Tecnología

El espía que acusó al (supuesto) espía

·

A ver, vaya por delante que estamos vendidos. La batalla por la privacidad está perdida desde hace tiempo. La culpa la tenemos nosotros, perezosos usuarios que amamos el todo gratis y que nos regocijamos de lo estupendo que es Gmail mientras por el otro lado ponemos a caldo a Google. Pero eso sí, seguimos usando Gmail, porque así somos.

Nos quedan las migajas de la privacidad. Pequeños e incómodos pasos que podemos dar para proteger un poco ciertas áreas de nuestra vida. O eso, o nos vamos al bosque con unos gallumbeles, un arco y unas flechas en plan Orzowei, claro.

Que soportemos que la privacidad está perdida no debe significar no obstante que tengamos que ser unos hipócritas. Y en este terreno me sorprende encontrar mogollón de hipócritas, empezando por un gobierno de los Estados Unidos que tiene el morro de acusar a otros de espionaje cuando ellos mismos llevan años tratando de saberlo todo de todos.

Lo he comentado por encima en alguno de los temas que he cubierto sobre Huawei en Xataka. Desde hace un tiempo la empresa es la enemigo público número uno de Estados Unidos. Han vetado las ventas de sus productos y les están tratando de hacer la puñeta por todos los medios porque, supongo, saben que Huawei lo está haciendo de lujo y hace pupita a sus marcas legendarias, Apple incluida.

Sus productos son mejores que nunca y se han colocado como referentes tanto en móviles (P20 Pro, Mate 20 Pro) como en portátiles (Huawei MateBook X Pro, Huawei MateBook 13) así que, ¿qué mejor que aprovechar esa guerra comercial entre China y Estados Unidos para tratar de hundir a esta empresa?

El último ejemplo lo he visto hoy. En Ars Technica aparecía un análisis del Huawei Matebook 13, y las conclusiones eran aplastantes: el equipo es una maravilla que como gran pega tiene ser ruidoso cuando le metes caña, y diría que esto lo acabarán relajando con alguna actualización. Hay alguna cosilla más en contra como una autonomía nada excepcional o la ausencia de puertos USB convencionales, pero aún así estamos ante el que yo diría que a día de hoy es el portátil chollo del momento.

En ese análisis lo dejaban bastante claro en todo momento, así que me dispuse a leer los comentarios para ver qué opinaba la gente. Estamos ante un medio asentado en los Estados Unidos, pero lo que me encontré fue comentarios bastante lamentables de unos cuantos usuarios:

Buen texto, pero deberíais haber añadido «fabricante sospechoso» en la sección «Lo feo»

La compra se utiliza para financiar el espionaje contra los Estados Unidos y para canalizar la tecnología a Irán. Siento que los crímenes de Huawei sean atroces. Son persona non grata para mí

Como canadiense, definitivamente no compraré nada de Huawei o ZTE. Persona non grata para mí también.

Supongo que ese coste económico está subvencionado por todo el spyware chino.

Me gusta que mi electrónica esté patrocinada por estados libres de vigilancia.

¿Pero de qué va esta gente? Soy el primero al que no le gusta ese régimen totalitario en China en el que las libertades civiles están por los suelos. Está claro que China intenta espiar a sus ciudadanos y también al resto del mundo, pero ¿qué país no está intentándolo? ¿Qué gran empresa no lo hace?

Todos quieren lo mismo: información. Datos que les permitan tener una ventaja competitiva que normalmente les sirve para vendernos algo (<tos>Google</tos>) pero que también les sirve para influir en nuestro poder de decisión y en nuestro futuro. Se vio con las elecciones presidenciales en las que ganó Trump y también en las recientes elecciones de Brasil, y estoy seguro de que en China son igual de perros. O más.

Pero que la gente compre ese mensaje de que Huawei les espía es demasiado. Que puede que espíe, desde luego, pero a ver quién es el guapo que me lo demuestra. Que yo sepa no ha habido aún ninguna prueba de que lo hayan hecho, ninguna, pero es que como decían en ZDNet hacerlo sería absurdo. Los reguladores alemanes incluso se tomaron la molestia de tratar de averiguar si estaban espiando a sus usuarios, pero una vez más, nada.

