Tecnología

Quiero mi cámara, y la quiero ya

·

Nuestra obsesión con las pantallas sin marcos está llegando a límites insospechados y a piruetas técnicas que empiezan a plantear no nuevas soluciones, sino nuevas problemas. Es al menos lo que pienso tras ver el Oppo Find X que ya han mostrado en The Verge en exclusiva (el resto del mundo lo verá esta tarde en París), un smartphone cuyo frontal es casi todo pantalla (93,8% según Oppo) y que para ello sacrifica no solo la cámara frontal, sino el lector de huella y, atención, las cámaras traseras.

De hecho el Oppo Find X hace el doble mortal con tirabuzón a la hora de esconder las cámaras. El Vivo NEX iba en esa misma línea hace muy poco y presumía de cámara frontal desplegable. En el Oppo Find X lo que tenemos es una parte superior desplegable que es la que permite acceder a las cámaras frontal y traseras. Es un despliegue técnico maravilloso y espeluznante, sobre todo porque genera más problemas de los que soluciona.

Porque queridos señores de Oppo, ¿cuántas veces voy a poder activar la cámara sin que ese sistema (mecánico) se rompa? ¿Por qué tengo que esperar 0,5 segundos a que esa cámara haga acto de presencia no ya para sacar un selfie, sino para sacar una foto de calidad con esa (veremos si es prometedora) cámara dual?

Yo, la verdad, no entiendo este dispositivo. Una de las grandes revoluciones de la telefonía móvil es que ya nuestros teléfonos no son smartphones, sino smartcameras. Sacamos fotos constantemente porque podemos hacerlo. Porque es rápido, indoloro e incoloro. Y de repente nos encontramos con un mecanismo que lo hace todo más complicado y arriesgado por esos malditos marcos que nadie quiere ver.

No sé cómo se comportará el dispositivo, pero es que aparte de esa limitación nos encontramos con la ausencia de sensor de huella, y aquí, como en el iPhone X, todo se centra en el reconocimiento facial, que no es precisamente infalible y que se me queda corta como alternativa única, al menos a priori. Nada de resistencia al agua, nada de carga inalámbrica, pero eso sí, pantallote de 6,4 pulgadas que desafía la razón y demuestra que se nos está yendo un poco la pelota con las diagonales.

De verdad entre el notch y esto prefiero mil veces el maldito notch. Ahí lo dejo.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Quiero mi cámara, y la quiero ya

  1. Land-of-Mordor dice:

    “…De verdad entre el notch y esto prefiero mil veces el maldito notch. Ahí lo dejo…”

    La duda está entre cámaras retráctiles, la “muesca” (me niego a usar el palabro anglosajón) y marcos finos (superior e inferior, como el S8/9 y V30 por poner dos ejemplos) pero existentes. Aquí la duda no es si “a lo Apple” o a lo “el último que presenta una solución para el todo pantalla”, hay más opciones. En mi opinión la “muesca” la única ventaja que tiene es que evita la existencia de partes móviles, pero ahí acaba la cosa, los mismos “chulisensores” se pueden poner en el marco superior de un S8/9 o un V30, por incidir en los mismos ejemplos.

    Al Oppo X al menos le deberíais dar el mismo beneficio en cuanto a calidad de construcción que le ofrecéis sin preguntas, sin análisis a Apple. Es la misma matriz de la que proceden los One Plus que os conquistan por relación calidad/prestaciones/precio y, además, tiene bastante experiencia en integrar elementos móviles para las cámaras de nuestros terminales. Sirvan tres ejemplos:

    – Oppo N1, módulo de cámara única para servir de cámara trasera y delantera de accionamiento manual. https://www.xataka.com/analisis/oppo-n1-analisis

    – Oppo N3, módulo motorizado de cámara única para servir de cámara trasera y delantera. https://www.xataka.com/moviles/oppo-n3-asi-es-el-nuevo-tope-de-gama-con-camara-rotatoria

    – Zoom óptico 5X en modo “periscopio” para no aumentar el grosor. https://www.xatakamovil.com/otras/oppo-mix-el-zoom-optico-de-cinco-aumentos-cuajara-en-movil-sin-marcos-para-noviembre

