Tecnología

El espía que acusó al (supuesto) espía

A ver, vaya por delante que estamos vendidos. La batalla por la privacidad está perdida desde hace tiempo. La culpa la tenemos nosotros, perezosos usuarios que amamos el todo gratis y que nos regocijamos de lo estupendo que es Gmail mientras por el otro lado ponemos a caldo a Google. Pero eso sí, seguimos usando Gmail, porque así somos.

Nos quedan las migajas de la privacidad. Pequeños e incómodos pasos que podemos dar para proteger un poco ciertas áreas de nuestra vida. O eso, o nos vamos al bosque con unos gallumbeles, un arco y unas flechas en plan Orzowei, claro.

Que soportemos que la privacidad está perdida no debe significar no obstante que tengamos que ser unos hipócritas. Y en este terreno me sorprende encontrar mogollón de hipócritas, empezando por un gobierno de los Estados Unidos que tiene el morro de acusar a otros de espionaje cuando ellos mismos llevan años tratando de saberlo todo de todos.

Lo he comentado por encima en alguno de los temas que he cubierto sobre Huawei en Xataka. Desde hace un tiempo la empresa es la enemigo público número uno de Estados Unidos. Han vetado las ventas de sus productos y les están tratando de hacer la puñeta por todos los medios porque, supongo, saben que Huawei lo está haciendo de lujo y hace pupita a sus marcas legendarias, Apple incluida.

Sus productos son mejores que nunca y se han colocado como referentes tanto en móviles (P20 Pro, Mate 20 Pro) como en portátiles (Huawei MateBook X Pro, Huawei MateBook 13) así que, ¿qué mejor que aprovechar esa guerra comercial entre China y Estados Unidos para tratar de hundir a esta empresa?

El último ejemplo lo he visto hoy. En Ars Technica aparecía un análisis del Huawei Matebook 13, y las conclusiones eran aplastantes: el equipo es una maravilla que como gran pega tiene ser ruidoso cuando le metes caña, y diría que esto lo acabarán relajando con alguna actualización. Hay alguna cosilla más en contra como una autonomía nada excepcional o la ausencia de puertos USB convencionales, pero aún así estamos ante el que yo diría que a día de hoy es el portátil chollo del momento.

En ese análisis lo dejaban bastante claro en todo momento, así que me dispuse a leer los comentarios para ver qué opinaba la gente. Estamos ante un medio asentado en los Estados Unidos, pero lo que me encontré fue comentarios bastante lamentables de unos cuantos usuarios:

Buen texto, pero deberíais haber añadido “fabricante sospechoso” en la sección “Lo feo”

La compra se utiliza para financiar el espionaje contra los Estados Unidos y para canalizar la tecnología a Irán. Siento que los crímenes de Huawei sean atroces. Son persona non grata para mí

Como canadiense, definitivamente no compraré nada de Huawei o ZTE. Persona non grata para mí también.

Supongo que ese coste económico está subvencionado por todo el spyware chino.

Me gusta que mi electrónica esté patrocinada por estados libres de vigilancia.

¿Pero de qué va esta gente? Soy el primero al que no le gusta ese régimen totalitario en China en el que las libertades civiles están por los suelos. Está claro que China intenta espiar a sus ciudadanos y también al resto del mundo, pero ¿qué país no está intentándolo? ¿Qué gran empresa no lo hace?

Todos quieren lo mismo: información. Datos que les permitan tener una ventaja competitiva que normalmente les sirve para vendernos algo (<tos>Google</tos>) pero que también les sirve para influir en nuestro poder de decisión y en nuestro futuro. Se vio con las elecciones presidenciales en las que ganó Trump y también en las recientes elecciones de Brasil, y estoy seguro de que en China son igual de perros. O más.

Pero que la gente compre ese mensaje de que Huawei les espía es demasiado. Que puede que espíe, desde luego, pero a ver quién es el guapo que me lo demuestra. Que yo sepa no ha habido aún ninguna prueba de que lo hayan hecho, ninguna, pero es que como decían en ZDNet hacerlo sería absurdo. Los reguladores alemanes incluso se tomaron la molestia de tratar de averiguar si estaban espiando a sus usuarios, pero una vez más, nada.