Lo más curioso de todo es que esas acusaciones vienen de un país que lleva espiándonos a todos nosotros años. El pastel lo descubrió Edward Snowden en 2013, y aunque la cosa parece haberse relajado desde entonces, dudo que estemos a salvo de esos esfuerzos. La NSA, el GCHQ y el resto de agencias de inteligencia de todas partes deben estar trabajando ahora con otros sistemas de espionaje, así que esas acusaciones son ridículas. Para entendernos:

Está demostrado que Estados Unidos nos espía ha espiado.

No está demostrado que Huawei nos espíe.

El espía acusa al (supuesto) espía.

Me parece de risa, y espero que a vosotros también. Eso es lo que me ha llevado a escribir un comentario en Ars Technica que en estos momentos lleva un global de -12 puntos, el único en negativos y de lejos el más votado con negativos de toda la lista. Es básicamente un resumen de lo aquí expuesto, pero lo dejo aquí para la posteridad:

Veo varios comentarios que mencionan a Huawei como sospechoso y supongo que el gobierno de los EE.UU. ha hecho un gran trabajo de FUD. Hasta donde yo sé no hay evidencia clara de ningún tipo de mala conducta por parte de Huawei, y la actual guerra comercial entre EE.UU. y China debería ser tomada en consideración en este delicado asunto.

La ironía aquí es que esas acusaciones vinieron del mismo país cuyas agencias de inteligencia han estado (y están todavía) espiando todo lo que pueden a través de cualquier medio que puedan. Es como si el espía estuviera acusando al (supuesto) espía, ¿verdad?

Venga ya. Juzgad el portátil por lo que es, no por lo que cualquier gobierno (sin pruebas) dice que es. No debería ser difícil demostrar que el portátil está conectándose a servidores en China. ¿Cómo es posible que nadie lo haya demostrado y haya confirmado que realmente está recogiendo datos para espiar a los Estados Unidos? Y además de eso, parece que está bien que Google, FB o MS recojan datos y nos espíen (se ha probado) constantemente, pero no es así si Huawei lo hace (de nuevo, enseñadme pruebas)?

Trataría de ver las cosas desde una perspectiva diferente. Y por cierto, este es un buen equipo que ha copiado cosas de otros porque, sorpresa, todos copian de todos.

Tristísimo, señores. Tristísimo.

Uy. Ya llevo 14 negativos. Esto se anima. A ver cómo acaba el día.