    Así que al menos, hasta que lo probéis, deberíais darle el beneficio de la duda al Oppo X. Lo increíble es que ahora, después de varias generaciones de móviles de metal (que se arañan con sólo mirarlos) o de cristal (que a la mínima se astillan), se considere la durabilidad del terminal como algo importante. Sobre durabilidad y Oppo deberíais al menos hablar desde la experiencia y no desde el análisis para el artículo de turno. En estos últimos años han pasado 3 terminales Oppo por mi entorno (Find 7S, R819 y R7) y, a pesar de caídas y estar en manos de padres “camperos”, no han sufrido daños. El R819 superó los 4 años de vida y el Find 7S los 3 y medio. Ahora están como terminales de emergencia por si los principales se “rompen”. El R7 sigue como un campeón siendo móvil principal.

    Como “bonus track” aquí te dejo un par test de resistencia del Oppo Finder y el R5 (éste de la época del “Bendgate”):

    https://www.youtube.com/watch?v=6tMyDKdFs-o

    • Cuidado que esto es Incognitosis y aquí hablo siempre en primera persona y con opiniones totalmente mías. En Xataka también son mis opiniones, pero es un marco separado, más formal y distinto de lo que hago en Incognitosis, mezclar uno y otro es incorrecto porque enfoques y tonos difieren. Por eso lo de hablar en segunda persona del plural (“deberíais”, “probéis”) es incorrecto.

      Dicho lo cual, puede que la durabilidad sea buena —y yo he criticado durabilidad y decisiones hardware de otros dispositivos, incluidos los de Apple, en el pasado, parece mentira que me lo digas— pero la solución de Oppo a lo de los marcos a mí no me parece ni mucho menos ideal. Prefiero algo de marco superior (o el notch, que tampoco me convence mucho) con tal de evitar esa abominación, pero todo esto lo tienes que tomar como lo que es: una opinión personal en un blog personal. Sé que has tenido dispositivos de Oppo por anteriores comentarios y sé que quedaste contento, no tengo nada contra la marca pero sí contra las decisiones que para mí plantean más problemas que soluciones.

      ¿Ésta lo es? Bueno, a mí me lo parece a priori, y aunque obviamente hablo sin probarlo (como tantas otras veces), todo me sugiere dudas en un terminal que yo, sinceramente, no compraría jamás solo por esa decisión de diseño. Pero oye, que ya sabes como soy, un poco jater de estas cosas de las marcas en general, no de Oppo en particular ni mucho menos. Si alguien se lo compra y puede convencerme de que todo va como una seda, genial. Aún así no me lo compraría 😉

      • Land-of-Mordor dice:

        “…En Xataka también son mis opiniones, pero es un marco separado, más formal y distinto de lo que hago en Incognitosis, mezclar uno y otro es incorrecto porque enfoques y tonos difieren. Por eso lo de hablar en segunda persona del plural (“deberíais”, “probéis”) es incorrecto…”

        Me refería a tu opinión que coincide con la de muchos blogs y páginas dedicadas a la tecnología. De ahí el plural de la segunda persona, porque me refiero al gremio periodístico tecnológico en general y no a ti o a Weblogs en particular. Tal vez debería haberlo dicho de otra manera. Tengo bastante claro que ésta es tu casa y que aquí eres libre para dar tu opinión sin tener otra guía editorial que tu propio parecer (aunque sinceramente creo que en Weblogs no es que estés precisamente coartado a la hora de opinar, lo que es cojonudo).