Lo más curioso de todo es que esas acusaciones vienen de un país que lleva espiándonos a todos nosotros años. El pastel lo descubrió Edward Snowden en 2013, y aunque la cosa parece haberse relajado desde entonces, dudo que estemos a salvo de esos esfuerzos. La NSA, el GCHQ y el resto de agencias de inteligencia de todas partes deben estar trabajando ahora con otros sistemas de espionaje, así que esas acusaciones son ridículas. Para entendernos:

Está demostrado que Estados Unidos nos espía ha espiado.

No está demostrado que Huawei nos espíe.

El espía acusa al (supuesto) espía.

Me parece de risa, y espero que a vosotros también. Eso es lo que me ha llevado a escribir un comentario en Ars Technica que en estos momentos lleva un global de -12 puntos, el único en negativos y de lejos el más votado con negativos de toda la lista. Es básicamente un resumen de lo aquí expuesto, pero lo dejo aquí para la posteridad:

Veo varios comentarios que mencionan a Huawei como sospechoso y supongo que el gobierno de los EE.UU. ha hecho un gran trabajo de FUD. Hasta donde yo sé no hay evidencia clara de ningún tipo de mala conducta por parte de Huawei, y la actual guerra comercial entre EE.UU. y China debería ser tomada en consideración en este delicado asunto.

La ironía aquí es que esas acusaciones vinieron del mismo país cuyas agencias de inteligencia han estado (y están todavía) espiando todo lo que pueden a través de cualquier medio que puedan. Es como si el espía estuviera acusando al (supuesto) espía, ¿verdad?

Venga ya. Juzgad el portátil por lo que es, no por lo que cualquier gobierno (sin pruebas) dice que es. No debería ser difícil demostrar que el portátil está conectándose a servidores en China. ¿Cómo es posible que nadie lo haya demostrado y haya confirmado que realmente está recogiendo datos para espiar a los Estados Unidos? Y además de eso, parece que está bien que Google, FB o MS recojan datos y nos espíen (se ha probado) constantemente, pero no es así si Huawei lo hace (de nuevo, enseñadme pruebas)?

Trataría de ver las cosas desde una perspectiva diferente. Y por cierto, este es un buen equipo que ha copiado cosas de otros porque, sorpresa, todos copian de todos.

Tristísimo, señores. Tristísimo.

Uy. Ya llevo 14 negativos. Esto se anima. A ver cómo acaba el día.