Por cierto, para los que estéis interesados en el equipo como tal y no en esos debates absurdos, el Huawei Matebook 13 que tan bien han puesto en Ars Technica y del que yo también hablo maravillas está a 736 euros en AliExpress. Ahí lo dejo.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Motorola One Zoom: 6,39?, Snapdragon 675, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (48+8+16+5), telefoto 3x, 4000 mAh, está a 269 euros en Amazon (baja de 429).
  • Sony WH-CH700AL: unos auriculares inalámbricos con conexión Bluetooth y NFC, hasta 35 de autonomía, cancelación de ruido AINC, perfiles de sonido A2DP y AVRCP. Están a 76 euros en Amazon (bajan de 180).
  • Lenovo L27i: un monitor de 27 pulgadas Full HD, tiempo de respuesta de 4 ms, hasta 75 Hz de frecuencia de refresco, conectores HDMI y VGA, está a 139,98 euros en Amazon (baja de 199).
  • Pendrive Verbatim 256 GB: una llave de memoria USB con una capacidad espectacular de 256 GB, aunque la conexión es USB 1.1, así que las velocidades son lentitas. Pero oye, por 27,90 euros puede compensar.
  • Juegos PS4: Tekken 7 a 19,95 euros en Amazon (baja de 69,99). Call of Duty: Black Ops III a 15,90 euros. Red Dead Redemption II a 29,90 euros (baja de 69,99). Resident Evil 2 a 19,50 euros (baja de 59,99).
  • Microsoft Wireless Desktop 3050: un conjunto de ratón y teclado inalámbricos. Teclado con controles multimedia, ratón con tecnología BlueTrack. Está a 39,99 euros en Amazon (baja de 64,90).
  • WD My Book 10 TB: un disco duro externo de 3,5 pulgadas con una capacidad brutal de 10 TB y conexión USB 3.0. Está a 177,89 euros en Amazon (baja de 256,99).
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: con 6,53?, un Helio G90T, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (64+8+2+2), 4.500 mAh de batería, está a 199 euros en Amazon.
  • Apple iPhone 8 64 GB (reacondicionado): atentos a este modelo, que según Amazon está como nuevo y «funciona como tal», nada menos que 64 GB de capacidad, 4,7 pulgadas, cámara de 12 Mpíxeles, TouchID, resistencia al agua IP67. Está a 309 euros en Amazon.
  • Nintendo Switch Lite + Animal Crossing + Kirby Clash: la consola portátil de Nintendo con el juego Animal Crossing baja de precio: está a 256,4 euros en eBay con el código PDESCUENTO5. Si queréis la consola tal cual sin juegos, está a 199,99 euros en Amazon.
  • Apple AirPods 2: con el estuche de carga normal, no el inalámbrico, pero estupendos según sus propietarios. Están a 139,98 euros en Amazon.
  • Samsung 55RU7105: una Smart TV de 55 pulgadas (modelo 2019) con resolución 4K UHD, soporte HDR10+, procesador 4K, mando One Remote, soporta Apple TV, Alexa, está a 379 euros en eBay con el código PDESCUENTO5.
  • Xiaomi Mi True Wireless TWS: los auriculares inalámbricos de Xiaomi con Bluetooth 5.0, micrófono integrado, control táctil, hasta 4 horas de autonomía, 12 con el estuche de carga. Están a 20,84 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 10: 6,67?, Snapdragon 865, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (108+13+2+2 MP), 4.780 mAh, 5G. Pack promocional con Mi Band 3 y Mi True Wireless Earphone 2. Está a 699 euros en Amazon (descuenta 100 € al tramitar pedido).
  • Pinball FX3: si os gustan los pinballs atentos a este juego que incluye ediciones varias como las de Star Wars, Aliens o Marvel. Está gratis en Steam, ¡mola!
  • Cubot R15: un smartphone modesto pero pintón. 6,26?, MediaTek Helio A22 quad-core, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara dual 16+2 MP, 3.000 mAh, está a 85 euros en Amazon con el código Q4679ZCJ (baja de 99,99).
  • Huawei Watch GT 2 Sport: un smartwatch con caja de 42 mm con GPS, pantalla AMOLED 1,2?, GPS, 15 modos deportivos, monitorización cardíaca y de sueño, hasta una semana de autonomía. Está a 159 euros en Amazon (baja de 239).
  • TD Systems K55DLJ10US: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital Plus, y basada en Android 9.0. Está a 319 euros en eBay.
  • Humble Bundle Conquer Covid-19: un pack espectacular de juegos y libros que tendrían un valor total de 1.071 dólares y que puedes conseguir por 28 euros. El 100% de los ingresos van a organizaciones de caridad.
  • Xbox One X + Forza Horizon 4 + Lego Speed Champions: la consola más potente de Microsoft vuelve a precios locos. Incluye el juego de Star Wars, un mando, unidad Blu-ray y 1 TB de capacidad. Está a 294,25 euros en Amazon (baja de 499).
  • Xbox Game Pass Ultimate: esta oferta te permite obtener 6 meses de este servicio de suscripción para juegos de Xbox One y Windows 10 al precio de lo que te costarían 3 meses. Doble de diversión al mismo precio! Está a 38,99 euros en Amazon (baja de 77,97).
  • SSD Crucial BX500 960 GB: una unidad de estado sólido SATA de 2,5 pulgadas con una capacidad de 960 GB, casi 1 TB, y velocidades de hasta 560 MB/s. Está a 101,99 euros en Amazon (baja de 110).
  • Amazon Music Unlimited: vuelve la oferta de tres meses gratis de este servicio que compite con Spotify. Solo para nuevos clientes, luego 9,99 euros/mes.
  • Xiaomi Mi M365: el ya célebre patinete eléctrico de Xiaomi con autonomía de 30 km, velocidad de 25 km/h, plegable, está a 279,65 euros en eBay con el código PARAXIAOMI.
  • TCL Plex: un smartphone de 6,53?, Snapdragon 675, 6 GB de RAM, 12 8 GB de capacidad (ampliables), cámara triple de 48+16+2 MP, 3.820 mAh, conector auriculares (!). Está a 219 euros en Amazon (baja de 279).
