Tecnología

Amazon y los calcetines

·

En agosto de 2016 Marc Andreessen dijo aquella famosa frase de ‘software is eating the world‘. La frase se ha convertido en toda una referencia para gurús de medio pelo que sustituyen ‘software’ por cualquier otra cosa cuando quieren sentirse visionarios, así que como yo aún tengo pelo iré con mi modificación.

Amazon is eating the world.

He escrito antes sobre Amazon y seguiré haciéndolo en el futuro, pero hoy toca hacerlo desde una perspectiva oscura. No precisamente por cómo va la empresa: la semana pasada dio sus resultados financieros para el segundo trimestre del año y pisoteó las previsiones de Wall Street. Lo hizo además no gracias a su segmento de comercio electrónico, chavales, sino a otros dos negocios que crecen como la espuma: su plataforma en la nube y, atentos, la publicidad.

En Amazon todo va como un tiro. Bueno, casi todo. La empresa no para de crecer y atacar nuevos frentes, pero lo que está claro es que la base en su división de comercio electrónico ya la tiene bien planteada. Amazon como tienda online es la envidia del mundo mundial, y Amazon Prime es esa suscripción casi invisible que nos está convirtiendo gradualmente en zombies de Amazon.

La diferencia que ha marcado Amazon nuestros hábitos de compra es alucinante, disruptiva y totalmente revolucionaria. Estás en casa y necesitas unos calcetines. Y no tienes Amazon.

—Sally, necesito unos calcetines.

—Pues hasta la semana que viene no voy a Carrefour.

—Pero es que mañana tengo un evento y no puedo ir con mis calcetines de marcianitos.

—Pues dale: te coges el coche y te vas a Carrefour tú solo.

—Uf, qué pereza.

—También puedes pedirlos online.

—Ya, pero el envío son (los que sean) euros.

—El tiempo es oro, Harry, el tiempo es oro.

—Maldición. Qué dilema. Bueno, igual puedo ir con los calcetines de marcianitos.

—Te quedan estupendos, maridete. No hay miedo.

Y luego, el mismo diálogo si eres cliente de Amazon Prime.

—Sally, necesito unos calcetines.

—Pues nada, ya sabes.

—Sí, estoy en Amazon viendo modelos, este está bien.

—Sí, mola.

—(Suena un clic del ratón). Ale, comprados.

—Perfecto.

—Clic. Clic. Clic.

—Harry, ¿qué haces?

—Pues que ya puestos he comprado un bote de Nesquik, una memoria USB de 64 GB y unas palas para la playa. Todo en descuento, llega todo mañana y gratis, Sally, que somos clientes Prime.

—Vaya con el gatillo fácil, Harry.

—No tengo la culpa. Es Amazon.

Esa es un poco la historia de tantos y tantos usuarios de Amazon Prime, y también la de este redactor de Gizmodo que hace unos días me hacía reflexionar con su artículo, titulado ‘I’m Starting to Have Serious Doubts About Amazon Prime‘. Y cito:

No es tanto que Prime sea un buen negocio. Es que Prime es un gran truco. Cuando miro hacia atrás en mis gastos durante los últimos cinco años, mi perfil coincide perfectamente con el del miembro típico de Prime. Según Consumer Intelligence Research Partners (CIRP), los clientes de Prime gastan más del doble de dinero en productos de Amazon que los que no son miembros, y cuando Amazon sube el precio de la membresía, esos clientes de Prime gastan aún más.

Así es, queridos lectores. Es el efecto bufé, pero en plan chungo. Tienes tarifa plana de comida, así que comes más de lo que debes. Tienes tarifa plana de envíos, así que compras más cosas que por supuesto te hacen gastarte más dinero. Y como dice el artículo, cuando Amazon suba el precio de la suscripción (y lo hará pronto en España, dicen) todos pagaremos y luego compraremos aún más de lo que comprábamos. Para amortizar, ya se sabe. Y como diría el bueno de Benedict —que ya escribió sobre su temible potencial—:

Así es, queridos míos. Y queridas, mías también. Y Amazon tendrá buena culpa de ello. Y como somos así —y soy el primero en entonar el mea culpa— estamos en peligro de que Amazon se lo coma todo, y ya no exista el comercio físico, y no existan los competidores (o casi) y Amazon tenga tal monopolio, de facto o no, que comience a sacar verdadero partido de su poderío con imposiciones que ya no nos gustarán tanto.

Y entonces estaremos apañados.

Y ahora perdonadme, que me tengo que ir al Carrefour a comprar unos calcetines.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Amazon y los calcetines

  1. jhalexi dice:

    Ya quisiera yo aquí en mi país algo parecido a Amazon. Debido a ello, todos los comercios nos obligan a entrar en sus tiendas, perdiendo el tiempo que para muchos de nosotros es oro. Somos un país pequeño y dudo mucho que Amazon se fije en nosotros por mucho tiempo. El día que Amazon entre aquí seguro se come esos comercios que no conocen el envío a domicilio.
    Por cierto, para aquellos que no somos buenos con el inglés, ¿podrías ser amable e insertar una traducción de los agregados? Gracias

    • En eso tienes razón, quizás me queje de vicio, sobre todo porque con sus luces y sobre todo sus sombras Amazon ha hecho nuestra vida mucho más cómoda y sus precios son difíciles de batir. Yo veo en esto el peligro porque difícilmente se puede competir con ellos ahora mismo: nadie lo está haciendo mejor, así que su efecto red está ganando batallas lenta pero inexorablemente.