Por cierto, para los que estéis interesados en el equipo como tal y no en esos debates absurdos, el Huawei Matebook 13 que tan bien han puesto en Ars Technica y del que yo también hablo maravillas está a 736 euros en AliExpress. Ahí lo dejo.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Kindle Paperwhite: el lector de libros electrónicos de referencia baja de precio. Con pantalla de 6″ retroiluminada, 8 GB de capacidad, y esa resistencia al agua para llevártelo a la pisci/playa sin miedo. Está a 109,99 euros en Amazon.
  • Portátil Chuwi Lapbook Air: 14,1″ FullHD, Intel Celeron N3450, 8 GB de RAM, 128 GB SSD (ranura M.2), Windows 10, teclado inglés, WiFi, está a 281,04 euros en Banggood con el cupón BGair44
  • Repetidor WiFi dodocool: para mejorar la cobertura de tu red WiFi, soporte de redes 802.11b/g/n, antena integrada, enchufe europeo. Está a 16,99 euros en Amazon.
  • Lenovo Ideacentre 510A: un PC para trabajar y jugar con un AMD Ryzen 5 2400G, 8 GB de RAM, 1 TB HDD, una gráfica AMD Radeon RX 560 (4 GB GDDR5), y Windows 10 Home. Está a 599,99 euros en Amazon.
  • 48 cápsulas Nescafé Dolce Gusto: el sabor espresso intenso está de rebajas, un pack de 3×16 cápsulas está a 10 euros en Amazon
  • Patinete Xiaomi Pro: el modelo con batería ampliada (474 Wh, 18.650 mAh) que pasa de 30 a 45 km, sistema de frenos dual, ruedas de 8,5 pulgadas, más avanzado y seguro por 485 euros en Banggood con el cupón MIFANPRO
  • Ratón gaming Corsair M65 Elite: con cable, sensor óptico, hasta 18.000 PPP, retroiluminación RGB, sistema de pesos ajustables. Un ratón gaming muy llamativo y capaz, está a 49,99 euros en Amazon.
  • Lenovo Legion T530: un PC de sobremesa con un Core i5-8400, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, 1TB de HDD y gráfica GTX 1050. Sin sistema operativo, pero bien por 599 euros en Amazon. Pero que muy bien.
  • Zapatillas Lacoste Carnaby Evo: en color azul marino, disponibles en varias tallas, están a 59,99 euros en AliExpress Plaza.
  • Grand Theft Auto V: la edición para la Xbox One está de rebajas, solo 16,99 euros en Amazon.
  • Memoria USB SanDisk Cruzer 64 GB: conexión USB 2.0, buen diseño y capacidad estupenda sobre todo a este precio: 8,99 euros en Amazon.
  • Disco duro externo WD My Book 10 TB: vamos a por todas con esta unidad externa de nada menos que 10 TB con conexión USB 3.0 y un precio estupendo, 188,99 euros en Amazon. Brutal
  • Samsung Galaxy S10e: el telefonazo compacto con 5,8”, Exynos 9 Octa 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+16 MP, 3.100 mAh lector de huella en el lateral. Está a 559 euros en eBay.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft a 2,99 euros. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 2,99 euros en eBay, perfecta para esos equipos que se venden sin sistema operativo.
  • Xiaomi Mi 9: atentos, chicos. AMOLED 6,39” , Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, huella dactilar en pantalla, carga inalámbrica y rápida, cámara triple (48+12+16 MP). Está a 401 euros en Banggood con el cupón 4BGM964. Otra alternativa: está a 449 en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3” (mininotch), Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), 4.000 mAh de batería, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupenda. Está a 201,63 euros en Banggood con el cupón 4BGN7128. La versión de 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad del Redmi Note 7 está lógicamente más barata, tan solo 146 euros en AliExpress con el cupón “aliexpress19068. Y otra opción más, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad por 165 euros en AliExpress con el cupón AliExpress19215
  • Suscripción EA Access 12 meses: un año entero para disfrutar un catálogo estupendo de juegos para la Xbox One como si fueran tuyos. Los instalas y a disfrutar. Está a 18,89 euros en CDKeys.
  • Auriculares inalámbricos Xiaomi AirDots TWS: los competidores de los AirPods de Apple con Bluetooth 5.0, 4 horas de autonomía y 12 más en el estuche, control táctil. Están a 22,74 euros en GearBest con el código 321U9GID
  • PocoPhone F1: telefonazo de 6,1”, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual (12+5 MP), 4.000 mAh. Nunca lo había visto a este precio en esa versión de 128GB. Está a 279 euros en GearBest envío desde España, garantía 2 años.
  • Unidad SSD SanDisk 2 TB: una estupenda opción para quienes necesitéis mucha capacidad y mucha velocidad. 2 TB en SSD es una pasada, creedme. Está a 207 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Módulo Ballistix Sport RAM DDR4 16 GB: sigue bajando la memoria, y este módulo de 16 GB lo demuestra: DDR4, PC4-2400, color gris, está a 81 euros en Amazon Alemania envío incluido. Póngame dos (por aquello de aprovechar las memorias dual-channel).
  • Impresora multifunción Canon Pixma TS3150: imprime, escanea y copia, con WiFi, Pixma Cloud Link, inyección, impresionane por 33 euros en AliExpress con el cupón plazaoff. En Amazon muy barata también, 39 euros.
  • Patinete eléctrico Xiaomi Mijia M365: el referente. Plegable, 30 km de batería, 25 km/h, doble freno, en color negro, está a 303 euros en Banggod con el código plrosku, en Amazon sale por 412 euros.
  • Auriculares gaming Logitech G432: unos cascos de diadema con micrófono, sonido envolvente 7.1 perfecto para detectar a tus enemigos en FPS solo con el audio. Está a 55 euros en Aliexpress con el código plazaoff.
  • Tarjeta gráfica Zotac RTX 2060: estupenda opción para jugar a toda potencia. Una GeForce RTX 2060 con 6 GB de memoria GDDR6, y todas las mejoras de la arquitectura Turing (Ray-tracing, DLSS). Está a 339,99 euros en Amazon.
  • Xbox Game Pass 6 meses: en un pack de dos códigos digitales de 3 meses cada uno. Rebaja del 50% para este servicio que te permite jugar a cerca de 200 juegos de la Xbox One como si fueran tuyos. Mola, y está a 29,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2: la versión global de este móvil de 5,99″ con un Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 32 GB de capacidad (no ampliables), cámara dual 12+20. Está a 131,60 euros en AliExpress con el código aliexpress19084. El modelo con 4/64 GB está en Amazon a 152 euros
  • Auriculares i12 TWS: unos auriculares inalámbricos BT 5.0 con control táctil, diseño “inspirado” (ja) en los AirPods. Están a 15,15 euros en GeekBuying con el cupón JJVWTEUK
  • Office 2019 Professional Plus: licencia para un PC, solo para Windows 10, licencia perpetua, envío del código de licencia por correo. Se dan instrucciones para descarga, instalación y aplicación. Está a 10,60 euros en Amazon.
  • Portátil Chuwi HeroBook: un 14,1″ HD con un Intel E800 quad-core, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliable con SSD M.2), Windows 10, 38 Wh batería. Modesto pero simpático sobre todo por su precio, 191 euros en Aliexpress con cupones.
  • Portátil gaming Asus R570ZD: un 15’6” FullHD con un AMD Ryzen 5 2500U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD, GTX 1050 (2GB), teclado en español, puerto RJ-45, USB-C, peso de 2,3 kg (no es una pluma). Sin Windows, ojo. El precio es estupendo, 554 euros en Amazon
  • Xiaomi Mi A2 Lite: versión global, 5,84” Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB capacidad (ampliable), cámara dual 12+5 MP, 4.000 mAh batería, Android One puro. Increíble que cueste 126,89 euros en Banggood con el cupón 4BGA2L3
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,57 en AliExpress.
  • Huawei Honor 10 Lite: 6,21”, CPU Kirin 710, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara dual trasera (13+13 MP), frontal de 24 MP, 3.400 mAh, lector de huellas y hasta NFC para pagos móviles. Está a 194 euros en AliExpress con el cupón “plaza1
  • Portátil Xiaomi Mi Notebook Pro: 15,6 pulgadas FullHD, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB PCIe SSD, expansión M.2, GeForce MX150, lector de huella, teclado en inglés (te regalan pegatinas). Está a 765 euros en AliExpress. Envío desde España en 5 días.
  • Portátil Jumper EzBook 3 Pro: modesto pero perfecto para viajes o niños: 13,3 pulgadas FullHD (!!), Intel Celeron N3450, 6 GB de RAM, 64 GB eMMC (slot M.2), salida HDMI, peso 1,39 kg, Windows 10, teclado EEUU. Está a 199,78 euros en AliExpress