  • Realme 6: súper nuevo, 6,5?, Helio G90T, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), 4.300 mAh de batería, lector de huella en el lateral, está a 192 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO27
  • Cargador AUKEY USB-C: con Power Delivery 3.0, potencia de 36W, dos puertos USB-C para cargar móviles o tabletas a toda pastilla. Está a 25,99 euros en Amazon (baja de 38,99).
  • Televisor TD Systems K58DLK10US: una Smart TV de 58 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital+, WiFi, sistema operativo Android 9.0. Está a 319 euros en AliExpress (baja de 359).
  • TCL 55DP602: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido Dolby Digital Plus, está a 357,45 euros en Amazon. Brutal.
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 155,42 euros en Amazon.
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos. Está a 789 euros en Amazon.
  • Amazon Kindle: el lector de libros electrónicos de Amazon ya cuenta en su versión básica con luz frontal integrada, así que puedes leer en la cama sin lámparas. 6 pulgadas 167 ppp, 4 GB de capacidad, está a 64,99 euros en Amazon (baja de 89,99). El Paperwhite resistente al agua está a 99,99 euros (baja de 129,99).
  • Monument Valley 2: un juego visualmente precioso con una mecánica de puzzles espectacular. Está gratis para Android en Google Play y también gratis para iOS en la App Store.
  • Oppo Reno 2: 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 449 euros en Amazon (baja de 499).
  • ASUS ZenBook 14: un portátil de 14? FullHD con un Ryzen 7 3700U, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una Radeon RX Vega 10, sistema operativo Endless OS, teclado español, lector de huella. Está a 649 euros en Amazon.
  • WD Black P10 5TB: una unidad de 5 TB de capacidad perfecta para consola o PC, capacidad estupenda, conexión USB 3.0, tasas de transferencia notables, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 140,49).
  • Seagate Expansion 8 TB: otra unidad aún con mayor capacidad, 8 TB (uauh!) con interfaz USB 3.0 (compatible USB 2.0), 3,5 pulgadas y un precio muy bueno (no tanto como el anterior), 139,99 euros en Amazon.
  • HiSense H50AEE6400: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, plataforma VIDAA U, modo deporte, está a 349,99 euros en Amazon.
  • Sharp LC-55UI8762ES: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR+, Smart Aquos Net+, 3 x HDMI, 2 x USB, altavoces Harman Kardon, está a 389,99 euros en Amazon (baja de 799,99).
  • Lenovo IdeaPad C340-14API: un portátil convertible en tablet muy majo de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 y teclado en español por 599,99 euros en Amazon.
  • ASUS ZenBook UM431DA-AM003: un portátil de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado en español, está a 549 euros en Amazon.
  • Humble Bundle Just Drive: un pack de juegos de conducción para quienes quieran disfrutar al volante «virtual». Asetto Corsa, Dirt 4 y Project Cars 2 entre otros por 12 euros en Humble Bundle. Brutal
  • Humble Bundle Stardock: esta empresa lleva años haciendo programas fantásticos de personalización y productividad de Windows 10. Por 13,50 euros tendrás el pack completo, incluidos Windows Blinds, Fences (escritorios virtuales) o Multiplicity (KVM software).
  • Acer Aspire 3: un portátil muy modesto pero curioso, 15,6? FullHD, Core i3-6006U, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD, Linux preinstalado, teclado español, está a 249,99 euros en Amazon, buena opción como portátil de batalla o para niños.
  • AMD Ryzen 2600X: si estáis actualizando vuestro PC o vais a montaros uno nuevo atentos a este micro de 8 núcleos y 16 hilos de ejecución, preparado para overclocking, 95W de TDP, hasta 4,25 GHz. Está a 132,90 euros en Amazon (baja de 215).
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39? AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. La versión de 64 GB está a 259,99 euros en Amazon (baja de 329).
  • Aspiradora Philips Speedpro: formato escoba, se puede usar como aspiradora vertical o aspiradora de mano, en ambos casos sin cable. Cepillo con succión de 180º, tecnología PowerCyclone 7, hasta 800 l/min de velocidad del aire, está a 149,99 euros en Amazon (baja de 289)
  • Amazon Prime Estudiantes: la suscripción a Amazon Prime está a solo 18 euros al año (60 para usuarios normales) con un periodo gratuito de 90 días de prueba. Ya sabéis, con ella tenéis entrega rápida gratis, prime video y prime music.
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 172,40 euros en Amazon.
  • HiSense H65A6500: una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, con la plataforma VIDAA U, modo deportes, WiFi, Precision Color, está a 579,99 euros en Amazon.
  • Intel NUC: un miniPC potente y curiosón. Con un Core i5-7260U, 8 GB de RAM, 240 GB de SSD2, Windows 10, está a 525 euros en Amazon. Buen equipo de trabajo o incluso de salón.
  • Acer Aspire 3 A315-54K: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-10210U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, con salida HDMI, RJ45, USB 3.1, lector de tarjetas, está a 499 euros en PcComponentes (en Amazon 708 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “El espía que acusó al (supuesto) espía

