, no jodamos.

  5. Pingback: Google y Fitbit: ¿a la cuarta va la vencida? | Incognitosis

Comentarios cerrados