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 comentarios en “El espía que acusó al (supuesto) espía

  1. Carlos dice:

    Javier, aunque a mi parecer no te falta razón en cierto sentido, debo discrepar un poco en las premisas aunque no desconozco que, en general, no podemos ser ingenuos y tampoco cínicos. Sabemos lo que hay en gran parte.

    Ahora bien, considero que son cosas distintas y comparas espionaje privado-estatal (Huawei) con el estatal (Americano). En mi opinión la diferncia es muy sustancial por la diferente legitimidad.

    En el caso de la empresa china, creo que sí existe un problema de seguridad nacional para cualquier país. No solamente es una empresa intervenida directamente por el gobierno totalitario chino sino que, además, su tecnología puede estar en cada rincón y servir para monitorizarlo absolutamente todo. Recordemos que es una empresa especializada en sistemas de telecomunicaciones sin perjuicio de su división de consumo.

    Personalmente no considero que Apple, por ejemplo, suponga una amenaza potencial para la seguridad nacional de un país pues sus productos son de consumo y productividad. En algunos casos, tienen servidores. En cambio, Huawei es totalmente distinto, tienen routers, satélites, todo tipo de sistemas de teleco cuya capacidad para espiar las telecomunicaciones es evidente (ahí está el tema del chip que encontró Amazon en sus servidores y que fué reportado al FBI, lo que me parece indicio de sobra).

    La amenaza es doble pues mientras que Apple, en su caso, podría ser acusado de espiar a la compentencia y ser juzgado en un país con un Estado de Derecho, Huawei puede espiar para sus propios fines y los del Estado Chino que es totalitario.

    Los ciberataques se producen de muchas maneras y las ingenierías españolas ya han detectado que sus servidores han estado enviando planos a China en los últimos años por falta de auditorías.