  1. Carlos dice:

    Javier, aunque a mi parecer no te falta razón en cierto sentido, debo discrepar un poco en las premisas aunque no desconozco que, en general, no podemos ser ingenuos y tampoco cínicos. Sabemos lo que hay en gran parte.

    Ahora bien, considero que son cosas distintas y comparas espionaje privado-estatal (Huawei) con el estatal (Americano). En mi opinión la diferncia es muy sustancial por la diferente legitimidad.

    En el caso de la empresa china, creo que sí existe un problema de seguridad nacional para cualquier país. No solamente es una empresa intervenida directamente por el gobierno totalitario chino sino que, además, su tecnología puede estar en cada rincón y servir para monitorizarlo absolutamente todo. Recordemos que es una empresa especializada en sistemas de telecomunicaciones sin perjuicio de su división de consumo.

    Personalmente no considero que Apple, por ejemplo, suponga una amenaza potencial para la seguridad nacional de un país pues sus productos son de consumo y productividad. En algunos casos, tienen servidores. En cambio, Huawei es totalmente distinto, tienen routers, satélites, todo tipo de sistemas de teleco cuya capacidad para espiar las telecomunicaciones es evidente (ahí está el tema del chip que encontró Amazon en sus servidores y que fué reportado al FBI, lo que me parece indicio de sobra).

    La amenaza es doble pues mientras que Apple, en su caso, podría ser acusado de espiar a la compentencia y ser juzgado en un país con un Estado de Derecho, Huawei puede espiar para sus propios fines y los del Estado Chino que es totalitario.

    Los ciberataques se producen de muchas maneras y las ingenierías españolas ya han detectado que sus servidores han estado enviando planos a China en los últimos años por falta de auditorías.

    Ciertamente, la detención de la CFO china y lo de Irán, parece la excusa medial. Pero también Al Capone fué detenido por evasión de impuestos y no por delitos de sangre.

    Hoy mismo la Fiscalía General de los EEUU ha formulado acusación formal contra la empresa y su directiva. En meses precedentes la empresa y el gobierno chino aceptaron la salida de cientos de directivos del país sospechosos de espionaje. Eso no sucede fácilmente con lo que hay en juego.