      Y disculpa por las traducciones, sí que debería hacerlo, ya está traducido ese párrafo. Saludos!

  2. mk360 dice:

    Uffff… Amazon… y lo que daría uno para que aparezca de una vez de manera oficial por Chile para que por fin los retailers de acá se asusten y mejoren esa postventa espantosa que tienen, que este país se cracteriza por que si un retailer te puede cagar te caga, sea demorándose una semana en lugar de dos días, sea enviando un producto distinto y luego demorándose 3 semanas en el cambio, sea, en fin, mandándote a un callcenter para que al final, aburrido de que no te haga nadie caso termines comprando de nuevo lo que querías en otro sitio. El caso es que incluso no estando amazon oficialmente su servicio global despacha a Chile en un rango de 2 semanas y a precios mejores que los que se obtienen en las tiendas nacionales y eso que amazon a diferencia de los chinos superados los 30 USB va y te descuenta inmediatamente las tarifas de importación y para muestra un botón: hace unos meses estuve mirando routers y di con el clásico Asus RT-AC87U. ues bien, en pcfactory.cl, un retailer de cosas informáticas (y más ahora mismo) de por acá el router salía 200000 CLP que al cambio son aprox 312.51 USD, pues bien, el mismo router, en amazon US (que es el que nos sirve mejor desde latinoamérica, el euro no compensa la mayoría de las veces) el mismo equipo salía, con tarifas de importanción y demás a unos 230 USD, que al cambio daban unos 150000 CLP, ni un peso más, ni sorpresas, ni propinas a la llegada (si, Chile es de los paises propineros) tomando unos 7 días más que el retailer nacional (¡e importando desde US!) con la posibilidad de reclamar tu dinero o un envío nuevo si no llega (algo que nunca me ocurrió pero a alguna gente hace unos años si)…
    Si creo que Amazon está teniendo demasiadas partes en las vidas de la gente, que si echo, que si botón para pedir, que si productos de cualquier especie, que si tv, que si música, que si cloud, que si prime para tener descuentos (acá prime no vale, sino uno lo tendría… o sea se puede contratar, pero para music y series sirve, pero no para lo más importante que son los envíos) pero sería una buena lección para los retailers nacionales… se rumorea hace unos cuantos años que Chile o Argentina serían un destino en sudamérica, pero… ve a saber tu.
    Es riesgoso, pero tal como el mercado del taxi nacional cuando llega Uber y cabify (ahora también beat, aunque no lo he probado) se dan cuenta que los muchos provincianos los odia porque pillan un provinciano y aprovechan pa colarle 20 lucas en lugar de las 4 que sale un trayecto aprovechando su desconocimiento (y pobre si eres gringo) que todo santiaguino tiene alguna historia en que el taxista se hace el hueón y te dice “es que no tengo vuelto” o “ah no, esa carrera es muy corta, no me compensa”, etc etc, mientras que en esos servicios no pasa, también a lider, jumbo, easy (atienden pésimo ahí!) les hace falta una lección, y amazon, citando a a gente de la argentina, es un monstruo grande y pisa fuerte… al final pasará como con Google, pero bueno, eso será después (acá, que a ustedes ya les está pasando).

    • Me ha encantado el comentario, a menudo escribo centrándome en lo mío y no me doy cuenta de que las perspectivas son muy distintas según la situación de cada uno. Te entiendo perfectamente y comparto tu opinión. Ojalá Amazon desembarque por allí pronto y les ponga la cosa difícil a quienes se están aprovechando ahora de la situación. Luego ya habrá tiempo de que compartáis estos pequeños miedos míos si llega el caso.

  3. Trufeitor dice:

    Bueno, en mi caso no hay problema. Es materialmente imposible que mi mujer compre más en Amazon de lo que compra ya.

    Y he descubierto que en mi flamante Xbox One la app de Prime Video va como la seda (aunque es mejorable), lo cual es estupendo porque como Amazon no da soporte a Chromecast y en el navegador va a pedos (con perdón), teníamos el Prime Video muerto de risa los tres años que lleva suscrita. Ahora tenemos otra alternativa para la tele.

    Estamos abducidos.

    • Raro es que no pillases el Amazon Fire TV cuando estaba de oferta.

      Y diría lo de tu mujer con la boca pequeña. Ellas tienen un potencial inimaginable en estas cosas. A Sally la mantengo a raya, pero no sé cuánto tiempo podré seguir haciéndolo.

      • Trufeitor dice:

        Poca guasa.

        Hoy ha recibido un correo de Amazon, y esto es totalmente verídico, en que le decían que estaba haciendo muchas compras y que si era para su negocio le ofrecían una cuenta Enterprise.

        Supera eso. XD

  4. Francisco Branch dice:

    Con el tufillo de monopolio que suelta “Harmaçon” y con los líos del empeoramiento de condiciones de sus trabajadores en España, yo me estoy quitando del prime.
    He vuelto a comprar los libros en las librerías de mi ciudad.
    Lo tecnológico, en la tienda app del barrio.

    Ciao, “Harmazón”!

Comentarios cerrados