    Ciertamente, la detención de la CFO china y lo de Irán, parece la excusa medial. Pero también Al Capone fué detenido por evasión de impuestos y no por delitos de sangre.

    Hoy mismo la Fiscalía General de los EEUU ha formulado acusación formal contra la empresa y su directiva. En meses precedentes la empresa y el gobierno chino aceptaron la salida de cientos de directivos del país sospechosos de espionaje. Eso no sucede fácilmente con lo que hay en juego.

    Puede que todos espíen pero un gobierno no es lo mismo que una empresa. Actualmente, es un tema candente si los gobiernos deben espiar o no a sus ciudadanos. Hoy día nos reímos de Hoover porque se espía muchísimo más que antes por agentes públicos y privados, pero como dijeron Obama y Cameron en su día, los derechos de la privacidad deben se redefinidos. Personalmente estoy totalmente a favor de la privacidad pero como jurista sé que ningún derecho es absoluto porque queda ponderado por otros derechos fundamentales también (la libre información, la expresión, la seguridad privada y pública…). Por tanto, habrá que ver a qué se puede llamar, en términos legales, hoy día, espionaje y qué no. Sobretodo con la ciberguerra mundial que se está librando; el terrorismo y la manipulación mediática de las democracias.

    No me parece tan fácil sin perjuicio de no ser ingenuos.

    • Carlos estupendo comentario y bien diferenciar entre empresa y estado en este caso, pero aquí cojo tu guante y te lo echo de nuevo. ¿Qué pasa con Google, Facebook, Microsoft o Amazon (por citar las gordas)? ¿Crees que tienen menos alcance que Huawei con toda su infraestructura? Lo dudo mucho, y lo de los chinorris, por mucho que me pueda preocupar, no me deja más inquieto que todo lo que hacen estas empresas continua e impunemente. Los desastres de privacidad y las libertades que se toman con los datos de los usuarios son increíbles, y son empresas.

      Probablemente distintas por no tener esa intervención gubernamental, pero en una teórica guerra fría contra China que fuese a más, ¿crees de verdad que Google no cedería info para que EEUU pudiera tener ventaja contra China?

      Todos juegan sucio. Todos. Mi reflexión no tiene ni mucho menos el objetivo de salvar a Huawei de la quema, pero que no se haya demostrado absolutamente nada (y si lo ha hecho alguien, por favor, enlaces a mí) me hace plantear el beneficio de la duda. Con Google, Facebook o Microsoft se sabe lo que han hecho durante años y lo que están haciendo: es de lo que hablo a diario, así que está probado y demostrado. Que nos lo vendan como datos para mejorar sus servicios y nos lo queramos tragar es otra cosa, pero lo que está claro es que ellos lo hacen. Que lo haga Huawei, insisto, no. O no que yo sepa, al menos. Y aunque lo hiciera, ya por cerrar, completaría mi argumento: son todos unos hipócritas. Y los primeros, nuestros gobernantes y su vergonzoso uso de la seguridad como argumento para espiarnos más que nunca.

    • Land-of-Mordor dice:

      Quien depende de quien y quien ayuda cada vez que su gobierno lo pide lo sabemos todos. Las empresas estadounidenses no son propiedad de su gobierno, pero, campañas publicitarias a parte, cada vez que el “Tío Sam” necesita algo tienen alfombra roja. Las escuchas de la NSA y otras agencias no se podían realizar sin la ayuda de fabricantes de todo tipo: desde aparatos de consumo hasta infraestructura de redes. Ahí yo veo empate técnico en cuanto a dependencia gubernamental. El problema es que la situación de dependencia de su propio gobierno ha existido desde que Huawei y otras salieron al mercado internacional. Pero no ha sido un problema de seguridad nacional hasta que han empezado a hacer “pupita” y mucha a las empresas estadounidenses que compiten en los mismos mercados. Curiosamente ahora que la principal valedora del “America way of life” (Apple) pasa por algún que otro problemilla, precisamente en el mercado chino, aparece “de la nada” esta acusación de espionaje. Muy curioso todo.

      Y recordemos también que a pesar de no ser accionista de las compañías tecnológicas estadounidenses, el propio gobierno “riega” puntualmente de millones esas mismas compañías cuando subcontrata con ellas suministros de productos y servicios. No llegan al nivel de Boeing y Lockheed Martin que sin los contratos gubernamentales tendrían muy difícil subsistir, pero no es algo irrelevante.