    Puede que todos espíen pero un gobierno no es lo mismo que una empresa. Actualmente, es un tema candente si los gobiernos deben espiar o no a sus ciudadanos. Hoy día nos reímos de Hoover porque se espía muchísimo más que antes por agentes públicos y privados, pero como dijeron Obama y Cameron en su día, los derechos de la privacidad deben se redefinidos. Personalmente estoy totalmente a favor de la privacidad pero como jurista sé que ningún derecho es absoluto porque queda ponderado por otros derechos fundamentales también (la libre información, la expresión, la seguridad privada y pública…). Por tanto, habrá que ver a qué se puede llamar, en términos legales, hoy día, espionaje y qué no. Sobretodo con la ciberguerra mundial que se está librando; el terrorismo y la manipulación mediática de las democracias.

    No me parece tan fácil sin perjuicio de no ser ingenuos.

    • Carlos estupendo comentario y bien diferenciar entre empresa y estado en este caso, pero aquí cojo tu guante y te lo echo de nuevo. ¿Qué pasa con Google, Facebook, Microsoft o Amazon (por citar las gordas)? ¿Crees que tienen menos alcance que Huawei con toda su infraestructura? Lo dudo mucho, y lo de los chinorris, por mucho que me pueda preocupar, no me deja más inquieto que todo lo que hacen estas empresas continua e impunemente. Los desastres de privacidad y las libertades que se toman con los datos de los usuarios son increíbles, y son empresas.

      Probablemente distintas por no tener esa intervención gubernamental, pero en una teórica guerra fría contra China que fuese a más, ¿crees de verdad que Google no cedería info para que EEUU pudiera tener ventaja contra China?

      Todos juegan sucio. Todos. Mi reflexión no tiene ni mucho menos el objetivo de salvar a Huawei de la quema, pero que no se haya demostrado absolutamente nada (y si lo ha hecho alguien, por favor, enlaces a mí) me hace plantear el beneficio de la duda. Con Google, Facebook o Microsoft se sabe lo que han hecho durante años y lo que están haciendo: es de lo que hablo a diario, así que está probado y demostrado. Que nos lo vendan como datos para mejorar sus servicios y nos lo queramos tragar es otra cosa, pero lo que está claro es que ellos lo hacen. Que lo haga Huawei, insisto, no. O no que yo sepa, al menos. Y aunque lo hiciera, ya por cerrar, completaría mi argumento: son todos unos hipócritas. Y los primeros, nuestros gobernantes y su vergonzoso uso de la seguridad como argumento para espiarnos más que nunca.

    • Land-of-Mordor dice:

      Quien depende de quien y quien ayuda cada vez que su gobierno lo pide lo sabemos todos. Las empresas estadounidenses no son propiedad de su gobierno, pero, campañas publicitarias a parte, cada vez que el «Tío Sam» necesita algo tienen alfombra roja. Las escuchas de la NSA y otras agencias no se podían realizar sin la ayuda de fabricantes de todo tipo: desde aparatos de consumo hasta infraestructura de redes. Ahí yo veo empate técnico en cuanto a dependencia gubernamental. El problema es que la situación de dependencia de su propio gobierno ha existido desde que Huawei y otras salieron al mercado internacional. Pero no ha sido un problema de seguridad nacional hasta que han empezado a hacer «pupita» y mucha a las empresas estadounidenses que compiten en los mismos mercados. Curiosamente ahora que la principal valedora del «America way of life» (Apple) pasa por algún que otro problemilla, precisamente en el mercado chino, aparece «de la nada» esta acusación de espionaje. Muy curioso todo.

      Y recordemos también que a pesar de no ser accionista de las compañías tecnológicas estadounidenses, el propio gobierno «riega» puntualmente de millones esas mismas compañías cuando subcontrata con ellas suministros de productos y servicios. No llegan al nivel de Boeing y Lockheed Martin que sin los contratos gubernamentales tendrían muy difícil subsistir, pero no es algo irrelevante.

    • No lo se… La verdad Apple con Huawei es como comparar peras con manzanas (ajaja)

      Comparemos entonces mejor a Huawei con Cisco o Juniper o Dell, todos ellos tambien venden dispositivos de red y podrian estar extrayendo información sin consentimiento, y enviandolo al gobierno de EEUU si se los solicita.