        He podido comprobar tu capacidad crítica con TODAS las marcas, Apple incluida, y de ahí que te tenga el aprecio suficiente para haberte seguido no sólo en tu propia casa, sino en Weblogs y MuyXXXXX. Te considero un profesional con criterio (como toda persona con tus filias y fobias particulares) pero que al menos aspira a la objetividad en su profesión. Como puedes comprobar, aquí uso el singular y no el plural ¿por qué será? XD

        Mi crítica viene porque directamente se ha “obviado” la trayectoria del fabricante en cuanto a meter soluciones móviles en sus dispositivos a la hora de hablar de su último retoño. Cuando se habla de Apple, se le presupone calidad de construcción y fluidez sin haberlo tocado. Cuando se habla de Samsung, se le presupone que las cámaras van a estar entre lo mejor del año por sensor y software. Aquí directamente se obvia lo que haya podido hacer el fabricante en el pasado y por eso me parece injusto. Al igual que la tuya, la mía es una opinión personal. Yo, por ejemplo, le habría achacado a la marca que haya tardado 4 años en tener un sustituto para su gama alta y que se haya “cepillado” el NFC, el lector de huellas y el puerto de auriculares en el camino. Ya del precio ni hablamos por muchos 256 Gb de almacenamiento que incorpore, 999 lereles son muchos lereles. El anterior se movía en los 479€ sin faltarle de nada y con un diseño más que molón (de los últimos gama alta con tapa trasera).

        La muesca y el módulo de cámaras robotizadas me parecen soluciones de compromiso por aspirar a una cierta característica de diseño: frontal todo pantalla. La muesca (en todas sus versiones y ejecuciones) la veo como una solución cutre y salchichera, como algo que el departamento de diseño haya pensado en apenas un cuarto de hora. El módulo motorizado me parece más original aunque con sus peajes evidentes, buscando ese efecto “wow” más aparente que práctico.

        Al igual que tú prefiero uno o dos marcos muy finos, reducidos a la mínima expresión en la parte superior e inferior (Samsung S8/9 o LG V30, por ejemplo) o incluso un único marco (superior o inferior) para incluir todos los sensores frontales como los Xiaomi MIX. Por ahora me parecen la mejor solución hasta que alguien se saque de la manga una cámara frontal y resto de sensores frontales debajo de la pantalla, como ya se ha conseguido con el lector de huellas.

      • Ahh, vale, no te pillaba con esa segunda persona del plural. Disculpas, ahora entiendo tu forma de hablar. En una cosa tienes toda la razón, desde luego: a mí todo lo demás del teléfono, tanto para lo bueno (diseño original y valiente, ideas nuevas que no es poca cosa) como para lo malo (lo que comentas del NFC, huellas o auriculares) se queda en segundo plano porque para mí la cámara es demasiado importante en un móvil. Y aunque tuviese todo lo demás, ese mecanismo me echa para atrás.

        Dicho lo cual, curioso efectivamente ese salto en precio. 999 lereles son muchos lereles y eso que vivimos en Lerelelandia. Creo que esa idea de las cámaras motorizadas no tendrá mucho recorrido, pero oye, igual la cámara es un pasote y van más allá del “efecto wow”, quién sabe, veremos.

        Gracias por tu comentario, por seguirme y por el comentario sobre mi criterio. Me alegra que esta labor mía sea apreciada por ese lado, que es algo que personalmente valoro mucho. Y sí, en Xataka me dejan opinar, aunque eso a veces produzca tensioncillas con algún que otro fabricante. Nada serio, pero a menudo tengo que recordar que el discurso puede no cambiar, pero sí las formas de expresarlo. Aquí soy libre como el viento, ya sabes.

        Abrazo

  2. driven dice:

    Pues a mi que la cámara este oculta y protegida no me parece mal, yo no ando por ahí haciendo continuamente fotos y la cámara frontal prácticamente ni la uso. Teniendo en cuenta que no soy muy de fundas hasta puede ser buena idea que la cámara este protegida para evitar suciedad, rozadoras, etc…
    Además ofrece un poco de originalidad al mundo de los terminales, donde parece que solo puede hacer las cosas distintas los de las manzanas.

    • Por ahí tienes razón, ciertamente. Bien por las opciones que tratan de aportar algo, aunque como digo en mi opinión esta no es una buena decisión a la hora de la usabilidad. Yo uso la cámara mucho y quiero tenerla siempre disponible sin historias. Pero oye, puede que efectivamente para cierto segmento de usuarios esta propuesta sea interesante, así que ale, a triunfar.

Comentarios cerrados