    • No lo se… La verdad Apple con Huawei es como comparar peras con manzanas (ajaja)

      Comparemos entonces mejor a Huawei con Cisco o Juniper o Dell, todos ellos tambien venden dispositivos de red y podrian estar extrayendo información sin consentimiento, y enviandolo al gobierno de EEUU si se los solicita.

      Ahora, sobre el argumento de que es más peligroso el espionaje de naciones que el de empresas, el de las empresas puede llegar a ser más peligroso dado que son multinacionales, tiene y podrían controlar no solo 1 gobierno sino varios. Así que ese argumento no me suena mucho.

      Así mismo lo del chip que “encontraron” en servidores, eso ya fue desmentido y fue completamente falso, simplemente fue una historia armada por parte de Bloomberg, Apple, Amazon y Super Micro salieron a desmentir ese “reporte”.

      Ojo, el que no lo hayan hecho no significa que no lo puedan hacer o ya lo esten haciendo… Pero eso lo podría hacer cualquier fabricante del mundo, solo que es necesario demostrarlo.

  2. Kheldar dice:

    En general los productos de Huawei me parecen estupendos, al igual que los de muchas otras empresas chinas, y que por sus actividades y modelos de negocio los simples mortales tenemos acceso a un gran abanico de tecnologías.

    Para mi la diferencia fundamental entre que me espié una empresa o un gobierno como USA, es que la empresa quiere venderme algo y yo puedo optar o no por comprar lo que vende. Mientras que el espionaje por parte de un gobierno parte del supuesto de que soy una amenaza o que puedo llegar a serlo, por lo que esa información que recopilan sobre mi puede ser usada para hacerme daño, y a mayor escala para favorecer o provocar acontecimientos y grupos potencialmente dañinos para mi país y para las personas que habitan en él.

    Por lo que prefiero, y no me importa, que me espié una empresa, para empezar yo se que me están espiando, se que recopilan mis datos, estaba especificado en sus términos y condiciones cuando empecé a usar sus servicios y tengo una idea de para que los usan, principalmente para venderme cosas, para mejorar sus servicios y ser más competitivos, etc. Y por lo tanto trato de aprovecharme de ello. Google me hace la vida más fácil porque me dice el tráfico en mis rutas habituales, Amazon sabe mis gustos por lo que me anuncia cosas que desconozco y podría considerar adquirir y si entrenas adecuadamente a Youtube puedes tener un amplio suministro de contenido de acuerdo a tus intereses evitando la paja. Lo mismo para otros servicios y compañías.

    Para la empresa soy un cliente y puedo elegir dejar de ser cliente de una empresa pero no puedo elegir que USA o el gobierno que sea me espié.

  3. Lambda dice:

    Para mí hay una diferencia clara: en el caso de Huawei puedo optar por comprarles o no su producto (si es que espían por el hardware de sus equipos). El problema, por ejemplo, de Facebook es que puedes no ser usuario de su red social, y aún así (a través de sus cookies persistentes, y los vinculos a su red en mil paginas por ahí) ellos hacerse un perfil de ti y tu entorno, tus búsquedas e intereses. La estrategia por software es mucho más sibilina, universal y con mayor alcance. Si se rasca un poco, el mundo de la tecnologia , sus empresas y los gobiernos, nada tiene de inocente. Y en cuanto a hardware y backdoors, desde que usamos x86 ya había a granel. A EEUU, sencillamente, no le gusta que otros (también) juegen al mismo juego, aunque ellos mismos lleven delantera y experiencia.

  4. Adan J dice:

    Viendo los comentarios en Ars, me dejo pensando en bucle “madre del amor hermoso”.

    Aunque tampoco es que me guste mucho el tema de espionaje y cada vez menos privacidad, parece que los comentaristas de Ars estan rabiando por el espionaje directo mas frecuente en vez de seguirle la pista al espionaje indirecto. Aquel que revelo Snowden, y en el cual en la lista de la NSA aparecio Apple varias veces.

    Parece que estan conformes con que les sigan espiando de forma indirecta los de siempre, o directamente no hacen mas que sacar espuma de la boca cada vez que China y sus empresas cercanas son mencionadas.

    @javipas, ya no veo tu comentario en Ars.