      Ahora, sobre el argumento de que es más peligroso el espionaje de naciones que el de empresas, el de las empresas puede llegar a ser más peligroso dado que son multinacionales, tiene y podrían controlar no solo 1 gobierno sino varios. Así que ese argumento no me suena mucho.

      Así mismo lo del chip que «encontraron» en servidores, eso ya fue desmentido y fue completamente falso, simplemente fue una historia armada por parte de Bloomberg, Apple, Amazon y Super Micro salieron a desmentir ese «reporte».

      Ojo, el que no lo hayan hecho no significa que no lo puedan hacer o ya lo esten haciendo… Pero eso lo podría hacer cualquier fabricante del mundo, solo que es necesario demostrarlo.

  2. Kheldar dice:

    En general los productos de Huawei me parecen estupendos, al igual que los de muchas otras empresas chinas, y que por sus actividades y modelos de negocio los simples mortales tenemos acceso a un gran abanico de tecnologías.

    Para mi la diferencia fundamental entre que me espié una empresa o un gobierno como USA, es que la empresa quiere venderme algo y yo puedo optar o no por comprar lo que vende. Mientras que el espionaje por parte de un gobierno parte del supuesto de que soy una amenaza o que puedo llegar a serlo, por lo que esa información que recopilan sobre mi puede ser usada para hacerme daño, y a mayor escala para favorecer o provocar acontecimientos y grupos potencialmente dañinos para mi país y para las personas que habitan en él.

    Por lo que prefiero, y no me importa, que me espié una empresa, para empezar yo se que me están espiando, se que recopilan mis datos, estaba especificado en sus términos y condiciones cuando empecé a usar sus servicios y tengo una idea de para que los usan, principalmente para venderme cosas, para mejorar sus servicios y ser más competitivos, etc. Y por lo tanto trato de aprovecharme de ello. Google me hace la vida más fácil porque me dice el tráfico en mis rutas habituales, Amazon sabe mis gustos por lo que me anuncia cosas que desconozco y podría considerar adquirir y si entrenas adecuadamente a Youtube puedes tener un amplio suministro de contenido de acuerdo a tus intereses evitando la paja. Lo mismo para otros servicios y compañías.

    Para la empresa soy un cliente y puedo elegir dejar de ser cliente de una empresa pero no puedo elegir que USA o el gobierno que sea me espié.

  3. Lambda dice:

    Para mí hay una diferencia clara: en el caso de Huawei puedo optar por comprarles o no su producto (si es que espían por el hardware de sus equipos). El problema, por ejemplo, de Facebook es que puedes no ser usuario de su red social, y aún así (a través de sus cookies persistentes, y los vinculos a su red en mil paginas por ahí) ellos hacerse un perfil de ti y tu entorno, tus búsquedas e intereses. La estrategia por software es mucho más sibilina, universal y con mayor alcance. Si se rasca un poco, el mundo de la tecnologia , sus empresas y los gobiernos, nada tiene de inocente. Y en cuanto a hardware y backdoors, desde que usamos x86 ya había a granel. A EEUU, sencillamente, no le gusta que otros (también) juegen al mismo juego, aunque ellos mismos lleven delantera y experiencia.

  4. Adan J dice:

    Viendo los comentarios en Ars, me dejo pensando en bucle «madre del amor hermoso».

    Aunque tampoco es que me guste mucho el tema de espionaje y cada vez menos privacidad, parece que los comentaristas de Ars estan rabiando por el espionaje directo mas frecuente en vez de seguirle la pista al espionaje indirecto. Aquel que revelo Snowden, y en el cual en la lista de la NSA aparecio Apple varias veces.

    Parece que estan conformes con que les sigan espiando de forma indirecta los de siempre, o directamente no hacen mas que sacar espuma de la boca cada vez que China y sus empresas cercanas son mencionadas.

    @javipas, ya no veo tu comentario en Ars.

  5. Matias dice:

    Al leer los comentarios que citas no puedo dejar de recordar la frase «Es más fácil engañar a las personas, que convencerlas de que han sido engañadas».

Comentarios cerrados